Revista nº 847
ISSN 1885-6039

Concierto Homenaje a Esteban Ramírez.

Sábado, 21 de Abril de 2007
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 153

El Homenaje contará con las actuaciones de Los Sabandeños, Tabaire, Parranda Mafasca y las asociaciones folklóricas Maxorata, Tetir y La Oliva este sábado a las 20’30 horas en el Auditorio Insular de Fuerteventura.


El Cabildo de Fuerteventura en colaboración con las asociaciones folklóricas Maxorata, Tetir y La Oliva, y los grupos Los Sabandeños, Tabaire, Parranda Mafasca y Tabajoste organizan conjuntamente el Homenaje a Esteban Ramírez, que tendrá lugar a las a las 20’30 horas hoy sábado 21 de abril en el Auditorio Insular de Puerto del Rosario bajo el nombre de La Voz del Pueblo.

La entrada al recinto será gratuita, por lo que sólo será necesario para poder asistir pasar a recoger las entradas en el Centro Insular de Arte Juan Ismael entre las 8’00 y las 14’00 horas.

Este homenaje contará con las actuaciones de Los Sabandeños, Tabaire, Parranda Mafasca y las asociaciones folklóricas Maxorata, Tetir y La Oliva.


Folclorista majorero.

El antiguo folclorista majorero, que imprimiera un carácter peculiar al folclore de la isla de Fuerteventura, nació en Haría de Lanzarote, siendo procedente de una familia de Mala, apellidada Ramírez Brito, siendo hijo de Don Calixto Ramírez Brito y de Doña María de León Delgado, habiendo marchado desde muy joven a la isla de Fuerteventura y allí se quedó para siempre.

Este hombre tenía una voz muy característica que exteriorizaba un estilo propio majorero, y en especial con la canción que le había compuesto un ciego, según él mismo dijo, que se denominó FULGIDA LUNA DEL MES DE ENERO, le simbolizó y le dió una gran fama.

Noticias Relacionadas
Comentarios
Domingo, 22 de Abril de 2007 a las 12:38 pm - Jesús M. Hdez.

#01 Folclorista majorero

Esteban Ramírez fue,

y por La Oliva se ve

fúlgida luna de enero

que recuerda al conejero.

Aunque en Haría nacido,

de Maxorata él ha sido

luz, estandarte y blasón;

puso voz, verso y canción:

¡aquí está, que no se ha ido!