Revista nº 806
ISSN 1885-6039

Contenidos Canarios en el Aula.

Lunes, 22 de Mayo de 2006
José Miguel Perera
Publicado en el número 106

Los contenidos canarios forman parte de programas clandestinos de algunos profesores. Es decir, si tales puntos están recogidos en los currículos, si son materia obligatoria, ¿cómo es posible que sea muy poco -a la luz de la cantidad de docentes que ejercen- lo que se haga? ¿Y qué hace la inspección educativa?



Asistí la semana pasada al Encuentro Educativo Canarias vive en la escuela. Tradición, Cultura y Futuro, celebrado en Lanzarote y organizado por la Consejería de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias.

Lo primero que uno piensa es: “¡coño, qué bien!”. Apostar por Canarias: y más pensando en el ámbito educativo, donde está presente el futuro. Profesores, padres, alumnado... unas 700 personas en torno a tan importante tema. Exposiciones, talleres, comunicaciones, mesas de trabajo... ¿Se puede pedir más? Pues sí, yo entorpezco y digo sí.

Los contenidos canarios forman parte de programas clandestinos de algunos profesores. Es decir, si tales puntos están recogidos en los currículos, si son materia obligatoria, ¿cómo es posible que sea muy poco -a la luz de la cantidad de docentes que ejercen- lo que se haga? ¿Y qué hace la inspección educativa?

No se nos esconde que hay un déficit significativo de conocimientos en el profesorado sobre el contexto canario. La razón es un mal estructural: en las universidades lo canario forma parte de la optatividad (Canarias es optativa); nuestros políticos, autonombrados “nacionalistas”, tienen muy poco interés real en que sepamos de y pensemos en Canarias (quién los viera con el rabo entre las patas). Todo ello, evidentemente, tiene una causas históricas en las que ahora no voy a entrar.

Aun así, en muchos centros educativos hay iniciativas importantísimas, como quedó demostrado. Pero eso tampoco quita para que: 1º. Estos Encuentros se realicen con asiduidad y públicamente; 2º. Los invitados no sólo sean las personas que ya estén metidas en estos fregaos, porque si no nos quedamos casi en el mismo sitio; 3º. Actos como estos se pueden hacer sin tantos lujos.

El acto inaugural reflejó la doble cara de este Encuentro: la maravilla de escuchar las voces de tres niñas con El Colorao (símbolo, ellas, de todas las personas preocupadas, la mayoría que estuvo en el Encuentro), junto a las intervenciones de “las autoridades” reflejadas en la ponencia inaugural, cansina, de Manuel Lobo Cabrera: la imagen de los intereses que allí más de uno quería mover. Es decir, la gente que trabaja diariamente a ras de suelo y del corazón; y los otros, los descarados de la alta cultura, que actúan sólo mirando arriba, allá arriba, donde se mueven otros intereses: las mentiras que nuestros jóvenes demuestran saber des-interesándose por ellos, los de la política institucional, que miran arriba porque arriba están ellos mismos; los de una de las caras de aquel acto, que quisieron hacer un acto político en el más rancio sentido de la palabra; a los que casi nadie hizo caso después de haber escuchado aquellas tres voces que -ellas sí- inyectaban promesas futuras a nuestro oído.



Comentarios
Viernes, 02 de Junio de 2006 a las 17:53 pm - alumno asistente al encuentro

#07 fue un encuentro educativo que motivó el interes del alumnado por el arte y la cultura de nuestras islas

Viernes, 02 de Junio de 2006 a las 17:50 pm -

#06 me pareció una gran experiencia

Miércoles, 31 de Mayo de 2006 a las 16:57 pm - José Miguel Perera

#05 Me alegro de que así sea: en Moscú. Increíble. Ojalá sea pan de cada día eso que dices aquí, en nuestras islas.

Claro, Carlos: existe un mal endémico, y es que si encima muchos creemos que hay que estudiar todavía más nuestra cultura, qué pensar de el hacerla llegar de una manera amena. Bien lo dices: existen muy pocos estudios aproximativos, generales, diácticos si quieres, sobre nuestra cultura. ¿Qué vamos a decir del campo de la literatura, por ejemplo? Y más: ¿y de qué manera y enfoque se hace lo que se hace?

Gracias por el comentario, amigo David Pablos. Espero poder leer pronto en BienMeSabe.org nuevas letras tuyas que, como siempre, serán atractivas para todos.

Miércoles, 31 de Mayo de 2006 a las 16:08 pm - Tenesor Rodríguez Martel

#04 Con mis alumnos del Instituto ILEMO de Moscú estoy trabajando este año textos de autores canarios (por ahora, Ángel Guerra, Rafael Arozarena, Alfonso García Ramos y Víctor Ramírez). Los resultados están siendo positivos y el libro que me está sirviendo de apoyo se llama 'Literatura de Canarias: Antología de Textos de la Lengua y la Literatura', de la Editorial Interinsular Canaria. Los alumnos están aprendiendo y disfrutando (como el profesor, todo sea dicho de paso).

Un saludo,

TRM.

Martes, 30 de Mayo de 2006 a las 09:58 am - Carlos Müller

#03 Correcto, José Miguel, lo que pasa es que, visto mi distancia, no hay base para la enseñanza, ni material ni de conocimiento. Según mi modesto parecer, entre los sesudos estudios científicos sobre cualquier tema canario acumulados en las grandes bibliotecas insulares y su divulgación cara al habitante insular de a pié y de cualquier edad se abren abismos. Pequeño ejemplo del cual sabemos los dos: ¿Existe una moderna historia de Canarias bien contada que no da la impesión que el autor te tiene por bobo o que te aplasta con un lenguaje hermético que no hay quien lo entienda, para apabullar con su grande saber a sus lectores? Que yo sepa no. Sospecho con buenas razones que esta persistente falta de 'infraestructura material' - a pesar de los grandes méritos del Centro de la Cultura Popular - es lo que convierte la enseñanza de las cosas de las Insulas de Canaria en una tabarra engorrosa la cual al cabo de grandes esfuerzos se suele abandonar por la mayor parte de los profesores. Puro cansancio de trabajar con materiales inútiles, suponiendo que haya al menos éstos. Así que de vuelta a la pregunta: ¿Por qué no hay al menos una historia bien relatada de las Canarias? Un libro básico para entenderse. Si yo he escrito uno en alemán para alemanes, debe ser perfectamente posible que lo escriba un canario para canarios. ¿O qué es lo que pasa? Ánimo, que es hasta un hueco en el mercado editorial, y saludos cordiales, Carlos.

Domingo, 28 de Mayo de 2006 a las 08:47 am -

#02 Perera estoy con tigo. Es una vergüenza que en los colegios se empeñen tanto en enseñar lo de fuera y no lo canario.Nuestros políticos deberían implantar una asignatura en la que se enseñe la cultura canaraia, tanto habla como costumbres. Pero lo unico que hace es optativa y encima, por si no lo sqabias, si el instituto cuenta con un profesor para esa asignatura, si no a coger otra optativa

Miércoles, 24 de Mayo de 2006 a las 15:45 pm - David Pablos González

#01 Enhorabuena al amigo Perera por estar siempre al pie del cañón y no tener pelos en la lengua (el ron lo quema todo).

Uno no sabe qué pensar...si es motivo de alegría el que se celebren este tipo de congresos o si,por el contrario, el echo de que nos resulte algo extraño y novedoso debería apenarnos, ya que este tema nos tendría que sonar como algo cotidiano (la canariedad en el aula me refiero).

Desde luego que el sistema educativo (desde los consejeros de cultura, pasando por los profesores y padres), no está poniendo todo de su parte para que los jóvenes canarios conozcan algo más de la tierra que pisan. Los profesores no se comprometen, y sólo se alude a estos temas en alguna que otra asignatura optativa.

Quizá sea el momento de empezar a remover esta historia, todos tenemos el deber de educar (no sólo los doncentes), y todos tenemos el deber de rescatar y cuidar nuestro patrimonio.

¡Un abrazo Perera!

David Pablos González.