Revista nº 518
ISSN 1885-6039

Las Cencerras: el secreto mejor guardado de los pastores.

Jueves, 06 de Mayo de 2010
Océanos (nº 19)
Publicado en el número 312

Los pastores son capaces, por medio del sonido de las cencerras, de identificar con total precisión dónde se encuentra el animal y qué está haciendo en ese momento. Podríamos de esto concluir que es uno de los instrumentos más importantes de este duro trabajo que comienza al alba.

 

El pastoreo ha sido y, aunque no se lo crean, todavía es, un modo de vida en las poblaciones más rurales de toda Canarias. Podemos disfrutar del sonido tradicional de los rebaños de cabras y ovejas por municipios que aún sobreviven gracias a la ganadería. Gracias a ellos hoy gozamos de un producto canario diferenciado y, por qué no decirlo, de una de las pocas tradiciones que no han desaparecido pro la evolución de las ciudades. Del elemento que acompaña a cada individuo del rebaño, la cencerra, les hablamos en este reportaje.



Las conocerán porque hoy algunas de ellas las conservan los descendientes de pastores casi como objetos de coleccionista. Nos estamos refiriendo a las cencerras, que están formadas por una campana y un badajo que se cuelga en el cuello del ganado para tenerlo localizado, y se fabrican con chapa de hierro o de cobre. Del tamaño y de la forma de construirlo dependerá el sonido que tenga, que podemos dividirlo en cuatro grupos: agudo abierto, agudo cerrado, grave abierto y grave cerrado.

 

Cuando un pastor puede ver su rebaño, elabora un mapa visual de la localización de los animales, de su distribución por el terreno y del comportamiento de cada uno de ellos. Cuando, a causa de las formas del relieve, de la lluvia, la niebla o, simplemente, de la oscuridad de la noche, es inútil el uso de la vista, un buen pastor es capaz de elaborar un mapa sonoro del rebaño que le permite actuar como si lo estuviera viendo. Así se explica el importante significado de las cencerras para los pastores en el estudio realizado en la Fundación para la Etnografía y el Desarrollo de la Artesanía Canaria, FEDAC, por Santiago Rodríguez, bajo la dirección de Eduardo Grandío, sobre el universo sonoro de las cencerras de Gran Canaria, que pone de relevancia un mundo que pocas personas conocen.

 

Los pastores son capaces, por medio del sonido de las cencerras, de identificar con total precisión dónde se encuentra el animal y qué está haciendo en ese momento. Podríamos de esto concluir que es uno de los instrumentos más importantes de este duro trabajo que comienza al alba.

 

Si quieren acercarse más a fondo a este amplio e interesante tema que forma parte de la cultura de esta isla, les invitamos a adentrarse en los documentos históricos de la Fedac (www.fedac.es). Aquí conocerán con mayor precisión cómo se fabrican y lo que significa cada sonido que producen.

 

 

Ver el video Digitalizando los Sonidos del Pastor

 

Ver video de la Fedac en BienMeSabe TV.

 

 

El artículo fue publicado en la revista nº 19 de Océanos de Fred Olsen.

 

Foto: Patronato de Turismo de Lanzarote

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios
Domingo, 09 de Mayo de 2010 a las 15:50 pm - Mulao

#01 Más que "las cencerradas", los jierros. Eso de cencerro no lo he oído en mi vida por estos lares.