Revista nº 796
ISSN 1885-6039

Con la romería de la Bajada del Trono y la bendición de la bandera se inicia la Semana Chica.

Lunes, 04 de Julio de 2005
Redacción Taburiente.
Publicado en el número 60

Unas 60.000 personas participaron en la romería de la Bajada del Trono


DIARIO DE AVISOS.

La ciudad recibe al Trono de la Patrona

Unas 60.000 personas participaron ayer en la tradicional romería que bajó del Santuario de las Nieves hasta El Salvador
La romería congregó a miles de personas que vivieron una jornada marcada por la devoción a la Patrona y la fiesta. / César Borja


D.Sanz
S.C. de La Palma


Minutos antes de las seis de la tarde, las primeras piezas del Trono de la Virgen comenzaron a salir del Real Santuario de Nuestra Señora de las Nieves y a iniciar la bajada hacia la Parroquia Matriz de El Salvador, donde aguardará la llegada de la Patrona de La Palma el domingo 17 de julio. La emoción de los miles de romeros que se concentraban en el Santuario del Monte para presenciar este momento central en las Fiestas Lustrales, se incrementaba en el rostro de los privilegiados que portaban las 42 piezas de plata de las que se compone el Trono. Las lágrimas se fundían con la alegría de los cantos que iban entonando los distintos grupos folclóricos que participaron en esta bajada del Trono. Antes de que arrancara el descenso hacia la ciudad, el vicario episcopal de La Palma, Aurelio Feliciano, celebró la misa de Romeros en el Santuario, cantada por la agrupación folclórica Tuhoco de Velhoco.

Un acto con el que los palmeros y las innumerables personas que visitan La Palma durante las Fiestas Lustrales se introducen en los festejos que se irán sucediendo desde ahora hasta el cinco de agosto, cuando la Virgen retorna a su santuario. Es el pistoletazo de salida a la llamada Semana Chica, que aguarda con impaciencia la llegada de la siguiente semana donde se concentran los principales actos de las fiestas y, en especial, la Bajada de la Virgen de las Nieves. Además, este acto sirve para expresar la centralidad que tiene la Patrona de La Palma en esta festividad, expresada en la devoción de todos los que acudieron ayer hasta su santuario para acompañar esas reliquias que conforman el Trono de las Nieves.

El Trono descendió acompañado por los romeros, que rondaron la cifra récord de 60.000, según la Policía Local, por los caminos reales de las Nieves, La Dehesa, El Planto y la Encarnación hasta la Alhameda, donde se concentraron, acompañados por las parrandas, grupos folclóricos y carretas que animaban la bajada con sus cantos y bailes. El desfile prosiguió por una Calle Real revestida para la ocasión con arcos, mientras que las fachadas de las casas estaban adornadas con banderas y motivos típicos.

En la romería del Trono, además de La Palma, estuvo representado todo el Archipiélago, con la presencia de grupos folclóricos de todas las islas, a excepción de El Hierro, por la celebración de la Bajada de la Virgen de Los Reyes el pasado sábado. Muchos también son los testimonios de personas procedentes de Venezuela y de otros países ligados a La Palma por el fenómeno de la emigración, que retornan al menos cada lustro a la Isla para revivir la festividad que marca el recorrido vital de esta tierra.

La romería se prolongó hasta bien entrada la noche, y hasta casi la medianoche no llegó a la Parroquia de El Salvador la última pieza del Trono de la Virgen. Con la última de las 42 piezas ya en el templo de Santa Cruz de La Palma, se celebró una eucaristía en acción de gracias en la que será la morada de la Virgen durante su estancia en la ciudad.

A pesar del calor (suavizado por una constante brisa que rebajó la intensidad de la temperatura) y la importante aglomeración de personas que se produjo en el recorrido de la romería, no hubo que lamentar ningún tipo de incidente. Los romeros vivieron la fiesta con intensidad, cantos y bailes tradicionales se iban sucediendo, dentro de la ola de colorido que formaban ataviados con los trajes típicos. No obstante, el Ayuntamiento preparó para esta edición un importante despliegue de seguridad, con un hospital de campaña y ocho ambulancias, además de una amplia presencia policial y de voluntarios de los servicios de Protección Civil.

La fiesta continuó toda la noche hasta bien entrada la madrugada con bailes típicos y música de orquestas en el recinto central. Para los más madrugadores, el Ayuntamiento preparó un desayuno con chocolate y churros a las seis de la madrugada.

EL DÍA.


El izado de la bandera de la Virgen marcó ayer el inicio oficial de las LXVI Fiestas Lustrales

El emblema fue bendecido en la parroquia matriz de El Salvador antes de ser trasladado desde las Casas Consistoriales hasta el Castillo de La Encarnación por las calles O´Daly y Pérez de Brito, un recorrido engalanado que fue seguido por cientos de fieles junto a autoridades religiosas, civiles y militares.

V.M., S/C de La Palma

La LXVI edición de Las Fiestas Lustrales comenzó oficialmente en el mediodía de ayer. La tradición marca, antes y ahora, que el inicio de los actos en honor de Nuestra Señora de las Nieves coincida con la izado de la bandera de la Virgen, aunque la realidad, lo cierto, es que los eventos programados para 2005 se celebran de forma oficiosa desde mediados del mes de mayo.

El acto que marca el "pistoletazo" oficial se inició ayer con la eucaristía en la parroquia matriz de El Salvador, presidida por el reverendo Manuel Lorenzo, arcipreste de Santa Cruz de La Palma, y bendición de la bandera de María ante los fieles y autoridades religiosas, civiles y militares.

Posteriormente, tal y como marca la tradición, tuvo lugar el solemne traslado de la bandera de la Patrona desde las Casas Consistoriales hasta el Castillo de la Virgen, ubicado en la cuesta de La Encarnación, recorrido en el que los inmuebles fueron engalanados con diferentes banderas y otros elementos decorativos, seguido por cientos de cristianos.

Por último, se procedió al izado de la bandera, con el que se proclama el inicio de las Fiestas Lustrales, fundadas en 1676 por el obispo de Canarias Bartolomé García Jiménez.

El alcalde de Santa Cruz de La Palma, Juan Ramón Felipe, manifestó que "hoy (por ayer) se conjugan dos acontecimientos que marcan una jornada para los anales de la historia de la ciudad. Por un lado, el izado de la bandera de la Virgen de Las Nieves, que proclama el comienzo oficial de las fiestas en honor de la Patrona, y por otro, la llegada del trono a la parroquia matriz de El Salvador, con la participación de miles de romeros. Para todos los palmeros estamos ante una jornada muy especial, un día que nos llena de orgullo y de alegría y que celebramos con devoción".




LA OPINIÓN.

Unas 60.000 personas participaron en la romería de la Bajada del Trono

Esta fiesta, que bendice la bandera de María, da inicio a la Semana Chica

En torno a 60.000 personas participaron ayer en la romería regional de la Bajada del Trono, cuyo punto de partida fue el Real Santuario de la Virgen de Las Nieves, continuando por los caminos reales de Las Nieves, La Dehesa, El Planto y La Encarnación, hasta culminar en la Plaza de La Alameda. Un recorrido en el que se desplegó un dispositivo de seguridad formado por 45 policías locales, efectivos de la Unidad de Intervención Policial de la Policía Nacional, 50 miembros de Protección Civil, y 40 voluntarios de Cruz Roja que operarán coordinados con el SUC, si bien no hubo ningún incidente de relevancia.
El hospital de campaña estuvo formado por un puesto médico avanzado ubicado en los bajos del edificio Estipalma y otro de asistencia sanitaria en la antigua cafetería del Hospital de Las Nieves, y que estuvo abierto hasta que concluyó la romería. Hubo un total de ocho ambulancias operativas y tres parejas de voluntarios que fueron a pie por los lugares a los que no puede accederse con vehículos, como la cuesta de El Planto, así como el trayecto que va desde la finca de La Carrilla hasta el cruce de Benahoare.
Debido a la masiva afluencia de público que se esperaba con motivo de la romería, desde el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma se solicitó a los ciudadanos que evitaran el uso del coche y utilizaran la guagua para subir hasta el Real Santuario. Según indicó el concejal delegado de la romería en la Bajada de la Virgen, José Carlos Matos, el servicio de transporte público estuvo operativo cada media hora, durante todo el día, tanto desde el centro de la ciudad, como desde el aeropuerto viejo, ubicado en Breña Alta, al precio de un euro el trayecto.
El consistorio dispuso también seis grifos de agua potable en diferentes puntos del camino y sirvió sangría gratis al público, aunque a diferencia de anteriores Bajadas, en esta ocasión los puestos no estuvieron ubicados en el trayecto del Santuario hasta el Barco de la Virgen, sino de ahí en adelante.
El recorrido fue amenizado con música folklórica de agrupaciones del resto de las Islas, excepto de El Hierro, por coincidir con la celebración de la Bajada de la Virgen de los Reyes. Tras la llegada de los romeros a La Alameda, después de las ocho de la tarde, el cortejo continuó por las calles Anselmo Pérez de Brito y O´ Daly, hasta concluir en la parroquia matriz de El Salvador, en la que se entregó la última pieza del trono y se ofició la misa de acción de gracias.
La romería marcó el comienzo de la denominada Semana Chica, tras la bendición de la bandera de María ante las autoridades y el pueblo del municipio capitalino, bandera que fue trasladada desde las casas consistoriales hasta el Castillo de la Virgen, en la cuesta de La Encarnación, donde se izó a la una de la tarde.


DIARIO DE AVISOS.

La Bandera de la Virgen ya ondea sobre Santa Cruz
Numeroso público y autoridades realizaron el tradicional recorrido hasta el Castillo
La Bandera de la Virgen la trasladaron entre un grupo de vecinos y las autoridades. / César Borja


d.sanz
S.C. de La Palma


Todavía de madrugada, la tradicional Diana Floreada, con la banda de tambores y Cornetas Gayfa, anunciaba por las calles de Santa Cruz de La Palma el inicio de las Fiestas Lustrales de la Bajada de la Virgen 2005, que se proclamaba de forma oficial al mediodía con la izada de la Bandera de la Virgen en el Castillo, desde donde retumbaron los disparos de los cañones una vez ondeaba en el mástil.

Alrededor de las once de la mañana se celebró la eucaristía en la Parroquia Matriz de El Salvador, donde se procedió a la bendición de la Bandera de María. Una vez concluido los oficios, se trasladó hacia el Ayuntamiento, desde donde se inició el recorrido hasta llegar al Castillo.

Numeroso público se concentró en la plaza de España de la capital palmera para contemplar la salida de la Bandera, que arropó además con su presencia el recorrido de la misma por la calle Real hasta el Castillo en la cuesta de La Encarnación. La Bandera hizo el recorrido desplegada en toda su dimensión y cogida en los bordes por numerosos vecinos y autoridades y seguida por la Banda de Música. Además de la Corporación municipal de Santa Cruz de La Palma, presidida por el alcalde, Juan Ramón Felipe, asistieron el presidente del Parlamento de Canarias, Gabriel Mato, el consejero de Infraestructuras, Antonio Castro, y el presidente del Cabildo de La Palma, José Luis Perestelo.

El ambiente era festivo, pues con la izada comienzan oficialmente las ansiadas Fiestas Lustrales. Muchos vecinos acompañaron la Bandera hasta el Castillo, si bien un grupo importante quiso contemplar este momento emocionante desde el entorno del Barco de la Virgen, desde donde se mostraba una bella panorámica en un día radiante de sol.



EL DÍA.


El trono llegó a la ciudad

Más de 50.000 personas participaron ayer en la tradicional romería del traslado del retablo de plata y andas procesionales de la Virgen de Las Nieves desde el Real Santuario hasta la iglesia de El Salvador.

V.M., S/C de La Palma

Más de 50.000 personas, según la organización, participaron ayer en la tradicional romería del trono de Nuestra Señora de Las Nieves, un acto de colorido, ritmo y, sobre todo, devoción cristiana en el inicio de la celebración de la Semana Chica de las Fiestas Lustrales.

El acto comenzó en el Real Santuario con la misa de romeros presidida por Aurelio Feliciano Sosa, vicario episcopal territorial de la Isla, y cantada por la agrupación folclórica Tuhoco, ante la presencia de fieles y autoridades religiosas, civiles y militares. Con posterioridad, sobre las cinco de la tarde, comenzó la romería del trono de plata, altar y andas procesionales de la Virgen.

Los miles de romeros, ataviados con indumentaria tradicional, rondallas, parrandas y grupos llegados desde diferentes rincones de Canarias, descendieron desde el templo por los caminos reales de Las Nieves, La Dehesa, El Planto y La Encarnación hasta la plaza de La Alameda, en la que se procedió a la concentración de la "marea humana" para, seguidamente, continuar por las calles Pérez de Brito y O´Daly hasta la parroquia de El Salvador, donde se depositaron las 42 piezas que forman el retablo mayor de la Patrona de La Palma.

Tras la entrega de la última pieza en el templo que preside la plaza de España, se ofició la misa de Acción de Gracias, con la que finalizaron los actos religiosas para dar paso, tanto en el recinto popular como en el central, a diferentes actuaciones musicales.

El trono "esperará" en El Salvador la llegada de la Patrona, prevista para el 17 de julio, fecha en la que la imagen de la Virgen desciende a la parroquia matriz desde la iglesia de La Encarnación.

V.M., S/C de La Palma

Más de 50.000 personas, según la organización, participaron ayer en la tradicional romería del trono de Nuestra Señora de Las Nieves, un acto de colorido, ritmo y, sobre todo, devoción cristiana en el inicio de la celebración de la Semana Chica de las Fiestas Lustrales.

El acto comenzó en el Real Santuario con la misa de romeros presidida por Aurelio Feliciano Sosa, vicario episcopal territorial de la Isla, y cantada por la agrupación folclórica Tuhoco, ante la presencia de fieles y autoridades religiosas, civiles y militares. Con posterioridad, sobre las cinco de la tarde, comenzó la romería del trono de plata, altar y andas procesionales de la Virgen.

Los miles de romeros, ataviados con indumentaria tradicional, rondallas, parrandas y grupos llegados desde diferentes rincones de Canarias, descendieron desde el templo por los caminos reales de Las Nieves, La Dehesa, El Planto y La Encarnación hasta la plaza de La Alameda, en la que se procedió a la concentración de la "marea humana" para, seguidamente, continuar por las calles Pérez de Brito y O´Daly hasta la parroquia de El Salvador, donde se depositaron las 42 piezas que forman el retablo mayor de la Patrona de La Palma.

Tras la entrega de la última pieza en el templo que preside la plaza de España, se ofició la misa de Acción de Gracias, con la que finalizaron los actos religiosas para dar paso, tanto en el recinto popular como en el central, a diferentes actuaciones musicales.

El trono "esperará" en El Salvador la llegada de la Patrona, prevista para el 17 de julio, fecha en la que la imagen de la Virgen desciende a la parroquia matriz desde la iglesia de La Encarnación.

Noticias Relacionadas
Comentarios

Punto Cubano / XIV Encuentro Internacional de Improvisadores por el Casco Viejo de Corralejo