Revista nº 801
ISSN 1885-6039

Se clausura El Fruto de la Fe, la exposición dedicada al legado artístico de Flandes en La Palma durante el siglo XVI.

Domingo, 28 de Agosto de 2005
José Guillermo Rodríguez Escudero
Publicado en el número 67

El próximo martes día 30 de agosto finaliza esta importantísma exposición que ha estado expuesta en la ciudad de Santa Cruz de La Palma. Nuestro incansable corresponsal palmero nos da su visión sobre dicha muestra.



Esta excepcional e inigualable exposición de obras flamencas localizadas en la Isla de La Palma se erige en prueba fehaciente de cómo gracias a la devoción popular ha perdurado hasta nuestros días como auténtico “fruto de la fe”. Estas piezas constituyen un excelente referente para otros legados de Flandes que se hallan en diversos rincones de Europa. También ellas tienen cabida en esta muestra itinerante. Es muy interesante compararlas, teniendo como referente al elenco de obras palmeras.

Indudablemente, es una gran e inesperada sorpresa para quien contempla en panorama artístico que ofrece el Archipiélago Canario, y más concretamente La Palma, a casi cuatro mil kilómetros de distancia del norte de Europa, encontrar este cuantioso legado de arte llegado de Flandes a lo largo de los siglos XVI y XVII. Lamentablemente, a causa de incendios, deterioros, descuidos, ignorancias, enajenaciones clandestinas y saqueos, los inventarios que sí nos han llegado acusan numerosas pérdidas. Sin embargo, sobre todo nuestra Isla, conserva todavía un excelente museo de arte flamenco, tanto escultórico como pictórico, integrado por piezas tan relevante en número como en calidad.

Haciendo historia, comprobamos cómo numerosas familias procedentes de las antiguas provincias de los Países Bajos, atraídas por el creciente comercio del azúcar, se instalaron en la Isla e importaron obras artísticas para sus oratorios privados y para las primeras capillas e iglesias que se iban construyendo. Comerciantes flamencos como los Van Dalle, presididos por Pablo con sus hijos Pedro y Jerónimo, potenciaron los ingenios azucareros de Argual y Tazacorte. También los Monteverde -castellanización del apellido original Groenenberghe-, capitaneados por Jacob. Su nombre en las islas siempre se conoció como Jácome de Monteverde. Muchos otros llegaron y, de esta manera, también arribó a nuestras costas este valioso catálogo de esculturas y pinturas flamencas, muchas de ellas presentes en esta muestra. Por supuesto, no están todas las que son, ni mucho menos.

A cambio de los azúcares primero y del vino del malvasía después, vinieron de los talleres de Bruselas y de Amberes, de Brujas y de Gante esculturas, trípticos y tablas pintadas, “a través de las cuales tuvieron las islas cumplidos ejemplos del arte flamenco del último gótico y del Renacimiento, de los gustos manieristas y del barroco cercano a Rubens y a Van Dyck”.

En palabras de su Comisario, don Fernando Checa, “la exposición parte de una idea de la Isla de La Palma, que quiere recuperar y poner en valor el patrimonio artístico suyo de pintura y sobre todo de escultura flamenca”.

Una extraordinaria idea que hizo que las instituciones palmeras se pusieran en contacto con la Fundación Carlos de Amberes. A partir de esos instantes, se puso en marcha un ambicioso proyecto que cuenta con el patrocinio principal del Cabildo Insular de La Palma, el apoyo del Obispado Nivariense y de la Vicaría de la Isla. También contribuyen a su financiación la Comisión Europea (Educación y Cultura – Cultura 2000), la Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior (SEACEX), la ciudad de Gante, Fortis Bank, el Gobierno de Canarias y Virgen Express.

La Fundación Carlos de Amberes es un organismo que promociona el Arte Flamenco en España. Una fundación privada sin ánimo de lucro, inscrita en el Protectorado de Fundaciones del Ministerio de Cultura, con el número 192, que recibe aportaciones desinteresadas de la Fundación Ramón Areces, del Ministerio de Cultura, de la Conserjería de Cultura y Deportes de la Comunidad de Madrid, de Necso y de Fortis Bank, sucursal en España.

Forma parte de un proyecto global de estudio del arte que los hacendados flamencos dejaron a su paso por la Isla de La Palma a finales del siglo XV y todo el XVI, y que incluye, además de estas exposiciones y su catálogo, el Congreso Internacional “El arte flamenco en la ruta Atlántica del azúcar, Estudio y Conservación de un patrimonio europeo común” (Universidad de Lisboa, del 31 de marzo al 2 de abril de 2005).

Como en el Arte Flamenco la escultura se concebía también para el comercio y la exportación, hay piezas similares no sólo en Flandes sino en Castilla, Portugal y en toda Europa incluida Canarias y, por supuesto, La Palma. Acerca de esto, Checa informa de que “investigando estas rutas y partiendo de los ejemplos iconográficos de la Isla de La Palma se trata de buscar paralelismos de las piezas formales con piezas flamencas, españolas y portuguesas. Por eso en la exposición se encuentran series de piezas como Santa Ana Triple, la Piedad o el Calvario, en donde son patentes estas afinidades”.

Las restauradoras del Cabildo de La Palma y coordinadoras de la restauración de las piezas de esta muestra, doña Isabel Concepción Rodríguez y doña Isabel Santos Gómez, nos informan acerca de las diferencias y similitudes entre las piezas de Flandes y de La Palma. Así, como podemos comprobar aún en nuestra Isla, afortunadamente sigue existiendo la devoción a las piezas. Son obras de arte que se veneran en los altares, de manera que, “cuando perdían la policromía, se volvían a repolicromar”.

Es el caso de la preciosa talla de “Santa Lucía”, custodiada en la ermita homónima de Puntallana. No pudo ser enviada a Madrid hasta pasada la fecha de su onomástica, 13 de diciembre, ya que el pueblo acudió a su precioso santuario entre palmeras para venerarla y sacarla en procesión. Otro ejemplo es el de la bella efigie de “Nuestra Señora de La Piedad”, talla titular del Hospital de Dolores de la capital palmera. Es probable que abandone la exposición para llegar a tiempo a su solemne y tradicional desfile procesional del próximo 25 de marzo, Viernes Santo, a las 13:00 horas. Este punto aún no se me ha confirmado.

No ocurrirá lo mismo en la procesión del magistral “Santísimo Cristo del Amparo”, en el Santuario de Las Nieves de la misma ciudad. Este año no irá acompañado en su mismo trono, por la excepcional “Dolorosa” y por el elegante “San Juan Evangelista”, ambos en la exposición. Tal vez se recurra a otras piezas del Santuario para completar el Calvario.

Otras de las cuestiones abordadas por las mencionadas profesionales es el hecho que también las piezas españoles han evolucionado según las costumbres. Así, se les cambiaba de postura, “cortándoles miembros, añadiendo corona, vistiéndolas, calzándolas y añadiendo todo tipo de aditivos devocionales”. Un ejemplo es el caso de la extraordinaria pieza de “Nuestra Señora de La Encarnación”, entronizada en la Parroquia homónima de Santa Cruz de La Palma. Es la imagen elegida para el anuncio de la muestra. Se trata de una escultura en madera policromada y dorada de 105 cms de alto, procedente de Amberes a fines del s. XV, renovada y estofada por el prestigioso artista Bernardo Manuel de Silva (1655-1721). Concepción y Santos también hicieron mención a este magnífico “maestro del arte de pintor y escultor”, como él mismo se autodenominó en 1694.

Sobre este particular, don Miguel Monteverde y Benítez de Lugo, en sus Noticias sobre la fundación y demás cosas referentes a la ermita de la Encarnación (manuscrito inédito fechado en 1855 y recogido por el profesor palmero Pérez Morera), decía lo siguiente acerca de esta imagen mariana: “como la vestían hasta de negro, según las festividades de la Yglesia, la maltrataron tanto que en 1568 y en 1665 fue preciso que la barnisasen y dorasen de nuevo; y lo mismo se hizo en 1705 por el maestro Bernardo Manuel. Desde este año acá se conserva bien esta escultura porque solo se le pone manto de tela en las festividades principales”.

Recordemos las palabras del Obispo Martínez Ceniceros, cuando en el mandato episcopal del 29 de noviembre de 1602, a raíz del “abuso que ay en el bestir de las ymagenes bistiendolas todas aunque no tengan necessidad de ello y algunas con profanidad (...) como mugeres del siglo (...) por tanto mandamos que las ymagenes que estuuieren hechas de talla con su ropaje y enmatiçadas bien y decentemente que no se uistan ni se les ponga otra uestidura encima y las que les faltare matiz se les procuren poner de manera que esten decentemente ordenadas...”. Muy poco caso se le hizo.




En cuanto a las piezas belgas, las restauradoras nos informan de que el motivo por el que la mayoría presentan la madera de roble en su color, ya sin policromía y se hallan en museos y en colecciones privadas, ha sido por haber perdido la función para la que fueron creadas, sobre todo tras las guerras de religiones.

Por último, nos aclaran que las imágenes de Flandes son más pequeñas que las de La Palma porque en esta Isla posiblemente “se encargaron exclusivamente para retablo y de ahí su mayor tamaño”.

Esto lo podemos apreciar en el maravilloso catálogo de estas obras de arte custodiadas en nuestros espléndidos templos -muchos de ellos inexplicablemente cerrados la mayoría del tiempo-, y que han sido delicadamente embaladas y transportadas con las máximas medidas de seguridad y aseguradas a un alto precio.

Son las enumeradas a continuación, a pesar de que irán incrementándose o causando baja a medida que vaya transcurriendo la muestra. Por ejemplo, la “Santa Ana y la Virgen” de la Parroquia de Los Remedios de Los Llanos de Aridane, se incorporará cuando la exposición se encuentre en La Palma. Es un grupo escultórico inventariado desde 1678 que se está sometiendo a un proceso de restauración en el Taller del Cabildo. También ocurre con el magnífico cuadro de la “Santa Cena” de la iglesia de Santo Domingo de la capital. Un maravilloso óleo sobre lienzo pintado por Ambrosius Francken (1544-1618) en el último cuarto del siglo XVI y cuyas medidas son 210 x 317 cms.


ESCULTURAS.

- Santa Ana Triple de San Francisco de Asís (119 x 85 x 50 cms).
- Santa Ana Triple de la colección particular (79 cms. Sta Ana y 67 cms. la Virgen).
- Nuestra Señora de la Piedad. Hospital de Dolores. Santa Cruz de La Palma (97 cms. alto).
- San Miguel Arcángel de la parroquia de San José de Breña Baja (80 cms. alto).
- San Miguel Arcángel del Santuario de Las Angustias de Los Llanos de Aridane (110 x 45 x 40 cms).
- San Blas Obispo de San Francisco de Asís de Santa Cruz de La Palma (120 x 40 x 40 cms).
- Nuestra Señora de Los Reyes de la Parroquia de San Blas de Villa de Mazo (93 cms. de alto).
- Nuestra Señora de los Ángeles del Real Santuario de Ntra. Sra. de Las Nieves.
- Nuestra Señora de La Encarnación de la parroquia homónima de la capital (105 x 46 x 33 cms).
- El Arcángel San Gabriel de la Parroquia de La Encarnación (96 cms).
- Santa Catalina de Alejandría de la ermita de San Sebastián de la capital (106 x 30 x 20 cms).
- Santa Lucía de la ermita homónima de Puntallana (82 cms. alto).
- Ntra. Sra. de Los Dolores del Amparo. Real Santuario de Las Nieves (138 cms).
- San Juan Evangelista del Real Santuario Insular de Ntra. Sra. de Las Nieves (143 cms).
- El Crucificado de la parroquia de San Miguel Arcángel de Tazacorte.
- San Luis Rey de Francia de la Parroquia Matriz de El Salvador de la capital (82 cms. alto).


PINTURAS.

- 4 tablas de Santo Domingo de Guzmán de Santa Cruz de La Palma de Pierre Pourbus “el Viejo” (Gouda 1523, Brujas 1584):

La Genealogía de Jesús y el Árbol de Jesé (183 x 94 cms).
San Juan Bautista (183 x 94 cms).
San Francisco de Asís (230 x 94 cms).
Santos Dominicos (183 x 94 cms).

- 2 tablas del Museo Insular de Santa Cruz de La Palma de Pieter Coecke van Aelst (1502-1550).

Santa Catalina de Alejandría y Santa Bárbara (99 x 37, 5 cms).


BIBLIOGRAFÍA.

-Libro III de cuentas de fábrica, Noticias sobre la fundación y demas cosas referentes á la Ermita de Nuestra Señora de La Encarnación, por don Miguel de Monteverde y Benítez de Lugo, 1855.
-PÉREZ MORERA, Jesús. Silva. Bernardo Manuel de Silva, Biblioteca de Artistas Canarios, Viceconsejería de Cultura y Deportes, Gobierno de Canarias, 1994.
- La Cultura del Azúcar. Los ingenios de Argual y Tazacorte, Excmo. Cabildo Insular de La Palma, 1994.
-NEGRÍN DELGADO, Constanza. «Escultura». Arte Flamenco en La Palma, Consejería de Cultura y Deportes, Gobierno de Canarias, 1985.
-«Exposiciones», Restauración y Rehabilitación. Revista Internacional del Patrimonio Histórico, Madrid, enero de 2005.
-DIAZ PADRÓN, M. «Pintura». Arte Flamenco en La Palma, Consejería de Cultura y Deportes, Gobierno de Canarias, 1985.



Noticias Relacionadas
Comentarios
Miércoles, 02 de Abril de 2008 a las 19:45 pm - Pedro

#05 Totalmente de acuerdo Ruimán. Tenemos que dar a conocer a nuestra juventud y al mundo nuestras riquezas culturales encerradas actualmente en nuestros preciosos templos. Se debe comenzar preparando buenos guías, una profesión ( nuevos puestos de trabajo tan necesarios) que nos están usurpando extranjeros . Esos buenos guías y un convenio Obispado-Cabildo-Ayuntamientos harán de nuestra Isla y especialmente de su Capital, un centro cultural de una categoría impresionante. Para los viajeros de los cruceros será un estímulo más para elegir La Palma como destino. Es pequeña en tamaño pero posee una riqueza enorme poco explotada y no me refiero solo al interés monetario, sino al cultural.

De Rodríguez Escudero, mi admirado Jóse, solo pedirle a Dios que le de salud, fuerza y voluntad para que sigamos disfrutando de sus artículos.

Miércoles, 02 de Abril de 2008 a las 09:01 am - Ruimán García Loma

#04 Decían que iban a abrir las ermitas e iglesias y hacer recorridos por todas ellas, guiados, con folletos en varios idiomas... no entiendo cómo los palmeros queremos ser tan diferentes en todo a toda costa, incluso en este tipo de asuntos en los que parecemos aguanajados. Hay que abrirlas ¡ya! que se nos acaba el tiempo generacional y vamos a dar en herencia nada más que estupidez a nuestros hijos. Tenemos tesoros escondidos que deben de ser aireados, estudiados, mostrados con orgullo... si no, ¿para qué sirven estas dos semanas de exposiciones si luego se encierran en cuatro paredes bajo llave en espera de otros 40 años para volver a sacarlas si es q ue se sacan? Gracias y perdonen la extensión. Es patético

Miércoles, 30 de Agosto de 2006 a las 19:06 pm - Reyes Henríquez

#03 Justamente hoy hace un año que se clausuró la exposición de arte flamenco. Estuve en el interior de la capilla de la Venerable Orden Tercera en su inauguración y también en la clausura. Se oyó decir que tres euros para entrar era un precio excesivo... creo que no, si consideramos los precios de otros museos por allá afuera. Cómo se nota que no estamos acostumbrados a pagar por ver el arte. Máxime cuando en La Palma lo tenemos gratis en las ermitas e iglesias. Realmente el problema aquí radica en que la mayoría están casi cerradas todo el tiempo. Esto es otra cosa. Fue una excepcional muestra de arte irrepetible. El pabellón ha quedado muy alto y hay que esmerarse para que en la Bajada del 2010 también se haga algo grande. Abrazos y gracias

Lunes, 28 de Agosto de 2006 a las 15:07 pm - José G. Rguez Escudero

#02 Menuda fotografia: la de la Virgen de la Encarnación y del Arcángel San Miguel. La imagen mariana es la más antigua de las flamencas llegadas a La Palma y de las más hermosas para mi gusto. Su iglesia (la segunda más antigua de La Palma y la primera de la banda este) estuvo varios meses sin ambas efigies hasta que acabaran las obras de rehabilitación del inmueble y regresaran de la exposición. Fue una ocasión única y extraordinaria ver tantas importantes piezas de arte flamenco junto. Fue inolvidable, y eso que no estaban todas las que son. Gracias

Viernes, 07 de Julio de 2006 a las 17:54 pm - Un palmero afincado en Baleares

#01 No tienen idea de lo bien que me ha venido este artículo para hacer un trabajo sobre el arte flamenco que se encuentra en Santa Cruz de La Palma y en otros lugares de la Isla Bonita. Muchas gracias por la veracidad (he contrastado con muchos de los datos que ya tenía y no sólo los mejora, y los enriquece, sino que los que aquí se presentan son más bien presentados y amenos y más completos). Gracias por haberme alegrado la tarde... Un abrazo desde Ibiza