Revista n.º 1044 / ISSN 1885-6039

Fiestas de la Virgen de La Luz y San Telmo. Santa Cruz de La Palma. Algunos apuntes históricos.

Viernes, 9 de septiembre de 2005
José Guillermo Rodríguez Escudero
Publicado en el n.º 69

Desde el día 27 de agosto se están celebrando las Fiestas de la Virgen de La Luz y San Telmo en la capital de La Palma. Durarán hasta el próximo lunes 12 de septiembre. BienMeSabe.org te ofrece un texto sobre el origen de dicha tradición festiva.

Foto Noticia Fiestas de la Virgen de La Luz y San Telmo. Santa Cruz de La Palma. Algunos apuntes históricos.



La preciosa ermita dedicada al dominico San Pedro González Telmo, conocido popularmente como San Telmo o “San Telmito” -patrono de las gentes de la mar-, bautizó el barrio del extremo sur de la ciudad de Santa Cruz de La Palma. Fue construida antes de 1551 por los mareantes sobre el risco que domina el puerto de la capital palmera. Esta confraternidad, constituida por pescadores, marinos y navegantes, se fundó en 1591 y ayudó a construir la ermita desde sus cimientos entre 1675 y 1680. Esto fue gracias a la aportación del uno y medio por ciento de lo “que ganasen en los viaxes” y en las limosnas obtenidas en los “barcos de trabiesa y de pescar”.


Finalizadas las obras del nuevo templo, se construyó el magnífico retablo mayor entre 1680-1790. Su autor fue el afamado artista Don Andrés del Rosario. Ha sido calificado por el profesor Don Alonso Trujillo de “hermosa joya”, obra de un maestro “poseedor de una categoría artística bien notoria (…) No tiene en todo el Archipiélago otro ejemplar que pueda comparársele”. Es precisamente en este fabuloso retablo donde se encuentra el Santo Patrón San Telmo. La antigua escultura se halla custodiada actualmente en la sacristía, mientras que la nueva está ubicada más concretamente en la hornacina inferior derecha (izquierda del espectador). En el centro de este altar se halla entronizada la bella efigie de Nuestra Señora de La Luz, tallada por el ilustre palmero Don Juan de Silva en 1718. Se trata de un delicado candelero o talla de vestir, cuyo rostro sigue el modelo flamenco arquetípico en el taller familiar, como nos informa detalladamente el profesor palmero Don Jesús Pérez Morera en su magnífica obra Silva. La hermosa imagen fue venerada anteriormente en la Parroquia Matriz de El Salvador bajo la advocación de la Virgen del Carmen.

Según marca la tradición, ambas imágenes recorrieron el larguísimo itinerario procesional por el populoso barrio de San Telmo las noches del 7 y 8 de septiembre pasado, entre plegarias, loas, cuadros plásticos e interminables fuegos de artificio. La barriada se volcó con sus Patrones. Todas las estrechas y empedradas calles, así como las pintorescas plazoletas, fueron adornadas profusamente con banderitas, damascos y gallardetes. Recordando las palabras de un hijo del barrio, Don Domingo Cabrera: “El Galeón surca el páramo florido y a La Luz le abre el camino entre rezo y contemplación”.

La preciosa imagen de la Virgen aparecía en todo su esplendor, con nuevo manto y adornada con sus mejores galas y joyas y bajo un baldaquino hermosamente decorado. El Santo estaba entronizado en su magnífico galeón del siglo XVII. Es una excepcional representación de una nave procesional, artillada con catorce cañones en cada lado, realizado en madera sobredorada y lienzo. Reproduce un galeón español de aquella época y le sirve de andas a la imagen del mártir dominico, que es colocado en el puente. Se supone que el Visitador Pinto de Guisla mandó hacer este trono en 1681 como ingeniosa idea para hacer los recorridos procesionales, tomando como modelo las andas de la Virgen del Buen Viaje del Real Santuario de Nuestra Señora de Las Nieves. Una maqueta de gran precisión que fue reproducida en 1934 para el Museo Naval de Madrid y que tiene una pintura de la Virgen y los cuatro Evangelistas en la popa y una serie de pequeños tripulantes de madera, todos ellos ocupados en distintos trabajos.



Enhorabuena a todo un barrio que ha sabido, como pocos, mimar y guardar las tradiciones. Una tradición que ha servido, como antaño, de unión a tantas familias y vecinos. Gracias a Félix -cuidador de la ermita y motor y alma de las fiestas-, y a su grupo de personas, por un trabajo bien hecho. Es un orgullo para toda una población como Santa Cruz de La Palma. Ojalá otros barrios sigan este ejemplo y recuperen su identidad.


Si quieres leer el programa de dichas fiestas ir a http://www.mundolapalma.com


Debes indicar un comentario.
Debes indicar un nombre o nick
La dirección de mail no es valida

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para garantizar el buen funcionamiento de nuestra página web.

Al pulsar en "ACEPTAR TODAS" consiente la instalación de estas cookies. Al pulsar "RECHAZAR TODAS" sólo se instalarán las cookies estrictamente necesarias. Para obtener más información puede leer nuestra Política de cookies.