Revista nº 792
ISSN 1885-6039

Taburiente: invitando a vivir después de treinta años.

Viernes, 16 de Diciembre de 2005
José Miguel Perera
Publicado en el número 83

¿Cómo no querer un futuro como el que impulsan? ¿Cómo no querer que Taburiente se siga escuchando hoy, por todos nuestros rincones, pero sobre todo por nuestros jóvenes? Tenemos muchos grupos, pero no se puede negar la insoslayable necesariedad de los palmeros no sólo en el panorama musical canario, sino precisamente en la realidad cultural y social que vivimos.




Decía aquella canción, Isa del futuro, que había una nueva generación, un nuevo cauce vital con ella para las Canarias. Y quién puede negar tal obviedad: los años 70 fueron grandes puntos de inflexión en lo que respecta a la conciencia de identidad de las Islas, a la postura política, cultural y comunitaria de este pueblo. Tanta importancia tuvo que nos atrevemos a afirmar que, desde un tipo de planteamiento de conciencia canaria, los esquemas que en ese momento se pusieron sobre la mesa siguen estando hoy en marcha; o, en otra vertiente (pero que da peso a la anterior), se siguen rechazando.

Pertenezco a una generación diferente, y posterior, a aquella. Una generación que ve la luz del mundo, precisamente, en los 70. Una generación de canarios que vive y trabaja por su cultura y la mejor convivencia en estas islas atlánticas. Que ama, habita y piensa Canarias y a sus gentes; que interpreta el mundo desde una perspectiva histórica que nace de esta circunstancia.

Esto, dicho así, puede parecer que no otra voluntad que ésta tenían aquellas proclamas de las décadas pasadas. Pero ya ha llegado el momento de tener que decir que no: ya hay otra generación, otro nuevo cauce canario que está reflexionando y ofreciendo cuestiones relacionadas, pero diferentes. Otros ojos para Canarias. Aunque son personas que sienten un respeto enorme por el pasado de Canarias, remoto o reciente, pues saben que la historia nos marca, y por encima de todo la sufrida. Mas de igual manera reconoce que la historia de Canarias no es sólo el mundo aborigen: lo pre-hispánico

El no reconocer esta última idea ha sido, por lo general, el gran argumento (la desapropiación por la fuerza) y, a la vez, la mayor equivocación de las personas que se formaron en aquella conciencia canaria durante la época de la que hablamos. Canarias tiene cinco siglos posteriores de historia. Y sus relaciones (experiencias éstas, muchas de ellas, traumáticas) han sido con pueblos de Europa, de África, de América; que han sumado y formado, a la fuerza o de manera amistosa, el canario de nuestra historia de hoy y de ayer. Ha tenido una significativa relación con el Estado de España; para bien o para mal; pero esto es así. Y si queremos otras cosas, novedades y cambios para un futuro mejor, no podemos proclamar una vuelta al pasado de los antiguos canarios, a un antes de la conquista, a un sistemático rencor generalizado hacia las personas de la península y Europa.

No. He aquí la gran diferencia en la nueva generación, que ha tenido (sigue teniendo) que lidiar con dos cuerpos sumamente cerrados de mollera: aquellos que creen que sólo somos herederos del mundo prehispánico; y los otros, alimentados por los planteamientos estrechos de los anteriores, que creen que Canarias no es ni pueblo ni nada (sí, sobre todo tienen fe en que somos nada).

Me parecía necesario decir esto antes de hablar de Taburiente. Antología (30 Aniversario, 2004) es su último trabajo. De ellos, como de todos sus discos, se suele decir (y hablo en presente, ya que siguen en marcha), como alabanza o vituperio, que son los voceros musicales de ese nacionalismo independentista obtuso (pues no todo nacionalismo independentista lleva este calificativo: muchos son loables) que surgió en torno al momento en el que salieron a la plaza pública con sus canciones. Afirmo, rotundamente, que esta idea, tan lícita como otras, está ampliamente equivocada en tanto en cuanto nada que se le parezca es planteado por los músicos. A sus letras me remito. Pasa lo mismo con Psicología del Hombre Canario, el impagable libro de Manuel Alemán, del que algunos enuncian que es La Biblia del independentismo canario, cuando allí no se expone letra alguna en este sentido. Otra cosa es lo que se quiera interpretar, pero ya sabemos que interpretaciones las hay mejores y nefastas.

Claro que, en varias ocasiones, Taburiente sí propone un reconstruir aquel prehistórico pasado, volver a antes de... Ésta es la única crítica negativa que le hacemos. Bien es verdad que, a la luz de toda su propuesta (que ahora comentaremos) tal vez lo que se interpreta en esas palabras es una especie de nostalgia o dolor hacia los que fueron tratados, de manera conquistante, injustamente. En el conjunto de sus textos, no es tan sencillo el planteamiento como en apariencia pueda parecer.

Por lo demás, estamos frente a una de las mejores propuestas culturales que se han hecho en Canarias (y esto que digo no es una muletilla para quedar bien); una de las más claras apuestas del ámbito musical canario; sobre todo pensando en la vertebralidad que tiene la música en una cultura.

Sus cantos se mueven uniendo el ancestralismo al futuro, a la novedad (“traigo un arco iris nuevo en la garganta”). Un sonido original que ha sido parido desde una proposición nítida por las realidades insulares. Una meridiana conciencia del pasado (un legado que transmiten) que se vuelve presente hoy con sus letras, con sus novedosos arranques musicales. Y, más que nada, impulsos de futuro: la constante presencia de la juventud canaria en sus textos, la inocencia de los niños canarios, del mundo, que se desea no vivan los males (des-afortunadas Islas) que sus antepasados sufrieron. Esa inocencia y nueva mirada que activa otra Canarias: la necesidad de querer, de desear (otro mejor) por-venir. “Futuro que sueña, futuro que espera”.

Todas las islas; pues nada hay de insularismos en el grupo palmero. Canarias es un pueblo; no homogéneo (Fuencaliente, Lanzarote, Los Gigantes, Sabinosa, Santa Cruz de La Palma...), pero hermanado en un nombre que es una realidad: la casa canaria. “Y seamos surcos en la misma huerta”.

Se desea que el pueblo conozca, sea consciente. “Despierta, pueblo, despierta”. Y que entre en ese otro sueño de la Canarias deseada, prometida: la isla de los sueños que ellos nombran y esperan. Porque ésa es la utopía que se divisa en el horizonte atlántico, la fiesta, por donde han de venir los que quieran trabajar por este pueblo: una Canarias de la paz (esas siete “palomas blancas”), que sea pueblo como quiera serlo. Siendo “libre”, que es la voluntad de elegir, y no otra cosa; que desprecie al explotador, al que vende las Islas (y otros compran); que destroza su naturaleza (César); que roba al humilde campesino, al pescador, al obrero, al pobre; que trate a Canarias, y a sus habitantes, como mercancía.

Y estar unidos, así, a los pueblos del mundo. Las canciones de Taburiente son, por ello, un canto al amor; al amor hacia el mundo desde Canarias, desde nuestra perspectiva histórica y presente; desde nuestras voluntades. Defender desde aquí a los empobrecidos del Sur (África, América); porque son patrimonio nuestro como nosotros patrimonio del mundo. Siempre defendiendo a las víctimas.

Todo ello (muy resumidamente tengo que escribirlo) impulsado por nuestros parajes naturales: que son parte de nuestra espiritualidad, parte de la persona de las Islas. A la Caldera del Taburiente supone, así, la melodía central del pueblo canario: un espacio, más allá de los repetidos símbolos del Nublo y el Teide, que nos inyecta la fuerza suficiente para “la lucha”. Porque todo esto que digo (que ellos profetizan) no se consigue sin el esfuerzo, sin “el desafío de las Islas” frente al futuro que viene.

Y la fuerza de la voz de Morera, “escrita en el fuego”, que parece nacer desde la misma Caldera: las entrañas y los gritos de la realidad canaria en su canto retumban.

¿Cómo no querer un futuro como el que impulsan? (Sabemos que la música despierta de equivocados sueños; y crea otros deseables). ¿Cómo no querer que Taburiente se siga escuchando hoy, por todos nuestros rincones, pero sobre todo por nuestros jóvenes? Tenemos muchos grupos, pero no se puede negar la insoslayable necesariedad de los palmeros no sólo en el panorama musical canario, sino precisamente en la realidad cultural y social que vivimos. Su reflexión, sus empujes.

Allí serán dichos el sentido de lo triste y doloroso de la realidad, pero también la alegría de elegir Canarias (“elegí mi país para ti”) y sus celebraciones como apuesta presente y futura. “Reconstruir sobre la herida la nueva era de las Islas”. Porque Taburiente (que hoy –insisto- sigue dando conciertos y abre debates sobre la cultura canaria en los mismos) es una voz de Esperanza para las Islas y, con ellas, el mundo. No me cabe la menor duda. Si quisiéramos, si pusiéramos atención. Tambores para el amor, que es acción. Así sean.


Noticias Relacionadas
Comentarios
Miércoles, 04 de Abril de 2018 a las 23:20 pm - Lluis Puig

#22 Hice la mili en Las Islas Canarias, en el ‘77, en el Hospital Militar, cada fin de semana me perdía por la maravilla de la Tierra Canaria.

Descubrí a Triana, y a Taburiente...

Taburiente... que gran cariño irradiaban sus canciones a su tierra, ..., puro elixir a las características de su gente...

Desde Catalunya, cada vez que lo recuerdo me fortalece lo grande que es cuidar la cultura propia local... valorar lo propio y compartirlo, desde la proia siberanía y libertad .... ????????????

Martes, 10 de Febrero de 2009 a las 03:57 am - Arminda

#21 Tengo 19 años y escucho a este maravilloso grupo desde muy enana, claro que ahora me gusta muchísimo mas, los discos han pasado de las manos de mis padres a las mías(contra su voluntad jejeje). No entiendo porque molesta que muchas de sus canciones digan lo dicen, y encima se es dictadorcillo por afirmarlo...pues vale, de acuerdo puedes o no puedes estar, e igualmente gustarte las canciones...pero muy obtuso sí tiene que estar el que intenta hacer un tremendo debate de si las canciones dicen o no tal cosa...Ya sentirlas, eso es de cada uno, pues cada uno convierte en suyas las canciones.

Jueves, 31 de Julio de 2008 a las 16:49 pm - Juan Fco Carrillo Molina / hogarcado@gmail.com

#20 Aunque soy de Tenerife, hablo desde Santo Domingo, donde estamos trabajando un grupo de canarios desde hace tiempo en estrechar las relaciones entre ambas naciones, dado que todo el mundo aqui tiene sangre canaria por motivo de las emigraciones de familias durante varios siglos a trabajar en los campos, siendo los fundadores de la mayoria de las poblaciones de este hermano pais.

Por eso deseariamos que grupos como Taburiente y otros pudieran desplazarse a la Republica Dominicana a hacer algunas presentaciones. Conocemos miles de hijos y nietos de canarios que nunca han sentido el ancestral sonido de unas chacaras, una tambora canaria o un timple, y que, seguro, van a hechar mas de una lagrima desde lo mas profundo de su alma. Nosotros estaremos ahi para explicarles de donde proceden esos sentimientos.

Lunes, 04 de Febrero de 2008 a las 01:02 am - Amazigh

#19 Si, señores, pero el artícula se ceba contra los independentistas. Gracioso cuando intentan alabar a un grupo del cual sus componenetes, o al menos el cantante,es INDEPENDENTISTA.

Lunes, 01 de Octubre de 2007 a las 19:55 pm - Bambute

#18 Estimado Perera: Suscribo todo lo que dices, todo. Lo que expuse con anterioridad no iba por tus opiniones, sensatas y mesuradas, iban para otros que te sacudieron un par de palos absolutamente injustos y falsos, a mi entender.

Creo que los canarios nos sentimos tal cuando estamos fuera de las Islas, en la Península o en América; fuera todos somos canarios y como tal nos sentimos, pero cuando cada cual regresa a su terruño isleño, amigo, eso es otra cosa, inclusive dentro de una misma isla, entre una zona y otra.En este mismo medio veo algunas opiniones que están descuartizando la memoriadel investigador palmero Alberto José, hasta ladrón le llaman y no es justo; creo que hizo lo que pudo y supo en sus investigaciones sobre arte sacro, sin duda alguna con sus luces y sus sombras, pero no es nada justo lo que algunos dicen de él, sobre todo las que provienen de Los Llanos, de algunos que aún mantienen un desprecio, casi odio, a todo lo que suena a S/C de La Palma, síntoma de viejos complejos inter-insular.

Eso es un ejemplo. El antídoto para este mal solo es uno: cultura y educación.

Otro abrazo

Viernes, 28 de Septiembre de 2007 a las 22:48 pm - José Miguel Perera

#17 Querido Bambute.

Estoy de acuerdo con usted en casi todo lo que dice, y quizás por aportar un granito matizo algunas cosas desde mi perspectiva.

Una de ellas es que, a pesar de que son cosas importantes y a tener en cuenta, yo no ha hablado de las vidas de los componentes de Taburiente, para empezar porque no las conozco casi nada. Yo, en el texto, me he puesto a comentar lo que su música y sus canciones me transmiten, parándome a reflexionar sobre todos sus discos en conjunto y trayectoria. Y eso que he escrito me dicen a mí, o eso es lo que en mi modesto razonamiento y esfuerzo veo.

No quiero entrar en determinadas opciones que se tienen en relación a Canarias, sobre su pasado, presente y futuro, pues creo haber dejado más o menos claro cuál es mi visión.

Y evidentemente, yo sí creo que nosotros, personas individuales pero siempre en sociedad y en relación con los seres que nos rodean (eso es ser persona, y por eso el hablar y comunicarse es fundamental), compartimos muchas cosas: una historia, una forma de expresarnos, etc., que ha influido y está influyendo en nuestra personalidad como seres humanos, y que podemos llamar identidad canaria. Para mí Canarias es un pueblo, con sus particularidades más o menos acusadas... y así lo vivo e intento ejercer día a día. Pero no confundamos: nada he dicho de ser un país independiente ni nada de eso. Eso es otra cuestión, en la que yo no he entrado.

Ahora, y contestando a tu pregunta final: que crea esto no quiere decir que Canarias sea un pueblo homogéneo e indeferenciado. Ni mucho menos (ningún pueblo o país lo es, ninguna cultura). Y, por tanto, cada uno de nosotros, como habitantes de una isla, incluso de un pueblo o zona, incluso que es parte de una familia concreta, tiene sus particularidades que enriquecen mucho más tantas y tantas cosas que compartimos y que se puede resumir en ese nombre: Canarias.

Un abrazo.

Viernes, 28 de Septiembre de 2007 a las 08:57 am - molinero

#16 Curioso, ¿siempre hubiera querido saber porque desaparecieron del conjunto Luisa Machado y Alberto Méndez que estuvieron en el tan grandioso disco A la Quinta Verde?

Jueves, 27 de Septiembre de 2007 a las 21:16 pm - Bambute

#15 ¡Cuanta razón tienes, Perera, cuanta razón! Soy palmero, conozco a Taburiente desde su nacimiento, cuando eran \"La Contra\" y \"Nuevo Cauce\", con Manolito \"Pompon\" y otros que ya no están con ellos; creo que tuvieron varias etapas, la primera muy canaria-palmera, que es un matiz importante, y reivendicativa, muy buena; luego derivaron en una etapa que yo llamo \"africanista\", con composiciones extraordinarias (\"Luna Saharaui\" es una joyita) pero que quizá no gustó mucho al público y es, en mi opinión, cuando comenzó cierto declive, aunque Taburiente sigue siendo un referente de primera categoría en la música canaria,ya sea folclórica o no, que de los dos aspectos tiene Taburiente.También es verdad que tienen un \"villancico güanche \" que pa que, en el que hacen Reyes Magos a Tanausú y otros caudillos aborígenes, aunque musicalmente genial, que es de lo que se trata. Cierto es que ninguno de sus componetes vive de la música:Luís, \"Contarete\" y Eduardo \"Pacobi\" viven de sus profesiones y como no dependen de nadie para vivir, como otros que yo me sé,cantan lo que les da la gana, bien y bueno, con un estilo y calidad muy propios.

No estoy de acuerdo con algunos que los colocan en las líneas nacionalistas; sé muy bien que uno de sus componentes históricos fue activo militante comunista hace años y que se la jugó por aquella época.Hoy, que yo sepa, ninguno de ellos milita en partido político alguno. Y, además, ¿qué mas da?Si son buenos, pues son buenos y punto.

Estoy de acuerdo con Perera en que hay algunos nacionalistas-independentistas para quienes los que no son o piensan como ellos son una mierda vendido al cruel colonialismo español. Una vez le leí a uno de estos caballeros decir y mantener que había que ser independentista-africanista por OBLIGACIÓN; pues que bien, ¿no? ¡No me jodas, mano! ¡Que manía de politizarlo todo!

Por cierto: ¿qué es la identidad canaria, existe? Croe que antes está la inentidad chicha, canariona, palmera, herreña, etc. que cualquier otra cosa. Perera, muy bien.

Jueves, 27 de Septiembre de 2007 a las 06:49 am - José Miguel Perera

#14 Este es el 5º párrafo del texto:\"(...) la nueva generación, que ha tenido (sigue teniendo) que lidiar con dos cuerpos sumamente cerrados de mollera: aquellos que creen que sólo somos herederos del mundo prehispánico; y los otros (los españolistas: POR SI NO QUEDA CLARO), alimentados por los planteamientos estrechos de los anteriores, que creen que Canarias no es ni pueblo ni nada\".

El españolismo, como ahí se dice en el texto, al igual que los canarios de la cerrazón de que sólo lo que ellos dicen es y se acabó, tienen la misma cara de \"lo obtuso\": no ven más allá que su propia nariz. Eso es la postura que viene a decir que Taburiente \"dice lo que dice\": POR SUPUESTO QUE TABURIENTE DICE LO QUE DICE. Pero lo que se dice hay que pensarlo, y eso es lo que parece que no se paran a hacer algunos.

De todas formas, así lo veo yo, y si no pongámonos a discutir sobre sus letras, con razones y explicaciones: a lo mejor acabo cambiando de opinión, y no se me caen los anillos por eso. Pero, eso sí, si \"lo que dice\", querido amazigh, para ti no está sujeto a la discusión sino que es lo que es (y lo que es para ti blanco sólo puede ser blanco, o eso parece), pues entonces ni discusión ni nada: sino palante, caiga quien caiga, como los discursos monolíticos de las dictaduras, que sólo son lo que dice el dictador y se acabó, y lo demás todo es ESPAÑOLISMO. Pues estamos buenos si tenemos que vivir es una situación así (es decir, una situación que reprimiría tanto como la del españolismo cerrado de siempre, donde \"lo canario\" no tiene opción): o sea, más de lo mismo.

Jueves, 27 de Septiembre de 2007 a las 02:29 am - amazigh

#13 TABURIENTE es un grupo glorioso, a pesar de los prejuicios ideológicos e identitarios del autor del artículo. Das Pena mi niño. Mucho respetito pero faltas el respeto gratuitamente ¿porque no llmas \"obtusos\" a tus queridos españolistas que intentan reducir lo canario a lo meramente folklorico de los años 40 y 50?

Taburiente dice lo que dice, aunque a algunos les joda.

Miércoles, 14 de Febrero de 2007 a las 12:06 pm - errapel

#12 decir k soy un euskaldun k hace 28 años k escuche por primera vez a taburiente por medio de mi gran amigo kanario juanma y desde entonces es un grupo k me gusta mutxo y sigo su discigrafia desde euskadi.lo k mas me gusta es como canta y valora su tierra en todas sus canciones.soy hombre de mar y por eso su mejor cancion es la de ATLANTICO con mayusculas.gracias y viva CANARIAS

Viernes, 06 de Octubre de 2006 a las 22:29 pm - Juanjo

#11 Yo no soy canario y me encanta Taburiente, después de conocer la Caldera de Taburiente, escuchar esa canción me trae buenísimos recuerdos, me encanta que haya un grupo que sea capaz de cantar a los valores naturales.

Martes, 05 de Septiembre de 2006 a las 11:50 am - Alfonso Mïnguez

#10 HOla Perera, no sé si serás el profesor de magisterio de la laguna.

Yo estudié allí y te conozco personalmente. Gracias por ser como eres.

Gracias a personas como tú estoy orgulloso de ser canario, y de vivir aquí.

AL igual que tú yo no trato como extranjero al latinoamericano, africano, español, europeo, asiático que viene a mis islas si vienen a construir y no olvidan sus raices.

Eso sí, yo considero extranjero a aquel qeu viene a destruidr y a contaminar y emponzoñar el ambiente.

Le guste a quien le guste, y no le guste a quien no le guste, yo, me siento canario.

Gracias a todas aquellas persoans que han venido a estas islas que considero parte mía a construir. Aquí esa gente no sobra.

Peo eso sí: a muerte con la gente que viene a creerse más qeu a nosotros y a intentar pisarnos.

POr cierto, estoy en una compañía americana y tengo qeu dar una conferencia dentro de tres semanas. Todos salimos con una canción al escenario y a mí me gustaría salir con la canción de con siete estrellas verdes de Tabueriente, pero no la encuentro.

Me podrías ayudar?

gracias.

Ese es mi correo, si puede alguien ayudarme hágamelo saber por favor

Lunes, 10 de Julio de 2006 a las 07:33 am - José Miguel Perera

#09 Caballero Atanausú, muchas gracias por pararte en mis palabras. Sinceramente.

No sé de qué frustraciones identitarias hablas y de qué respeto. Yo respeto profundamente la mayoría de las posturas, y más en todo aquello lo que tenga que ver con Canarias. Ahora, no me diga que lo comparta, porque eso sí que no. Hay cosas que no comparto con la gente y, vamos, eso me parece algo normal.

Yo no tengo el más mínimo reparo con las posturas nacionalistas independentistas, pero es que dentro de esa actitud hay varias posturas. Y eso es lo que usted parece no reconocer. Es decir, o estás con nosotros o eres un frustrado, uno que le han comido el coco, que tiene todos los prejuicios del ambiente, etc. Y eso es el maniqueísmo mayor que existe, muy parecido por cierto a las postura de muchos españolistas centralistas que también viven en Canarias (es decir: esos que dicen cuando escuchan 'cultura canaria propia', etc., ese es un 'independentista', con sentido peyorativo).

Precisamente eso es lo que critico al principio del texto: que hay posturas en torno a Canarias, en los dos extremos, que tienen un discurso formado y que todo lo que les suene a blanco es blanco, y que todo lo que les suene a negro es negro. Eso sí que son prejuicios, y de qué manera... Y para mí eso es algo negativo que ha hecho para Canarias mucho mal, y que lo seguirá haciendo...

Mire, yo no puedo compartir, por mucho que estemos de acuerdo en cosas, la perspectiva que dice que nosotros, los canarios de la actualidad, vivimos como los prehispánicos de hace seis siglos (esa es la actitud que yo criticaba al principio del texto de Taburiente). Y eso es evidente: lo prehispánico es UNA parte de nuestra historia, no es TODA nuestra historia. Porque hay cinco siglos posteriores que, con sus más y sus menos (puede que los menos sean mayores, pero es así), también nos han marcado. Y eso yo creo que es evidente... Si usted a este pensamiento lo llama 'frustración', pues qué le vamos a hacer... Usted mismo... Quizás la frustración es 'no querer ver' determinadas evidencias...

Y claro que creo que las letras de Taburiente dicen lo que dicen. Por eso me he puesto a escuchar una por una y a interpretar. Y lo que dicen, por lo general (los matices ya los expliqué en el texto), tiene poco que ver con lo que los mayores que me rodean me han dicho durante toda mi vida: que creo que es lo que usted piensa. Y no tengo el más mínimo reparo en debatir, discutir, dialogar en torno a sus letras, si usted lo desea.

Qué curioso que alguien como yo haya reparado y dado importancia a este grupo, después de tantos años, sin haber vivido sus mejores épocas... A mí me parece muy significativo el silencio que se ha tenido con respecto a ellos... Por algo será: y esto lo digo con respecto a todos los que vivieron sus mejores momentos, tanto los detractores como los que los alababan. En fin...

Saludos.

Domingo, 09 de Julio de 2006 a las 18:35 pm - Atanausu

#08 Me gusta su articulo, me gusta que recuerde a Taburiente. Lo que no me gusta es que refleje sus fustraciones identitarias y sus prejuicios contra el independentismo y el nacionalismo canario, eso ya lo hace el 90% del mundo cultural social y politico del archipielago ¿ Porque sera? ¿Porque tanto odio y tanto resabiado por ahi? Respete. Si no hubiera sido por muchos de esos, a los que critica, cuantas tradiciones no hubieramos perdido. Respecto a Taburiente, es uno de los mejores grupos que tiene el archipielago y or mucho que fastidie, las letras dicen lo que dicen.

Domingo, 22 de Enero de 2006 a las 23:46 pm - Jose (Tenerife)

#07 Tengo 22 años y también escucho Taburiente. Me emociono cuando escucho canciones como 'La raza vive'.Ahora por estudios vivo en Madrid,y cada vez me siento mas orgulloso de ser Canario...llevo mi tierra en la sangre.Un saludo a todos.Por cierto,alguien sabe donde puedo conseguir las letras de Taburiente?gracias!

Domingo, 18 de Diciembre de 2005 a las 02:30 am - J.M. Perera

#06 Me alegro de que el texto te haya gustado, Gabriel. Gracias a ti.

Sábado, 17 de Diciembre de 2005 a las 23:51 pm - Gabriel Gutiérrez. ( Majorero)

#05 Amigo Perera, Gracias por recordarme que muchas han sido las veces en que mis pelos se pusieron de punta y las lágrimas a flor de piel canatando aquello de '...Un mar azul que brille con siete estrellas verdes...'

Magnífico artículo, de lo mejor que he leído de ellos desde que empezaron con la 'Contra'.

Viernes, 16 de Diciembre de 2005 a las 17:56 pm - José Miguel Perera

#04 Qué bien que la gente más joven comparta cosas con los menos jóvenes. Y con mucho más mayores.

No es frecuente escuchar que gente de tu edad sienta a Taburiente. Me alegro mucho por este futuro que en tu voz encarnas.

Saludos.

Viernes, 16 de Diciembre de 2005 a las 14:46 pm - David Naranjo Ortega

#03 Tengo 19 años y me considero un joven afortunado por saber amar y apreciar todo lo que me rodea, soy a pesar de mi juventud gra seguidor de Taburiente y de todo la cultura Canaria.Como diria Morera en uno de sus temas, 'La raza vive'.Saludos a todos y felicidades

Viernes, 16 de Diciembre de 2005 a las 11:40 am - José Miguel Perera

#02 Sin duda alguna, Ezequiel, comparto lo que dices sobre la necesariedad de Taburiente para Canarias. E igualmente (así lo enunciaba en el texto), 'A la Caldera de Taburiente' me parece el centro que irradia todas las canciones del grupo palmero, de nuestro grupo canario; de toda Canarias.

Saludos.

Viernes, 16 de Diciembre de 2005 a las 11:23 am - Ezequiel Trujillo

#01 Comentaba el día de la Danza de los Enanos en Santa Cruz de La Palma con Luis Morera la necesidad de que siguiera vivo el grupo para bien de nuestras islas, nuestras gentes, nuestra juventud. Es necesaria su presencia, en un mundo cada vez más inundado de cultura foránea (que no siempre es mala, pero que en muchos casos nos despersonaliza como pueblo). Canarias se ha enriquecido con culturas de afuera pero hoy en día se nos está yendo de las manos. Por eso, el canto de Taburiente y sus reivindicaciones sociales, políticas o culturales han de seguir vivas.

Y, para finalizar, decirles que 'A la Caldera de Taburiente' es para mí la mejor canción que se ha compuesto nunca. Sin ombliguismos.

Salud y felicidad a todos.