Revista nº 801
ISSN 1885-6039

Existe mucho fraude en la confección de indumentarias canarias.

Miércoles, 29 de Marzo de 2006
Fran Domínguez/ Enrique Serrano
Publicado en el número 98

Juan de la Cruz, técnico en textiles del Museo de Antropología de Tenerife, es uno de los mayores conocedores de los indumentos en las islas. Aquí les traemos sus reflexiones en torno a la confección de indumentarias tradicionales en Canarias.



El fenómeno que ocurre en Canarias acerca del creciente interés por la cultura tradicional casi no tiene parangón con respecto a otros lugares del territorio nacional.

Este gusto por "lo nuestro" se traduce en la búsqueda de elementos que conforman la cultura de un pueblo, y cuya mejor referencia posiblemente sea la indumentaria, reflejo innegable del modus vivendi de una sociedad. A ello ha contribuido en buena medida la multiplicación en las últimas décadas de los festejos populares, llámense romerías o bailes de mago. La proliferación de trajes representativos de cada isla, comarca o localidad ha traído consigo también la polémica sobre el origen y la veracidad de algunos.

Juan de la Cruz, técnico en textiles del Museo de Antropología de Tenerife, es una de las personas que mejor conoce los entresijos de la vestimenta canaria, no en vano lleva más de veinte años investigando sobre todo lo concerniente a las prendas populares isleñas. Durante este fin de semana participa como ponente en las jornadas sobre textiles e indumentarias, que se celebran en el Museo de Artesanía Iberoamericana de la Villa de La Orotava.




Este cónclave de la indumentaria canaria reúne prácticamente a la flor y nata de los estudiosos de la materia. Desde luego, se trata de una excelente oportunidad para cotejar el estado actual de la investigación en Canarias. Las referidas jornadas forman parte de los actos previos a la Feria de Artesanía de Pinolere, que acogerá por primera vez en el Archipiélago una muestra monográfica sobre este relevante aspecto etnográfico.


Ponencia.

Juan de la Cruz, que reconoce que todavía queda bastante por estudiar en el campo de las prendas históricas, interviene en el encuentro con una didáctica ponencia en la que discierne entre la vestimenta tradicional y la típica.

"Los trajes tradicionales son aquellos que en su momento llevaron nuestros ancestros, mientras que los típicos responden a vestimentas usadas en un intento de rememorar modas en el vestir ya pasadas, y ajenas en el tiempo y en el contexto sociocultural en el que nos movemos".

Se sabe que el origen de las prendas típicas se encuentra en las costumbres de vestir a los niños de las clases pudientes a la usanza de los campesinos en las fiestas populares. Estos trajes se generalizaron a finales de la década de los veinte de este siglo para participar en distintas manifestaciones folclóricas, bailes y romerías. De la Cruz aclara que el factor fundamental para que una vestimenta tradicional se convierta en típica es que "ésta se popularice, caso de la mayoría de los trajes de La Palma o El Hierro".

A nadie se le escapa que el traje típico por excelencia de Tenerife, y podríamos decir de Canarias -si nos atenemos a su difusión-, es el de La Orotava, que proviene de una indumentaria que conservaba la familia Monteverde y que procedía a su vez de Icod del Alto. En los años cuarenta, una casa comercial de la Villa, dedicada a la venta de labores de artesanía, empezó a comercializar este traje, incorporándole elementos más ricos como calados y bordados. Con el tiempo esta prenda se popularizó al socaire de la multitudinaria Romería de San Isidro. Los demás trajes típicos de Tenerife, por ejemplo, siguieron similar proceso.

De la Cruz no rechaza esta vestimenta. "Al contrario, creo que nos representa de cara al exterior y que pese a sus transformaciones es totalmente válida; lo que sí me gustaría dejar claro es que cualquier prenda que la gente elija, ya sea tradicional o típica, se debe llevar de forma correcta"

Cuando los trajes están vivos, como los típicos, evolucionan tendiendo a la simplificación y hacia una confección más convencional. "Una clara muestra de ello -comenta de la Cruz- es el cachito de tela que se agrega a los calzones y que imita a los calzoncillos". Asimismo, considera que lo ideal sería que las vestimentas tradicionales se convirtieran en típicas "para que permanezcan en la memoria popular".


Información.

El Museo de Antropología de Tenerife, ubicado en la Casa de Carta, en Valle Guerra, posee una excelente colección de indumentarias canarias. Con frecuencia es visitado por personas que, bien a título individual o colectivo, buscan información para la confección de una determinada vestimenta. Juan de la Cruz reconoce que la gente se interesa cada vez más por los trajes tradicionales, "sobre todo las agrupaciones relacionadas con el folclore", y asegura que "en el Museo se facilita la documentación necesaria, pero no sentamos cátedra respecto a qué se deben poner, simplemente informamos y aconsejamos los modelos, los materiales o los artesanos idóneos que pueden intervenir en la realización de un traje". "Es loable subrayar que haya personas dedicadas a la sastrería que quieran documentarse para hacer un buen trabajo".

Sin embargo, no todo el mundo está por la labor de la fidelidad en el diseño de un traje. Juan de la Cruz lleva años en este mundo para saber quién vende gato por liebre. "Desde luego existe mucho fraude en la elaboración de las prendas tradicionales, aunque debemos matizar este asunto. En primer lugar, hay que distinguir entre fraude bien intencionado, que son personas que por su ignorancia en estos temas confeccionan trajes sin tener en cuenta cuál es su origen, y gente que no tiene el menor escrúpulo en hacerlo. Estos individuos son los realmente peligrosos, ya que utilizan el engaño aposta y pretenden meterse en el mismo carro de personas que llevamos tiempo investigando e intentando aportar un poco de luz".

El investigador tinerfeño asegura que "si tuviera que denunciar todos los desmanes que se han hecho escribiría cartas al director a diario".

"El mayor fraude que puede haber -sentencia- es el invento completo de una vestimenta de estas características, y que luego se intente institucionalizar como tradicional, tal y como ocurrió con el traje de Güímar, que a pesar de demostrar públicamente lo contrario me descalificaron, sin lograr en cambio refutar mis argumentos en contra". Tanto los trajes tradicionales como los típicos tienen su origen en las vestimentas regionales. Estas nacen en el siglo XVIII como respuesta popular a la moda francesa, que en materia de indumentaria empezaba a imponerse entre las clases altas de los países europeos. "Por lo tanto -explica el investigador-, en esta época se definen la mayoría de los modelos que conocemos, eso sí con las particularidades propias de cada lugar". La mayoría de los trajes tradicionales de las Islas, ya sean urbanos, rurales, de gala o de oficios, se desarrollan a lo largo de esta centuria, tal y como nos ha quedado constancia en grabados, dibujos o pinturas como las del clérigo tinerfeño Antonio Pereira o del británico Alfred Diston.

A mediados del siglo pasado, la moda procedente de Inglaterra se va imponiendo en los gustos de los estamentos superiores. Los caballeros adoptan el clásico patrón de traje que conocemos en la actualidad: chaqueta, chaleco y pantalón. Al mismo tiempo, las mujeres visten prendas que perfilan su figura con un corsé que le redondea el busto y condiciona una cintura muy pequeña. Todas estas tendencias poco a poco se incorporan al resto de la sociedad y por ende a las prendas populares. "Las clases humildes tienden a imitar a las pudientes, por eso en fotografías de esta época no es raro encontrarnos campesinos vestidos con el clásico calzón con otros que usan pantalones"


"Yo me visto de mago con...".

No sólo con alegría, como dice la popular copla, se debe vestir de mago. Es recomendable llevar la indumentaria tradicional o típica como mandan los cánones y conocer cada una de las piezas que lo componen. Siguiendo el ejemplo de la iniciativa del Cabildo de Tenerife denominada "Vístete bien de mago", que por cierto contó con la asesoría de Juan de la Cruz, ofrecemos a grandes rasgos una serie de consejos para utilizar de forma correcta un traje canario.

En primer lugar, la vestimenta en la mujer se compone de varias piezas. La cabeza se recubre con un sombrero, que puede ser de diferentes formas ateniéndonos al tipo de vestimenta que usemos. Lo que sí se recomienda es que no se ponga colgado de la cintura o del cuello. Bajo el sombrero se suele poner un pañuelo. Luego, la camisa, sobre la que se coloca un justillo o corpiño, utilizado para ceñir el torso femenino. Las enaguas son una especie de combinación que no debe sobresalir nunca de la falda.

En relación con los delantales, estos tienen que llegar hasta las rodillas, en contraposición a la tendencia actual en los que se reduce bastante. La vestimenta se adorna con distintos complementos, especialmente los zarcillos de aretes o de gota.

El calzado, tanto en mujeres como en hombres, debe conformarse de materiales adecuados, por ejemplo cuero o piel. Desde luego, lo que no hay que utilizar nunca son los zapatos deportivos. En cuanto al hombre, un sombrero de fieltro negro que muchas veces es adornado en las romerías con estampas del santo patrón correspondiente.

El resto de la indumentaria se compone de camisa, generalmente de manga larga y de color crudo. El chaleco es una de las piezas más vistosas al estar bordado con ricos adornos figurativos, por lo que pierde la austeridad característica. Hoy en día prácticamente parece una auténtica chaqueta cuando debería ser mucho más corto, al igual que un chaleco normal. En el calzón hay que advertir que por lo general forma junto a los calzoncillos una sola prenda. Lo que constituye un pequeño error, ya que era normal en el campesinado usar indistintamente en las labores diarias el calzón o los calzoncillos, o las dos prendas juntas.

Para sujetar estas prendas se recurre el fajín, con una gran variedad de colores y modelos. Esta prenda no solo cumplía una función de sujeción, también de abrigo o de protección de la cintura, ante las duras faenas del campo. Y por último, las polainas, que pueden ser de lana o de cuero.


Trajes rituales y sombreros de época.

Juan de la Cruz es el responsable de las dos exposiciones que el Museo de Antropología de Tenerife presentará en la Feria Artesanía de Pinolere: "Trajes rituales de Canarias" y "Prendas de cabeza de diferentes épocas usadas en las Islas". La próxima semana se podrá disfrutar del colorido de las vestimentas rituales y ornamentos que se utilizan sólo para participar en determinadas actos festivos o religiosos. Dentro de este tipo de prendas se incluyen las usadas por las hermandades y los bailadores de las diferentes danzas populares que proliferan en algunas localidades y pagos del Archipiélago. Así podríamos incluir en este último apartado las danzas de Tegueste, El Escobonal, La Florida, Chimiche, San Luis de Charco del Pino, El Hierro, o las Libreas de El Palmar, curiosa representación de origen pagano en el que el hombre se viste de mujer. En cuanto a la muestra referente a las prendas de cabeza, se exhibirán unas 45 piezas, desde sombreros y monteras hasta varios modelos de tocados y pañuelos, en los que se podrá observar la evolución que han experimentado estos elementos a lo largo de las distintas épocas históricas.


Este artículo ha sido previamente publicado el 29 de agosto de 1999 en el Diario de Avisos, con texto de Fran Domínguez y fotos de Enrique Serrano.

Comentarios
Sábado, 18 de Junio de 2016 a las 14:30 pm - autor

#45 no mas meniras el guanche solo dejo la piel de cabra todo lo demas introducido esto se sabe bien

Miércoles, 05 de Mayo de 2010 a las 15:34 pm - bea

#44 Escriba aquí el comentario me han gustado los trajes uste tiene buen gusto lo felisito un abraso

Sábado, 29 de Agosto de 2009 a las 14:13 pm - alice

#43 esta muy buena la explicación de la vestimenta,me sirve de mucho.Yo confecciono muñecas con trajes típicos,es por eso que busco información para hacerlas bien.

Lunes, 04 de Agosto de 2008 a las 03:08 am - JOSE CARLOS FUENTES

#42 SI ALGUIEN QUIERE QUE LE CONFECCIONEN UN TRAJE DE MAGO TRADICIONAL, LES RECOMIENDO UN TALLER DE LA LAGUNA Q SON MUY BUENOS COSIENDO Y LOS PRECIOS SON ASEQUIBLES EL TELEFONO ES 690303052 SON MUY BUENOS EN ESTS MATERIA

Jueves, 05 de Junio de 2008 a las 09:06 am - THOAR

#41 SEÑORA PACA, SU COMENTARIO VA REFERIDO HACIA MI , SI ES ASÍ ESPERO QUE ME EXPLIQUE EL MOTIVO GRACIAS, UN SALUDO

Miércoles, 04 de Junio de 2008 a las 22:36 pm - Paca Garserá

#40 Por favor, no hagan apología de la ignorancia

Miércoles, 04 de Junio de 2008 a las 09:59 am - THOAR

#39 JOSÉ EL PROBLEMA DE LA ISLA DE FUERTEVENTURA AL IGUAL QUE LA GOMERA, LANZAROTE Y EL HIERRO ES QUE FUERON ISLAS DE SEÑORÍO POR LO QUE LAS FUENTES HISTORIOGRÁFICAS QUE SE CONSERVAN DAN LUGAR A CONFUSIÓN Y SON CONTRADICTORIAS PARA EL TEMA EN CUESTIÓN, ADEMÁS LAS LETRAS USADAS POR LOS DISTINTOS ESCRIBANOS SON BASTANTES COMPLEJAS DE TRANSCRIBIR, ESPECIALMENTE LA CORTESANA PURA DE REYES CATÓLICOS O LA PROCESAL ENCADENADA, DE AHÍ QUE NO SE HAYA PROFUNDIZADO MÁS EN EL TEMA, ESPEREMOS QUE SE SUBSANE PRONTO UN SALUDO.

Miércoles, 04 de Junio de 2008 a las 02:11 am - Un güimarero M.A.G...

#38

Martes, 03 de Junio de 2008 a las 16:08 pm - jose

#37

quisiera decir desde la isla de fuerteventura que referente a lo dicho en sus libros sobre esta isla, mas bien se a quedado corto, dando a entender poca variedad en la forma de vestir de los majoreros. ante esto yo quisiera decir que fue una isla muy visitada en los siglos XVII, XVIII recibiendo de las demas islas mano de obra para cegar el grano que se cembro en aquellos años decir que ese transito propicio un intercambio cultural importante, así como de testiles y formas de vestir esto se recoje en archivos historicos de esos siglos. todo esto unido a la gran cantidad de artesania que existio en la isla y al uso de esta en las prendas de vestir nos ofrece vestimentas únicas como vestidos calados ( y no me refiero al traje tipico ) vordados y un muy variado uso de telas que no siempre fueron confeccionadas a telar como nos quieren hacer creer. decir que a veces los majoreros nos sentimos marginados por el poco empeño que se pone en la investigacion de nuestra cultura. saludos a los internautas.

Lunes, 02 de Junio de 2008 a las 11:07 am - THOAR

#36 HACE MESES QUE ENTRO EN ESTA PÁGINA Y NO HABÍA VISTO ESTE TEMA EN CUESTIÓN Y ME PARECE DE LO MÁS INTERESANTE, ES CIERTO QUE HAY MUCHO FRAUDE EN EL SECTOR DEBIDO AL GRAN INTRUSISMO DE MUCHAS PERSONAS QUE NO ENTIENDEN EN ABSOLUTO DEL TEMA Y CUANDO HABLAN SIENTAN CÁTREDA, AL SEÑOR JUAN DE LA CRUZ, DEBERÍAS PREDICAR CON EL EJEMPLO DADO QUE, EL AÑO PASADO TE VI EN LA ROMERÍA DE SAN BENITO VESTIDO DE LAGARTERANO, QUE COMO TODO EL MUNDO SABE NO ES UN TRAJE QUE EN ABSOLUTO SE HAYA USADO EN LAS ISLAS, PERO COMO SE LO PUSO JUAN DE LA CRUZ PROBABLEMENTE SEA DE LAS ISLAS, PIENSO QUE DEBERÍAS MOJARTE MÁS CON LO DE TÍPICO Y TRADICIONAL, CUANDO UNO INTENTA RECREAR ALGO COMO FUE LA VESTIMENTA EN LAS ISLAS, DEBERÍA HACERLO LO MÁS CERCANO A LA REALIDAD Y NO ACEPTAR LOS TRAJES TÍPICOS, NO ESTOY DE ACUERDO CON ESTO Y TACHENME DE PURISTA SI QUIEREN.

SR GOMERO MUY BIEN ILUSTRADA SU EXPOSICIÓN, INDIGENA NO PIENSO QUE SEA EL TÉRMINO ADECUADO PARA REFERIRSE A LOS ABORÍGENES DE CANARIAS, SEGUNDO NO HABLE DE FUENTES HISTORIOGRÁFICAS PARA LA ÉPOCA PRECOLONIAL, PORQUE ES CORRECTO DADO QUE, NO EXISTEN COMO TAL, DE AHÍ QUE SE LE DENOMINE PREHISTORIA DEBIDO HA QUE NO HAY FUENTE DOCUMENTAL ESCRITA Y PARA TERMINAR NO VEO QUE NOMBRE NI A LOS MALLORQUINES, NI A LOS GENOVESES, NI A LOS PORTUGUESES, ETC QUE ESTUVIERON EN LAS ISLAS MUCHO ANTES QUE LO CASTELLANO, AH POR CIERTO USAR EL TÉRMINO GUANCHE PARA TODAS LAS ISLAS ES UN TANTO PRETENCIOSO POR PARTE DE LOS CHICHAS CADA VEZ COPIAN MÁS A LOS PIO PIO, BUENO UN SALUDO.

Domingo, 01 de Junio de 2008 a las 16:43 pm - Tanausú.

#35 Buenos días señor de La Cruz.Le escribia por que estoy en la agrupacion folkloria En La Palma y nos interesa mucho el tema de la forma correcta de vestirse es decir como lo hacian los antiguos pobladores de La Palma. nos gustaria que nos diera algunos consejos y donde podemos recurrir en la palma para que nos confeccionen la ropa en este caso de telar ,corectamente. muchas gracias.

Domingo, 27 de Enero de 2008 a las 10:25 am - María

#34 Soy \"godita\", pero una enamorada de Tenerife... necesito comprar un sombreo típico de mujer... cómo he de hacerlo para comprarlo...? no puedo ir de momento a Achinet...

Lunes, 31 de Diciembre de 2007 a las 16:05 pm - Erasmo González Martín. Las Mercedes

#33 Felicidades Mauro Valladares por la gran lección de humildad que nos ha dado. Evidentemente se nota que tiene algunas lagunas en cuanto al conocimiento de nuestra cultura; pero es fácil confundirse cuando mezclamos lo que nos quedó de los aborígenes, con la influencia exterior que nos llegó después de la conquista y hasta nuestros días, y que el pueblo canario ha sabido asimilar y es lo que conforma nuestro folclore. Creo que la misión de los investigadores consiste en averiguar la procedencia de cada una de esas influencias y representarla en el presente los más fiel posible. Cosa que no siempre ocurre.

Un saludo.

Feliz Año para todos

Domingo, 30 de Diciembre de 2007 a las 16:38 pm - Nico

#32 Esta visto, que lo que yo no tengo es un club de fans

Martes, 11 de Diciembre de 2007 a las 18:18 pm - Mauro Valladares

#31 Dicen que rectificar es de sabios, no pretendo apuntar tan alto pero sí estimo oportumo tratar de practicar un pequeño ejercicio de humildad, sin esperar tener demasiado éxito pues probablemente a nadie le importe. La primera vez que escribí estaba molesto, y no esperaba que a nadie le importasen mis comentarios. No había vuelto a entrar a esta página hasta ahora, que es cuando entendí los errores en mi anterior opinión. Digo que estaba molesto, y lo estaba porque buscaba información sobre la cultura anterior a la conquista o invasión española de Canarias, y solo me aparecía tradición canaria como resultados de la búsqueda. Me gusta canarias y me gustan sus gentes, pero la tradición canaria se centra básicamente en una etapa post-colonial, y a mi me interesa la anterior, la que alguien por aquí apuntó como indígena. Me interesa el recorrido histórico desde África hasta Canarias. Estaba tan enfadado en ese momento que no me percaté de lo que supone el vagaje cultural emocional, las tradiciones en sí, el modo de vida de generaciones cercanas anteriores, los abuelos... Por ello, por no percatarme, me expresé con tanta ligereza. El hecho de que pueda o no gustarme la vestimenta que se utilizaba en siglos anteriores consecuencias de las nuevas sociedades y el mestizaje racial y cultural, no significa que desprecie los sentimientos implicados en las tradiciones. Supongo que a la gente lo que la mueve es participar en los bailes y danzas, el hecho de compartir cosas y vivir la experiencia. El significado de fondo, que era el que yo buscaba, es más para la clase de historia. Yo no creo que los indigenas, bien los guanches de Tenerife o bien los indígenas las de otras islas, se extinguiesen. Sí creo que postura oficial no habla apenas del trato brutal que se les daba a los indígenas que pretendían querer seguir siendo libres tras la conquista, esa es la parte de la historia que me enfurece un poco. Pero esa es supongo una historia para otra página web y no para esta. Aquí se pretenden comentar otras cosas. En esta misma línea, deseo pues ofrecer una disculpa al Sr. Juan de la Cruz, porque reconozco que el tono que utilicé anteriormente no fue el adecuado. No deseo menospreciar su labor de investigación sobre la vestimenta en la tradición Canaria. De hecho la investigación en sí me interesa. Mi hobby de investigación va en otras líneas y en aquel punto que me crucé con esta página, ya le digo, ni siquiera esperaba que a nadie le importasen mis comentarios. De igual modo, agradezco a quienes pretendieron apoyarme en aquella ocasión, aunque fuese por el derecho a la crítica. Así pues, Saludos a todos y como estamos ya en Diciembre, Feliz Navidad.

Viernes, 16 de Noviembre de 2007 a las 21:36 pm - belmauabaraka@yajoo.es

#30 Señor rafadeubeda@hotmail.com. Nuestra O.N.G. de minusvalidos jovenes estaremos en encantados de confeccionar su traje.

Viernes, 16 de Noviembre de 2007 a las 00:24 am - luis

#29 mas charcha la wea ni siquira se ve en color ni un brillo

Jueves, 08 de Noviembre de 2007 a las 21:28 pm - Centellita

#28 Chacho Nico. Chiquito revolcón a tu mala milk. Seguro que no tienes respuesta, pues todos sabemos de tus limitaciones y cortedad de mente. Realmente, con la boquita cerrada hubiera estado más bonito (cosa casi imposible). Ahora lo que tienes que hacer es presentar la enciclopedia sobre folklore y cosas canarias que tu has escrito. ¡¡¡¡¡ENVIDIOSITOOOOO!!!!!

Lunes, 05 de Noviembre de 2007 a las 16:20 pm - nico-ntestarte deberia

#27 Vale Nico ¿y tu que es lo que has hecho? ¿master en la AAA, como dice barbara la ruibia?

Bonito, Juan no es Dios, muchos creemos que ha cometido errores, pero si tu sabes más escribe tu los libros y si no callate la boquita, o es que quieres que Juan saque cosas nuevas para tu vestir a tus candidatas y a tu gente y darte el pisto de que sabes un montón de esto.

Adios

Domingo, 04 de Noviembre de 2007 a las 00:14 am - Nico

#26 Yo creo que el señor don Juan de la Cruz no ha descubierto nada nuevo con respecto a la vestimenta tradicional canaria. Va de estudioso en la materia y publicando libros con las mismas fotos de siempre, que siempre se repiten en todos los libros y publicaciones dedicadas a la vestimenta tradicional. No hay nada como darse la fama uno mismo.... y convertirse en un \"Dios\" en la materia.

Y después a vivir de la fama como un \"Dios\"

Enhorabuena lo has conseguido.

Lunes, 15 de Octubre de 2007 a las 20:36 pm - Rafa

#25 ¿Donde puedo comprar trajes canarios?

Si alguien puede ayudarme por favor póngase en contacto conmigo

rafadeubeda@hotmail.com

Domingo, 15 de Julio de 2007 a las 15:31 pm - esther

#24 la página está de miedo , muy interesante y me encanta leer todos los comentarios y distintas opiniones, pero digo yo,¿ que tiene que ver todo esto con trajes canarios? que es en realidad lo que queria ver

Viernes, 08 de Junio de 2007 a las 09:09 am - yanira

#23 me gusta esta pagina xk habla de canarias

Sábado, 02 de Junio de 2007 a las 14:37 pm - ELENA - AGHATITA RUIZ DE LA PRADITA

#22 HA LA Miri

Sábado, 02 de Junio de 2007 a las 14:08 pm - ANA CASI CANARIA

#21 DE PADRES, ABUELOS, BISABUELOS Y TATARABUELOS GOMEROS, SALVO UNO DE ELLOS QUE ERA DE FUERTEVENTURA, GOMERO GRACIAS POR TU INFORMACION, LO DE LAS FOTOS DE LOS TRAJES TÍPICOS ESTA BIEN, PERO LO OTRO HACE QUE ME SIENTA MEJOR CONMIGO MISMA POR SER DE DONDE SOY. A MIRIAN BRAVO DE LAGUNA, TU APELLIDO TE DELATA, HAY QUE SER MAS HUMILDE CRISTIANA.

Martes, 29 de Mayo de 2007 a las 17:07 pm - lourdes peñaherrera

#20 gracias la informacion fue muy util necesito que el traje estè mas claro y de ser posible a color para el trabajo en la escuela estamos estudiando todas las islas del caribe y casi no hay informacion gracias

Lunes, 28 de Mayo de 2007 a las 15:41 pm - PALOMA

#19 PONGAN FOTOS DEL TRAJE CLARAS QUE TENGO QUE HACER UN TRABAJO EN EL COLE SOBRE EL TRAJE.

POR FAVOR.

GRACIAS

Martes, 22 de Mayo de 2007 a las 17:35 pm - Madre Mia

#18 chico testamento gomeroooooooo!!!!!!

Martes, 22 de Mayo de 2007 a las 16:47 pm - estudiante

#17 que maletas, ya les vale. pongan informaciójn de los trajes y imagenes claras, y de cada lugar e isla.

Lunes, 14 de Mayo de 2007 a las 17:05 pm - estudiante

#16 expliken algo del trajeeeeeeeeeeeeeeeee

Martes, 01 de Mayo de 2007 a las 14:23 pm - gomero

#15 jajajaja!AL GUANCHE SE LE EXTERMINÓ!!Estoy desde luego de acuerdo con quién la llama ignorante señora Maruca la \"marrullera\".¿Dígame por favor qué pruebas tiene?Sociológicas,históricas(no las escritas por los \"vencedores\")e incluso genéticas:Para que se le abran los sesos aquí le de jo esto:Extincionismo vs Ciencia

Introducción

“La historia es, pues, necesaria; pero no es “inocente”. Por eso los pueblos se ven a veces obligados a recuperar su memoria colectiva que les había sido arrebatada, ocultada o falsificada.(…)Porque cuando se trata de aherrojar a un pueblo, lo primero que se hace es falsificarle o arrebatarle la imprescindible experiencia que significa su historia. Por eso la historia rigurosamente científica, pero que es cosa de todos, tarea en la que todos pueden y deben colaborar, es vital para una colectividad que quiera ser libre de sus destinos” M. Tuñón de Lara

Este texto del historiador Tuñón de Lara puede trasladarse perfectamente a la realidad canaria. La historia la escriben los vencedores, y en Canarias no ha sido una excepción. Los hechos históricos han sufrido, desde la conquista, tergiversaciones y ocultación de datos interesados, hecho que hasta el día de hoy sigue presente. Las motivaciones han sido y son, evidentemente políticas. La recuperación de la memoria histórica del pueblo canario, pone en peligro los patrones ideológicos de la supuesta “españolidad” de las islas, resultando esta decisiva para la toma de conciencia nacional propia. Este fenómeno de negación continuada lo podemos comprobar en todos los ámbitos de la sociedad isleña, desde la exclusión casi total de los contenidos canarios en la educación básica, incluso con la tergiversación y ocultación de los estudios científicos que pongan en entredicho el discurso oficial. Uno de los aspectos específicos más silenciados y distorsionados hasta la saciedad lo constituye la pervivencia antropológica y cultural de los antiguos canarios. Este asunto que en la actualidad sigue constituyendo un tabú en una significativa parte de la sociedad insular y en otras simplemente abunda el desconocimiento de la realidad canaria en general. Estas pervivencias de las que hablaremos, explican la existencia -aún habiendo transcurrido más de cinco siglos- de un amplio legado cultural precolonial, que abarca desde varios miles de vocablos, costumbres agroganaderas, tradiciones, folklore, sincretismos religiosos, hasta fiestas, deportes, gastronomía etc. Lógicamente este legado ha puesto de siempre en entredicho las teorías extincionistas tan difundidas durante el franquismo y otros tiempos pretéritos, llegando su influencia hasta nuestros días. Sin embargo aún en la actualidad, la mayoría de la población canaria (independientemente de su nivel académico) desconoce una versión de un mínimo carácter científico del devenir histórico de las islas y más concretamente de la etapa anterior a la conquista y los primeros siglos posteriores. Todo esto ha creado una imagen de nuestro pasado donde las teorías científicas se mezclan con leyendas y teorías del siglo XIX promoviendo un imaginario colectivo muy confuso y contradictorio.

Objetivos

Los objetivos de este artículo no van más allá de una labor divulgativa, aunque no niego mi pretensión de estimular a los futuros compañeros historiadores (y a todos los canarios en general) a profundizar en el conocimiento y divulgación de la experiencia vital del pueblo canario que supone su propia historia. Por otro lado propongo desterrar cierto vocabulario que creo obsoleto en el estudio de la historia de Canarias como lo son “Prehistoria” y “aborigen”. El primero porque considero que atribuir a la conquista la “comienzo de la historia” en detrimento de la “prehistoria”, que sería el periodo precolonial, lleva implícito un marcado cariz ideológico excesivamente subjetivo. Algunos historiadores prefieren denominar a este periodo como protohistoria, época prehispánica o periodo precolonial. La denominación Aborigen hace referencia –a diferencia de indígena- al primitivo habitante del país en contraposición a los pobladores posteriores (la letra en negrita es nuestra). Es decir, aunque la mayoría no seamos conscientes de ello, denominar a nuestros antepasados “aborígenes” es decir que la población actual canaria no tiene ninguna relación con la anterior a la conquista, es decir, está en contraposición. Lo cual está bastante distante de la realidad histórica del Archipiélago. Incluso, a lo contrario que se suele sugerir, resulta más correcto la denominación guanche, que aunque originaria de la isla picuda, se ha generalizado para todas las islas como lo recoge el Diccionario de la Real Academia de la Lengua. Sin embargo emplearé preferentemente denominaciones como antiguos canarios o indígenas que considero más adecuadas.

Orígenes

El estudio de nuestra historia ya comienza desde poco después finalizada la conquista, donde crece el interés acerca de la procedencia de la población indígena. La idea generalizada en la sociedad isleña a día de hoy, sobre sus antepasados, se caracteriza por el desconocimiento, de lo que se deriva una infravalorización. Entre otras cosas, se supone que los indígenas canarios desconocían su procedencia y hechos históricos, primando una imagen de una población “salvaje” y muy mitificada. Lo cierto es que las mismas crónicas ya no solo reconocen la existencia de una historiografía eminentemente oral, sino de la conciencia clara de los antiguos canarios sobre su procedencia:

“No tenían libros, ni historias; sólo mandaban a la memoria cantares y corridos de hazañas de sus antepasados…”

Escudero

“…y en corrido sabían de memoria la historia de sus antepasados, que entre ellos se quedaban; contaban consejas de los montes claros de Atlante en África”

Marín i Cubas

Los antiguos canarios poseían una riquísima historiografía oral, igual que el resto de los pueblos amazighes (beréberes). Gracias a esta, la población de las islas poseía una memoria histórica, que aunque épica, recogía los aspectos más fundamentales de su devenir histórico, como sus personajes más destacados y su procedencia continental africana. No son pocos las impresiones de los mismos cronistas acercas del origen de los antiguos canarios:

“Destas opiniones puede seguir el lector la que le pareciere y más le cuadrare; que la mía es que ellos son africanos y de allá traen su descendencia, así por la vecindad de las tierras, como por lo mucho que frisan en costumbres y lengua, tanto que el contar es el mismo de unos que de otros. Allégase a esto también que los manjares son los mismos, como es el gofio, leche, manteca…etc. Sean los que se quisieren, desde que hay gentes en estas islas hay memoria de más de mil y quinientos y tantos años”.

Espinosa. (Siglo XVI)

“[…] nombrando casi siempre los montes claros que son en África, los de Atlante de donde parece tenían su origen, y muchos ríos y arboledas de aquellos sitios de donde se verifica tenían el alma por inmortal”.

Marín y Cubas.

“Dejadas alteraciones y opiniones que acerca de la venida de los naturales de estas islas hay, de donde hayan venido, la más verdadera es que los primero que a estas islas de Canaria vinieron fueron de África, de la provincia llamada Mauritania (…)”

Abreu Galindo

“[...] Y se puede bien creer que si de aquel tiempo acá, que se levantó Mahoma, se poblaron estas islas de africanos, siguieron los canarios los ritos y secta de Mahoma; de manera que no hay que dudar, sino ser muy cierto y averiguado, que los pobladores de estas islas de Canaria vinieron de esta parte de África”.

Abreu Galindo.

“La lengua de los guanches viejos, que aun hasta hoy tienen su población junto a Candelaria, es muy parecida a la de los moros de Berbería”.

Mediados del siglo XVII. Sir Edmond Scory.

Pero para acabar, mejor leamos lo que nos dice un antiguo canario directamente, en esta magnífica obra del portugués Gaspar Frutuoso “Saudades da terra”, donde recoge el testimonio de un indígena natural de Gran Canaria tras la conquista. Este le cuenta de primera mano la clara conciencia sobre su origen norteafricano, así como el hecho de que los canarios vinieron del continente antes de las invasiones árabes y el Islam (la letra en negrita es mía):

“… tuvo gran amistad con un hombre honrado canario, natural de Gran Canaria, que se llamaba Antón Delgado, y extrañábase de que no tuviesen memoria los naturales de aquellas islas de dónde procedían; y preguntándole si tenían de esto alguna noticia, le respondió Antón Delgado, sonriéndose, que dónde podían proceder sino de esta Berbería, que estaba allí tan cerca. Y le replicó Andrés Martins que no podía así ser, porque si fuesen de allí tendrían la ley y secta de los moros y la misma lengua. A lo que respondió Antón Delgado: -Parece que en el tiempo cuando los habitantes de Canarias de la tierra de África vinieron a parar aquí, todavía no había la secta de Mahoma, que ahora siguen los moros; porque yo entiendo tres lenguas, a saber, la de Canaria, la de Tenerife y la de la Gomera, y todas se parecen mucho a la lengua de los moros. Y aun decía Antón Delgado que bien podía esto ser así, pues los canarios tienen todas las maneras de los moros en sus costumbres, así sus molinillos de mano, y usan gofio como moros y parece que aunque cambiaron el lenguaje que traían, no cambiaron algunas costumbres de su tierra, que habían visto con sus ojos y practicaban entre ellos allá. Y aunque los canarios tengan variedad, sus lenguajes casi todos tiran al de los moros”.

Gaspar Frutuoso.

Es de destacar que antes al igual que en la actualidad, en la sociedad europea se tiende a generalizar con el apelativo de “moro” a todo habitante norteafricano ya sea árabe o berebere. Por lo tanto no existía una distinción entre la lengua tamazight o berebere y la árabe.

Por otro lado la ciencia también nos avala los orígenes norteafricanos y concretamente amazighes de los antiguos canarios:

\"La más destacada característica de los aborígenes canarios es la proporción extraordinariamente alta del grupo sanguíneo 0. Proporciones tan altas no se conocen en poblaciones europeas vivas. Sin embargo se acercan mucho a los primitivos canarios las tribus bereberes del Alto Atlas (Allison, 1952; Mourant, 1958), en los cuales el grupo sanguínero 0 llega hasta 78 y en algunos casos hasta el 80 %. Las relaciones entre los primitivos canarios y los bereberes también queda confirmada en el aspecto serológico\"

(Schwidetzky, 1963)

Desde hace ya numerosas décadas está más que reconocido científicamente el origen continental africano, y más concretamente amazigh, de los antiguos canarios. Hasta el punto de que aún existen paralelismos culturales y antropológicos entre canarios y amazighes continentales que sorprendentemente han pervivido a cinco siglos de colonialismo llegando hasta nuestros días.

Pervivencias

Las contundentes pruebas científicas, estudios antropológicos, culturales, etc. entran continuamente en contradicción con el discurso oficial y la creencia generalizada, ya que esta pervivencia resulta ser mayoritaria. Recientemente se han dado a conocer por los mass media –de manera tergiversada-estudios que reconocen porcentajes de herencia antropológica muy bajos. Sin embargo no hace alusión a los numerosos estudios que se llevan realizando desde finales del siglo XIX hasta nuestros días que siguen apuntando a una clara continuidad poblacional: Verneau (1887), Bethencourt Alfonso (1912), Fischer (1931), Wölfel (1957), Schwidetsky (1957), Fusté de Ara (1958), García Talavera (1991)...y un largo etcétera.

Las pervivencias precoloniales pueden clasificarse en: Antropológicas, psicológicas, Lingüísticas (toponimia, palabras y expresiones), costumbres agroganaderas, sincretismos religiosos y festivos, folklore, deportes, gastronomía e incluso hábitat…

Antropología

Por un lado la lectura correcta de las crónicas nos adelantan el escaso establecimiento de europeos y la mayoritaria pervivencia de los antiguos canarios, que progresivamente se les fue despojando de su cultura ancestral; la lengua, religión y modos de vida fueron sustituidos a la fuerza por las instituciones coloniales. Las siguientes crónicas nos informan sobre la situación de la población indígena y europea tras la conquista:

“[…] después de sosegada la isla -de Tenerife, la última en conquistar- los más de los soldados se volvieron a Castilla a sus casas”.

Abreu Galindo

“A los peones i pagados se les dieron assimismo tierras y aguas según su seuicio, i estos las vendieron i se fueron, el que tenía con que irse no se quedaba porque había guerras siuiles en Granada”

Escudero

“Solos los pobres hidalgos aventureros stremeños, biscaínos, castellanos, que siruieron sin premio teniendo el maior riesgo i el cuerpo a el enemigo, les taparon la voca con unos riscos pelados, serca de la cumbre, en Telde, Agüimes, Tirajana, i Guía, y los más como no podían augmentar, los vendían por nada”.

Escudero.

Estas crónicas nos describen aspectos claves sobre el destino de los conquistadores tras la conquista de las islas. Hemos de recordar que eran soldados pagados por la corona de Castilla y no conquistadores-colonizadores, que aunque muchos recibieron tierras acabaron vendiéndolas, volviéndose a Granada a luchar contra el último reducto musulmán de la península ibérica o aventurándose a la conquista de América mucho más rica. Veamos datas de repartimiento de tierras:

“Por cuanto Pedro Manynydra, canario de la Gran Canaria, por servir a sus Altezas en definción de nuestra santa fe católica [...]”.

“Juana Sánchez, también canaria [...] lo cual vos do porque trabajó vuestro marido en la conquista y vos quedastes viuda [...]”.

“Pedro Camacho [...] natural de Gran Canaria y conquistador que fuiste destas dos islas [...]”.

“Antonio Díaz, canario como a conquistador [...]”.

“Pedro Vizcaíno [...] canario [...] por los muchos servicios que habéis fecho a Sus Altezas en especial porque fuestes conquistador destas dos islas de Tenerife e San Miguel de La Palma”.

Y un largo etcétera más de antiguos canarios que recibieron su lote de tierras por colaborar con la conquista. También muchos conquistadores dejaron a sus sirvientes sus posesiones al marchar a tierras lejanas mucho más fértiles. Si acaso la mejor calidad de aguas, ganados y tierras quedaran en manos de la minoría acumuladora europea. Pero es lógico que se les tuviera contento a los indígenas más notables con su parte del pastel, de esta manera se certificaba y se legitimaba institucionalmente el colonialismo económico, social y cultural del Archipiélago por parte los Reyes Católicos. En 1455, ya en tiempos de Diego de Herrera, visitó las islas Cadamosto, que declara:

“se componían en su mayor parte de indígenas”; Y tanto en las islas de señorío como en las realengas, se conoce por los cronistas que se celebraron tratados de paz con los conquistadores, que los naturales nobles recibieron repartimientos y todos se equipararon a la europea [...]”.

Esta descripción de Cadamosto resume la situación demográfica tras la conquista. Bethencourt Afonso, uno de los pioneros en esta temática nos explica en su extensa y fundamental obra “Historia del Pueblo Guanche” la situación demográfica tras la conquista:

“Para que se comprenda la gran desproporción que siempre hubo en la nueva sociedad formada por indígenas y europeos, basta decir que medio siglo después de conquistadas las cuatro islas menores, según Azurara, existían los siguientes hombres de los segundos: 60 en Lanzarote, 80 en Fuerteventura, 12 en El Hierro; no computando ninguno a la Gomera porque probablemente no los habría, pues en rigor no estaba conquistada.

Bthencourt Afonso (s.XX)

Por otro lado cabe destacar que la gran mayoría de los indígenas vendidos como esclavos en los mercados de Sevilla y Valencia (conocidos como “lotes blancos”) acabaron regresando a su tierra natal con los años:

“Este retorno (de esclavos canarios desde España) más o menos consentido llegó a alarmar a los propios conquistadores, que elevaron sus quejas a los soberanos de Castilla, ante el infundado temor de un levantamiento general”.

Rumeu de Armas. Siglo XX.

Otra vez Gaspar Frutuoso nos brinda una detallada descripción de la rápida adaptación-obligada- de la mayoría indígena al modo de vida cristiano .Este texto es un importantísimo documento que nos ofrece una imagen bastante detallada para la época del modo de vida de la mayoría de los canarios un siglo tras la conquista (s. XVI):

“Los que quedaron de ellos –antiguos canarios- y las mujeres cambiaron después su disposición, tanto que los hombres son ahora tan esforzados, valientes y ligeros, que ceden a los de las demás islas; y las mujeres de fieras, bravas y guerreras se tornaron mansas ovejas, afables y conversadoras; son muy hermosas, blancas y discretas, cortesas y bien educadas, algunas están casadas con portugueses, otras con castellanos, aunque los mestizos son pocos. Son de cuerpo gentil y en proporción, graciosas en el hablar, cantar y danzar según su costumbre […]. No tienen por amigo a quien no quiere comer y beber con ellos; cuando van a la ciudad van tan bien trajeados y limpios como los más pulidos castellanos. Ellas son tan galantes y visten con tanto costo, que parecen tener grandes rentas, y lo sostienen todo con los quesos que hacen”.

Incluso la característica denominación de cristiano al paisano en los campos canarios parecen tener sus antecedentes en las mismas crónicas:

“[...] Y así ellos -los indígenas- y sus descendientes son muy católicos y cristianos, desde que se convirtieron, sin haberse hallado un tropiezo; y es tal esta gente de Canaria, que no se tienen por cristianos nuevos, sino por muy católicos y de gran devoción como se dirá adelante”.

Sedeño (s. XV)

Tradicionalmente también se ha generalizado el tópico de los apellidos, pero resulta evidente que Canarias no es Euskadi ni Cataluña, sino un territorio de ultramar que sufrió el un proceso semejante de conquista y colonización al de Sudamérica. Veamos algunos ejemplos de como cada indígena bautizado recibió un nombre y apellido castellano:

Nº 1326.- Elvira Hernández, hermana de Pedro el Bueno ede Gaspar Hernández, mis criados, naturales desta isla [...].

Nº 306.- María de Lugo, mujer de don Pedro defunto, naturales de esta isla [...].

Nº 1303.- Pedro Martín, natural desta isla [...].

Nº 362.- Alonso de Córdoba, canario [...].

Todas estas evidencias son corroboradas por más de un siglo de estudios científicos. Antes que Bethencourt Alfonso ya Verneau a finales del siglo XIX escribía sobre los claros paralelismos entre la población guanche y la isleña contemporánea de su época:

“¡Recorred los osarios de todos los cementerios de la isla y encontraréis en la razón de dicha que los cráneos ofrecen los mismos caracteres que los cráneos guanches coleccionados en los Museos y los que aun encierran cuevas funerarias. Esta prueba es terminante. Ni las falsificaciones genealógicas, ni la suplantación de documentos, ni las ocultaciones, ni las vanidades, ni el desenfado de los cronistas, pueden destruir la verdad histórica escrita en nuestros propios huesos!”.

Bethencourt Alfonso. Principios del siglo XX.

Pero a lo largo del siglo XX se han llevado a cabo los estudios más reveladores, científicos y en profundidad sobre la población canaria, los cuales siguen siendo avalados por los avances en los estudios antropológicos. Veamos pequeños ejemplos de ello:

“Al cotejar los principales rasgos tipológicos de la población actual vinculados al esqueleto con los de la prehistórica, es de considerable interés por cuánto se ha afirmado repetidas veces de manera tendenciosa la desaparición, poco menos que completa, de la población aborigen. Por lo demás esta persistencia de los elementos de la antigua población nada tiene particular, si se considera el acusado aislamiento de los núcleos rurales que determinan la existencia en ellos de un elevado grado de endogamia, y había sido ya mencionada en los trabajos más antiguos de Verneau (1887), Fischer (1931) y Wölfel (1931) para todo el archipiélago, y en la más reciente de Schwidetzky en 1957 para la isla de Tenerife.

Una nota común a ambas poblaciones, prehistórica y actual, es la acusada hetereogeneidad en cuanto a su textura racial se refiere, ya advertida desde los primeros tiempos de la conquista y que aparece reflejada así mismo en anteriores trabajos sobre la antropología insular. Entre los diversos elementos que la constituyen merece citarse, en primer lugar, el tipo cromañoide presente en todas las islas, aunque con importantes diferencias en lo que se refiere a su frecuencia numérica.

Por tanto, después de las observaciones de la mayor parte de los autores que han investigado en las islas, ha podido establecerse la persistencia hasta nuestros días de los elementos que constituían el complejo racial de las poblaciones prehistóricas aborígenes. Y esto no de forma esporádica, sino todo lo contrario, formando auténticos núcleos de población”.

Fusté de Ara (1958)

La antropóloga Ilse Schwidetzky realizó una auténtica investigación de campo en el Archipiélago que conformó su tesis doctoral. Su estudio fue fundamental para corroborar más detalladamente la evolución antropológica de la población isleña tras la conquista:

\"Las islas Canarias ofrecen un campo extraordinario para la investigación antropológica. Primero porque en ellas una población prehistórica dejó en sus cuevas sepulcrales y en sus túmulos un material óseo excepcionalmente abundante (...) y además, la historia de la población de estas islas, en su evolución a partir de la conquista, es suficientemente conocida. Por lo menos desde Wölfel (1930) se sabe documentalmente que los grupos humanos prehispánicos no se extinguieron sino que sobreviven en la población actual, después de un inicial y rápido proceso de cristianización y aculturación\".

Ilse Schwidetzky. Año 1975.

Pervivencias culturales

Tras haber indagado en la cuestión antropológica nos resulta más fácil comprender como tras cinco siglos de aculturación haya podido llegar hasta nosotros al día de hoy, un amplio legado cultural de origen indígena. La magna obra de Manuel Alemán “Psicología del hombre canario”, fundamental para comprender la idiosincrasia de la población canaria, propone como premisa básica de influencia en nuestra psicología colectiva la raza guanche y el acontecer de nuestro devenir histórico. La infravaloración sobre sí mismo, sobre lo canario frente a lo de fuera (Psicología del colonizado) son sólo algunos aspectos psicológicos heredados de una experiencia histórica de conquista e imposiciones constituyendo el prestigio de lo español frente a lo canario y del colono frente al colonizado los patrones ideológicas de la sociedad colonial. El legado toponímico, conserva más de 1.500 vocablos beréberes fosilizados por todos los rincones del Archipiélago. Éstos difícilmente hubieran pervivido sino fuera por una población indígena que siguiera usando dichas denominaciónes. Lo mismo podemos decir de las numerosas palabras conservadas en nuestra habla actual, como por ejemplo: gofio, tenique, tajaraste, sirinoque, tajinaste, gánigo, chola, jaira, beletén, guanil, teberite y un largo etcétera. Estas últimas décadas se han incrementado expresiones como ahul(=saludos) o numerosos antropónimos guanches. El folklore canario, uno de los más ricos del mundo debido a las diversas influencias, también conserva folklore de raíces prehispánicas sobre todo en el denominado “folklore de tambor”. El tajaraste, sirinoque, la meda, etc. las obras de investigación sobre etnografía del investigador Lorenzo Perera pueden ser muy ilustrativas al respecto. Costumbres agroganaderas como la marca en la orejas del ganado como distintivo identificador denominado teberite o chivirito dependiendo de la isla, sincretismos como la peregrinación a Candelaria, la fiesta del Charco en La Aldea, deportes como la lucha del garrote y la lucha canaria o prácticas tradicionales como el salto del pastor, el silbo –desaparecido en otras islas solo pervive en La Gomera- e incluso cabe destacar que tras más de cinco siglos de colonialismo el gofio siga siendo la base de la dieta canaria y muchos canarios aún continúen habitando en cuevas en todas las islas. Son sólo algunos ejemplos. También resulta interesante el hecho de que existan paralelismos en las regiones habitadas por los amazighes menos arabizadas, como el teberite, el gofio y la lucha del garrote, entre otras.

Necesidad de definir el mestizaje isleño

Efectivamente, como hemos visto el pueblo canario es mestizo, pero debemos definir este mestizaje y comprender lo que dicho fenómeno supuso-y supone- en nuestra tierra. Los canarios aparte de un minoritario contingente demográfico europeo-fundamentalmente español y portugués- recibimos destacables aportes moriscos y subsaharianos en cifras no muy diferentes a las de europeos. Este hecho fue debido a la necesidad de mano de obra esclava en la explotación agrícola de la caña de azúcar, y a la dificultad de control de la población indígena:

“Trájose de Guinea negros para el servicio de los ingenios y viñas, que después sus dueños dejándoles libres por voluntad de sus Altezas tienen un pueblo donde habitan todos negros, en Tirajana [...]”. Trájose de Guinea las patatas, el maíz, raíces de plátanos, ñames y otras semillas”.

Marín i Cubas

Estas poblaciones se integraron más rápidamente con los indígenas debido a que pertenecían a una misma clase social, incluso llegando a unirse a los célebres alzados, es decir aquellos indígenas que siempre se negaron a aceptar el colonialismo y se replegaron a las zonas montañosas y aisladas:

“…muchos esclavos guanches e negros e moriscos de los vezinos e moradores de la dicha isla se an huido e ausentado e huyen de cada día e se han andado e andan por las sierras e montañas un año e dos e cuatro e cinco e más tiempo…”.

Escribanías del Cabildo de Tenerife

Tampoco debemos olvidar que la población de las islas antes de la conquista también presentaba un mestizaje. El lector habrá notado que he intentado evitar términos como raza prefiriendo el de etnia, ya que este término no lo considero adecuado. Aunque los indígenas eran netamente amazighes, debemos precisar que el berebere no es una raza homogénea, sino unas poblaciones heterogéneas autóctonas del norte de África con una cultura y lengua común. Un amazigh no es árabe, éstos son originarios de la península arábiga. Sin embargo hoy subsiste un fenómeno también paralelo al canario, muchos amazighes se siguen considerando descendientes de árabes, debido a la alineación ideológica promovida por los estados arabistas del norte del continente africano, que han optado por lo árabe y musulmán como elemento de homogeneización de los habitantes de dichos países. Los amazighes son pueblos autóctonos del norte de África, son rubios y morenos de raza blanca, aunque hoy el mestizaje predomina en amplias zonas. Por otro lado El discurso oficial en el Archipiélago sobre la cuestión que tratamos en este artículo no siempre ha sido el mismo. En tiempos pretéritos, como por ejemplo en el periodo de la dictadura franquista, simplemente se mitificaba a los indígenas y a los conquistadores, pero por supuesto se negaba toda pervivencia de los primeros argumentando un aniquilamiento y extinción. Hoy sin embargo el poder esgrime un discurso acorde al estatus actual de las islas y sus intereses económicos. Se reconoce un mestizaje muy particular donde, por supuesto, el aporte mayoritario es el europeo, sobre todo español. Un mestizaje al ideal cosmopolita interesado e irreal (al menos a nivel histórico) de las islas. Se busca con este discurso legitimar antropológicamente el estatus dependiente actual de las islas Canarias y el modelo de desarrollo insostenible impuesto. La cuestión objetivamente es contradictoria, ya que el mestizaje que divulgan lleva implícito un carácter de despersonalización de la identidad isleña, insinuando la inexistencia de una identidad nacional canaria. Somos mestizos, pero este mestizaje es y debe ser enriquecedor, aunque seamos de mayoritaria procedencia amazigh. Ser más o menos mestizos no va en detrimento de la existencia de pueblos y naciones, porque si así fuera ninguna existiría en la actualidad.

Conclusiones

La conclusión, a la luz de las pruebas historiográficas y científicas, no puede ser otra que en la población canaria actual, a pesar de los aportes demográficos posteriores a la conquista sigue dominando el componente indígena. Este hecho es clave para comprender como tras este extenso periodo temporal desde la conquista hasta hoy, perviva –aunque en franco retroceso- un legado cultural tan importante. Otra cuestión muy diferente es el estatus político que tras cinco largos siglos de españolización a ultranza ha borrado toda memoria histórica y rasgos culturales más fundamentales como la lengua y gran parte de la cultura. Sin embargo por un lado debemos felicitarnos por el aumento de investigaciones y la difusión de estas –aunque muy reducida- creciente. Pero por otro debemos lamentar que tras más de veinte años de autonomía y en pleno siglo XXI no sólo se siga negando el derecho a una adecuada divulgación de la realidad histórica y cultural del Archipiélago, sino la exclusión y reducción de la identidad isleña a lo meramente folklórico y turístico.

BIBLIOGRAFÍA

-ACOSTA ARMAS, Jonay. “Tinganar; Las mentiras de la colonización” (inédito)

-AMASIK, Áfrico.1985. “El árbol de la nación canaria” La Laguna-Tenerife: Ed. Benchomo

-CONCEPCIÓN, José Luís. “Los guanches que sobrevivieron y su descendencia” CCPC

-GARCÍA- TALAVERA, Francisco. “Comunicación presentada en la Universidad de verano de Agadir \"Historia de los Imazighen\" VII – 2000”

- HERNÁNDEZ HERNANDEZ, Pedro. 1997, “Natura y cultura de las Islas Canarias” La Laguna-Tenerife: Tafor publicaciones, S.L.

-HUPALUPA. 1987. “Magos, maúros, mahoreros o amasikes”

-LORENZO PERERA, Manuel J. 1983 “¿Qué fue de los alzados guanches?” Madrid. Secretariado de publicaciones de la Universidad de La Laguna.

Rumén Sosa Martín

Lunes, 30 de Abril de 2007 a las 13:52 pm - Pacuco

#14 Ya coño, yo le jincaba un limbriaso en el totiso que no rechistaba mas.

Lunes, 30 de Abril de 2007 a las 13:50 pm - Maruca la panadera

#13 Ya sé que me he equivocado en algunas palabras de mi escrito, por ello me adelanto en decir que soy una inculta trabajadora canaria (dedicado a todas aquellas personas que miran más las faltas de ortografía, que lo dicho en el escrito).

Deleznable es aquel, que viéndose en un espejo, habla de otro.

Lunes, 30 de Abril de 2007 a las 13:45 pm - Maruca la panadera

#12 Señor Valladares:

Evidentemente el traje típico canario es a resultas de la herencia Peninsular y de otros conquistadores pasados por estas tierras (al Guanche se le exterminó), no por eso dejamos de ser un pueblo con cultura y tradiciones.

Opinión:

Es cierto que se nos ha querido \"vender\" (sobre todo la clase política), una a falsa cultura canaria con algunos \"inventos\" de nuestras tradiciones, peeeeero, afortunadamente, tenemos hoy en día personas que se dedican al estudio SERIO de estas tradiciones, entre ellas la vestimenta.

Aprovechando:

este foto hago una pregunta ¿donde puedo encontrar una polainas de piel pá nuestro traje de mago?

Lunes, 23 de Abril de 2007 a las 01:26 am - Elena Perez

#11 Para la Señora MIrian Bravo de Laguna.

Sobre el comentario que realiza usted es esta página sólo quiero puntualizarle que un título universitario no asegura cultura alguna y al revés. NO sé si tendrá usted carrera pero debo decirle, señora que su nombre, es hebreo y significa María y se escribe con \"M\" al final. Salvo claro está que el del registro civil no lo supiese y cayese en el error gramatical de hacerlo con \"N\". Un saludo.

Viernes, 20 de Abril de 2007 a las 01:01 am - OLI

#10 WUA...!!

Jueves, 19 de Abril de 2007 a las 13:55 pm - Teno

#09 Para variar, en dirección a Mauro Valladares.

Desestimado señor: Como buen godo, o algo peor, como criollo acomplejado, ha intentado reventar un articulo interesante, cuyo contenido está muy lejos de sus entendederas, quizás por tener las meninges afectadas. Lamento en cierta forma seguirte la corriente con una reprimenda, que además de merecertela, lo mejor sería mandarte a la papelera de reciclaje.

Si tu estuvieras veinte años trabajando todas las fuentes documentales necesarías para el logro de un objetivo, no saltarías con tanta arbitrariedad. Lo tuyo es perdonable por dos razones: primero por lo ya referido de las meninjes y segundo es la gran falta de cultura isleña que posees. En fin, empollate y sáciate de cultura y todo la relacionado con Canarias y después opina.

Por último mira las culturas diversas de Sudamerica, un rebumbio de mezclas que les da una personalidad propia. En Canarias pasa lo mismo. Un puchero lleva muchisimos ingredientes y en cada pueblo sabe distinto por el toque peculiar del cocinero.

Tomate algo y hasta nunca Maurito. En verdas eres un mauro.

Jueves, 19 de Abril de 2007 a las 00:49 am - Mirian Bravo de Laguna

#08 Para el Sr. Juan de La Cruz. Observando su polemica con el señor Valladares, observo atónita como se toma la libertad de calificar a dicho señor de inculto y sin inteligencia. El Sr. De La Cruz hace realidad el dicho de: \"Por la boca muere el pez\". Como puede presumir de \"cultura\" un señor, del que dudo tenga alguna carrera o título universitario, ya que la gran cantidad de faltas de ortografía claman al cielo. En cuanto a su sintaxis, es verdadramente deleznable. Sr. de La Cruz apuntese en Radio Ecca y formese, o en el mejor de los casos matricúlese en alguna escuela para adultos donde pueda aprender. Después presuma de lo que ahora carece. Atentamente.

Viernes, 06 de Abril de 2007 a las 13:06 pm - Juan de La Cruz

#07 Mauro Valladares me siento desepcionado por tus estúpidos y absurdos comentarios.No se que pintas aqui disendo memeses sobre lo que probablemente ni estés informado.Si fueras canario entenderias simplemente que es una tradición y que está en la misma situación que otros lugares como por ejemplo Sevilla que tiene muchisima cultura de los musulmanes.Asme el favor mauro y en vez de estar en u casa aburrido mirando páginas web de otros lugares para luego criticarlos sin cultura ni sabiduría y sobre todo sin inteligencia que acabas de demostrar que cares de ella.son personas como tu las que se están cargando la cultra de,no sólo canrias sino cualquier otra región.asme caso y buscate otro hooby porque así lo único que conseguirás es que la gente se ria de ti por tu gran ignorancia.

Viernes, 23 de Marzo de 2007 a las 18:30 pm - sara

#06 Me gustaría tener, si fuera posible, una explicación a la similitud entre el traje típico de Madeira y el de La Orotava. Yo tenía entendido que los señores Monteverde lo habían traído de Madeira pero con la explicación de D. Juan de la Cruz, no me ha quedado claro. Gracias y enhorabuena por esta maravillosa página en la que los canarios encontramos tantos recursos y en la que podemos estar al día en todo lo referente a nuestra tierra.

Domingo, 18 de Marzo de 2007 a las 18:26 pm - jose onzain acosta.

#05 Hola, he leido los comentarios anteriores, sobre la cultura canaria, y algunos me parecen asertados y otro no estoy muy de acuerdo, sobre todo lo que dice el sr. Mauro yo soy canario, hijo de canaria y de navarro, vivo en venezuela y formo parte de una agrupasion folclorica canaria, concretamente de un cuerpo de baile, y sabemos que nuestra cultura es la influencia de muchas otras, española portuguesa,francesa,inglesa y nuestro mayor orgullo que es nuestras tradiciones y cultura guanche, posiblemente no sea autentica, pero no se puede negar que es el reflejo de todas las influencias de cultura que hemos tenido, no por eso creo que dejemos de ser autenticos y tradicionales, los canarios lo somos mucho, y en mi caso me siento muy orgulloso de serlo y conservar nuestras tradiciones y cultura venga de donde venga o haya venido, viva canarias y nuestras costumbres y tradiciones, y nuestro maravilloso folclor.

Lunes, 05 de Marzo de 2007 a las 18:21 pm - Mercedes

#04 Me gustaría contactar con el Sr. Juan de la Cruz.

Soy del coro de la Casa Canarias en Madrid, y después de haber visto su libro hemos decidido hacer los trajes del siglo XVII y XVIII, que tan bien a reflejado en el libro. Mi correo electronico es cervio2000@yahoo.es.

Un saludo y gracias

Martes, 27 de Febrero de 2007 a las 13:39 pm - NIEVES

#03 PA SENTIR LAS TRADICIONES CANARIAS MAURO AY Q SER ``CANARIO´´ Y COMO SE NOTA Q TU NO DEBES DE SERLO. INTENTA CONOCER MAS AL CANARIO Y ASI PODRAS SENTIR SUS TRADICIONES ,COSTUMBRES Y SUS FIESTAS.

Martes, 27 de Febrero de 2007 a las 12:11 pm - ROSA

#02 Esto es para Mauro. ¿de donde eres? pq si eres de la peninsula se podría entender la clase de estupideces q estas diciendo.Lo que tu te refieres es que si yo ya no me pongo unos pantalones acampanados pq ya no se usan, si en alguna ocasión me los vuelvo a poner ¡estoyyyy disfrazadaaa!!! eso es ridículo.De todas maneras las tradiciones, hay q sentirlas y vivirlas, no se puede hablar de algo q se desconoce.Si los españoles vinieron y conquistaron Canarias y amoldaron nuestras constumbres,forman parte de la historia de Canarias o que, España no era anteriormente gran parte de los musulmanes, entonces tendremos q decir q su cultura tb esta influenciada;aunque te puedo asegurar que no son los únicos en todo el mundo.Y ya por eso nos despojas de lo que han vivido mis antepasados, no creo q eso sea justo. De todas formas te reto a que te metas a un grupo folklórico y conozcas lo que tu no sabes entender como tradiciones y que tus futuros parientes puedan apreciar como vívía el canario, como sentía y como se divertía y no como una persona que por creer que esa no era su fiesta se perdió lo mejor de sus tradiciones.

Jueves, 25 de Enero de 2007 a las 05:07 am - Mauro Valladares

#01 Curioso. Yo buscaba en alguna región de La Peninsula (España) el posible origen del traje canario, traje de (Mago) porque evidentemente (al menos para mi), no parece un traje canario. En cambio parece ser que procede de más lejos, Francia e Inglaterra. Es sin duda interesante. A mi personalmente no me gusta, nunca me gustó. Al contrario de lo que dice el eslogan publicitario, a mi sí me parece un disfraz. Quizás porque ya no se usa y estoy acostumbrado a la ropa actual, o porque no termino de masticar bien y tragar lo que se venden como costumbres tradicionales canarias. La tradición popular canaria no termina de saber explicar o aceptar, que las fiestas asociadas a canarias son la versión del modo de vida de los españoles desde que tras la conquista llegaron a canarias para establecerse, no la de los canarios ancestrales que sobrevivían a las costumbres peninsulares tras la conquista. Los citados en los relatos históricos como \"guanches alzados\", (la última resistencia de los ancestros) Amenazados y obligados a vivir en \"reservas\" en el monte. Ni por supuesto los canarios Exclavos, vendidos como sirvientes u objetos de feria. Esto siempre estuvo mal explicado (en mi opinión, por supuesto), o al canario moderno (que es evidentemente en muchas ocasiones, español-canario o canario-español, es decir, mestizo o \"híbrido\") le cuesta aceptarlo. Al final todo se entremezca, se busca una versión Light, en esfuerzo de contentar a un pueblo sometido al cual se le enseña como oficial una historia de \"post-producción\". En consecuencia, si no se profundiza un poco no se sabe de donde surje cada cosa, cada costumbre o cada tradición.

Atentamente. Mauro Valladares