Revista nº 796
ISSN 1885-6039

El Corpus Christi en Santa Cruz de La Palma. Una antigua festividad.

Domingo, 04 de Junio de 2006
José Guillermo Rodríguez Escudero
Publicado en el número 107

Más tarde, siendo Obispo Don Fernando Suárez de Figueroa desde 1590 a 1596, se prohibieron las comedias dentro del templo, orden que salpicó a todas las ermitas e iglesias de la Isla. Si el mandato no se cumplía, una pena de veinte ducados recaía sobre el Vicario o Beneficiados para las obras eclesiásticas.



Las noticias más antiguas que se tienen sobre esta fiesta litúrgica -instituida por el Papa Urbano IV en 1264 para adorar, venerar, glorificar, amar y abrazar este Sacramento-, en la “Villa del Apurón”, se hallan custodiadas en el magnífico archivo parroquial de El Salvador de la capital palmera. Tanto en el primer libro de Mandatos como en el de la Hermandad del Santísimo, juntamente con varias fundaciones instituidas por las primitivas familias palmenses, se comprueba que este culto a Su Divina Majestad (S.D.M.) se inició por los primeros pobladores inmediatamente después de la Conquista de la Isla.

En los Mandatos del Obispo de Canarias Don Diego de Dehesa y Tello, que tuvieron efecto el 19 de agosto de 1558, se contiene en una de sus cláusulas, en relación con la festividad del Corpus, lo siguiente: mando que el día del corpus Xpi a la puerta de la yglesia se haga un theatro donde se ponga el sanctissimo sacramento con toda la decencia y hornato posible y en las gradas esten los clérigos y religiosos y allí se hagan las representaciones danças y regocijos y no quisiendolo hacer allí vayan en su procession sin esperar amas so pena dexcomunion. Se trata del dato documental más antiguo que el historiador palmero Don Alberto-José Fernández García ha encontrado sobre la representación teatral en nuestra isla: la festividad del Corpus Christi fue el móvil para dar principio al teatro en La Palma.

El escrito pétreo que se encuentra en el segundo cuerpo de la torre de la Iglesia Matriz de El Salvador, sobre la ventana de la sacristía, perpetúa la memoria de aquel prelado. Fue esculpido con motivo de la pretensión que tenía el Deán y Cabildo Catedralicio de obtener los granos de los diezmos, a lo que se opuso la ciudad.

Estas mismas disposiciones del Obispo Dehesa fueron continuadas por el Arcediano de la Catedral de Canaria, Don Juan Salvago el 15 de agosto de 1574, añadiendo que, antes que dieran comienzo las comedias y las danzas, fueran examinadas por el Vicario (…) y si hubiese alguna cosa deshonesta no consientan se haga (…). La censura sobre este tipo de representaciones que se acostumbran a hacer en la yglesia en los dias del corpus Xpi y de navidad y pascua de Resurecction y otras festividades (…)donde suelen haber cossas indecentes se recrudeció con los Mandatos del Obispo Don Fernando de Rueda del 5 de julio de 1584: mando qe de aquí adelante el vicario no de lugar ni consienta que se hagan las dhas representaciones sin que primero se traigan ante el asi la obra principal como los entremeses y vistas por el con un teologo si hubiese qeemendar o quitar se quite y enmiende.

Más tarde, siendo Obispo Don Fernando Suárez de Figueroa desde 1590 a 1596, se prohibieron las comedias dentro del templo, orden que salpicó a todas las ermitas e iglesias de la Isla. Si el mandato no se cumplía, una pena de veinte ducados recaía sobre el Vicario o Beneficiados para las obras eclesiásticas.

Su sucesor, Don Francisco Martínez Ceniceros, que ocupó la Silla Episcopal entre 1597 a 1607, continuó prohibiendo estas manifestaciones intramuros, sin embargo sí permitió que se hicieran en el atrio y plazas de las iglesias, después de haber pasado por la censura del Vicario u otra persona docta por si existiera algún elemento indigno, para el buen ejemplo y costumbre de los fieles.

Este Obispo dispuso cómo hacer la procesión del Corpus Christi en aquellos años. Al ser ésta la más solemne de las procesiones de las dedicadas al Santísimo Sacramento, ordenaba que la iglesia se adornara con mucha magnificencia, que los gastos fueran pagados por la Fábrica Parroquial en el caso de que el Cabildo secular de la ciudad no lo hiciera por su cuenta del dinero que por licencia de S. M. el Rey tenían estipulado para gastar en esa fiesta.

Asimismo, manifestaba que la Cofradía del Santísimo adquiriera todo lo necesario para contribuir a la solemnidad de tan fausto día, consistente en sedas, tafetanes, brocados y otros enseres, lo que estaría obligado a facilitar a la iglesia. La Cofradía y Esclavitud del Santísimo existía desde los primeros años, con los primeros pobladores de la isla tras la Conquista, como consta en los primeros Mandatos que datan del siglo XVI. Inicialmente, esta Confraternidad no contaba con la aprobación eclesiástica. Tendría que llegar el 26 de mayo de 1632 para que las constituciones se sometieran al visto bueno del Obispo Don Cristóbal de la Cámara y Murga. Este prelado firmó el auto de aprobación el 28 de julio del mismo año.

La Hermandad contribuía fervorosamente al esplendor de las festividades del Santísimo, tanto en Corpus Christi como en la Pascua de Resurrección. A su cargo corría la celebración de la Octava, si bien en sus orígenes, los gastos eran sufragados por la Fábrica Parroquial.

En dichos Mandatos se ordenaba la procesión de la siguiente forma: primero los pendones de todos los oficios, atendiendo a su antigüedad y costumbre. Luego iban los tronos con algunos santos, las cruces procesionales de los conventos e iglesias de la ciudad, siendo la última la de El Salvador, que era acompañada por un subdiácono.

Este acompañamiento de imágenes aparece referido en el Libro de los acaecimientos propios de la Jurisdicción, del Archivo de la Parroquia Matriz. Así se consigna que el 6 de junio de 1776, estando en la calle la litúrgica procesión, empezó a llover, por lo que fue preciso entrar al Santísimo en la iglesia bajo el palio que lo cubrió rápidamente y poner a los santos que hacían su acompañamiento en los soportales del Cabildo (hoy Ayuntamiento).

Seguían los religiosos de los conventos observando un estricto orden de antigüedad. La festividad de este día en los conventos dominicos y franciscanos se celebraba desde antiguo en la dominica infraoctava de Corpus. Tenía cada uno de ellos estipulado distintas horas para los cultos con objeto de que no coincidieran los actos.

Venía el Santísimo, cuyas magníficas andas eran portadas por cuatro clérigos, ordenando hacer cuatro cojines de raso y cuatro horquillas para los descansos.

Este Obispo ordenó la confección de las preciosas andas procesionales, que costaron 11.825 reales de buena moneda, con cuatro pilares dorados y hechas de madera liviana y cubiertas en su parte superior con tela de oro. Esta labor fue encargada al Maestre de Campo General de las Milicias de La Palma, Don Francisco Díaz Pimienta, ilustre marino que participó en la Batalla de Lepanto. El mismo prelado lo nombró Hermano Mayor de la Esclavitud del Santísimo el 16 de octubre de 1603.

Seguía al trono un mozo de coro que portaba el misal para cantar las oraciones durante estos descansos que se hacían en la calle. A continuación el Cabildo de la Isla, que tenía el cometido de ordenar esta procesión -que se llevaba a cabo por la mañana-, con varios alguaciles.

Siguiendo con la pormenorizada descripción que nos hace Alberto-José, en el centro de la Plaza se levantaba un escenario donde tenía lugar la representación del auto sacramental. Un altar efímero donde era colocado el trono con S.D.M., lleno de velas encendidas, adornado con profusión y candelabros de plata. A ambos lados del templete se situaban las tarimas con asientos para los clérigos y autoridades y aquellas personas invitadas. Estas tribunas tenían que tener la misma altura, calidad y adorno porque assi conviene ala reverencia de santo sacramento y no es raçon qe delante del ni en otra parte los seglares tengan mas prehemiente lugar y asiento que los ministros de dios (…).

Después de estas representaciones, la Sagrada Forma quedaba expuesta durante todo el día para la adoración de los fieles hasta que, llegada la tarde, se hacía intramuros otra procesión con el mismo orden. En la Octava sucedía lo mismo, por la mañana y por la tarde, dentro del templo.

La fabricación de la magnífica custodia procesional de plata repujada -de 162 cms de altura- que hoy admiramos, se inició en 1651, fecha en la que se concluyó el primero de los cuatro cuerpos siguiendo un modelo piramidal, alejado de los de forma de templete usados en las iglesias canarias. Fue finalizada entre 1666 y 1667 por el afamado orfebre palmero Don Pedro Leonardo de Escovar de la Santa Cruz, Hermano de la Esclavitud. De sus techos cuelgan campanitas de plata. Como remate, una estatuilla femenina coronada portando un cáliz y hostia en la mano derecha y cruz con banderola en la izquierda. Del techo del segundo cuerpo cuelga un incensario de plata bellamente decorado. Vino a sustituir otra antigua que era grande de dieciocho pilares con campanillas, construida hacia 1664.


Bibliografía:

FERNÁNDEZ GARCÍA, Alberto-José. «Festividad del Corpus Christi en Santa Cruz de la Palma». Diario de Avisos, 3 de mayo de 1967.
HERNÁNDEZ PERERA, Jesús. Orfebrería en Canarias, Madrid, 1955.
HERNÁNDEZ, Gloria. La Iglesia de El Salvador de Santa Cruz de La Palma, Madrid, 1985.
LORENZO RODRÍGUEZ, Juan Bautista. Noticias para la Historia de La Palma, La Laguna- Santa Cruz de La Palma, t. I y II, 1975 y 1997.
RODRIGUEZ ESCUDERO, José Guillermo. «El Palio de El Salvador», La Voz de La Palma, nº 190, del 24 de octubre al 6 de noviembre de 2003.
- Idem. «Las Custodias de El Salvador», El Día/ La Prensa, 12 de junio de 2004.



Noticias Relacionadas
Comentarios
Lunes, 11 de Junio de 2012 a las 02:01 am - Lamentable

#14 Este Año 2012 Otro Simulacro de Corpus. Ha sido LAMENTABLE Esto se nos muere cada vez mas y por mucho que se diga quiera o intente no hay Remedio. Otra vez Hemos celebrado un Corpus con la mas absoluta vulgaridad y Cutrez

Domingo, 25 de Junio de 2006 a las 16:42 pm - Pedro R.R.

#13 Entre todos tenemos que levantar este Corpus nuestro. ¡Ánimo que entre todos podemos! El año que viene, toda la Calle Real y la Trasera, si queremos, estarán llenas de alfombras, sin espacios entre ellas. Se irá recuperando. ¿Vale?

Jueves, 22 de Junio de 2006 a las 21:05 pm - Manuel C. P.

#12 Me he quedado impresionado viendo por la tele la procesión de la Octava de Corpus en la Orotava. Muy similar tuvo que ser el de Santa Cruz de La Palma, de lo que se desprende del espléndido artículo. Faltan los tronos con los santos... pero creo que el resto está todo. Qué maravilla de procesión, numerosos estandartes, hermandades con fanales encendidos, un gran trono decente, muchísimos monaguillos con cruces y ciriales, preciosas alfombras, música, ambiente, público... Todo ello para honrar al Santísimo... así sí da gusto. Lo otro, mejor no hacerlo

Miércoles, 21 de Junio de 2006 a las 11:50 am - Marta Jiménez R.

#11 Perdonen que me meta en esta cuestión, pues no soy de aquí, pero sí llevo unos meses en Sta Cruz de La Palma y conozco mucha de su historia, de su patrimonio y de sus costumbres. Me he empapado del antiguo Corpus y me ha encantado este artículo que presenta Bienmesabe tan dignamente. También leo estos comentarios que han ido surgiendo sobre la procesión y de todo lo que se ha perdido en El Salvador. Es una lástima que, teniendo tantos medios como tiene una de las iglesias más ricas de Canarias, que tiene el palio de oro más rico de Canarias, la custodia de piedras preciosas y diamantes más rica del Archipiélago, el exponente de platería americana más importante de las Islas, ciriales, cruces, estandartes, etc. etc. veamos una pobre procesión por sus calles. Me han dicho que este año ha sido la mejor de otros años, aunque todavía está a años luz de lo que he visto en fotos de ediciones anteriores. Está claro que el Santísimo es lo primero. De esto no hay duda, pero sacarlo así a la calle, teniendo lo que se tiene dentro de la iglesia, es como ir a comer con el Rey vestido con un chándal, o ir a de madrina a la boda de tu hija con una bata acolchada de estar en casa... Cada cosa tiene que ir en su sitio y guardar un orden, bien protocolario, siguiendo la tradición, la costumbre... Ya lo dijo Jesús: 'Al César lo que es del César'. Si realmente se cree en que es Cristo es que está en la calle, en Cuerpo y Sangre, pues me parece un terrible error. Por favor, plantéenselo que ganaríamos todos. Gracias y disculpen.

Martes, 20 de Junio de 2006 a las 15:31 pm - corpus 06

#10 el corpus de nuestro templo matriz lo hacemos a nuestra manera y no hace falta una espectacularidad mayor que jesús sacramentado asi que hay que tener un respeto por esto y dejarse de envias porque parece que molesta que el salvador tenga lo que tiene

Martes, 20 de Junio de 2006 a las 09:00 am - A. S. P. R.

#09 Permítanme que comente mi opinión al respecto. En cuanto al respeto, éste debería ir dirigido desde dentro hacia fuera, que no lo hay. No se puede tener el patrimonio histórico artístico y religioso de El Salvador en tal lamentable estado. No se puede permitir que unos pocos 'elegidos' hayan hecho lo que han hecho, destrozando costumbres, tradiciones, etc. Por eso, cuando he leído lo de respeto, pues no estoy del todo de acuerdo. Para generar respeto, hay que ganárselo y aquí nadie ha hecho nada para ganarlo. La procesión del Santísimo debe de ser espectacular, como alguien decía anteriormente, como hacen en otras ciudades como en Sevilla,en Toledo, en Madrid, Valencia, La Laguna, La Orotava, Arucas, y en tantas y otras. Ahí si ponen todo lo que tienen y más para que no falte ningún detalle. Aquí, como se tiene de todo menos vergüenza, pues no hay ningún pudor en desbaratar todo lo que han hecho otras generaciones. Es patético y no me hablen de respeto, que no se trata de eso. Gracias

Lunes, 19 de Junio de 2006 a las 15:35 pm - ivan y ricardo

#08 la procesion estuvo muy digna las alfombras tambien y la banda estupenda con esto queremos dejar claro que no hace falta la espectacularidad las procesiones no son espectaculos sino manifestaciones de fe en la calle y sobretodo siendo el santisimo quien sale que no es ninguna imagen sino que es el mismo Dios asi que en nuestra opinion se debe hacer con humildad y tener un minimo de respeto

Lunes, 19 de Junio de 2006 a las 08:38 am - J.H.R.

#07 Quiero dejar constancia de que, ante la polémica suscitada este año, quise ver en primera persona cómo se desarrollaba la procesión y aquí les cuento lo que ví: la iglesia estaba llena de gente en la misa solemne de las seis de la tarde. Cuando salió la procesión, también hubo mucha gente. Pregunté que quién era aquél estupendo grupo de cornetas y tambores que tocó la Marcha Real al Santísimo, y me dijeron que era la Cofradía de Cristo Preso que era la única hermandad en España en ser cargadores, masa coral y banda de música. Muy digna la interpretación. Hubo pocas pero bonitas alfombras en la Plaza de España y en algunos tramos de la Calle Real y dos estandartes en el Ayuntamiento. A ver si se anima la gente para rescatar las alfombras y descansos. El trono de plata salió, pero creo que las espigas, uvas y claveles rojos no era una gran solución como adorno floral. Esto hay que mejorarlo. Ningún monaguillo y un señor trajeado sólo llevaba delante una cruz de madera. Muy pobre. Otro señor llevaba una bandera blanca. Los niños de la Primera Comunión, muy guapos, tanto ellos como ellas y tiraban pétalos de flores ante el trono. Muy bonito. Dos sacerdotes vestidos con pobres ropajes. Me decían que esta parroquia tenía casullas y ternos de oro y plata, casi únicos en Canarias. Una pena no haberlos podido disfrutar. En fin, a ver si para el año que viene podremos disfrutar aún más de este espectáculo. Un abrazo y gracias por los artículos sobre La Palma.

Domingo, 18 de Junio de 2006 a las 14:43 pm - Anónimo por si acaso. Aquí hay miedo.

#06 Pertenezco a la parroquia de El Salvador y tomo parte activa de ella. Conozco el tema en profundidad. Tras leer estos comentarios y el buen artículo, quiero indicarles que creo que será el último año que me involucre tanto en esta iglesia. Es una pena pero quiero irme de aquí. No aguanto más esta situación. Esta tarde no sé cómo se dará la procesión, pero como ya ni hay ni monaguillos, n habrán ni cruces altas, ni estandartes, ni gusto, ni nada de nada, pues creo que ni siquiera acuda. Sufro mucho cuando sacan a la calle a una imagen o al Santísimo como hoy, 'en pijama' o desnudo, sin el protocolo ni la fastuosidad que merecen. Creo que es más terrible esto que poca gente en la procesión. Eso si es un antitestimonio. Gracias y ánimo a la página.

Viernes, 09 de Junio de 2006 a las 13:16 pm - mejor sí

#05 Soy el que firma como 'mejor no' y no José R. Escudero, autor del artículo. Quiero que quede claro. Me acabo de enterar que este año saldrá el trono de plata por fin. No sé si este trabajo y sus comentarios lo han hecho posible. Si es así, me doy satisfecho. Pido disculpas por si mi tono del artículo anterior ha levantado asperezas. Lo siento. Creo que no he sido constructivo sino destructivo. Perdón si he herido a alguien, pero no por eso he dicho una mentira, pero sí la forma de decirlo. Gracias y a ver si poco a poco lo rescatamos. No perdamos jamás lo nuestro. Recuperemos lo que otros han dejado perder.

Miércoles, 07 de Junio de 2006 a las 15:51 pm - José G. Rquez. Escudero

#04 También yo opino que debería considerarse la posibilidad de recuperar el trono de plata del Santísimo, tras el cual iría el palio de oro de Lión, como dice el anónimo firmante de 'mejor no', e ir recuperando una serie de elementos tan importantes en ese día, como el precioso y valioso Guión del Santísimo, de plata y sedas, tan deteriorado y ya en desuso. Creo que todos los feligreses, vecinos, etc. de El Salvador deberían informar de todas estas carencias, etc. y sugerir, etc. a los responsables de esa parroquia de las medidas a tomar para mejorarla en todos los sentidos. También mejor información a nivel de prensa,radio, etc para que haya una mayor participación y afluencia de público en la procesión y en la confección de alfombras. Tal vez la escasa participación en las calles de las personas ha hecho que todo esto haya ido para atrás. En lo que dices, amigo Iván, tal vez todos hemos sido un poco culpables y no sólo unos cuantos. Si los responsables no ven interés, también ellos se desaniman. Un abrazo y gracias .

Miércoles, 07 de Junio de 2006 a las 13:44 pm - ivan rodriguez sanchez

#03 tienes mucha razon jose esto es lamentable este año la misa sera a las 6 y luego la procesion con el santisimo con el palio del niño jesus y creo que sin banda de musica solo con el coro de la parroquia cantando detras del palio da mucha pena pero es lo que hay

Lunes, 05 de Junio de 2006 a las 13:47 pm - mejor no

#02 Estoy totalmente de acuerdo. El Corpus de Sta Cruz de La Palma ha perdido muchísimo en los últimos años. Primero, con la desaparición del ejército en ella(tremenda estupidez . Toda una vejación contra un símbolo importante en nuestra sociedad... siempre buscando camorra. Hay que buscar elementos que den armonía y que unan a la gente, y no que las separen), luego los curas fajados entre ellos... luego que si no quiero niños de otras iglesias en MI procesión... luego que no quiero cruces altas... luego que si una procesión no es un 'coso del Carnaval'... Es terrible lo que está sucediendo en El Salvador... tamaña desvergüenza.. ¿Es que nadie va a hacer nada? ¿Quién le pone el cascabel al gato? Se ha llegado a tal punto que ahora vemos a la procesión del Santísimo Sacramento en la calle, lejos de ser un acto suntuoso, majestuoso, impresionante... está siendo un acto tercermundista, un hazmerreír y un fracaso... Propio de una ermita de un suburbio alejado y no del templo más suntuoso de la capital de La Isla. O se reactiva esto, o nos quedamos sin la que antiguamente era considerada la procesión más importante del año en el calendario festivo eclesiástico de todos los pueblos cátólicos. Hay que revestirse de todo el boato y la majestuosidad de la que se disponga: casullas de oro, plata, palio de oro, trono de plata, estandartes, cruces, toda la parafernalia de la que se disponga... que hay mucha... si no entra por la retina y no se pone los pelos de punta, en breve, desaparecerá... ¿esto es lo que tú quieres?

Lunes, 05 de Junio de 2006 a las 11:45 am - Ana Rguez. H.

#01 Recuerdo de pequeña cómo el ejército se distribuía por toda la calle Real y Trasera, de dos en dos, frente a frente, escoltando el trono de plata del Santísimo y a su paso, se arrodillaba. Era otra época. Participaban todas las cruces altas y ciriales de todas las parroquias e iglesias de la ciudad, y todos los niños y niñas que acababan de hacer la primera Comunión. Mucha gente lanzaba flores desde los balcones al paso del cortejo... De eso casi no queda nada. De forma ilógica y atendiendo no sé qué cuestiones, se prohibió que el ejército acudiera a la procesión, como tampoco a la de la Virgen de Las Nieves (otra estupidez) y a aquéllas en las que participaba el Pendón de la Conquista. Con razón ya no va ni la juventud. Se intenta recuperar las alfombras de la calle Real. A ver si todos los vecinos se unen para empezar a darle algo más de majestuosidad... El palio de oro de Lión iba detrás del trono de plata. Ya ni sale éste... Es una pena

Punto Cubano / XIV Encuentro Internacional de Improvisadores por el Casco Viejo de Corralejo