Revista nº 797
ISSN 1885-6039

El Cabildo presenta el libro El Juego del Palo en El Hierro, el Estilo Quintero.

Lunes, 19 de Diciembre de 2005
Redacción BienMeSabe/ Cabildo de El Hierro
Publicado en el número 84



El libro desgrana con minuciosidad todo lo relacionado con esta actividad deportiva ancestral, centrándose principalmente en el estilo peculiar iniciado en El Hierro por Juan Francisco Quintero Zamora, “Francisco Piloto” (1871-1941), natural de El Pinar.

Según recogen los autores del libro, “su figura es fundamental para el mantenimiento del juego del palo en la isla de El Hierro”. Quintero Zamora emigró a Cuba de joven y cabe dentro de lo probable que haya traído algunos conceptos de juego de la isla antillana, donde se practicaba el juego, enseñado por maestros canarios, relatan los autores de la obra.

Hoy, el juego del palo tiene como máximo estandarte en la isla de El Hierro al maestro Juan Cabrera Machín “Carretito de Taibique” (El Pinar, 1920). Aprendió muy joven del maestro Juan Quintero Zamora, aunque sólo se decidió a presentarse como jugador de palo a finales de los años 80 del siglo XX, según se recoge en el libro.

En 1989 un grupo de integrantes del C. Universitario de Palo Canario (CUPC) de la Universidad de La Laguna, consiguió convencer a Juan Cabrera Machín de la crítica situación en que se encontraba este arte en El Hierro y su posible desaparición, relatan los autores.

Por eso -recoge la obra- decidió volver a la práctica enseñando ya a una tercera generación, a su hijo Juan Cabrera Castañeda “Juanín” y a su nieto David Morales Cabrera.

Una posterior iniciativa del Cabildo de El Hierro y el Colectivo Universitario del Palo Canario en 1998, le convencieron de la necesidad de la enseñanza abierta y en 1999 participa en una gran iniciativa del Cabildo herreño apoyada por el C. Universitario del Palo Canario.

Según relatan los autores de este libro, de esta segunda generación es imprescindible citar también a Eloy Quintero Morales (El Pinar, 1928-1997), ya que es la persona que estableció el contacto entre un casi extinto juego del palo en El Hierro, al menos en la práctica real, con los nuevos esfuerzos de promoción social del juego del palo que se habían iniciado en Tenerife a principios de los años 70 a partir a partir de la Escuela Universitaria.


Noticias Relacionadas
Comentarios

Alma Llanera / XIV Encuentro Internacional de Improvisadores por el Casco Viejo de Corralejo