Revista nº 847
ISSN 1885-6039

San Sebastián hasta el mar con más de 25.000 personas.

Miércoles, 23 de Enero de 2008
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 193

Fue hace unos días, pero no queremos dejar pasar de decir algo sobre esta celebración.


Más de 25.000 personas llegadas de todos los rincones de la isla de Tenerife, especialmente de la comarca sur, además de curiosos y turistas, acudieron a la tradicional cita con San Sebastián en la zona conocida como La Enramada en Adeje. Los peregrinos estuvieron acompañados por un centenar de animales, entre caballos, bueyes, cabras y burros que no dudaron en meterse en el mar en honor al santo patrón, ofreciendo un espectáculo asombroso de pericia y habilidad, tanto jinetes como caballos. A pesar del fuerte viento, de la calima y el calor omnipresentes a lo largo del día, miles de peregrinos se desplazaron hasta San Sebastián para ver y vivir de primera mano esta peculiar y tradicional procesión, y prueba de ello eran las docenas de guaguas llegadas del Norte de la isla, además de los centenares de coches que se aparcaron en la zona. Además, el Ayuntamiento de Adeje dispuso durante todo el día de una guagua gratuita desde diferentes puntos del municipio hasta San Sebastián.

La jornada comenzó a las 12 del mediodía con la Misa cantada por el Coro Parroquial de Adeje para posteriormente iniciarse la procesión acompañada por la Agrupación Musical Ntra. Sra. de Las Nieves, que aguantó estoicamente el largo recorrido bajo un sol y un viento de justicia. La llegada de la comitiva al mar es el momento más esperado y más seguido por las miles de personas que se congregan en La Enramada, horas antes para conseguir los mejores sitios desde donde ver el espectáculo de los caballos dentro del mar. A pesar de que algunos caballos tiraban a sus jinetes una vez estaban en el mar, éstos demostraron su habilidad para volver a montar y salir cabalgando del agua. Las habilidades que demuestran los jinetes en cada edición superan la anterior, hasta tal punto que la festividad de San Sebastián se ha convertido en una cita ya esperada por los amantes de los caballos.

La procesión continuó hasta El Humilladero, lugar de alto valor simbólico ya que allí fue donde se encontró la imagen de la patrona del municipio, la Virgen de la Encarnación. De regreso a la plaza de San Sebastián, los párrocos procedieron a bendecir todos los animales presentes, antes de volver definitivamente la imagen a la Iglesia.

La fiesta continuó con las docenas de ventorrillos colocados alrededor de la Iglesia y en toda la plaza. Parrandas de músicos animaron el resto de la velada que transcurrió sin incidencias destacables. Los cuerpos de seguridad, policía local y protección civil velaron en todo momento para prevenir posibles incidentes. Durante todo el día, los peregrinos también pudieron disfrutar de la exposición San Sebastián. Una tradición ubicada en la ermita de San Sebastián, en la que se recogían una serie de fotografías antiguas que atestiguan la devoción y tradición por el santo en diferentes épocas del municipio.


Una tradición histórica.

Fue en La Enramada donde se atestiguó la primera aparición de la Virgen de La Encarnación, patrona devocional de los adejeros, además de construirse la primera ermita del sur de Tenerife.

Los campesinos y ganaderos de Tenerife le profesan una gran devoción a su santo patrono, San Sebastián, pero de manera muy especial a la talla que se encuentra en el litoral adejero. A esta imagen se le atribuyen numerosos milagros y curaciones, por lo que acuden a la vieja ermita y al templo anexo no sólo los hombres y las mujeres del campo y la ganadería, con sus peculiares ofrendas, sino también gentes de todas las edades con la esperanza de una rápida recuperación de la salud, en unos casos, o para solicitar o cumplir una promesa, en muchos otros.

Asimismo, es de destacar que los actos que se festejan en La Enramada brindan la ocasión para que la numerosa colonia gomera residente en esta parte de la Isla se pueda reunir ya que, además de San Sebastián, patrono de la capital colombina, el viejo templo alberga en su interior una réplica exacta de la patrona de La Gomera, la Virgen de Guadalupe.

Esta festividad propicia un encuentro en el que jóvenes y mayores reviven una tradición que resalta lo religioso, además de contribuir al fortalecimiento del espíritu de convivencia entre los habitantes de la comarca.


Comentarios