Revista nº 910
ISSN 1885-6039

Infonortedigital ofrece Las Herrerías en La Aldea de San Nicolás: Un tiempo pasado.

Sábado, 29 de Diciembre de 2007
Infonorte Digital
Publicado en el número 189

Se trata de un trabajo de Daniela y Naycaren. Alumnas del IES La Aldea de San Nicolás. En la actualidad estudian 3º de la ESO y cuando realizaban este trabajo, por el que obtuvieron un Diploma del IX Certamen de Investigación Etnográfica de Canarias que organiza Pinolere, se hallaban en 2º ESO.


Fue un trabajo de investigación muy laborioso, desarrollado en la clase de Ciencias Sociales, Geografía e Historia que tuvo como fuente principal los testimonios orales de los hijos de los antiguos herreros de La Aldea. En su monográfico sitúan con la precisión de las coordenadas geográficas cada una de las herrerías antiguas, aportan documentación gráfica y variados testimonios. También estudian la toponimia local relativa a los herreros y las herrerías, así como el refranero popular.

En este trabajo, Daniela y Naycaren hicieron un gran esfuerzo, con una completa dedicación, en el último mes de junio, para sacarlo adelante. Fue coordinado por su profesor de Geografía e Historia, Francisco Suárez Moreno y, además, en las correcciones de estilo, tratamiento informático y reproducción digital las alumnas obtuvieron la colaboración de los profesores de este centro Marcial González, José Miguel Perera y Jesús Quesada.

Así comienza la publicación:

Desde hace años se han ido perdiendo nuestras costumbres artesanales. Esto no sólo es debido a que ya no existen gentes que se dedique a este tipo de cosas, sino que la mayoría se encuentran ya retirados y sus hijos no han seguido con la labor familiar.

A La Aldea de San Nicolás le ha pasado lo mismo que a los restantes pueblos con respecto a las artesanías tradicionales. Este municipio, que a principios del siglo XX tenía una herrería y a mediados del mismo cuatro, en la actualidad cuenta con una cerrajería y dos talleres modernos que en su origen fueron herrerías. Hemos realizado este trabajo con el fin de profundizar y tratar de obtener algo de información de esta labor con el fin de demostrar la importancia cultural que tiene. Y no ha sido fácil terminarlo. Entre los problemas de la búsqueda de información escrita y oral y los del propio grupo de trabajo, que de cinco compañeras nos quedamos al final en dos, realmente ha sido un milagro poderlo terminar. Ha valido la pena no obstante y podemos ofrecer creemos cómo las herrerías tradicionales se fueron convirtiendo en talleres de mecánica junto a la información de cómo era el trabajo y lo que se producía en estos lugares de trabajo, muy valorado antes por los otros oficios y por la sociedad.


Puedes leer el libro pinchando aquí.


Noticias Relacionadas
Comentarios
Jueves, 03 de Enero de 2008 a las 00:11 am - Juana L.

#01 Bonito trabajo de estas niñas, y me refiero a este de las herrerías de mi pueblo y al de las cuarterías y la señora de las cabras, que no la conocí. Las felicito y las animo a que sigan escrib iendo estas cosas, que se aprende mucho con ello a abrir las mentes, a buscarse bien la vida ante las dificultades de una investigación. Tuve el mismo maestro y luego profesor (Geog. e Historia y Dibujo) que ellas hace muchos años, querido don Francisco (Ciso), y cuánto aprendí, no sólo métodos sino amores hacia nuestro patrimonio, incluido el universal e inquietudes sociales y artísticas. ¡Qué tiempos aquellos en donde no quedó un rincón natural donde no fuéramos de excursión por tandos andurriales donde cada caminillo, cada fuente, cada cueva... tenía su historia!

De paso felicito a nuestro instituto por su labor histórica pasada y por el presente, centro donde tantos y tantas nos formamos, por donde pasaron excelentes profesoras y profesores que nos hacían olvidar algunos elementos negativos docentes, la acidez pedagógica que siempre tenemos que sobrepasar los estudiantes en cualquier centro, que nos ayudaron y nos abrieron los ojos al cambio democrático y social de aquellos años setenta y ochenta. Un beso a todos desde la lejanía del tiempo y la distancia miriamétrica de un mundo frío y gris en invierno.