Revista n.º 1049 / ISSN 1885-6039

La Virgen del Pino de El Paso. Apuntes de interés.

Miércoles, 16 de agosto de 2006
Iván Rodríguez Sánchez
Publicado en el n.º 118

El acto más esperado es la tradicional romería del traslado de la imagen de la Virgen del Pino desde su Santuario hasta la parroquia de Nuestra Señora de Bonanza en el casco del municipio, en donde permanece hasta el primer domingo de septiembre fecha en la que retorna a su santuario. Esta romería comienza a eso de las dos de la tarde, destacando en ella la masiva participación del pueblo de El Paso y de la isla de La Palma en general, venidos para la ocasión, con multitud de carrozas engalanadas y acompañados de los cantos de la tierra canaria, algo que sin lugar a dudas da mayor ambiente a la romería.

Foto Noticia La Virgen del Pino de El Paso. Apuntes de interés.



Introducción. Los primeros datos con los que contamos referentes a la advocación de la Virgen del Pino de El Paso parecen perderse en el tiempo, produciéndose una confusión sobre si se trata de hechos históricos o leyenda. En cualquier caso el punto de partida hay que situarlo en las postrimerías del siglo XV (1492-1493) durante la incorporación de la isla a la corona de Castilla. La narración de este hecho ha llegado hasta nuestros días de la siguiente manera:

El Pino bajo el cual nos habíamos parado estaba situado en medio del camino. Era uno de los más bellos del archipiélago y poseía toda una historia. En la época de la conquista tenía ya una buena altura y contrariamente a los otros pinos de Canarias que crecen derechos éste se ramificaba y extendía a lo lejos sus largas ramas. Cuando los soldados de Alonso de Lugo llegaron a este lugar a uno se le ocurrió subirse al árbol y cuál no sería su sorpresa al encontrar en medio de las ramas una estatua de la Virgen. Esta tenía una predilección especial por este archipiélago, pues en casi todas las islas se habían encontrado imágenes que no podían haber llegado allí sino de una manera milagrosa, tal fue la unánime opinión del ejército español en presencia de la Virgen del Pino de la isla de La Palma.

Habiendo decidido no dejar la Virgen expuesta a las inclemencias del tiempo, se les ocurrió hacer en el mismo tronco del pino un nicho que fuera capaz de recibirla. La operación tuvo un éxito maravilloso, la estatua quedó tranquila y el árbol resistió la mutilación.

 

La ermita y su entorno. La ermita de Nuestra Señora del Pino se encuentra situada dentro del bellísimo paraje de La Cumbrecita franqueada por su plaza y el gigantesco pino que allí se encuentra y que está catalogado como de los mejores pinos del archipiélago.

 

Durante siglos los caminantes y viajeros han descansado a la sombra del magnifico pino que, según han demostrado estudios científicos, ya se encontraba en aquel lugar en tiempos de la conquista. En el tronco de este Pino Santo se guardaba la talla de la Virgen del Pino, alumbrada con un farol, y donde había depositado un cepillo para recibir las ofrendas del caminante.

 

En 1876 se construyó una pequeña capilla de mampostería por devoción de María Magdalena Rodríguez Pérez (Magdalena del Pino), y que fue durante años la primera ermita del lugar.

 

En 1927 se colocó la primera piedra de la actual ermita en terrenos donados por los vecinos, que además crearon una comisión para recaudar fondos para su construcción. La bendición de la nueva ermita tuvo lugar el 31 de agosto del año 1930 realizándose previamente el traslado procesional de la nueva imagen de la Virgen desde la parroquia de Nuestra Señora de Bonanza, siendo acompañada por una inmensa muchedumbre. En la ceremonia de bendición ofició el Rvdo. Sr. cura párroco de esta ciudad Don Carlos González Estarriol, siendo padrinos del nuevo altar el Sr. Alcalde Don Antonio Cordovez González y la distinguida señora Dña. Adelina Fernández, viuda de Fernández. También se hallaban presentes en la ceremonia el vicepresidente del Cabildo Insular, autoridades locales y diversos representantes de organismos oficiales. La Santa Misa fue celebrada por el párroco de la Concepción de La Laguna, el Rvdo Lic. Don Maximiliano Montesinos, quien dirigió su autorizada palabra a la gran cantidad de personas que asistieron al acto.

 

La imagen de la Virgen. La primera imagen de la Virgen del Pino es una pequeña talla de apenas 30 centímetros, incluida la peana. Se trata de una talla muy antigua probablemente de finales del siglo XV. Esta talla aparece sobrevestida con un pequeño manto de terciopelo de color verde. Actualmente la talla se encuentra dentro de una urna de cristal en la sacristía de la ermita, hallándose en un estado de conservación muy malo, incluso con algunas modificaciones en forma de repintes hechos con el paso del tiempo. Con total seguridad esta talla recibió culto hasta 1930, año de la llegada de la imagen actual, incluso en algunas épocas esta imagen estuvo de visita en las casas de los devotos que lo solicitaron.

 

Puesto que el deterioro de la antigua imagen era ya considerable era necesaria la realización de una nueva con el fin de sustituir a la anterior. La actual imagen de la Virgen fue adquirida por suscripción popular en la ciudad de Valencia en los años 30 del pasado siglo XX. La solemne bendición de la nueva imagen de Nuestra Señora la Virgen del Pino tuvo lugar el día 30 de agosto de 1930 en la iglesia de Nuestra Señora de Bonanza. Actuando como padrinos los hermanos Luis y Mercedes Sotomayor y Wandevalle, hijos de Don Tomás Sotomayor y Pinto Gentilhombre de S.M.

 

La nueva imagen es de candelero, y mide 90 centímetros de altura. La Madre, de hermosísimo rostro, porta en su mano derecha un haz de ramitas de pino y el niño sostiene una piña con su mano izquierda. Esta imagen tiene los rasgos clásicos de las esculturas de la Escuela Levantina, es decir, un rostro dulce y armonioso, algo que también podemos observar en las imágenes de la Escuela Canaria que se basa también en estas bellas y dulces formas a diferencia de otro tipo de escuelas como, por ejemplo, la Catalana con diferentes caracteres en sus imágenes, en las cuales suele predominar los rostros serios y menos dulces en comparación a las escuelas anteriormente citadas.

 

La Virgen del Pino goza hoy de una enorme devoción en la Ciudad de los Almendros, formando parte de la trilogía devocional del municipio, integrada por el Sagrado Corazón de Jesús, que se festeja el domingo siguiente al Corpus; Nuestra Señora de la Concepción de Bonanza, patrona de la ciudad, que se celebra el día 8 de diciembre; y Nuestra Señora del Pino, que se celebra el primer domingo de septiembre con actos en torno a su santuario del monte en los años que no se realiza romería de Bajada.
 

 

Las Fiestas de la Virgen. El primer domingo de septiembre antes del día de la virgen se realizan diferentes actividades en el núcleo del municipio como, por ejemplo, teatro, verbenas populares, hinchables para niños, y torneos deportivos destacando el Torneo de Fútbol de Nuestra Señora del Pino, decano de los torneos de fútbol veraniegos del archipiélago canario. Este torneo cuenta con la participación de equipos importantes de nuestra isla como el CD. Mensajero, decano del fútbol palmero, la SD. Tenisca, la UD. Los Llanos, y el anfitrión del mismo, el Atlético Paso. Sin olvidar la participación en bastantes ediciones de los dos equipos más importantes de nuestra comunidad, el CD. Tenerife y la UD. Las Palmas.

 

En los actos religiosos cabe destacar la Izada de la Bandera de la Virgen en la plaza de su santuario. El Solemne Triduo, que se realiza los días antes del día grande. Y, como colofón, la Solemne Función Religiosa en la plaza del Santuario, debido a la gran asistencia de fieles y al reducido espacio del templo. Al concluir la Celebración tiene lugar el momento más emotivo, la Procesión de la venerada imagen por las zonas cercanas a su santuario. En ese momento son muchas las personas que se agolpan en torno a sus andas cubiertas con un monte de claveles blancos con el fin de cargarla y cumplir muchas promesas en torno a la Virgen.

 

Las Fiestas Trienales. Constituyen una de las más importantes fiestas del municipio pacense donde se honra a la Señora Del Pino de manera espléndida y devota. En estas fiestas, que se realizan cada tres años, se mezclan actos de todo tipo: lúdicos, deportivos, culturales, infantiles y religiosos, los cuales se desarrollan desde mediados de agosto a principios de septiembre, en el que se dan por concluidos con la Subida de la Virgen a su santuario y la tradicional fiesta en el monte.

 

Aunque la Virgen del Pino había bajado desde su ermita a la iglesia de Nuestra Señora de Bonanza en otras ocasionas, al parecer es en 1955 cuando comienza a hacerlo regularmente y es esta fecha la que viene marcando su descenso trienal hasta el casco urbano de El Paso.

 

Pero sin lugar a dudas el acto más esperado es la tradicional romería del traslado de la imagen de la Virgen del Pino desde su Santuario hasta la parroquia de Nuestra Señora de Bonanza en el casco del municipio, en donde permanece hasta el primer domingo de septiembre fecha en la que retorna a su santuario. Esta romería comienza a eso de las dos de la tarde, destacando en ella la masiva participación del pueblo de El Paso y de la isla de La Palma en general, venidos para la ocasión, con multitud de carrozas engalanadas y acompañados de los cantos de la tierra canaria, algo que sin lugar a dudas da mayor ambiente a la romería. A eso de las siete de la tarde la imagen de la Virgen llega al núcleo de El Paso realizando una parada frente al Ayuntamiento para escuchar la bienvenida oficial de la ciudad y el canto del Ave María. Al concluir el acto protocolario la imagen accede al templo parroquial donde se da por concluida la romería con el rezo de una oración mariana y una verbena típica que se prolonga hasta la madrugada.

 

Una vez que la imagen de la Virgen del Pino se encuentra en la parroquia de Bonanza comienzan los actos religiosos, con las misas de ofrendas de los barrios del municipio. Se realizan tres desfiles procesionales, uno a la urbanización que lleva el nombre de El Pino donde a su llegada tiene lugar la representación de la loa y alusivos cuadros plásticos. La segunda salida procesional es a la plaza de la Ermita de Bonanza, donde tiene lugar la ofrenda de productos típicos. Y la última vez que procesiona es en la festividad de la virgen al concluir la Solemne Eucaristía Pontifical, presidida por el Obispo de la Diócesis. En esta ocasión la imagen de la Virgen del Pino recorre las calles principales de la ciudad a modo de despedida acompañada de las autoridades insulares y municipales de todo rango a parte de numerosísimo pueblo.

 

El primer domingo de septiembre se procede, después de una misa en el templo parroquial a eso de las seis de la mañana, a la procesión de la Subida de la Imagen de la Virgen a su santuario del monte. A su llegada, en torno al mediodía, se procede a su recibimiento y a la celebración de los actos de su fiesta anual. Con este acto se dan por concluidos los festejos en honor a Nuestra Señora del Pino en la ciudad de El Paso.

 

Tendrán que pasar tres años para que estas vivencias vuelvan a ser experimentadas por los habitantes de El Paso y sus visitantes.
 


Si quieres ver el Programa de las Fiestas de la Bajada Nuestra Señora del Pino pincha aquí.



Bibliografía



. Programa de la Fiesta de Ntra. Sra. del Pino 1997. Efemérides a la sombra del Pino.

. La isla de la Palma. Las fiestas y tradiciones. María Victoria Hernández Pérez.
 

 

 

Debes indicar un comentario.
Debes indicar un nombre o nick
La dirección de mail no es valida

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para garantizar el buen funcionamiento de nuestra página web.

Al pulsar en "ACEPTAR TODAS" consiente la instalación de estas cookies. Al pulsar "RECHAZAR TODAS" sólo se instalarán las cookies estrictamente necesarias. Para obtener más información puede leer nuestra Política de cookies.