Revista nº 753
ISSN 1885-6039

Los reptiles de Canarias

Miércoles, 21 de Junio de 2006
Marcos Baez Fumero.
Publicado en el número 110

Aunque las islas -de origen oceánico, no continental- presentan un número reducido de reptiles, esto no implica que carezcan de importancia. Muy al contrario, su interés científico es inmenso, dado el carácter endémico de la mayoría y la condición de verdaderas reliquias vivientes de algunos de ellos.

Si exceptuamos las aves, la fauna de vertebrados terrestres en las islas oceánicas es relativamente pobre con respecto a la de los continentes más próximos como consecuencia directa del aislamiento geográfico y de las peculiaridades climáticas de las mismas. Este hecho ha dado motivo a la creación de numerosas hipótesis que intentan explicar el origen de dicha fauna, aunque ninguna de ellas puede aportar datos lo suficientemente convicentes al respecto sino tan sólo intuir las posibles causas del poblamiento de las islas.

En lo que a la herpetofauna canaria se refiere, aunque las islas -de origen oceánico, no continental- presentan un número reducido de reptiles, esto no implica que carezcan de importancia. Muy al contrario, su interés científico es inmenso, dado el carácter endémico de la mayoría y la condición de verdaderas reliquias vivientes de algunos de ellos.

Haciendo un poco de historia, hemos de decir que la exploración de la herpetofauna canaria comienza mucho más tarde que los estudios dedicados a la flora o a las aves, parcelas científicas éstas que siempre han gozado de un indudable y especial afecto por parte de los naturalistas de todas las épocas. Sin embargo, la primera aportación fue hecha por BORY ya en 1803, que distinguió entre los anfibios y reptiles del archipiélago los siguientes: la rana de árbol, la rana del bosque y una lisa gris. Después de esta primera y breve aportación se han sucedido otros trabajos ya más actualizados, con un mayor rigor científico y con aporte de nuevos datos sobre el conocimiento de estos animales.

A pesar de las dificultades que presenta la localización de fósiles en Canarias, dada la naturaleza volcánica de su suelo, se han descrito dos reptiles fósiles: Lacerta goliath y Lacerta maxima, siendo ambas especies de gran tamaño y cuya presencia en un pasado se presume abundante. Entre las especies de lagartos actuales existen dos con caracteres primitivos muy afines a los fósiles anteriormente señalados y otros de tamaño mucho menor y más evolucionados.

Empezaremos por señalar que los Reptiles presentes en Canarias pertenecen a las siguientes familias: LACERTIDAE (los "lagartos" típicos), SCINCIDAE (los denominados “lisas”) y GECKONIDAE (los perinquenes). Cada una de las islas posee representantes de estas tres familias, a excepción de La Palma que carece de representantes de Scincidae.

Geckonidos
Los Geckonidos son conocidos como "perinquenes", "perenquenes" y con los raros términos de "pracan" en la isla de La Gomera y "salamanca" o "salamanquesa" en La Palma. De esta familia hay presentes en Canarias dos especies: Tarentola mauritanica y Tarentola delalandii. La primera de ellas ha sido citada sólo en las islas orientales (Fuerteventura, Lanzarote o islotes) y se trata de una especie típicamente mediterránea.

T. delalandii se consideraba exclusiva de las islas occidentales (Tenerife, Gran Canaria, La Palma., Gomera y Hierro), pero nosotros la hemos encontrado también en las orientales. Es curioso destacar que esta especie presenta una raza propia de la isla de Gran Canaria y que se denomina: T. delalandii boettgeri.

Son animales nocturnos aunque suelen observarse durante el día tomando el sol y con frecuencia se encuentran junto a instalaciones humanas como son las paredes y tapias de las casas, por donde trepan fácilmente gracias a las laminillas de sus dedos que actúan a modo de ventosas. Son muy territoriales y los adultos ocupan su territorio que defienden con gran agresividad contra cualquier intruso del mismo sexo y especie.

Se alimentan de pequeños insectos, principalmente de mariposas nocturnas que acuden a las luces de las viviendas y en donde se les puede observar en plena caza. Las hembras poseen dos huevos pegados a las rocas en donde habita, de cubierta dura y color blanco-sucio.

Lacértidos
La siguiente familia la constituyen los Lacértidos, o lagartos propiamente dichos, que están representados en el archipiélago por cuatro especies: Lacerta atlantica, Lacerta galloti, Lacerta simonyi y Lacerta stehlinii.

Lacerta atlantica se encuentra en las islas de Fuerteventura, Lanzarote, Graciosa, Alegranza, Lobos y en el resto de los islotes. Está adaptada a las áridas condiciones de estas islas donde, por otra parte, es muy abundante, principalmente en las áreas dedicadas a cultivos. Se alimenta con preferencia de frutas y semillas de diversas especies de plantas, cultivadas o silvestres. También se cuentan entre su dieta insectos, caracoles, gusanos, carroña, etc. La hembra suele poner de 2 a 4 huevos en cada nidada y los individuos jóvenes alcanzan la madurez sexual en su segundo año de vida.

La especie Lacerta galloti presenta cuatro subespecies o razas geográficas, una en cada isla del grupo occidental. Así tenemos: L. galloti galloti en Tenerife, L. galloti gomerae en La Gomera, L. galloti palmae en La Palma y L. galloti caesaris en El Hierro. Esta especie está adaptada en cada una de estas islas a los más diversos factores ecológicos y su alimentación consiste en semillas, babosas, insectos y principalmente -en las zonas de cultivo- de uvas y tomates, causando daños y pérdidas de consideración. Por todo ello son perseguidos por los agricultores y por regla general envenenados con cebos hechos de tomates o fruta mezclados con estricnina.

Tienen un gran sentido territorial, presentando frente al agresor una postura de intimidación que consiste en levantar la cabeza y mostrar la parte inferior de su cuello. La hembra suele poner de 4 a 6 huevos en una nidada. Las distintas subespecies se diferencian entre ellas morfológicamente por su tamaño (siendo la menor la de El Hierro) y por el distinto colorido y distribución de las manchas que presentan los machos en los costados y en las franjas longitudinales dorsolaterales que presentan las hembras. Creemos de interés señalar las diferencias que sobre estas cuatro subespecies observaron los autores de las mismas (SOETTGER y MULLER) y que relacionan su talla media con la superficie de las islas que habitan, tal como se recogen en el cuadro que ofrecemos.



  Machos Hembras Isla Superficie (km2)
L. galloti galloti 135 mm 126 mm Tenerife 2020
L. galloti palmae 112 mm 98 mm La Palma 715
L. galloti gomerae 102 mm 83 mm La Gomera 370
L. galloti caesaris 82 mm 78 mm El Hierro 275


Lacerta stehlinli es un lagarto de gran tamaño, alcanzando algunos ejemplares hasta los 70 cm. Los machos adultos tienen el cuerpo oscuro con la cabeza y la cola pardas con un ligero viso rojizo, al igual que la garganta. Se encuentra sólo en la isla de Gran Canaria y constituye un endemismo de enorme interés científico junto con la especie L. simonyi de El Hierro. Es relativamente abundante en los barrancos de casi toda la isla, preferentemente los de la zona noroeste, aunque su población ha disminuído de forma notable en los últimos años por la acción del hombre y sería de sumo interés su rápida y urgente protección en evitación de que siga los pasos de su pariente más próximo L. simoliyi que ya es un verdadero relictus de nuestra herpetofauna.

Su régimen alimenticio es principalmente vegetariano, aunque también se nutre de insectos y otros pequeños animales. Es una especie notablemente dócil, permitiendo el acercamiento del hombre hasta distancias menores de un metro. Su fuerte instinto de territorialidad la demuestra situándose en los lugares más visibles de su territorio y con la cabeza inclinada ligeramente hacia arriba, mostrando su garganta más clara que el resto del cuerpo. Según los datos que paseemos, la hembra posee de 10-12 huevas en una nidada y las crías maduran sexualmente al cuarto año de vida.

Lacerta simonyi es el lagarto que más interés suscita hay en día por su condición de relictus y porque es considerado como un verdadero fósil viviente. Su tamaño puede alcanzar en los ejemplares viejos hasta un metro de longitud. Hay muchas probabilidades de que este lagarto abundara en toda la isla de El Hierro en tiempo de las conquistadores, a las que ya asombró su enorme tamaño. Es precisamente a partir del siglo XVI cuando comenzó su destrucción y aniquilamiento progresivo hasta tal punto que ya en 1867 VON FRITSCH lo encontró únicamente en una pequeña zona en el noroeste de la isla. Hasta hace muy pocos años se creía que estaba completamente extinguida hasta que se descubrió una pequeña población en los acantilados del Valle del Golfo, frente a los islotes de Salmor, de donde fue originalmente descrita y en las cuales pueden aún existir algunos ejemplares.

Su biología es prácticamente desconocida, siendo probable que su alimentación se base en insectos ya que la zona es abundante en saltamontes. También se ha apuntada la posibilidad de un posible comensalismo con las aves marinas que frecuentan dichas parajes.

Scincidas
La última familia representada en el archipiélago por las Scincidas, consta de tres especies: Chalcides ocellatus occidentalis, Chalcides viridanus y Chalcides sexlineutus.

Chalcides ocellatus es una especie mediterránea que está representada en Canarias par la subespecie C. ocellatus occidentalis, que sólo vive en las islas de Lanzarote y Fuerteventura. Es una lisa muy difícil de encontrar por salir poca a solearse y permanecer la mayor parte del tiempo en su madriguera en el suelo. Sin animales carnívoros, alimentándose de pequeñas invertebradas como gusanos, caracoles, insectos, etc. Algunas adultos suelen alcanzar los 20 cm. de longitud y la coloración del cuerpo es marrón con manchas oscuras y pequeñas puntos blanquecinas.

Chalcides viridanus está presente en Tenerife, Gomera y Hierro y sorprendentemente ausente en la isla de La Palma. Suelen encontrarse desde las castas hasta alturas como la de Las Cañadas, aunque no llega a ocupar los bosques de laurisilva de estas islas, por la reducida insolación de su suela y la alta humedad reinante. El régimen alimenticio, longitud del cuerpo, así como sus costumbres y hábitat, san similares a las de la especie anterior.

Chalcides sexlineatus es una lisa endémica de la isla de Gran Canaria y más pequeña que las dos anteriores, alcanzando sólo los 12-15 cm. de longitud. Carnívora como sus congéneres es bastante activa en la caza y busca de su alimento. Al igual de C. viridanus,esta especie es ovovivípara y da a luz dos jóvenes que poseen la cola de un color verde brillante que se considera una señal advertidora para librarse de las posibles ataques de sus congéneres adultas.

El hecho de que cada familia estudiada (Geckanidae, Lacertidae y Scincidae) tenga representantes en cada isla -con la excepción ya indicada de La Palma- hace pensar que la especie o especies que invadieron en un pasada el Archipiélago, encontraron los nichos ecológicos completamente vírgenes de congéneres y, por lo tanto, de competidores, habiendo evolucionado de forma independiente en cada isla, dando como resultado la aparición de nuevas especies y subespecies endémicas de ellas, en el proceso conocido en biología con el nombre de "radiación adaptativa" .

A modo de resumen gráfico, se ofrecen das cuadros de la distribución de la herpetafauna canaria.

MARCOS BAEZ FUMERO
Museo Insular de Ciencias Naturales, Santa Cruz de Tenerife.


Este artículo ha sido previamente publicado en el número 93 del Boletín Informativo Aguayro, en 1977.

Comentarios
Domingo, 09 de Junio de 2013 a las 11:57 am - asdfghjklñ

#07 Información antigua y desfasada, aún así, me parece un buen artículo. Hay tantos fallos de información y nombre científico de las especies que ni me molesto en ponerlos.

Miércoles, 29 de Agosto de 2012 a las 14:22 pm - anónimo

#06 No hay 2 especies de geckonidos en canarias, hay 6: además de las escritas, están Tarentola angustimentalis, que es el que está sólo en las islas orientales, no Tarentola mauritanica;Tarentola boettgeri,Hemidactylus turcicus yTarentola gomeriensis. Y en vez de Lacerta atlántica, Lacerta galloti... es GALLOTIA atlántica,... Tal y como dicen en otros comentarios. INFÓRMATE MEJOR ANTES DE ESCRIBIR

Jueves, 03 de Noviembre de 2011 a las 11:40 am - Jesus

#05 Muy interesante el artículo. Solamente hacer una aclaración, el género de los lagartos canarios es Gallotia, no Lacerta, se denominaba Lacerta hace años, muchos. Saludos

Jueves, 12 de Mayo de 2011 a las 17:15 pm - ivanna

#04 me gusto mucho esta informacion porque es muy realista y cultural ojala y sigan sacando como esta y gracias por que me ayudaron con mi tarea

Miércoles, 04 de Agosto de 2010 a las 22:03 pm - Francisco

#03 Felicidades por el artículo, sólo me gustaría hacer una corrección, y es que recientemente se ha descubierto que la variedad que habita en Gran Canaria y El Hierro, Tarentola boettgeri, es diferente de Tarentola delalandii

http://www.mma.es/portal/secciones/biodiversidad/inventarios/inb/anfibios_reptiles/pdf/reptil_16.pdf

Por lo demás de nuevo felicitarles por la contribución que hacen al conocimiento de nuestra tierra.

Viernes, 20 de Marzo de 2009 a las 05:11 am - MANUEL FELIPE FUMERO FERNANDEZ

#02 MI ABUELO JULIO FUMERO VINO DE SANTA CRUZ DE UN PUEBLO LLAMADO ISORA QUIERO SABER SI TENGO FAMILIA EN ESA ISLA YO VIVO EN VENEZUELA ESTADO MONAGAS POBLACION DE TEMBLADOR MI CORREO FUMEROCONTADOR@HOTMAIL.COM

Viernes, 18 de Enero de 2008 a las 13:26 pm - Carolina

#01 Hola,que tal?queria felicitar al autor de esta página,el señor Marcos Baez ya que me ha parecido muy interesante la información expuesta,yo soy una estudiante de veterinaria y estaba buscando información para un trabajo de reptiles y la verdad que me ha ayudado bastante.