Revista nº 792
ISSN 1885-6039

Yoyito El Chispa y Ranchos, en La bodega de Julián.

Sábado, 22 de Diciembre de 2007
Alfredo Ayala
Publicado en el número 188

En el programa, además de tener como presentador general a Julio Fajardo, intervienen distintos compañeros de otros espacios de Television Canaria.


A nadie se le esconde que Yoyito, El Chispa, es un personaje creado por la inagotable imaginación de Sergio Correa… Yoyito es hombre de mundo. Está educado en la universidad de la calle y empadronado en el barrio de La Isleta. Tiene pelo albo, es atento, servicial y amañao. Gusta hacer favores y atiende educadamente a cuantos vecinos se le acercan para pedirle consejo. Es hombre de respeto de lunes a viernes. Pero cuando llega el fin de semana, con la camisa por fuera, busca atraque en el mostrador más próximo y empina el codo hasta que clarea el día.

Yoyito, con la felicidad por dentro, de amanecida, recaló por La bodega de Julián para “jincarse” unos “lingotazos” del excelente vino de la tierra y felicitarnos, a ritmo de polka, tan señaladas fiestas.

Pero La Bodega, para tan especial ocasión, ha ido almacenando temas navideños de distintos grupos que han participado en el programa: Magec, con “Ha nacido un niño”; Tigaray con “Navidad”; Rancho de Ánimas de Tiscamanita con “Coplas”; Agrupación Folclórica Universitaria “El salto” y “Baile de los pastores”; Guadarfía con “Lo divino”; Tajadre con “Pastorcillo”; el grupo lanzaroteño Chimia con “Mi estrellita”; grupo Chácaras y Tambores de Guadá con “Años Nuevos”; Parranda del Tío Juancito con “Ay, para Navidad”; la Parranda Araguaney con “Hacia Belén”; Magec con “Los Reyes Magos” y “Navidad”, con voz de Margot García.

En el programa, además de tener como presentador general a Julio Fajardo, intervienen distintos compañeros de otros espacios de Television Canaria.

También, La Bodega incluye en este programa dedicado a las Pascuas, distintos temas parranderos interpretados por Los Perravineros, Magec, Los Sabandeños, Parranda Azocas y Parranda el botellín.

Quizás, el apunte navideño de los Ranchos de Ánimas y de Pascuas constituya, por su antigüedad, la joya más valiosa de este programa especial dedicado a las Pascuas. El Rancho de Tiscamanita, excelentemente dirigido por el autor del documentado trabajo sobre la visión teológica de las fiestas en Canarias, Felipe Bermúdez, ha sabido mantener viva, en Tiscamanita uno de los más veteranos grupos de ánimas.

Los Ranchos de Ánimas tenían y mantienen una función social encomiable.

Y es que, ante el desamparo económico del muerto pobre, la sociedad se organizó para recabar el dinero necesario que permitiese dar digna sepultura y descanso eterno a los fallecidos. Para tal fin, los Ranchos de Ánimas recorrían las calles rogando, con sus cantos, la caridad pública… Estas donaciones se entregan en la iglesia como pago de la celebración de misas para mitigar las culpas de los fallecidos durante su estancia en el purgatorio y, tras el juicio final, ganar el cielo eterno.

Aunque hoy a los Ranchos de Ánimas y de Pascuas se han sumado instrumentos de cuerda, en sus inicios sólo sonajas, panderos, espadas y triángulos constiuían el soporte musical.


Noticias Relacionadas
Comentarios