Revista nº 906
ISSN 1885-6039

Luis Alemany reedita Los puercos de Circe en la colección Narrativas de Ediciones Idea.

Martes, 07 de Febrero de 2006
Redacción BienMeSabe/ Ediciones Idea
Publicado en el número 91

La novela retrata a una generación burguesa y conformista en el Santa Cruz de los años sesenta. Este escritor perteneció a la Nueva Narrativa Canaria de los setenta.



Luis Alemany acaba de ver reeditada Los puercos de Circe en la colección Narrativas, de Ediciones Idea. Esta obra urbana, realista y crítica, que ya va por su cuarta edición, fue publicada por primera vez en 1973, por la editorial radicada en Madrid Taller de Ediciones JB, en el marco de la que fue llamada «Nueva Narrativa Canaria» en los años setenta, una década en la que se produjo el florecimiento de la novela, el relato y el cuento en el Archipiélago, fenómeno favorecido por diversas circunstancias sociales, editoriales y literarias, entre las que contribuyó el «boom» de la novela hispanoamericana.

Los puercos de Circe retrata a una generación burguesa y conformista, en el Santa Cruz de los años sesenta, tiempo rememorado por Luis Alemany como el final de «un cosmopolitismo doméstico», en el que la noche era un factor principal y en el que los intelectuales se instruían del «Notable Poeta», para codearse e intercambiar nimiedades en la barra del Mencey.

Tres generaciones convivieron en la capital tinerfeña en la época evocada en la novela: la del propio Alemany, la anterior -encabezada por el pintor Pedro González-, y la de la República, protagonizada por intelectuales como Domingo Pérez Minik, Pedro García Cabrera y Eduardo Westerdahl, impulsores del movimiento cultural de Gaceta de Arte.



Desencanto prosaico.

«Ésta es la novela en la que no pasa nada, pero nada, donde los protagonistas se exhiben ante el lector y muestran su desconcierto y su desnudez en un desencanto generalizado y prosaico». Así comenta -en el prólogo a la actual edición- Pilar Pomares Los puercos de Circe. Una obra donde Alemany alude a la quiebra histórica en que se encuentra hundida la realidad, con sus múltiples censuras, mientras muestra a unos universitarios laguneros más preocupados por ligar en los pasillos o por perseguir a las extranjeras en el Puerto de la Cruz que por cualquier compromiso político, social o intento de protesta, pues, se trata de individuos que sólo reivindican «el derecho a rascarse».



Trayectoria.

Luis Alemany Colomé (Barcelona, 1944) reside habitualmente en Santa Cruz de Tenerife. Licenciado en Filología Románica por la Universidad de La Laguna, ha sido profesor de Literatura Francesa y Literatura Española, durante diecinueve años, en las Universidades de La Laguna, Sevilla y Rouen (Francia).

Ha obtenido los premios literarios Santo Tomás de Aquino, Jauja, Aula de Cultura del Cabildo de Tenerife, Leoncio Rodríguez, Ciudad de La Laguna y Mencey de las Artes, y es miembro del Instituto de Estudios Canarios.

Ha publicado los libros de narrativa: El indulto, Los puercos de Circe, Oscura Relación, Beneficio de inventario, Conjugación irregular, Mínima lista; de teatro: Tiempo muerto, El eterno anfitrión; y de ensayo: Una aproximación a la moderna literatura hispano-americana, Guía secreta de Canarias (en colaboración con J. J. Armas Marcelo), Lanzarote (en colaboración con el fotógrafo Ildefonso Aguilar), Agustín Espinosa: historia de una contradicción, El Teatro en Canarias y Notas para una Historia.

Luis Alemany tiene en preparación su novela Los inquietos, que saldrá a la luz, próximamente, en la colección Narrativas de Ediciones Idea.


Para más información www.edicionesidea.com

Noticias Relacionadas
Comentarios
Miércoles, 01 de Octubre de 2014 a las 12:30 pm - PEDRO MIRETE GARCIA

#02 De entre los o las individuas que conocimos en tiempo recuerdo algunos que se mostraban verdaderamente "inquietos" Sería interesante reconocer en tu nuevo libro LOS INQUIETOS a Manolito ----el de graná---- si bien sus inquietudes no fueron nunca literarias. Recuerdo que en los años en que andabas como en la luna, algo imberbe aún,te apoyaste en él para dejar pasar aquellas oras perdidas del lugar perdido que (a mí también) me pesaba como saco de millo sobre mis hombros de hombrecillo que también andaba perdido en el lugar. Saludos. PM

Miércoles, 25 de Mayo de 2011 a las 12:22 pm - Pere Mirete Garcia

#01 En este momento estoy pidiendo al ATENEO BARCELONES de donde soy socio desde veinte años atrás, que me compren tu último libro.Espero disfrutar leyendo lentamente en recuerdo de recuerdos que viéndote en la pantalla y enterándome "de tout" me llevan-sin demasiado entusiasmo ni nostalgia- hacia aquellos "25 años de Paz"