Revista nº 792
ISSN 1885-6039

Vestimenta del pueblo guanche

Sábado, 04 de Noviembre de 2006
Eduardo Pedro García Rodríguez
Publicado en el número 129

Uno de los elementos que definen la cultura de un pueblo es, sin duda alguna, los materiales que conforman su vestimenta. Estos materiales suelen ser los que proporciona el entorno donde desarrolla sus actividades la comunidad, especialmente cuando no se mantiene comercio con otros pueblos que puedan aportar materias primas más selectas, diferentes o de más lujo. Un Pueblo afianza sus raíces en su Historia. El Pueblo que no conoce su Historia, es un pueblo compuesto de huérfanos.



En el caso del pueblo guanche, es indudable que las apreciaciones que los conquistadores tuvieron sobre la vestimenta de los antiguos canarios estaban influenciadas por los perjuicios propios de una sociedad recién salida de la Edad Media, que trataba con desprecio a todo aquello que fuera ajeno o extraño al entorno en que solían desenvolverse. Así, al observar que los guanches se despojaban de sus tamarcos momentos antes de entrar en combate, al objeto de quedar más desembarazados y poder moverse con más agilidad en el campo de batalla, al tiempo que utilizaban el tamarco enrollado al brazo como elemento protector ante los ataques del enemigo, esta costumbre fue narrada por algunos cronistas de manera peyorativa como que los guanches iban las más de las veces desnudos.

No deja de ser significativa la aportación de un historiador canario, al que algunos intelectuales, con más ánimo de adular que con conocimiento de causa, no dudan en calificar como el "fénix de las letras Canarias". Entre los muchos errores de bulto que recoge en su obra Antigüedades de las Islas Canarias, tiene el siguiente: "Visto ya el modo que tenían de alimentarse los antiguos isleños, pasaremos a examinar su manera de vestirse, seguros de que también hallaremos en esa parte nuevas pruebas del remoto y común origen que les suponemos. Porque, si sus rebaños de ovejas les ofrecían largas cantidades de lana, ¿de donde provino que jamás se aplicasen a hilarla y a tejerla y sólo se cubriesen de pieles, juncos y hojas de palma?...". Está claro que tan insigne historiador desconocía que las ovejas que tenían los guanches es la oveja africana, de pelo corto como el de las cabras, y por tanto, no apto para hilaturas.

Inexactitudes como ésta nos han sido trasmitidas machaconamente durante centurias con el firme propósito de hacernos creer que nuestros antepasados eran unos pobres brutos que sólo se cubrían con taparrabos, y es de lamentar que aún hoy, en pleno siglo XXI, se continúe sosteniendo este tipo de falacias desde determinados medios de comunicación social e incluso en los colegios de Educación Primaria, donde imparten la enseñanza maestros españoles y, lamentablemente, muchos canarios carentes del más elemental conocimiento de la historia de Canarias.

Con esta actitud de desprecio hacía nuestros ancestros, estos enseñantes foráneos inducen en nuestros jóvenes un sentimiento de rechazo hacía sus antepasados, los cuales les son presentados como algo extraño o lejano, pertenecientes a una etnia diferente, y no como a los abuelos de sus abuelos, consiguiendo así ir eliminando de las mentes jóvenes el concepto de pueblo diferenciado y autóctono, a cambio de imbuirlos de una serie de conceptos europeos (perfectamente orquestados) que son totalmente ajenos a nuestras raíces culturales, haciéndoles despreciar a sus antepasados, ignorando por imposición que éstos fueron portadores de una cultura milenaria que llegó incluso a enriquecer con aportes civilizadores a la incipiente sociedad europea de la Baja Edad Media, cuyos descendientes hoy nos dominan y culturizan gracias a una conquista armada que fue harto sangrienta y cruel.

Otra de las imágenes que de nuestros ancestros frecuentemente pretenden trasmitirnos estos bárbaros, consiste en decirnos de manera peyorativa que vestían de pieles, como si el vestir de pieles finamente gamuzadas fuese sinónimo de atraso cultural.

Curiosamente, en la civilizada Europa cuna de estos bárbaros, el uso de pieles estaba restringido a la realeza, a la nobleza y a algunos altos miembros del clero, estando su uso vedado bajo severas penas a las clases populares, éstas debían conformarse con el uso de fibras de esparto o cáñamo, lino y burdo paño para sus vestidos, siendo el lino el tejido más fino que llegaron a usar hasta que el algodón, importado de las colonias americanas, les liberó de las fibras tradicionales, pues los paños importados de Holanda o Inglaterra, a costa de un derroche de oro, era privilegio de unos pocos potentados. Esto era así, hasta el extremo de que en los abordajes de los piratas españoles, éstos valoraban en la presa tanto el oro o la plata como los cofres conteniendo vestidos o piezas de telas.

En tierra, los salteadores de caminos asaltaban y mataban a los viandantes en ocasiones sólo por los vestidos que llevaban puestos. Por otra parte, el cuidado que los europeos de la época prestaban a su persona no era más exquisito del que prestaban a su vestimenta, como ejemplo podemos citar las referencias que sobre el particular nos proporcionan algunos historiadores españoles; éstos afirman que la Reina Isabel, la católica, sólamente cambió de saya y se bañó dos veces en su vida adulta.

Es lamentable, que el desconocimiento a que se ha sometido a la población canaria sobre la vestimenta de nuestros antepasados, por parte de los poderes políticos imperantes y, sobre todo, por el clero, induzca a algunos canarios, guiados de la mejor voluntad, pero aceptado por ignorancia imposiciones más o menos solapadas de los estamentos dominantes, el que nuestros antepasados vestían con azaleas, es decir, con unas pieles de ovejas apenas tratadas y que para más escarnio son pieles de ovejas Merinas, las cuales fueron introducidas en nuestro país después de la conquista. Da pena ver cómo en determinados actos religiosos participan algunas personas disfrazadas y que creen, de buena fe, que van vestidos de guanches.

Vamos por partes. Las ovejas que tenían nuestros antepasados eran las africanas, unas ovejas relativamente pequeñas y de pelo corto y liso, similar al de las cabras. Esta raza autóctona hoy en día está siendo recuperada, gracias a los desvelos de un matrimonio cubano afincado el Sur de Tenerife, aunque éstos le dan el nombre de oveja Pelibuey. La oveja Merina, como hemos dicho, fue introducida por los conquistadores, precisamente porque precisaban de su lana no sólo para la obtención de materia prima para sus tejidos, sino que, además, era un producto altamente cotizado para la exportación. Por consiguiente, si la oveja Merina fue introducida por los españoles después de la conquista, no era posible que los guanches vistiesen las pieles de las mismas. No deja de ser un insulto a nuestros antepasados el creer, y hacer creer, que la capacidad intelectual de éstos era tan limitada que se dedicaban a danzar en honor de una imagen, cubiertos con zaleas de ovejas Merina con todo su pelo y ¡en plena canícula!

Dejemos que sean los historiadores, más próximos a las postrimerías de la conquista, quienes nos describan la vestimenta de nuestros ancestros. Historiadores que, por lo visto y oído, no son conocidos por quienes dicen defender nuestra cultura "popular", y mucho menos por los que "enseñan y educan" a nuestros hijos y nietos. Para éstos, y para los que sienten verdadera inquietud por las cosas del pasado de Canarias, incluimos al final de este modesto trabajo una lista de algunos títulos que consideramos de interés para un mejor conocimiento de la historia de Canarias.

Fray Alonso de Espinosa
«Su traje era (porque no tenían género alguno de lino, ni de algodón) un vestido hecho de pieles de cordero o de ovejas, gamuzadas a manera de un camisón sin pliegues, ni collar, ni mangas, cosido con correas del mismo cuero, con mucha sutileza y primor, tanto que no hay pellejero que tan bien adobe los cueros, ni que tan sutil costura haga, que casi no se divisa, y esto sin tener agujas ni leznas sino con espinas de pescado o púas de palmas o de otros árboles. Este vestido era abrochado por delante o por el lado, para poder sacar los brazos, con correas de los mismos. Este género de vestidura era común, llamaron tamarco y era común a hombres y mujeres: salvo que las mujeres, por honestidad, traían debajo del tamarco una como saya de cuero gamuzado que les cubría los píes, de que tenían mucho cuidado, porque era cosa deshonesta a las mujeres descubrir pechos y píes. Este sólo era su traje de grandes y menores, y éste les servía de cobertura para la vida y de mortaja para la muerte.»

*******

Fr. J. de Abreu Galindo.
«El vestido de los canarios eran unos toneletes hechos de juncos majados muy juntos al cuerpo y tejidos que llegaban a la rodilla; y ceñíanlo por la cintura, y después se echaban encima unos pellejos cosidos muy primamente, que llamaban tamarco, en verano el pelo afuera, y en invierno adentro, muy galanos y pulidos; y en las cabezas, tocados de pellejos de cabritos, que desollaban enteros, y las garras caían por las orejas, amarrados al pescuezo; y algunos traían unos como sombreros con plumas en ellos; y los tamarcos y toneletes y los demás vestidos eran pintados de diversas colores de tintas, que hacían de flores y erbas. Y del mismo hábito usaban las mujeres de pellejos como refajos altos del suelo.

Criaban cabello y cojíanlo atrás, como trenzados con juncos majados. Hacía las costuras de los tamarcos y cueros, con tanto primor y delicadeza, que no hubiera persona que su vista no engañara, para afirmar que se hicieron con agujas muy delgadas y hilo preciado portugués, y los repulgos de muy pulidas labraderas. Traían calzados unos pedazos de cuero de cabras, atados con correas del mismo cuero crudo».

*******

Antonio Sedeño.
«Las pieles adobaban a modo de gamuzas de que hacían su vestido. El primero y más pulido una tuniceta con medias mangas cerradas hasta la sangradera y por bajo de la cintura, era en hombres y mujeres principales. En las mujeres ponían encima como enaguas de faldellón otro atado a la cintura y después otra ropa que las cubría todas como casacón o sobretodo. En los hombres eran tres, el primero del modo que dijimos a modo de justa cor[...roto] la rodilla el último pieles más gruesas y largo hasta los pies.

Tenían calzado a modo de sandalias y medias de borceguíes. Los plebeyos andaban descalzos de pié y pierna y trasquilados barba y cabello y con un zumarrón de pieles sin costura por los hombros, los brazos de fuera y algunas veces con media manguilla y en lo interior tenían por la cintura cubiertas sus partes. Los nobles tenían cabellos largos, mayormente en lo alto de la cabeza le dejaban bien crecidos, y alrededor lo quitaban. La barba era larga y el bigote sobre la boca era quito.

El vestido le cosían con nervios y correítas hechas de tripas de animales, y con espinas de pescado y agujones de palo y tenían por leznas y eran costuras muy finas y excelentes las gamuzas eran muy buenas adobaban [...roto]...tenían mujeres dedicadas para sastre.»

*******

Leonardo Torriani.
«Los canarios vestían telas de hojas de palmera tejidas junto con juncos, con admirable labor y artificio. Con éstas hacían ciertas faldillas, más o menos como las romanas, y se las ceñían por encima del talle, para cubrirse honestamente las carnes. Después con algunas pieles de cabras blancas, muy bien preparadas y cosidas, se vestían el busto; y encima, a manera de capa, llevaban en invierno dos más, con su lana, abiertas por un lado, como si fuese una hopalanda, a la cual llamaban tamarco. En lugar de sombrero llevaban una piel de cabrito doblada, a manera de escofia alemana, atada arriba, donde está el cuello, dejando colgar las pieles de las patas. Este traje, como se ha dicho en el capítulo precedente, se acompaña en los nobles con pelo largo, y en los villanos con la cabeza afeitada. Las mujeres vestían pieles preparadas como los trajes de piel que se usan en Lombardía y en otros lugares fríos; y con ellas, como con un traje talar, se cubrían desde el cuello hasta los píes. Los pelos los trenzaban con juncos en lugar de cintas y los dejaban caer libremente sobre los hombros, dejando la frente descubierta, como principal campo de sus bellezas. Todo cuanto se refería al vestido canario era tan bien hecho y artísticamente cosido, como más diestramente se podría hacer entre nosotros. La tela tejida con hojas de palmera fue tan admirada por aquellos que la vieron, que su inventora (que según dicen ellos, fue una mujer) merecía ser celebrada entre ellos, como si fuese una Aracne, famosa entre los poetas».

*******

Tomás Marín de Cubas.
Quizás uno de los autores que con más detalles han descrito los vestidos de los antiguos canarios, sea el historiador canario don Tomás Marín de Cubas, cuando nos narra la entrega de la reina Arminda al masacrador de pueblos, Pedro de Vera, con cuya entrega se dio por totalmente conquistada y sometida la isla de Tamarant (Gran Canaria). Veamos cómo nos cuenta el suceso don Tomás:

«Después del mes de junio envió Pedro de Vera recado a D. Fernando Guanartheme, que hiciese venir á su sobrina (Arminda) con los demás nobles sus parientes, al Real, a entregarse como estaba pactado; y luego dieron orden de traerla desde Tirajana por Telde, sin que viniese con ella ningún cristiano español, traíanla en hombros cuatro capitanes nobles, de cabello largo rubio, en unas andas de palo a modo de parihuelas, sentada, vestida de gamuza a modo de badana o pieles adobadas, de color acanelado; venían delante de las andas cuatro capitanes con capotillo de badana llamados tamarcos, braguillas de junco, majos en los píes y guapiletes en la cabeza, y lo demás desnudo; al lado de las andas, algo hacía atrás, dos tíos suyos Faisajes, y después se seguía un grande acompañamiento de hombres, todos que servían de traer las andas a remuda. Salió Pedro de Vera con mucha gente al recibimiento, y ellos hicieron su entrega por medio de la lengua o intérprete, diciendo que allí venía la Señora de toda la tierra, heredera única y legítima hija de su señor Guanarthemy Guanachy Semidan, legítimo dueño y señor de la verdadera línea y sucesión de dominio y señorío de la tierra; y que ella entrega voluntaria, y todos sus tíos y parientes que allí venían, gobernadores de la tierra, en nombre y debajo de la palabra de su señor el muy poderoso y católico Rey D. Fernando entregaba su persona y personas al Capitán Mayor de los cristianos que allí presente se halla, que es Pedro de Vera, del Rey de Castilla y León. Pedro de Vera y demás caballeros la recibieron a pié, fue abrazando a todos con mucho cariño; traían todos los canarios el cabello suelto por las espaldas, y la Señora Arminda, que los españoles llamaron Almendrabella, traía vestido un ropón de gamuza con medias mangas hasta la sangradera y largo hasta los píes, y zapatos de lo mismo pespuntados, y vestía una tunicela debajo de la ropa con cuerpo de jubón a modo de justillo, de más delgada badana; era el cabello largo y rubio, aderezado con arte, y en él puestas algunas cosas de tocado que le habían dado a uso de España; y el faldellín pintado á colores; tendría veinte años, era gruesa y más de mediano cuerpo, robusta, el color algo moreno, ojos grandes y vivos y el rostro algo alegre y celebrada hermosura, la boca algo larga, la nariz pequeña, algo anchas las ventanas, el cuello redondo y crecida de pechos.»

*******

Creemos que con lo expuesto queda suficientemente aclarado que nuestros antepasados no vestían unas ridículas zaleas, tal como se nos ha venido exponiendo. Por el contrario, sabían aprovechar al máximo las fibras vegetales y pieles de animales que el entorno les ofrecía.

Bibliografía

Agustín Millares Torres, Historia General de las Islas Canarias. Edirca. Santa Cruz de Tenerife. 1977.

Hermógenes Afonso de la Cruz (Hupalupa), Magos, Maúros, Mahoreros o Amasikes.

Francisco García Talavera-José M. Espinosa Cejas, Juegos guanches inéditos. Colectivo. cultural “Valle de Taoro”. Santa Cruz de Tenerife, 1989.

Tomás Marín de Cubas, Historia de las siete Islas de Canaria, 1687.

Leonardo Torriani, Descripción e historia del Reino de las Islas Canarias, 1588.

FR. J. de Abreu Galindo, Historia de la Conquista de las siete Islas de Canaria, 1632.

FR. Alonso de Espinosa, Historia de Nuestra Señora de Candelaria, 1594.

Antonio Cedeño, Costumbres de la Nación Canaria. Colección Tagorin. Editorial Benchomo. Santa Cruz de Tenerife, 1993.

------------------
Eduardo Pedro García Rodríguez es miembro de la Asociación Sociocultural Kebehi Benchomo.
Comentarios
Miércoles, 25 de Diciembre de 2013 a las 13:11 pm - sergio ruiz

#47 No creo k existiera una cultura con mas principios morales y mas avanzada civicamente como la aborigen Canaria

Jueves, 23 de Mayo de 2013 a las 04:47 am - Charles

#46 No es de estrañar que los españoles con el paso del tiempo intimaran que los nativos eran brutos que no sabían vestirse. Esas mismas artimañas las tramaron en Puerto Rico. No fue hasta que llagara las pruebas genéticas que por fin se constatara que el 60% de las mujeres en Puerto Rico eran de orígen Nativo Americano. Habían muy hábilmente los españoles tramado que los nativos desaparecieron por completo. Eso era una artimaña para que los descendientes se olvidaran de su pasado y fueran fieles a la corona. Muchos de los guanches féminas sobrevivieron también la colonización y se encaminaron a Puerto Rico. Basado en mis cinco años de investigación genético y genealógico, concluyo que soy descendiente por vía materna de una rama descendiente de Pelinor. Necesito más muestras genéticas de aquéllos, descendientes de Isabel Díaz o Josefa Estévez, pero tengo suficientes pruebas fehacientes para concluir positivamente lo antes dicho.

Domingo, 26 de Febrero de 2012 a las 20:10 pm - maninidra

#45 los canarios o guanches,como ud prefiera,somos los descendientes de los antiguos,que alguien merezca llamarse guanche o canario,no te cambia el adn,q parecen tontos discutiendo¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡atis tirma¡¡¡¡¡¡¡¡

Lunes, 30 de Mayo de 2011 a las 01:44 am - ahmed sabir

#44 A proposito de la vestimenta del Pueblo Guanche, quisiera informar sobre unos cuantos datos que doy a este respecto en mi libro 'Las Canarias Prehispanicas y el Norte de Africa...'. También quisiera mencionar que los amasighes se sentian -y los hay que se sienten todavia- ofendidos cuando se dice que sus 'antepasados verstian pieles de cabra y vivian en cuevas'. La verdad es que no veo ningun motivo de ofensa en ello, pues por aquelllos tiempos inmemeoriales de la historia felices y orgullosos eran a aquellos que tenian ganado -un verdadero capital- y que, por tanto, podian pagarse el lujo de vestir pieles. Notar que Torriani precisa que algunos islenos, seguramente de la baja escala social- vestian t'toneles de junco', pues la palmera datilera les ofrecia generosamente la materia prima para ello. En Marruecos perdura algo mas que huellas de esta pasado: primero; el carnaval de los 'Carneros' tiene su paralelo en la Region Sus-Massa celebrandose paraleleamente a la fiesta del cordero musulmana ; en segundo lugar, las hojas de palma aun permiten a los segadores de las mieses en verano confeccionar sombreros dichos 'tarazat' y delantales trenzados los dos a base de las mismas hojas de palma. (sigue)

Jueves, 10 de Junio de 2010 a las 18:53 pm - Canario de ojos azules

#43 Es increíble que en pleno siglo XXI se siga bebiendo de tópicos basados en falacias y sandeces.

Seguramente, el señor experto en canarios me ve por la calle y directamente me tilda de godo, alemán o inglés. Pero no señor, soy canario, de piel morena, rubio y de ojos azules. Mi bisabuelo tenía los ojos azules, era palmero y emigró a Cuba, donde se casó con una palmera. Me contaba de niño el hambre que había pasado, y lo bien que lo habían acogido en la nueva isla, pero lloraba su tierra, la que dejó por culpa de la guerra y nunca volvió a pisar. La genealogía es una ciencia compleja, y si investigamos a conciencia podemos sorprendernos al descubir de donde venimos.

Que hermoso el mito del buen salvaje y la sociedad perfecta, de aborígenes aparecidos de la nada, y que jamás se mezclaron con nadie. Creer eso, y defender la pureza de la sangre, como aquí se dice no solo es algo falaz, sino incluso peligroso, no voy a recurrir al tópico de Hitler harto conocido.

Lo que en mi modesta opinión debemos hacer es sentirnos orgullosos de la tierra en la que vivimos, defender sus usos y costumbres, y por encima de todo, en vez de quejarnos amargamente por lo injusta que es la vida para el pobre canario, ESTUDIAR Y TRABAJAR CON AHÍNCO. Para que nuestra juventud deje de fracasar, para hacerla competitiva y que pueda ocupar los puestos que ocupa gente de fuera POR ESTAR MEJOR PREPARADA.

Domingo, 02 de Mayo de 2010 a las 23:41 pm - g. rguez.

#42 me gustaria saber cuantos libros componen la coleccion tarin, y si se pueden comprar.

Jueves, 26 de Marzo de 2009 a las 23:56 pm - C M SANTANA

#41 Escriba aquí el comentario LO QUE ES LAMENTABLE ,ES QUE EXISTAN PERSONAS QUE SUPUESTAMENTE CAPACITADAS EN SU RAMA Y EN ESTE CASO CONOCIENDO LA HISTORIA UNIVERSAL,SE DEDIQUEN A MANIPULAR CASI CON ALEVOSIA EN VEZ DE INFORMAR. LA HISTORIA EN CANARIAS COMO EN TODO EL MUNDO LAMENTABLEMENTE NO FUE PRODUCTO DE LA UTOPIA SINO LAS CIRCUMSTANCIAS Y EL EXPERIMENTO HUMANO. CUANDO SERA EL DIA QUE EL CANARIO DE APIE SE ENTERE QUE YA HACE SIGLOS,SOMOS PRODUCTO DE CONSTANTES REPOBLACIONES DE TODAS PARTES DE LA PENINSULA E INCLUSIVE DE LAS BALEARES. ENTONCES A QUE SE REFIERE CON NUESTROS ANTEPASADOS.?

Viernes, 28 de Noviembre de 2008 a las 20:12 pm - historia_periodistica

#40

“SASTRERÍA” ABORIGEN

Por Miguel Leal Cruz

En este polémico apartado del debate histórico (al igual que en otras muchas culturas universales) se pretenden crear cánones fijos para determinar aspectos antropológicos y (en este caso) sociales como es la vestimenta que usaban nuestros antepasados; y así caer en el conocido tópico de afirmar (referido a estas Islas Atlánticas) que sólo usaban los llamados “tamarcos” de cuero, más o menos pulido, de ovejas o cabras, como prenda más habitual (según parece tanto en mar como en montaña). En consecuencia analizamos este aspecto de la “sastrería” aborigen, en algunas de las varias etapas cronológicas. La relación entre cuantificación del hecho desde su cronología paralela.

Aquí en Tenerife, si nos acercamos la localidad de Candelaria y a la Plaza de la Patrona, nos encontramos con diferentes representaciones de la \"nobleza\" aborigen en magníficas estructuras esculturales en bronce, obra del gran artista en el género Pepe Abad, personaje de renombrado prestigio pero con poca historia en su haber, puesto que aquellos ancestros no eran tan perfectos ni tan musculosos, salvo que el artista se inspirara en Praxíteles o Miguel Ángel. ¡Qué se lo pregunten a los “gomeritas”, por ejemplo!

Pero, al igual que otra magnífica escultura de Tinguaro en la Avenida de los Menceyes junto al Museo de las Ciencias, o el del Lance en Icod el Alto, éste sin ropaje alguno (entre otras representaciones insulares), aparecen con vestimenta primitiva y aspecto poco presentable. Se nos hace entender un salvajismo extremo (o un particular bucolismo como parodia del \"buen salvaje\"), difícil de entender en estas islas de escala y aprovisionamiento obligado desde siempre y, por tanto, muy frecuentadas por portadores de variadas culturas: preferentemente la mediterránea desde antes de la Era Cristiana o la berébere próxima, presente antes o después del Islamismo (siglos VII-XV), entre otras no estudiadas.

Por tanto se acude a la Historia, al entorno y a su relación con otras poblaciones aborígenes, al paralelismo cultural o de coincidencia con pueblos con los que mantenían contactos frecuentes. Lo fue con Juba de Mauritania (siglo I AC), más tarde bizantinos (el profesor Marcos Martínez describe estos días un documento inédito del siglo X en que estos hablan del buen clima de Canarias); más tarde genoveses, mallorquines, portugueses, bretones o castellanos, con quienes están probados los intercambios comerciales hasta los inicios de la conquista. Cada hito histórico constituirá comportamiento diferente a estos efectos, como igualmente se aprecia en la cultura clásica grecorromana, se difumina en la oscura Edad Media europea para renacer en el siglo XIII-XV, como todos sabemos.

En cuanto al entorno cultural próximo, se sabe de notables imperios en las próximas costas africanas, Niger, Ghana, que en sus correrías marinas frecuentarían estas islas abundantes en aguas y recursos. La antigua ciudad de Tombuctú es un claro referente de lo que se pretende, científicamente; mantuvo relación con otros imperios africanos y con los sultanes a través del desierto (o por navegación de cabotaje en la ruta de estas Islas). Dice un proverbio árabe: El oro viene del sur, la sal y el dinero del país del hombre blanco, pero los cuentos maravillosos y la palabra de dios sólo se encuentran en Tombuctú.

El libro más leído de la literatura árabe es “Las Mil y Una Noches” (amplia recopilación de historias árabes noveladas) y alude en varios pasajes a estas Islas Canarias (No mencionamos ahora las expediciones de Necao o Hamnon circunvalando África antes de nuestra Era).

Más que probables contactos de marineros, comerciantes o pescadores de zonas del Oeste Ibérico (Tartesos), Bretaña, Inglaterra y países del Báltico (los famosos normandos en su primera época) sin descartar los navíos comerciales de la Hansa germánica. Pueblos y culturas que desde épocas en torno a la caída del imperio romano por invasiones nórdicas, visitarían estas islas en virtud de diferentes motivaciones: tempestades, aventuras, pesca, comercio, búsqueda de nuevas tierras de asiento, huidas por enfrentamientos tribales, persecuciones religiosas, culturales, étnicas, por expediciones de monjes, captura de esclavos y de otro tipo. Alcanzarían las islas donde \"por las buenas o por las malas\", decidirían su ocupación local o parcial (fondos sólidos de factorías o de “hábitat” en San Nicolás de Tolentino o Arguineguín, Cenobio de Valerón, riego agrícola (G.C), etc.) en principio independizados de los nativos aunque bajo la constante presión de ellos (no olvidar que la prehistoria final en esta zona atlántica, en plena Era cristiana, es paralela a la más avanzadas culturas próximas).

En esta relación más o menos cordial, los aborígenes adoptarían la superior cultura de los visitantes: la vestimenta por razones obvias, al menos en determinado sector poblacional (se conocen dos grandes castas aborígenes muy diferenciadas en poder económico o social). Por tanto es absurdo vestir, por sistema, a nuestros antepasados prehispánicos de esa guisa tan poco rigurosa. Se insiste, por permuta, compra, sustracción, hallazgo, conquista u otros motivos, adoptarían, al menos, las ropas que usaban aquellos. Esto es lo normal y de sentido común (el investigador palmero Paéz los viste decentemente en el Museo llanense) Lo otro es ganas de menoscabar la capacidad de un pueblo que combatió durante siglos, no sólo a los normandos o castellanos por cien años, sino a aquellos otros pueblos con los que intercambió dicha cultura, el comercio o cualquier otra relación social del momento desde tiempos pretéritos. ¿Por qué los romanos en su constante expansión imperial por 7-8 siglos colocaron “un limes” marítimo frente a Canarias, ¡más misterioso aún! ¿Tal vez por temor a algo, al igual que el norte de Gran Bretaña (el muro de Trajano), o el de Germania? Las islas sí estaban dotadas con variado tipo de recursos: agua, madera, resina, pesca, esclavos… Constituye otro dilema y otro debate que, al parecer, se retoma por especialistas ahora… de lo cual debemos alegrarnos efusivamente (aunque no sea nuestra especialidad académica). Lo expuesto no tiene otro fin que clarificar nuestra cultura ancestral.

Sábado, 01 de Noviembre de 2008 a las 21:30 pm - adargoma

#39 yo tambien soy canario mezlado,como prácticamente todos,pero no debemos olvidar,que con el paso de estos 500 y pico años habiamos consolidado un mismo perfil en montón de aspectos, culturales psicologicos, ideológicos,gastronómicos por no olvidarnos de nuestra nobleza que,que esto nadiie lo pondrá en duda,ya que pienso que es lo más hemos conservado de nuestros antapasados de aquí.pero en estos últimos años todo se nos está yendo en el olvido.no nos olvidemos nunca de quienes fuimos.al final va a resultar que somos más toletes que antes, porque estamos bastante abandonados a las voluntades de sei o siete espavilaos que, a través de la caja tonta,nos tienen a su mercedy a la juventud ya es que no sabe ni que es el gofio,en fin,como me dijo un amigo mio,que hoy en dia es locutor de la cadena ser en canarias,estas son nuestras miserias.

Domingo, 12 de Octubre de 2008 a las 10:15 am - Una canaria mezclada

#38 Para Pedro Rodríguez

Soy canaria y mis hijos son canarios. Mi bisabuelo era catalán mi bisabuela de Telde. Mi bisabuelo le aportó a mi bisabuela además de un nombre y apellido muchas noches de amor fruto de las cuales nacio mi padre, un canario de Telde y una buena persona.

Siguiendo tus planteamientos, debe ser una putada para los paises del Caribe que sus genes hayan sido contaminados con genes canarios. ¿o no? ¿o es que los únicos genes buenos del mundo son los canarios? Yo prefiero olvidarme de las proporciones genéticas y mezclarme con un saharaui, o con un finlandés, o con un chino, o con un ecuatoriano, o con un esquimal,...que seguro que el resultado convendrá a la especie humana, que al fin y al cabo es los que somos, humanos.

Una canaria mezclada,orgullosa de ser ciudadana del mundo, a la que le importa un carajo los genes.

Domingo, 12 de Octubre de 2008 a las 08:17 am - Pedro Rodríguez

#37 Lo siento por los extincionista, pero no sólo nuestro bagaje genético es en un 70% más o menos de origen guanche/aborigen, sino que se ha encontrado rastro de ellos en muchos países del Caribe. Consulten el diario La República.

Sábado, 13 de Septiembre de 2008 a las 09:56 am - Pedro Rodríguez

#36 La arqueología y la antropología confirma lo expuesto; nuestros antepasados son los aborígenes de Canarias, y la aportaciones castellanas se redujeron a nombres y apellidos (a veces ni eso, si no vean apellidos como Marrero, Tejera, etc, y averiguarán que son portugueses).

Sábado, 19 de Abril de 2008 a las 16:25 pm - PERIODISMO HISTORICO

#35 Después de leer los comentarios alusivos a lo que pudo ser nuestra forma de vestir y cómo, unos más académicos que otros, exponemos nuestra teoría histórica (y periodístico-divulgativa) desde un artículo, personal, que figura aún en la red:

LA PREHISTORIA CANARIA RECUPERA DATOS

(\"Sastrería\" aborigen)

PRESENTACIÓN LIBRO CIENTÍFICO

Por Dr. Miguel Leal Cruz

Los investigadores canarios de nuestro pasado pre-europeo, el Dr. Alfredo Mederos Jr, y Lic. Gabriel Escribano, ambos amigos, nos han sorprendido hace apenas un mes con el nuevo libro “Prehistoria de la Comarca de Acentejo. El Menceyato de Tacoronte”. Se analizan aspectos científicos de nuestra prehistoria, bastante desconocida a pesar de los esfuerzos que realiza nuestra universidad, en especial bajo directriz del también amigo el Dr. Antonio Tejera Gaspar, muy prudente en su metodología y más aún en nuevos dictámenes que dependen de su cátedra.

Esta nueva edición científica fue presentada en la biblioteca de la Victoria, y aborda la Prehistoria en la comarca de Acentejo, asiento del que fue importante Menceyato de Tacoronte hasta 1495. En dicha publicación se describe el ánfora romana, hallada en el puerto pesquero de El Pris, datada en el siglo II AC.

La obra está dedicada a otro de nuestros investigadores pre-democráticos, Luis Diego Cuscoy, incansable en su labor mientras duró la etapa docente en nuestra universidad que fue muy poco entendida y menos apoyado aún. Había publicado la edición titulada Los Guanches , sin duda la mejor obra de la Prehistoria de Canarias en aquellos momentos y base de inspiración de numerosos estudios posteriores.

Distinto es la mitificación de Sabino Berthelot (o Vernau), la lectura romántica de los aborígenes como se apuntó por los autores en el acto de presentación del referido libro en torno a esta comarca de Acentejo (Matanza y Victoria en nuestros anales epopéyicos).

Precisamente en esta zona se ha erigido un monumento gigante (sofisticado y con añadidos...) de un aborigen, casi desnudo. Se nos hace entender un salvajismo extremo (o un particular bucolismo como parodia del \"buen salvaje\"), difícil de entender en estas islas de escala y aprovisionamiento obligado desde siempre y, por tanto, muy frecuentadas por portadores de variadas culturas: preferentemente la mediterránea desde antes de la Era Cristiana o la berébere próxima, presente antes o después del Islamismo (siglos VII-XV), entre otras no estudiadas como ya hemos dicho.

En este polémico apartado del debate histórico (al igual que en otras muchas culturas universales) se pretenden crear cánones fijos para determinar aspectos antropológicos y (en este caso) sociales como puede ser la vestimenta que usaban nuestros antepasados; y así caer en el conocido tópico de afirmar (referido a estas Islas Atlánticas) que sólo usaban los llamados “tamarcos” de cuero, más o menos pulido, de ovejas o cabras, como prenda más habitual (según parece tanto en mar como en montaña). En consecuencia analizamos este aspecto de la “sastrería”aborigen, en algunas de las varias etapas cronológicas. La relación entre cuantificación del hecho desde su cronología paralela (como ya se ha apuntado en otros artículos sin ánimo chauvinista)

Más que probables contactos de marineros, comerciantes o pescadores de zonas del Oeste Ibérico (Tartesos), Bretaña, Inglaterra y países del Báltico (los famosos normandos en su primera época) sin descartar los navíos comerciales de la Hansa germánica. Pueblos y culturas que desde épocas en torno a la caída del imperio romano por invasiones nórdicas, visitarían estas islas en virtud de diferentes motivaciones: tempestades, aventuras, pesca, comercio, búsqueda de nuevas tierras de asiento, huidas por enfrentamientos tribales, persecuciones religiosas, culturales, étnicas, por expediciones de monjes, captura de esclavos y de otro tipo. Alcanzarían algunas donde \"por las buenas o por las malas\", decidían la ocupación local o parcial (fondos sólidos de factorías o de “hábitat” en San Nicolás de Tolentino o Arguineguín, Cenobio de Valerón, riego agrícola en Gran Canaria…) en principio independizados de los nativos aunque bajo la constante presión de ellos (no olvidar que la prehistoria final en esta zona atlántica, en plena Era cristiana, es paralela a la más avanzadas culturas próximas)

Lo otro es ganas de menoscabar la capacidad de unas gentes que enfrentaron durante siglos, no sólo a normandos o castellanos por cien años, sino a aquellos otros pueblos con los que intercambió dicha cultura, el comercio o cualquier otra relación social del momento desde tiempos pretéritos. ¿Por qué los romanos en su constante expansión imperial por 7-8 siglos colocaron “un limes” marítimo frente a Canarias, ¡más misterioso aún! ¿Tal vez por temor a algo, al igual que el norte de Gran Bretaña (el muro de Trajano), o el de Germania? Las islas sí estaban dotadas con variado tipo de recursos: agua, madera, resina, pesca, esclavos…Constituye otro dilema y otro debate que, al parecer, se retoma por especialistas ahora…de lo cual debemos alegrarnos efusivamente (aunque no sea nuestra especialidad académica).

Cuando se le preguntó al antropólogo palmero desaparecido José Pérez Vidal sobre la trascendencia y protagonismo de los aborígenes canarios, dijo que a Canarias todo le ha venido de fuera incluidos los “guanches” por cuanto se les considera procedentes del vecino continente africano, premisa inconcreta cuya base habría que aplicar a otros archipiélagos, territorios, puesto que la navegación es algo cotidiano desde 4 mil AC. El Dr. Mauro Hernández sostiene que el poblamiento de la Palma, ya se data en el Bronce Final (1300-1000 AC). Reconoce Pérez Vidal que todo ello “mezclado, batido dentro de la coctelera canaria ha dado una personalidad. Aclara que de esa personalidad nadie duda y que el que mejor la aprecia es el que llega de fuera, por contraste…” Nos dice que la población autóctona constituye un elemento principalísimo, fundamental, que hay que tener en cuenta. Pero, incide, sólo como un elemento más. En la formación del carácter canario actual, quizás haya tenido mucho más valor, mayor fuerza lo histórico que lo prehistórico. La cultura que llegó después de los “guanches”, se amalgamó y procedía de todas las regiones españolas (y de otros lugares territoriales), para formar un espíritu complejo que no se puede explicar por un solo elemento prehistórico... Esto es obvio.

Sin embargo, añadimos, el factor humano aborigen es fundamental para configurar la sociedad que se gestaba e incluso la que se gestaría inmediatamente en América por su indudable valor en el campo colonizador y poblacional (Cuba fue el modelo prototipo a seguir). Como dato cuantificable él mismo conocía que la isla de La Palma tenía una población autóctona de unos 6-7 mil individuos tras la conquista, que confirma el arqueólogo, también palmero, Dr. Jorge País. Según fuentes contrastadas, dicha isla fue colonizada por apenas treinta familias foráneas, especialmente castellanas o andaluzas, que patrocinaron el proceso integrador consiguiente con influencia en lo cultural, social o económico, hasta el punto que muchos aborígenes embarcarán a América con similar misión colonizadora que corrobora otro estudioso: Pedro Leal Cruz, filólogo.

Lo expuesto, a más de elogiar la obra de Alfredo Mederos y Gabriel Escribano, no tiene otra finalidad que clarificar esta cultura ancestral que no es anglosajona, asiática o islámica: es hispana.

Publicado en El Mundo-Gaceta de Canarias, agosto 2007

Lunes, 17 de Marzo de 2008 a las 22:31 pm - AGUAHUCO

#34 Según el régimen de opiniones comentadas , me resulta una vergüenza que opinen y manipulen la historia sin ninguna base sólida .No solo queda la base de los archivos históricos de canarias si no la sabiduría popular de la gente y no solo eso conozco una persona de cierto apellido de origen español colonizador que tiene joyas de libros históricos del pueblo guanche , huesos, calaveras ,etc...Pero claro no pasa nada porque como es del gremio alto son negados a la cultura de los verdaderos canarios.Otro punto ser CANARIO no significa descender de guanches es querer saber la verdad de nuestra historia la cual nos han negado por incultura y por miedo a represalias a la colonización española, no solo eso pregúntenle a un latino que opina de colón.

Viernes, 23 de Noviembre de 2007 a las 15:19 pm - Juja

#33 Jujaaaaaa!!!!!!!

Viernes, 23 de Noviembre de 2007 a las 15:18 pm - Pepillo

#32 Juja!!

Miércoles, 19 de Septiembre de 2007 a las 09:10 am - CHO JOSÉ DE ANAGA

#31 Lo que si me da pena es que una región como es Canarias que tiene su historia propia \"Aunque sea poca y contradictoria\", es que no se pamos defender nuestras tradiciones frente a la globalización que se esta imponiendo en los ultimos tiempos, esto no quiere decir que nos cerremos a otras culturas que puedan enrriquecernos tomando lo mas

veneficioso para nosotros sin menospreciar otras culturas, por eso no entiendo aún que como en los tiempos que corren todavia nos sigamos enfrentando por simplezas de que si somos ó no desendientes de Guanches ó de Castellanos conquistadores. Lo que si está claro es que somos canarios y que tenemos nuestra ideosincrasia particular con respecto a otros pueblos de la peninsula.

A todos les felicito porqe por lo menos de una manera u otra estamos estableciendo \" un dialogo\" de lo que nos une y no es otra cosa que nuestra cultura, venga de donde venga y que es patrimonio unico y exclusivo de esta tierra aunque en ella se denoten en breves matices que pudieran ó no proceder de otras culturas, cosa que no me parece mal ya que con ello enrriquecemos la nuestra.

Ahora bien se plantea la controversia de nuestra procedencia, pues bien aunque nos pese y aunque seamos mesclados ó no, somos suficientementes racionales para saber que cada día que pasa estaremos mas mesclados racialmente con otras cultura foraneas que arrivan a nuestras costas y se establecen aqui. Ademas debemos de preocuparnos y hacer de nuestra cultura un modo de vida día a diá, y con esto no quiero decir que excluyamos ideas que nos vienen de fuera, tomemos lo bueno de ellas y así haremos que cada día nos plantehemos que merece defender lo nuestro.. Vease los catalanes ..vascos etec.. ello por ncima de todo son de donde son.

Domingo, 09 de Septiembre de 2007 a las 23:43 pm - tarja

#30 yo soy canario arabe mis abuelos son de maxorata y titeroakae per los que no entienden son fuerteventura y lanzarote yo nazi en gran canaria soy independista de las islas canaria pero no dresprecio alos espanoles por lo que isieron su s antepasados pero tenemos que recordad i no olvodar lo que hisieron a nuestro pueblo canario ach guanach

Viernes, 07 de Septiembre de 2007 a las 22:15 pm - ttabaibero

#29 De vestimenta solo conozco lo que he leido en publicaciones hechas por eruditos isleños. Estudio y observo, después hago juicios.

Con respecto a los trapos o pilfos que lucen en la romeria de Teror, son en una altisima mayoría verdadera escoría. Se ponen lo primero que encuentran, ropa china de a dos euros, y una gran variedad de horteradas que poco tienen que ver con los trajes canarios, y por lo tanto infintamente, a millones de millones de años luz de la vestimenta guanche.

Vd que se denomina curiosa, seguro que no se le habrá escapado el traje de \"indiano\" de Paukinito Rivero y José Miguel Pérez, pero como buena observadora, habra visto el traje hortera y changa de José Manuel Soria, con su camisa de rayas horizontales con manga corta del Corte Ingles y su chaleco negro con bordaditos de palmeras. Dada su \"categoria\" de político, y los millones que atesora, bien se podría gastar el dinero en una ropa decente. Pero... ¿Cómo va a gastar el dinero en algo que el considera bajuno y cosa de pobres ignorantes?. Estos tres personajes son el mascarón de proa de las ordinarieces y chabacaneria en vestimenta que vimos esta tarde.

Habia gran profusión de mujeres con blusas escotadas tipo buscona y mesonera mejicana.

El origen de los \"trapos de mierda\" como vd tan discretamente dice, es la ignorancia, pasotismo, desinteré e infravaloración de todo lo nuestro. Si se denosta y denigra nuestra historia y cultura. ¿Cómo no se va a a infravalorar la vestimenta antigua de los canarios? Una forma más de hacernos sentir inferiores.

Besitos mil.

Miércoles, 05 de Septiembre de 2007 a las 20:26 pm - una desinformada

#28 Estimado Tabaibero:

Dado que parece usted entender mucho de vestimenta, me gustaría que me dijera cuál es el origen de los \"trapos de mierda canarios\" que tan desenvueltamente veremos desfilar por la romería del Pino. Y si es posible, cuanto de \"canariedad\" pretendidamente guanche hay en esos vestidos.

Atentamente,

Una curiosa.

Sábado, 25 de Agosto de 2007 a las 12:21 pm - Ttabaibero

#27 Hola mejicano. Tus argumentos son muy consistentes y los comparto. Contigo se puede hablar, no como los otros que parecen avergonzarse de su procedencia canaria y poniendo en un podio algún abuelo godo, dandole un rango de aristocracia e identificandose con él, sin ponerse a mirar a quienes le rodean y donde vive. El desprestigio de nuestra historia el menosprecio a nuesra cultura, es el fomento al destrozo de nuesta identidad. Cualquier cosa que tenga un ligero olor a canariedad, parece que apesta a los poderes fácticos. El veto a nuestra cultura y promoción a lo de fuera, lo vimos hace unos dias en las fiestas de San Lorenzo en Gran Canaria. El acto fue: GRAN PASE DE VESTIDOS FLAMENCOS DE FARALAES Y ACTUACION DE VARIOS GRUPOS DE SEVILLANAS Y ROCIEROS. Claro el representar nuestras antiguas vestimentas tradicionales, ni de coña, pues el comentario de uno (será una excepción) \"los trapos de mierda canarios, para Teror\". Es más ni que no hubieran grupos de folklore canario, para meternos con calzador toda la morralla ordinaria de flamencadas, pantojadas y trajitos de volantes.

Más que Ana doramas, como tu la calificas, hay otros políticos muchisimo más nefastos, con poder pero sin cultura. Ani posee una inmensa cultura. Otro caso son sus actuaciones.

El delegado de gobierno, el señor Segura Clavel, ¿Quien le enseñó a hablar en godo? Este ser si que es nefasto, no por su vomitiva forma de hablar, sino por la dejadez que hace de sus obligaciones en el cargo. No vamos a seguir hablando de estos politiquillos, pues debemos de ver sus actuaciones. Por ejemplo ahora está José Manuel Soria, gran adorador de Francisco Franco y de sus ideas y pensamientos, al que hay que echarle de comer aparte. Y como en esta página se tendría que hablar de vestimenta. La \"tipica= que lleva Pepe Soria en las romerias, consta de camisa del corte inglés, pantalón de tergal del mismo comercio. horterisimo fajín verde, y muchisimo más hortera el chaleco con palmeritas bordadas. De pena.

Hay que ver como desvio la conversación .

Saludos mejicano.

Sábado, 25 de Agosto de 2007 a las 02:13 am - Jose I.Diaz el mejicano

#26 Dado que he residido en diferentes paises asiaticos, leyendo el articulo sobre la vestimenta de mi pueblo guanche, se me viene a la memoria, un dia que me despertaron en la madrugada, unos alborotos que se formo en el puerto pesquero de Jeju, de eso hace unos tres lustros. Pues bien, cuando abri la ventana de mi piso, para asomarme que era lo que sucedia en mi calle, la misma se encontraba abarrotada de individuos en un circulo, y en el centro del mismo, dos coreanos, se quitaron sus camisas quedandose completamente desnudos de cintura para arriba, y comenzaron a pegarses punetazos y patadas duntante cerca de 40 minutos, hasta que terminaron cansados ambos contendientes, echandose luego una mano por el hombro y metiendose de nuevo en la cantina a beber soyo, la bebida predilecta de los coreanos.

Lo que deseo exponer, es que una persona sin vestimenta, se desenvuelve mejor en una pelea callejera, que una persona con vestimenta, ya que lo pueden agarrar por la ropa, y ponerselo muy dificil. Sin embargo sin vestimenta, resulta imposible agarrarlo de la ropa y por lo tanto es mas escurridiso en la pelea, y llevara siempre las de ganar.

Sábado, 25 de Agosto de 2007 a las 02:02 am - Jose I.Diaz el mejicano

#25 Muy bueno y veridico el articulo sobre la vestimenta de los guanches escrito por el compatriota Eduardo Pedro Garcia Rodriguez.

No obstante estoy viendo por otro lado, como entre los mismos compatriotas canarios se tiran piedras, por que algunos pienses diferentes, lo cual es enriquecedor, siempre que no se castigue al contrario con insultos. Yo me considero un nativo guanche por parte materna y paterna, pero nunca despreciare a nadie que se sienta canario e independentista, ya que es un gran honor hoy en dia el ser independentista, en una sociedad canaria tan prostituida por el retrogrado colonialismo espanol. No se se conoceran ustedes a Ana Doramas, la alcaldesa de La Laguna, la cual porta un ilustre apellido de un glorioso guerrero guanche de Tamaran. Pues bien, dicha alcaldesa ha pesar de su ilustre nombre, es peor que cualquier goda espanola, ya que pertenece a la burguesia dependiente espanola, es decir, que se encuentra al servicio de la metropoli. Razones por las cuales yo profiero a mi lado a un descendiente de espanoles, que se sienta canario independentisnta al 100%, que a cualquier descendiente de guanche que nos sea un traidor. Por lo que creo, que canario es aquel que luche por Canarias, no importa si sus padres son espanoles, marroquies o alemanes, ya que nos encontramos en una situacion de vida o muerte, para la propia supervivencia del pueblo canario. Por lo que les ruego, que antes de ponerses a lanzarses piedras, se lo piensen dos veces, ya que el gentilicio de canario-guanche lo tiene aquel que mas se destaque en la defensa de su tierra, y no porque lleve tal o aquel nombre.

Miércoles, 22 de Agosto de 2007 a las 23:33 pm - JOSELIN

#24 BIEN DEBERIAN PONER ILUSTRACIONES DE LOS HOMBRES Y LAS MUJERES YA QUE LAS PERSONAS COMO YO QUE TIENEN QUE HACER TAREA Y LOS PROFESORES PIDEN ESE ARGUMENTO SERIA GENIAL QUE PUSIERAN UNO ANTE TODO GRACIAS

Jueves, 02 de Agosto de 2007 a las 19:36 pm - ttabaibero

#23 ¡Que pesadito! Tu si que tienes una gran lista de argumentos. Lumbrera. Rojal jara y hasta nunca baby

Jueves, 02 de Agosto de 2007 a las 00:15 am - Un canario con tatarabuelo de Agaete.

#22 A Ttabaibero, infinito saco de contradicciones:

Efectivamente doctor, a la gente si por algo se la tiene que catalogar no es por lo que sepa o deje de saber como tu acabas de decir; tampoco se la puede catalogar por haber nacido en Huelva o en Fataga; tampoco se la puede catalogar por ser guapa o fea; tampoco por el físico, tampoco por la manera de andar, tampoco por su repulsivo y dañino (para nuestos oidos) acento, como has dicho en tus anteriores escritos. A la gente, si por algo se le puede catalogar y valorar como tu acabas de decir, es por sus hechos, independientemente de donde haya nacido. Hay buena gente en Orense y hay buena gente en Garafía. Hay canarios que son mala gente (el hombre de Tejeda que quemó Gran Canaria hace 6 dias) y hay segovianos que también lo son. No hay pueblos buenos y pueblos malos; no hay culturas mejores y culturas peores.

Claro que yo estoy orgulloso de mi cultura, de mi tierra, o de mis antepasados, que por cierto, hasta donde tengo noticia, ninguno nació en lapenínsula, pero si investigando apareciese alguno, seguiría estando orgulloso de ellos. ¿Que harías tu, lo ocultarías? Por otro lado, el único que en esta sucesión de textos ha dicho que los abórigenes \"eran unos salvajes ignorantes a los que había que exterminar\" eres tú. Ni Alonso Quijano, ni Doramas, ni Jonathan ni yo, hemos escrito ese texto, ¿que pasa, que una vez más te quedas sin argumentos y ahora te inventas frases para intentar quedar bien???. Un culeto (nombrete, apodo) agaetense (gentilicio).

Miércoles, 01 de Agosto de 2007 a las 10:40 am - ttabaibero

#21 Que pena me da tu caso. Es realmente digno de lástima. Recferente a Doramas, me refiero a ti, lo mismo que al Janathan. Eres como el lubricante tres en uno.

Confundir gentilicio con nombrete..... !Nooohh¡

Aqui no es cuestión de catalogar a la gente por lo que sepa o deje de saber, pero como por sus hechos los conocerán, aqui tenemos los resultados. Me siento muy orgulloso de mis antepasados, de mi tierra, de mi cultura, y despreciarla con los argumentos de que \"eran unos salvajes ignorantes a los que habia que exterminar\". Sigo perdiendo el tiempo soportando tanta totorotez.

Ajul falawen imidawen111

Miércoles, 01 de Agosto de 2007 a las 02:03 am - Un canario con tatarabuelo de Agaete.

#20 A Ttabaibero:

Si es verdad que tienes tres carreras universitarias, y me imagino que realizadas en Canarias ya que tu nunca irías a estudiar a una universidad peninsular, porque seguramente piensas que en Canarias están las mujeres más guapas de España y las mejores universidades, lo unico que demuestrán tus comentarios es que pasaste por la universidad, pero que la universidad no pasó por tí.

Por cierto en una parte de tu anterior texto dices\"Imagino que tu sapiencia es tanta que conocerás que Culeto es el gentilicio de los naturales de Agaete. Con respecto a esta palabra del léxico canario, le dedico cinco páginas en mi tesis doctoral.\" Una vez más tu ignorancia y analfabetismo funcional sale a relucir. El gentilicio de la gente de Agaete no es \"culeto\", ese es el nombrete con que se conoce a la gente de Agaete, el gentilicio es \"agaetense\"; los de Gáldar tienen de gentilicio galdenses y de nombrete \"cebolleros\"; los de Agüimes tiene de gentilicio agüimenses y de nombrete lagarteros; los de Ingenio tienen de gentilicio ingenienses y de nombrete cochineros, etc. etc. etc. Coge el diccionario (suele ser un libro con muchas hojas con palabras ordenadas alfabéticamente y con el significado de las mismas) y busca gentilicio para que aprendas su significado, doctor. Por otro lado el que le hayas dedicado cinco páginas a la palabra \"culeto\" en tu \"tesis doctoral\", sólo indica cantidad y ello no implica calidad.

PD 1: Imagino que te suspenderían la tesis al confundir el significado de gentilicio.

PD 2: No conozco al tal Doramas ni al Jonatan ese amigo tuyo puesto que sabes que es un culeto sin que el te lo diga.

Miércoles, 01 de Agosto de 2007 a las 01:11 am - ttabaibero

#19 Para el culeto de Jonathan (Te faltó la h) Imagino que tu sapiencia es tanta que conocerás que Culeto es el gentilicio de los naturales de Agaete. Con respecto a esta palabra del léxico canario, le dedico cinco páginas en mi tesis doctoral.

Argumentos nunca me faltan, me los dan mis estudios, tres carreras universitarias y un doctorado. Ahora como se que me superas en conocimientos y experiencias me rindo ante tus sabios argumentos (Muy basilones por cierto) y a la falsa y trágica situación con los grises. Vamos. No te lo crees ni tu. Como guionista de comics eres fatal. Sigue dedicandote a renegar de tus origenes, avergonzandote de ser canario, y meter a la historia de las islas en el inframundo de la subcultura.

Por otro lado los recados a la señora doña Loreto, se los das tu mismo. Será que le tienes miedo por el rastrillazo que te mandó de una manera bastante certera, y no quieres enfrentarte del chirgo que te da.

Si piensas que me puedo ofender al intentar ponerme antepasados de origen godo, estás muy, pero que muy equivocado. Como no los tengo no me preocupo. ¿no has hecho ninguna encuesta de campo sobre la gran afrenta que era antiguamente el casarse con un godo. Perdona que te pueda ofender al mentarte a tus queridos antepasados de Jerez o Villa Botijo del Pitorro, pero es que en estos tiempos que corren tenemos que hilar muy fino por aquello de que te puedan acusar de xenofobo. Por si no lo sabias, te voy a decir unna maxima canaria muy antigua: EL GODO, CUANDO NO LA DA A LA ENTRADA, LA DA A LA SALIDA.

los delitos que pudieran cometer mis antepasados, logicamente sería cosa de ellos, no tendría que cargar yo con esa \"herencia\"

En cuanto al término Guanche, es el nombre de una cultura, una lengua y el gentilicio que sele daba antiguamente y hoy, a los habitantes de Canarias. Están encasillando este gentilicio solo a los de Tenerife por razones un tanto espureas. Vamos a ver: ¿Por que entonces en los antiguos legajos de las actas de protocolo del 1512, encontramos citas como la siguiente: ... Catalina Fernandez, Guanche de Agüimes se personó....-.\" Asi sucesivamente y en siglos posteriores, se sigue hablando de guanches de Galdar, de la Vega de enmedio y demás sitios de Gran Canaria.? En otras islas pasa lo mismo A esto se añaden los topónimos como La Guancha, Cueva del guanche etc etc. Bueno Jonathan Doramas (que bonito nombre para un protagonista de culebón) como verás te estoy dando mucha importancia al perder mi maravilloso tiempo en seres como tu, no te lo mereces. AH, se me olvidaba,, consigue la obra de Bethencourt Afonso y leela. Son varios títulos, pero por los apellidos te aparecerán. Será mucho y muy fuerte para ti, pero no dañarán la única neurona que te queda.

Atentemente.

Martes, 31 de Julio de 2007 a las 12:25 pm - jonatan

#18 si, lo mejor es que no contestes, mi niño, ya no te quedan argumentos ...

Lunes, 30 de Julio de 2007 a las 18:30 pm - ttabaibeo

#17 Fooossh que jié a criollín frustrado que ha esperado dos semanas para responder con una tesis doctoral de antología del disparate. Si me contestas a mi con semejante machangada, apaga la luz y vamonos. A la Señora Loreto se ve que le tomaste mucho miedo con su mordaz y precisa réplica que no te atreves a decirle nada. En fin, ya veo que lo tuyo es el sumun del desprescio a lo que tenemos... COÑO, ¿Para que pierdo el tiempo contestando a este ignorante personajillo? Tomate algo que te invito.

Domingo, 29 de Julio de 2007 a las 14:35 pm - Un canario con tatarabuelo de Agaete.

#16

A Ttabaibero y Loreto. Como dije en mi primer escrito, deberían viajar un poquito por el mundo para que comprueben que las mujeres de Talavera de La Reina, Valdemoros, Valladolid, Berlín, Seúl, Dakar, etc. son guapas y feas en la misma proporción que lo son las mujeres de Agaete, Valsequillo, Güimar o Garafía y que todas ellas pertenecen a la misma raza, es decir la raza humana, la única que existe, a pesar de que ustedes insisten en la existencia de la raza canaria como Hitler insistía en la de la raza Aria.

Por otro lado me dice Ttabaibero que me equivoco al \"encajarle bisabuelos o tatarabuelos de Badajoz o Albacete.\" Probablemente esté equivocado y tus antepasados son de Valdemoro, Oviedo o de alguna otra ciudad española, portuguesa, francesa, venezolana, cubana. Es verdad, puedo estar equivocado, lo mismo que lo puedes estar tu al negarlo. ¿Como puedes estar tan seguro que tus raíces se hunden en \"la más pura raza isleña\" como decía la canción? Simplemente no lo sabes, una cosa es querer y otra la realidad. Tu quieres pensar y creer que tus antepasados vivían en una de las cientos de casas cruciformes o cuevas aborígenes documentadas en Gran Canaria, pero ¿y si tu antepasado fuese Juan Rejón o Pedro de Vera el conquistador que le cortó la cabeza a Doramas? ¿Serías tu responsable de los crímenes que cometieron tus antepasados? Tu no sabes que cada cual responde de sus actos y no de los que realizaron sus familiares? Tú te imaginas, por poner un ejemplo, que tu padre matase a una persona, que no lo descubriesen, que muriese y que a los diez años te juzgasen a ti por el crimen cometido por tu padre. ¿Te parecería justo? ¿Verdad que no? Pues eso es lo que tu haces con aquellas personas que vienen a Canarias desde la Península. Juzgarlas por unas acciones ocurridas hace 500 años y probablemente realizadas por algún antepasado tuyo. Demuéstrame con tu árbol genealógico que eso no es así, que durante los más de quinientos años de la conquista de la isla todos tus antepasados casaron con descendientes directos de los indígenas, santos y puros como nadie en este mundo. Demostrar es demostrar y no querer. Y si lo pudieses demostrar, cosa más que imposible, ¿que pasa¿ ¿eres mejor que yo, canario, vecino de Agaete, que pude tener un antepasado proveniente de la Península Ibérica?

Por otro lado, dices que “los de la raza guanche para la corona tenían el mismo rango que esclavos, negros y moros. Al no haber pureza de sangre no podían acceder a ciertos estudios” Una vez más demuestras tu doble rasero al juzgar los hechos. Te parece mal que la corona utilice la pureza de sangre para meter en el mismo saco a guanches, esclavos, negros y moros, sin embargo son los argumentos que tu empleas para decir que eres mejor que un peninsular por tu supuesta pureza de sangre aborigen. ¿Sabías que la sociedad aborigen de Gran Canaria, donde no había guanches puesto que estos eran los habitantes de Tenerife, tenían una sociedad dividida en clases, como la corona castellana de la que tantas pestes hechas? ¿Te suenan los trasquilados, esa gran mayoría de la población que tenían que servir a una nobleza, a la que sólo se accedía por línea sanguínea, es decir, por la pureza de la sangre, y que eran los que explotaban y dirigían a la plebe? ¿No te parece muy similar a lo que ocurría en la corona de los Reyes Católicos? Y por curiosidad, si llegas a descubrir con tus “investigaciones” en los archivos a tus antepasados aborígenes, que te gustarían que fuesen, nobles o trasquilados? ¿O es que te imaginabas un mundo feliz de igualdad política, social, económica, roto por los conquistadores normandos y castellanos? Pobrecito.

Por último, para que veas lo fácil que es equivocarse cuando se habla sin pruebas y desde una ignorancia descomunal de lo que son los procesos históricos, te diré que no sólo no le tengo apego a Franco como manifiestas, sino que por oponerme a su régimen, estuve tres meses detenido junto a cuatro compañeros y por cierto los que nos torturaban día si y día no eran dos canarios, de familia canaria de toda la vida y curiosamente quien nos curaba y traía comida a escondidas de los canarios, era un funcionario de Tarragona, un godo de esos que tu identificas caminando por Triana.

Aprovechen el verano para viajar y en septiembre, hagan el curso de acceso a la universidad para mayores de 25 años y matricúlense en la Facultad de Geografía e Historia. Les vendrá bien a ustedes y a Canarias, para reducir los índices de analfabetismo funcional. Chao.

Sábado, 14 de Julio de 2007 a las 19:10 pm - Loreto

#15 Desde luego mi niño, entiendes lo que quieres y lo que te conviene. Mezclas churras con merinas. En cuanto al desagradable comentario fuera de tono, y más a una mujer que no conoces de nada, te diré que no se de que tamaño la tienen los negros, no me interesan. Tu seguramente que tanto conocimiento tienes en dimensiones y volumenes, seguro que hablarás por experiencia propia y habrás probado los diferentes \"tamaños\" de variadas razas, prefiriendo las de los negros. En fin como en razas se te ve tan participativo y promiscuo, haz una globalización de tus gustos. Que pena me da tu caso

Sábado, 14 de Julio de 2007 a las 13:01 pm - Doramas

#14 ¡¡¡qué interesante, Loreto!!! Según usted, la historia de Canarias empieza en la prehistoria, y termina con la conquista. De resto, papel couchée, supongo. Siento decirle que, aunque le pese, la historia de Canarias, que también cuenta con un siglo XVI. XVII. XVIII, XIX y XX, es la que es, entre otras cosas, el resultado de idas y de venidas, de gente que se fue, y de gente que vino. Pero claro, supongo que no es lo mismo apoyar la inmigración marroquí, que queda estupendo y super progresista, aunque sepamos que viene a hacernos el trabajo que no queremos nosotros, que apoyar al que se busca la vida en el funcionariado de cualquier lugar. Porque claro, como las razas, para usted habrá inmigración e inmigración. La una, estupenda, a barrer y a dejarse el morro en la construcción, la otra un cáncer, por que no nos permite lucir el palmito en los pasillos de nuestros organismos públicos. A eso yo le llamo doble moral. Y que penita de abuelos canarios, y tatarabuelos, que se fueron a hacer las Américas. Espero que allí se les respetara, sobre todo, por querese buscar la vida. Algo que es un derecho de todos, y de todas. Por lo demás, en lugar de ahogar nuestros complejos con argumentos que se deshacen por su falta de solidez, estemos a la altura, y en lugar de perder el tiempo en cosas superfluas, como es el origen de los seres humanos, quejémonos de que el fracaso escolar en Canarias sea el más alto de España, y luchemos porque \"nuestra gente\" reciba una eduación que esté a la altura de las circunstancias. No quiero pensar cómo tratarán a algunos alumnos de nuestras universidades, de cuyos casos he oido hablar, que han aprobado oposiciones en la pérfida España. Espero que allí se les trate como se merecen, y que no le pongan ninguna pega por haber ido allí \"a robarles el trabajo\" a los de Burgos, Cáceres, Málaga o Cartagena con \"g\".

Y, por cierto, muy fuerte lo de la belleza, por no decir frívolo. Me recuerda a aquello de que los negros la tiene más grande. Y perdone usted por el tono desenfadado. Pero es que a mi estas cosas me dan mucha risa.

Hasta nunca, disfruten ustedes de la \"raza pura\". Yo, por mi parte, sigo con la mezcla. Ya lo decía un canario poco sospechoso, Pedro Guerra, ¡¡contaminame!! y por cierto ¿cómo le irá a Pedro en Madrid? Igual no le dejan cantar en Malasaña, por tener acento sudaca .....

Sábado, 14 de Julio de 2007 a las 10:50 am - Loreto

#13 Para Doramas. Sus comentarios son bastante reaccionarios. Al nombrar a ese malnacido y asqueroso asesino de Hitler, pongase a pensar en los millones de personas asesinadas por él y sus ordenes. Gaseados, apaleados, despellejados vivos, trepanaciones craneales en estado consciente y un sin fin mas de aberraciones propias de un sanguinario depredador. Creo que sus conocimientos de nuestra cultura e historia son bastantte escasas. Es sabido que los pueblos que no conocen sus historia y fallos, están condenados a repetirlos.

Al señor del tatarabuelo de Agaete y Doramas, que parecen la misma persona, decirles que hay una gran diferencia entre los godos y los canarios. Las mujeres somos más guapas y los hombres también, con rasgos faciales bastante definidos y diferenciales, Si tanto orgullo y dependencia a tus ancestros godos tienes, echa una miradita a las naciones americanas. Indios de pura raza con apellidos Garcia, Rodriguez etc, y los mezclados olvidando su relación con la \"madre patria\". Son independienyes, amantes de su historia y raices, mientras en Canarias estamos tirandonos piedras entre nosotros. ¡Que pena!

Viernes, 13 de Julio de 2007 a las 23:24 pm - Ttabaibero

#12 Si yo, según Vds. soy un Hitler, veo que me ha salido un par de contestones de las SS. Si saben leer, estudien, metanse dentro de la historia de las islas y sumerjanse en la gran cantidad de contubernios hacia y conta los canarios. Por otro lado te equivocas muy mucho al encajarme bisabuelos o tatarabuelos de badajoz o Albacete. Nanay del Paaraguay querido. Si Vds como criollos se enorgullecen de una linea directa a Cartajena, los felicito. Se nota la gran incultura que reflejan. Un Doramas. ¿Sabes como murio este personaje de quien copias el nombre? Pues te refrescaré la memoria: atrvesado a traicion por una lanza, fue decapitado, y su cabeza en un acto de gran religiosidad, humanidad y buen hacer, fue colocada en una pica hasta que se pudriera, como ejemplo de la forma en que van a ser tratados todos estos dejenerados que su mayor crimen fue defender su tierra de corsarios invasores. Por otro lado les voy a dar una pista de una fuente documental para ver a donde les lleva la consulta. Primero vayan a las partidas de bautismo en las iglesias. Si pueden llegar en sus antepasados hasta principios del XX, tienen que seguir buscando en el Archivo Histórico Provincial, donde están depositadas, y según de que pueblos hasta los albores de la conquista. Tendrán muchas sorpresas. En cuanto a la godofobia, , tengo muchisimos amigos peninsulares en una franca y sincera colaboración. Pero..... no es lo mismo un godo que un peninsular ¿Como ven Vds que en hacienda el porcentaje de trabajadores canarios es infinitamente inferior a los desplazados desde la metropoli para ocupar los puestos de los canarios? Esto pasa en todos los organismos oficiales. Es la herencia que nos trajeron todos aquellos gobernadores de la época franquista, que eran acompañados por una troupe de enchufados. ¿Que les parece que una directora de correos de Santa Cruz de Tenerife obligara a sus subordinados del país a hablar como en la peninsula, so pena de expulsión del trabajo? Su razón era que el acento canario parece sudaca y despreciable. Miren que hasta principios del XX, los españoles poco tenían que ver en las islas, pues la voz cantante la llevaban los ingleses. En fin me parece que estoy haciendo demasiado caso a un CULETO, que en el fondo tiene apego a Franco y por lo tanto su unión con Hittler era patente.

A Doramas: Los traidores canarios son los peores. En la antigüedad, en su pecado tuvieron la penitencia, ya que eran los primeros en caer tras los traicionados. Podrria hacerte una lista, pero no hace falta, ya que no la leerías, de la misma manera que no habrás leido, que los de raza guanche para la corona, tenían el mismo rango que esclavos, negros y moros. Al no haber pureza de sangre, no podian acceder a ciertos estudios. Los cambios de apellidos es otra más. Pero como les va a parecer chino, los dejo

Domingo, 08 de Julio de 2007 a las 12:15 pm - Doramas

#11 Y por cierto Tabaibero ....¿de verdad crees que sólo hubo traidores en el bando de los godos?

Domingo, 08 de Julio de 2007 a las 12:12 pm - Doramas

#10 Totalmente de acuerdo, no hay nada como viajar para perder de vista los nacionalismos de baja categoría intelectual y poca reflexión. Ya lo decía Caro Baroja, por cierto, poco sospechoso ...

Ay, si Hitler levantara la cabeza ... tal vez encontraría por estos lares una buena canterita de seguidores ... Y eso que, afortunadamente, nuestra raza, de pura, afortunadamente, tiene poco. Menos mal que llevamos en nuestra sangre mucho de godo, bastante de morisco y de negro .... Pero claro, hay quien piensa que hay mezclas y mezclas ....

Sábado, 07 de Julio de 2007 a las 21:53 pm - Un canario con tatarabuelo de Agaete.

#09 Para el Hitler en potencia del anterior comentario, ¿me puede explicar eso de que en Canarias somos una raza diferente? Existe además de la raza humana otra raza humanoide que yo dezconozco?

Por otro lado, debe ser un espectáculo verlo sentado en un banco de Triana atribuyendo carta de godismo o canarismo a las personas que por a allí pasean simplemente por su físico o por sus andares. ¡Alucinante! Y a continuación, ¿le pondría a los \"godos\" una estrella en sus ropas como los nazis a los judios para que los que siendo canarios como yo no tengamos su habilidad para distinguir a los godos, los podamos identificar???? ¿¿¿Y si inventaramos una maquina del tiempo que nos trajese a Triana a su bisabuelo o tatarabuelo, probablemente nacidos en Badajoz o en Albacete, seguirían siendo malas personas ellos y toda su descendencia, incluido usted???

Que tristeza para su tatarabuelo, comprobaría que su tataranieto, además de un racista ignorante, reniega de sus antepasados. Un consejo, lo tuyo se quita viajando por el mundo.

Sábado, 21 de Abril de 2007 a las 00:09 am - tabaibero

#08 Gracias gomero por refrescarnos las entendederas con tu comunicado.

De sobra se conocen los estudios que se hicieron acerca de la pervivencia de la tipología guanche en los habitantes isleños, hace unos cuarenta años. Ciertamente somos una raza diferente con respecto a los habitantes de España. Si vamos por la calle, distinguimos perfectamente a un godo de un canario, no solo en el fisico, sino hasta en la manera de andar, aparte de la sobervia y prepotencia, sin olvidarnos de su repulsivo y dañino (para nuestos oidos) acento.

El hecho de que los detractores españolistas vendidos a la adoración y vasallaja a la roja y gualda, se escuden en los apellidos que llevamos, no conocen lo bien que se lo montaron los traidores-conquistadores para endilgarnos sus apellidos, cosa que no nos quedó má remedio que aceptar, ya que aparte de la imposició, el ser hijo o descendiente de guanches, era lo mismo que ser negros o moriscos en la época. No eramos puros de sangre.Algo asi como apestados.

En la genealogía canaria, hay apellidos, que apesar de estar castellanizados, son de origen netamente guanche: De Armas, Negrin, Guanche y un largo etcetera que nos muestran una virtual realidad.

Gomero: sigue proporcionandonos articulos tan sustanciosos.

Jueves, 15 de Marzo de 2007 a las 16:27 pm - curiosa

#07 Gracias por el artículo expuesto gomero, me gusto mucho sobretodo cuando dice que prevaleció la raza guanche, ya estaba cansada de oir hablar de los guanches como una etnia perdida en los errores de la historia. Saludos

Jueves, 15 de Marzo de 2007 a las 11:08 am - gomero

#06 \"Señora curiosa no necesita mirar hacia atrás,solo mire a su alrededor\"

SUPERVIVENCIA DE LOS GUANCHES

SEGÚN DON JUAN BETHENCOURT ALFONSO...

[...] \"Los caracteres físicos y fisiológicos de los guanches pueden estudiarse en la actual población rural mejor que en los cronistas, que poco dicen del asunto, pues la supervivencia de la raza es indudable; salvo lo que han perdido de sus excelsas cualidades orgánicas por las costumbres menos varoniles, la sífilis, el alcohol y otros más importados por la civilización.

El clamoroso vocerío de aquellos que pregonan al aniquilamiento de los indígenas por los españoles, después del invento de la crucifixión guanche por el arcediano Viera y Clavijo, tanto tiene de insensatez entre nuestros literatos como de mala voluntad de los extranjeros que odian el genio de nuestra raza.

¿Qué fundamento tuvo tan extemporánea noticia? Nadie lo sabe, porque el autor no lo dice y es lo extraño que cuanto escribió con relación a los indígenas ya las conquistas fue de segunda mano teniendo a la vista los cronistas, que si algo expresan es lo contrario.

Para que se comprenda la gran desproporción que siempre hubo en la nueva sociedad formada por indígenas y europeos, basta decir que medio siglo después de conquistadas las cuatro islas menores, según Azurara, existían los siguientes hombres de los segundos, es decir, españoles: 60 en Lanzarote, 80 en Fuerteventura y 12 en El Hierro; no computando ninguno a La Gomera porque probablemente no los habría, pues en rigor no estaba conquistada. En 1455, ya en tiempos de Diego de Herrera, visitó las mismas islas Cadamosto que declara «se componían en su mayor parte de indígenas»; y esto debió saberlo Viera y Clavijo puesto que cita al viajero y tanto en las islas de señorío como en las realengas, se conoce por los cronistas que celebraron tratados de paz con los conquistadores, que los naturales nobles recibieron repartimientos y todos se equiparon a la europea al extremo de contribuir y cada isla reducida a la conquista de las otras.

Salvo los muertos en los combates que fueron menos de lo que presumen los ponderativos, entre guerreros, mujeres, viejos, muchachos y niños acogidos a los convenios, puede asegurarse sin pecar de exagerado, que constituyeron las nueve décimas partes de la nueva población con relación a los españoles; y como de este asunto hemos de ocuparnos con mayor amplitud al tratar de la conquista de Tenerife, lo tomamos por ahora de ejemplo y aplazamos para entonces las razones en que apoyamos nuestros asertos.

Al celebrarse la paz de Taoro o de los Realejos y hablando en cifras redondas, existían en Tenerife 20.000 guanches de todas edades y sexos aunque predominando las mujeres y niños, de los cuales unos 5.000 continuaron rebelados en medio de los montes sin querer darse a partido, y los otros 15.000 se mezclaron con un millar entré conquistadores y pobladores formando los núcleos de veinte y tantas de las poblaciones actuales. Cuanto a mujeres europeas, como aconteció en las demás islas, eran contadas.

De los 1.000 entre conquistadores y pobladores que se avecindaron durante los primeros lustros, salvo unos cuantos extranjeros que por su escaso número nada significan, unas pocas docenas eran portugueses, como 200 indígenas isleños en su mayoría de Canaria y el resto de españoles, que siendo casi en la totalidad solteros se casaron con las guanchas.

Aparte de que esto era natural, sábese por tradición, por lo que arrojan los archivos y sobre todo por el testimonio nada sospechoso de un comisionado inquisidor de aquella época, que hizo un padrón secreto de todas las islas, y sacó a luz el erudito Sr. Millares.

En lo esencial los hechos expuestos son exactos y solo falta aplicarles las conocidas leyes de la herencia y de cruzamiento; con la circunstancia en esta ocasión de hallarse favorecido el coeficiente o grado de afinidad sexual, por estar comprendido en el grupo llamado por Mr. Broca de homogenesia eugenésica o absoluta, puesto que tanto los naturales de las otras islas, portugueses y españoles como1os guanches de Tenerife, proceden del mismo manantial íbero-libio.

Siguiendo con el ejemplo de los 1.000 conquistadores y pobladores casados con otras tantas guanchas, pues los pocos que ya lo estaban para el caso es lo mismo porque se amancebaron, resultó:

1.0 Hijos mestizos de primera sangre.

2.0 Simplificando el ejemplo para la más fácil comprensión, mestizos de segunda sangre (que es el primer grado de retorno), que comprende a los vástagos del cruzamiento de los mestizos anteriores con guanchas, que eran las que abundaban.

3.0 Mestizos de tercera sangre (segundo grado de retorno) o sea los, nacidos de los de segunda sangre casados con guanchas de pura raza y así sucesivamente hasta que en el quinto o sexto cruzamiento de retorno, como la población no era alimentada con elementos de fuera sino de la tierra, desapareció por lo general todo vestigio de mesticismo (mestizaje) y reapareció el tipo de la raza de la madre o séase del guanche con todos sus caracteres.

Tenemos una prueba decisiva de que las cosas debieron acontecer así, en la igualdad de los caracteres osteométricos que ofrecen los osarios de las iglesias y cementerios de los pueblos y los recogidos en los antiguos panteones guanches.

Claro, es que hay otras clases de mestizo, así como fenómenos de atavismos, pero hablando en términos generales y excluyendo determinadas localidades y hasta familias, el fondo de la población retornó al tipo guanche. Invitamos a descubir un sólo cráneo braquicéfalo, en las islas de señorío donde estuvieron algunos franceses y dejaron sucesión.

De los elementos étnicos importados después de la conquista al fondo de la población rural, sólo merece tenerse en cuenta el berberisco y negro.

Cuanto al contingente berberisco tuvo importancia en las islas de Lanzarote y Fuerteventura, como lo acreditan varios documentos.

Del último tercio del siglo XVII hemos leído en distintas parroquias de ambas islas, en los libros de visitas pastorales, diversos decretos prohibiendo ciertas costumbres, «vestir de alquiceles, tocar chirimías y hablar en algarabía». Mas como el elemento berberisco no es extraño a nuestra raza, únicamente hay que considerarlo como una moderna inyección de sangre homogénea.

Respecto a la raza negra, a buen seguro que a la generación de nuestro tiempo en los campos se le escapara un contrabando, no ya en los sitios donde hubo negradas para la explotación de ingenios, como Adeje, Santa Lucía de Tirajana, etc., sino entre los diseminados para el servicio doméstico. Medio siglo atrás, fuera de las faenas agrícolas y pastoriles y los ejercicios de lucha, juego del palo, carreras, tiro de barra, etc. casi no se conocía otra ciencia que la genealógica. Cada individuo era un archivo: sabían y señalaban los que venían de nobles guanches, de guanches labriegos y pastores honrados aunque pobres y de guanches de viles oficios: y cuanto a los que tenían casta (negro), conocían por toda la provincia hasta las filiaciones más recónditas, no escapando ni los emancipados de los últimos vestigios, como el matiz amarillento de las escleróticas o el mismo matiz y la lúnula de las uñas, etc., ni necesitaban acudir a señales en tan asombroso registro.

Hace muchos años fuimos árbitros en una cuestión relacionada con el asunto, pero cuestión grave y de verdadero peligro de muerte, y gracias a que suplantamos a un negro de los tiempos pasados por un morisco, contribuimos a la dicha de dos jóvenes de Totó, Fuerteventura.

En resumen, tenidos en cuenta los antecedentes expuestos, repetimos que los caracteres físicos y fisiológicos de los guanches se pueden estudiar en los actuales habitantes.\" (Juan Bethencourt Alfonso, 1991, tomo I)

Miércoles, 14 de Marzo de 2007 a las 23:13 pm - curiosa

#05 Me parece muy interesante el artículo, pero me quedó una duda, en varias ocasiones leí que los guanches de cabellos rubios, hasta de la reina Arminda de cabellos rubios.

¿ los guanches eran rubios?

Jueves, 15 de Febrero de 2007 a las 22:16 pm - Tabaibero

#04 El hecho de esforzarse para crear esta página tiene mérito, además viendose las cosas de manera objetiva. El señor quijano debe de tener un enorme complejo de godo o frustración por sus orígenes. Si tanto conoce que ayude y exponga sus conocimientos. De todos es de sobra conocidas las malas tretas, chanchullos traiciones y crímenes que en el nombre de la Cruz cometieron. Dentro de la historia canaria se denominan a personas como Drake, Van der Does etc como piratas, mientras que asesinos, traidores, esclavistas y ladrones como Pedro de Vera, el de Lugo, Hernan Peraza y un larguisimo plantel de la escoria más abyecta y miserable que vino de España se les llama conquistadores, se les pone rotulos con sus nombres a calles y levantan monumentos. Culto por la escoria es lo que nos quieren poner en el minuto de clase de historia de Canarias que se da en un curso escolar. Por otra parte el estudio acerca de la vestimenta guanche que hace Bethencourt alfonso es muy interesante.

Sábado, 18 de Noviembre de 2006 a las 12:54 pm - Alonso Quijano

#03 Estimado Señor:

Creo que desde que leí por última vez alguna de las Crónicas de la Conquista de Canarias, no había tenido la oportunidad de leer nada tan parecido a la manipulación, como su respetable trabajo sobre la vestimenta. Aquellos señores manipulaban sus escritos con fines que estaban bien claros desde el principio, y los suyos, que no tiene la valentía de manifestar, son demasiado evidentes. En cualquier caso, como usted sabrá, y como parece deducirse de sus referencias peyorativas a los habitantes de las islas que proceden de fuera, las personas son todas respetables, pero no así las opiniones. Así que, haga usted un favor al devenir de la historiografía canaria, y antes de disertar sobre cosas que desconoce, informese mejor con la bibliografía que, le puedo asegurar, ha aumentado mucho desde los tiempos de Sánchez Albornoz. Y le aseguro que la reina Católica no sólo se bañó más de una vez en su vida, sino que entre sus ayudantes de cámara contó con alguna que otra aborigen canaria.

Es estupendo que usted pretenda enseñarnos a los canarios cómo debemos entender nuestra historia, pero por favor, no repita los esquemas del pasado, y no nos manipule, que de eso parece quejarse usted ¿o no?.

Saludos cordiales.

Martes, 07 de Noviembre de 2006 a las 21:42 pm - www.parrandalagoleta.com

#02 GRACIAS POR ACERCARNOS LA HISTORIA LEJANA DE NUESTROS ANTEPASADOS.

Sábado, 04 de Noviembre de 2006 a las 13:53 pm - Tasufra

#01 :::¿Qué ropas usaban los guanches?:::

Más info pedagógica en Mundo Guanche:

http://www.mundoguanche.com/portada/articulo.php?id_articulo=137&idtipo=24&id=

Saludos