Revista n.º 1049 / ISSN 1885-6039

El desmantelamiento de RTVE en Canarias: un atentado público.

Martes, 10 de abril de 2007
Redacción BienMeSabe/ Cabildo de El Hierro
Publicado en el n.º 152

El presidente del Cabildo de El Hierro, Tomás Padrón, ha calificado de “autentico atentado público” la paralización casi total a la que ha llegado el Centro de Producción de Programas de Radiotelevisión Española en Canarias, que en el caso de TVE se concreta ya en la anulación de informativos de fines de semana y en los Telecanarias de la noche, y en el de Radio Nacional, en el cierre casi total de la producción de informativos de Radio 5. Igualmente se refirió a la incertidumbre que se cierne sobre la continuidad de las unidades informativas en todas las islas, y a la desaparición de programas históricos como Tenderete, La Luchada y tantos otros deportivos, culturales, divulgativos, infantiles… o los debates y magazines de la casa “que nos han permitido mantener nuestro conocimiento de cuanto acontece en las islas y divulgar los valores y patrimonio de nuestra Comunidad”, dice.

Logo de Televisión Espanola en Canarias.

Con el “silencio cómplice” y ante la pasividad de muchos estamentos públicos de Canarias, se desmantela, según Padrón, un servicio público histórico y prioritario para la cohesión informativa de Canarias en el exterior y entre las propias islas, y un elemento comunicador fundamental que pretende ante todo unirnos en un territorio fraccionado. “Una muerte anunciada” que se ha convertido en defunción certificada -según él- por estrictos criterios de rentabilidad económica, a los que da la impresión que tenemos que resignarnos y acostumbrarnos, como ya se constató con los casos de Trasmediterránea, Telefónica y Unelco.

El presidente del Cabildo herreño, calificó de “anécdota burlesca” la concesión del Premio Canarias a RTVE en Canarias, “título con el que parece que nuestro Gobierno ha querido despedir a título póstumo un medio de comunicación que ha estado implicado en nuestra cultura desde hace 50 años”. Padrón cree que “el mejor Premio Canarias que se le debe conceder es el del mantenimiento del ente y de todo su personal”.

A juicio del presidente del Cabildo, la presencia de TVE y de RNE en el Archipiélago, en convivencia y normal competencia con otros medios informativos públicos o privados, son síntoma de pluralidad, y tiene una razón de ser evidente: “nuestra lejanía de la Península, nuestra cultura propia y diferenciada y la capacidad de la televisión como ente cohesionador en una Comunidad Autónoma formada por siete islas justifican por sí la presencia de Televisión Española y Radio Nacional de España en Canarias”.

“Las condiciones geográficas de Canarias, la lejanía, la ultraperiferia, la rentabilidad económica, no pueden ser un argumento para desmantelar un servicio público y finalmente convertirnos en una corresponsalía de Madrid que, mucho me temo, se limitará a informar de alguna tragedia que ocurra en nuestro Archipiélago”, dijo. Tomás Padrón muestra su preocupación por el futuro de los trabajadores de este centro y de todas las empresas y profesionales que directa o indirectamente dependen del ente público en Canarias a los que muestra su solidaridad y para los que espera que, en el caso de no reconsiderarse esta postura, se le garantice su futuro”.

“Esto es una muestra más”, según Tomás Padrón, “de la escasa visión de insularidad que tienen nuestros mandamases, los de Canarias y los de Madrid, que presumen de políticas descentralizadoras para las islas periféricas, cuando realmente practican la centralización como forma de gobierno y a los hechos me remito con el nuevo Estatuto de Autonomía”, declara.

Tomás Padrón se refirió al papel que ha jugado el centro de producción autonómico y el personal tanto de Televisión Española como de Radio Nacional en el mantenimiento de los valores propios de esta Comunidad. “En el caso de Televisión recuerda que ha estado prestando un servicio público esencial desde 1964 y en el caso de Radio Nacional de España se trata de la única emisora con remisores propios en todas y cada una de las Islas y su historia también se remonta a 1964”.

Padrón pone como ejemplo a imitar el caso de Cataluña, comunidad en la que sus responsables públicos se han puesto de acuerdo para “impedir” que se adopten medidas como las que se han llevado a cabo en las Islas: reducción drástica de la plantilla, desaparición de programas propios y mantenimiento de un servicio informativo mínimo a modo de corresponsalía de Madrid.


Debes indicar un comentario.
Debes indicar un nombre o nick
La dirección de mail no es valida

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para garantizar el buen funcionamiento de nuestra página web.

Al pulsar en "ACEPTAR TODAS" consiente la instalación de estas cookies. Al pulsar "RECHAZAR TODAS" sólo se instalarán las cookies estrictamente necesarias. Para obtener más información puede leer nuestra Política de cookies.