Revista nº 809
ISSN 1885-6039

Fiesta Canaria

Martes, 12 de Octubre de 2004
Felipe Bermúdez
Publicado en el número 22

Como nosotros necesitamos el aire para respirar, los pueblos necesitan la fiesta para vivir. Las fiestas son la respiración de los pueblos.



Canarias es un lugar en el que la fiesta brota espontánea y natural, como las palmeras, los dragos y los pinos en nuestros barrancos y montañas. La riqueza y variedad de fiestas presentes en el Archipiélago constituye un verdadero patrimonio cultural, cuya potenciación y defensa concierne a todos/as los/as canarios/as y a todas las personas que viven en las Islas.

Un amplio recorrido por toda la geografía de las Islas Canarias muestra al pueblo canario como un pueblo alegre y festivo. La fiesta canaria puede seguir contribuyendo al nacimiento incesante del hombre nuevo y la mujer nueva en nuestra tierra. Un hombre y una mujer que no declinen su responsabilidad de hacer su propia historia, que no cedan su protagonismo a otros. Un hombre y una mujer capaces de emprender grandes empresas, en su realización personal y en la construcción colectiva de un futuro distinto.

El espíritu de fiesta que se vive entre nosotros puede alumbrar un tipo de hombre y mujer nuevos, que a su vivencia afectiva (el mi niño característico de nuestra gente) y a su humor socarrón de siempre sepa unir la capacidad de lucha y de asumir en sus manos su propio destino. Los relatos populares que subyacen en las tradiciones festivas del Pino y Candelaria nos invitan a una relectura histórica del trauma de la conquista realizada en Canarias hace cinco siglos.

La fiesta canaria es expresión de una identidad popular que existe en nuestro pueblo. Una identidad cuya conciencia ha permanecido neblinada durante siglos, pero que ha emergido con fuerza en las últimas décadas de la historia canaria. La fiesta, por otra parte, momento extraordinario de creatividad, de despertar de aspiraciones y ocultos en la entraña del pueblo, puede ser un importante factor de potenciación de la conciencia de canariedad.

Tomado del libro Fiesta Canaria, Publicaciones del Centro Teológico, Las Palmas de Gran Canaria, (2001, 2ª edición).
Comentarios
Lunes, 28 de Enero de 2008 a las 21:47 pm - LUIS

#04 He estado interesado en buscar informacion sobre una de nuestras fiestas mas populares en gran canaria, La Traida del Agua.Me acerque a la biblioteca Arnao en TELDE,para ver si habia algo interesante.No fue asi,bastante pobre en cuanto a libros de fiestas populares.Me dieron el suyo,y comence a leer sobre las fiestas que tienen relacion copn el agua.Cuanco comence a leer sus comentarios sobre La Traida del Agua ya lo flipe.Decir que la traida del agua no tiene relacion con una ofrenda,es como decir que en carnavales no hay disfraz.La Traida del agua esta relacionada con un rito aborigen.El de implorar al dios alcorac rociando los templos sagrados con leche y manteca . Desde el año 1968 se rocian las paredes exteriores de la iglesia y se le hace a la virgen de las nieves. OK,Pues te invito a que te informes y que si hay una proxima ves que hables sobre La Traida del Agua,lo corrigas.

Domingo, 24 de Octubre de 2004 a las 13:39 pm - Blanca Ruiz.

#03 Me enorgullece ver que Felipe Bermúdez sigue en la brecha, levando la llama de la fiesta encendida y me complace más las muestras vivas de reflexiones posteriores que ello ha conllevado. Les felicito.

Viernes, 15 de Octubre de 2004 a las 14:27 pm - José Miguel Perera

#02 La verdad es que me interesaría preguntarle varias cosas, sin que esto se convierta en una entrevista. Por eso no abuso, aunque creo que usted tendría bastante que contar sobre diferentes aspectos.

Por ejemplo, ¿qué ha pasado con aquella experiencia de los años setenta, tan vivificadora, tan interesante, tan necesaria para Canarias? Me refiero, por ejemplo, a trabajos muy comprometidos como fue, por ejemplo, el Estudio Socio-Pastoral. ¿Dónde ha quedado todo aquello? Porque, sí, su estudio sobre la fiesta ahí está, y ahora reeditado. Pero, ¿no cree usted que el impulso grupal en línea liberadora ha quedado un poco apartado? ¿Usted cree que a su libro, o 'Psicología del hombre canario' de Manuel Alemán, se le da la importancia que tiene y que se merece? Por hablar del ámbito religioso, le digo que estuve matriculado un año en 'Ciencias religiosas', en el Centro Teológico de Las Palmas, y un profesor presentaba la teología de la liberación, en su conjunto, como algo desfasado, que ya no tenía nada que decir, etc. ¿Cómo se puede decir esto existiendo, como existen, libros de grandes teólogos como Jon Sobrino, o Leonardo Boff (por nombrar algunos conocidos), todavía activos en la palabra? ¿Es que no interesan, en nuestro ámbito, perspectiva como las de ellos, desde nuestra circunstancia canaria?

Preguntaría más cosas pero, en fin, no quiero abusar.

Miércoles, 13 de Octubre de 2004 a las 19:08 pm - José Miguel Perera

#01 He leído la obra de Felipe Bermúdez y me ha interesado muchísimo. Tanto, que creo que ahora vivo nuestras fiestas de forma diferente: todo después de haber leído y estudiado su obra.

Me refiero, concretamente, a este 'Fiesta Canaria'. Pero también he leído otros textos en la revista 'Almogarén' igualmente llamativos. Aprecio enormemente su 'Hacia una teología canaria' que supone, en mi opinión, el hacer explícita la enunciación (y la consecuente puesta en práctica) de una teología de la liberación canaria, desde Canarias; cosa que ya más o menos se estaba fraguando a lo largo de los años setenta pero que allí parece tomar cuerpo claramente. Por cierto, publicado por las mismas fechas que 'Psicología del hombre canario' de Manuel Alemán, a quien usted dedica su 'Fiesta Canaria'.

En este sentido, me gustaría lanzarle una pregunta a su autor: ¿sigue compartiendo aquella perspectiva tan importante, explicada en el susodicho texto?

Si usted viera este comentario, agradecería mucho que me contestara en este mismo medio o en mi correo electrónico. Saludos, y gracias por sus textos, que recomiendo a todos.

[b] Respuesta:[/b] Estimado amigo: su mensaje me ha llenado de alegría. Porque veo que el libro 'Fiesta Canaria' le ha gustado y le ha ayudado. Agradezco su valoración. Me pregunta si sigo sucribiendo lo que planteo en el libro. La respuesta es: cada vez lo veo más claro. Seguimos necesitando ese tipo de reflexión teológica acerca del hecho festivo. Y en general, ante las manifestaciones religiosas y folklóricas de nuestro pueblo.Hace usted muy bien en relacionar mi trabajo sobre la fiesta popular canaria con la reflexión, hecha en 1980, sobre la necesidad de una 'teología canaria'.

Este trabajo era como la teoría y la tesis sobre las fiestas fue la puesta en práctica de aquellos paanteamientos metodológicos. El libro de la fiesta, aunque puede tener muchos elementos de antropología cultural, es, ante todo, una reflexión teológica, que quiere ser rigurosa y científica, en base a los principios epistemológicos de una verdadera teología de la liberación. Es ese aspecto veo que sus apreciaciones son muy interesantes.En el libro creo que se razona con amplitud el porqué de una teología sobre la fiesta y sobre la necesidad de tener en cuenta el enfoque teológico, si queremos entender el fenómeno festivo popular. Discutí sobre eso con Alberto Galván Tudela, profesor de antropología que ha estudiado mucho la fiesta popular. Yo le decía que si se presciende del elemento religioso nos condenamos a no entender el fenómeo festivo, incluso desde el punto de vista más rigurosamente cientifico. En fin, que el tema es interesante profundizarlo.

Gracias por su interés. Si desea seguir en contacto, estoy dispuesto. Saludos, Felipe Bermúdez.

XIV Encuentro Internacional de Improvisadores por el Casco Viejo de Corralejo / Plaza Patricio Calero