Revista nº 843
ISSN 1885-6039

Las riñas de gallos, un deporte genuinamente canario

Viernes, 11 de Julio de 2008
Leandro Perdomo
Publicado en el número 217

Afición de importante arraigo, e igualmente controvertida, es la relacionada con las peleas o riñas de gallos. Aquí les presentamos una crónica que vio la luz en el año 1975, en la que se documenta una competición en Lanzarote y así como otros aspectos generales.


Con motivo de la temporada gallística que acaba de pasar y que aquí en Lanzarote culminó con todos los colores de una temporada plena de emociones y del mayor interés, voy a rendir pleitesía a este deporte tan nuestro y tan canario divagando un poco sobre su origen, haciendo algo de historia (historia hablada, por tradición) a la manera en que lo hacen los que no somos historiadores de oficio, ni beneficio; o sea, sin indagar en legajos y viejos pergaminos y ateniéndome pura y simplemente a lo que oí contar a los más ancianos y que éstos a su vez oyeron siendo niños. Pero antes he de hacer una breve reseña o comentario de las jornadas gallísticas de este año en Lanzarote, que, como he dicho, han estado sumamente interesantes, "al rojo vivo", como se dice en términos futbolísticos.

Con vaivenes de cuida mejor o cuida peor por uno y otro bando, y alternándose las jornadas victoriosas según la cuida, se llegó al octavo domingo con una ventaja de cinco riñas a favor de Teguise. Faltaban dos encuentros para concluir la temporada (el contrato fue de diez domingos de peleas) y el partido de Arrecife, falto de gallos de confianza según manifestaciones de sus propios "hinchas", se decide a "importar" gallos rápidamente de Tenerife. Fue cuando aumentó la expectación y los ánimos se excitaron. ¿Qué iba a pasar? El gallero arrecifeño Alejandro en su prestigiosa "carrera" de cuidador jamás había sido vencido, y esta vez lo iba a ser irremediablemente si el partido no recurría a recursos extremos, como era el de traer combatientes de otras islas, cosa que se había hecho ya, aunque en menor cuantía, en años anteriores y por las dos galleras.

Y aparecen los gallos de Tenerife, del afamado castío de Pérez de Ascanioy del no menos afamado de Acevedo. Y se celebra el noveno domingo en el que el resultado es un empate (3 - 3 y unas tablas), por lo que se llega al último con la misma ventaja de cinco gallos a favor de Teguise. ¿Qué va a pasar? ¿Será capaz el partido de Arrecife de repetir la faena del año anterior venciendo por una "mantilla" (6 - 1) y sacar un resultado nulo en la general? Difícil será, pensaba la mayoría, que se "repita la historia", dado el plantel de gallos veteranos del partido de Teguise. Pues bueno, la verdad es que a punto estuvo de repetirse la historia, repetirse la faena. Ganó Arrecife, con los gallos de Tenerife, por 5 a 2, sacando por tanto tres de ventaja, y si al gallo de la segunda riña no lo dejan ciego de entrada o el quinto no es tan palera y tan mestizón (el único gallo lanzaroteño entre los siete, del castío de D. Carlos Quintana), la “mantilla”, y hasta el "capote”, estuvo en el aire, amenazante.

Tal como se desarrolló la temporada, y en honor a la verdad y sin que nadie trate de ofenderse por ello, yo creo que pudiérase decir que este año en Lanzarote el partido de Teguise venció al de Arrecife por cinco gallos de ventaja en ocho domingos de peleas, y que el partido de Tenerife venció al de Teguise por tres gallos en dos domingos de peleas. Y yo creo que al decir esto nadie tenga por qué ofenderse, ni lo contrario. Ha sido así y todos deben estar contentos dado que la afición, con este refuerzo de última hora de los gallos chicharreros llegados al bando arrecifeño, se ha incrementado, y para el próximo año veremos lo que pasa.

Y ahora algunos simples da-tos históricos, alcanzados de oídas. ¿Por qué se les llama "gallos ingleses" e esos fieros gallos de pelea, tan distintos a los otros, a los llamados de “la tierra”, o "mestizos”? Yo he preguntado y me han dicho, asegurándomelo, que se les llama así porque esos gallos y la misma afición fueron traídos, en una época no precisa del Reino Unido (¿siglo XVII?), y que allá surgió esta raza de gallos del cruce entre la pequeña, casi apalomada, gallina británica y el corpulento gallo, muy fiero, de las islas de la Malasia, que unos navegantes ocasionalmente llevaron a la Rubia Albión. Así nació la raza de los valientes y fieros gallos ingleses, de estatura mediana, variado colorido y pluma brillante. Según parece, desde que apareció el gallo malayo en la metrópoli británica y se verificó el cruce, comenzó allá el deporte de las riñas de gallos, hasta que en su día fue totalmente prohibido por eso del "humanitarismo" y la protección a los indefensos animalitos, a lo que son tan aficionados los rubios y azulados anglosajones. Y es cosa natural, pues, que los ingleses radicados y afincados en nuestras islas trajeran para acá sus gallos,y nosotros, los canarios, aceptamos gustosos el regalo. Después, y con el tiempo, este regalo se lo llevamos los canarios a nuestros hermanos de América: Cuba, Colombia, Méjico, Venezuela... ; países donde continúa celebrándose riñas de gallos, aunque con otra modalidad. Pero allá llevamos la afición nosotros, los "isleños", como en el transcurso de los tiempos llevamos asímismo otros gustos y otras aficiones. Si le debemos a América mucho (el maíz, el tabaco, las papas, la sífilis), también América nos debe a nosotros los canarios, entre otras cosas, ese viril y fiero espectáculo de las riñas de gallos, deporte de hombres (y alguna mujer, entre éstas Olguita) y deporte noble, sano, limpio, rústico y ciudadano a la vez.

Y no quiero terminar este escrito a vuela pluma que se me ha pedido, sin antes rendir homenaje (póstumo y quizá tardío homenaje) al más grande gallero de todos los tiempos, una especie de genio único en toda la historia del deporte gallístico en Canarias: "Pancho el Músico", de pila Francisco Dorta. Todos los demás, al lado de él, fueron y son unos aprendices.

Homenajeados también, y en todo momento, deben ser los que siempre se han sacrificado y han hecho que no se extinga en el Archipiélago tan isleño deporte: los casteadores. Porque se lo merecen, voy a citar de cada isla a los que en este instante me llegan a la memoria:
De Gran Canaria: Villegas, Hernández López, Díaz Aguilar (D. Nicolás y D. Agustín), Lezcano, Hernández Garavote, etc, etc. De Tenerife: Acevedo, Pérez Ascanio, Dorta, Amador, etc, etc. De La Palma: "El Tardío", Acosta, etc. Y de Lanzarote: D. Andrés Fajardo, D. Augusto Lorenzo, D. Andrés Cabrera y su hijo Andresito, D. Domingo Ortega, D. Emilio Sáenz, etc, etc. No cito a nadie de Gomera, Hierro y Fuerteventura, porque en estas islas, cosa rara, no existe la afición y no se celebran riñas.

Una última cuestión no quisiera dejar de abordar o mencionar: la de los "Circos-Galleras" o ruedos de combate. Y voy a hacerla con una pregunta: ¿Cuándo en Las Palmas capital va a contar la afición con un lugar adecuado para la celebración de las riñas? ¿Y cuándo en Lanzarote vamos a tener un Circo-Gallera? En Teguise seguimos como hace doscientos años celebrando las peleas en el viejo Teatro Municipal, antiguamente ermita donde los viejos y las viejas confesaban sus pecados, y también los jóvenes, supongo yo; y en Arrecife las dos últimas temporadas ha habido riñas gracias ala prestación de un almacén o nave donde se guardan autobuses. Increíble.

Este artículo se ha publicado previamente en el número 65 de la revista Aguayro, editada por la Caja de Ahorros de Gran Canaria en julio de 1975.
Comentarios
Miércoles, 26 de Septiembre de 2018 a las 21:16 pm - cesar tirado

#10 el hombre toma de la naturaleza lo que necesita y lo adecua a sus necesidades. es un derecho natural. unos crían aves para comérselas y otros para enfrentarlos. a la humanidad le tomo 100 años en hacer que un pollo a las 6 semanas pesara 2 kg. El Hombre tiene al menos 3000 años logrando la majestuosidad del ave de combate. Tengo 30 años criando gallos de pelea y mi sueño es traer a México aves de las Islas Canarias.

Lunes, 26 de Junio de 2017 a las 14:47 pm - Miguel

#09 Las sociedades modernas propician mucho bienestar a la población de forma general, conyevando a que surgan nuevas ideas, nuevos partidos y nuevas sociedades; como las protectoras animales, las cuales consiguen financiación tratando de destruir todo aquello de lo que pueda sacar publicidad y dinero para vivir. Se han creado un empleo lucrativo en muchas ocasiones y una nueva forma de vivir.

Deberían estudiar y aprender un poco más sobre la raza de gallo combatiente antes de continuar su empeño de acabar con esa raza única, que desaparecerá el día que las palabras de personas inexpertas logren cambiar la ley.

Miércoles, 07 de Septiembre de 2016 a las 17:51 pm - victorio díaz marrero

#08 Para Miriam: soy canario, como Vd. y coincido en que, efectivamente, las Peleas de Gallos no son un deporte. Son un espéctaculo. Y discrepo con Vd. en que este espéctaculo no es una salvajada. Y que conste que no soy aficionado a estos enfrentamientos de gallos. Hace muchísimos años asistí junto a un amigo que sí era aficionado., a un enfrentamiento entre el Partido de La Espuela de Santa Cruz contra el Partido de La Orotava. Me quedé hasta el final del espéctaculo por respeto a este amigo. Pero jamás he vuelto a presenciar una Pelea de Gallos.

Le recuerdo que por tener gran arraigo en Canarias, prácticamente en todas nuestras islas, el Parlamento de Canarias las admite, mientras que las Corridas de Toros fueron anuladas.

Por último, si me permite, le recomiendo la lectura de una magnífica novela titulada "El Giro Real" (una variedad de gallo de pelea) de nuestro admirado Elfidio Alonso y, quizás, cambie de opinión sobre su criterio acerca de las Peleas de Gallos.

Le recuerdo que este espéctaculo está extendido en muchísimos países de nuestro Planeta y, de salvajada. nada.

Un saludo respetuoso.

Viernes, 02 de Septiembre de 2016 a las 22:06 pm - Miriam

#07 La mayoría de los canarios no aceptamos esta salvajada como una tradición y mucho menos un deporte. A ver si se enteran de una vez que viven ustedes en el siglo XXI y van a una a la biblioteca o a algún centro cultural de vez en cuando y se dejan ya de torturar animales que están avergonzando a toda Canarias. Por cierto, tienen ustedes 1.100 socios (según cifras oficiales) y somos más de 2.2 millones de canarios, lo cual les convierte en una inmensa y retrógrada minoría.

Miércoles, 04 de Julio de 2012 a las 12:39 pm - ESCONDITE

#06 Es fácil hablar desde la ignorancia, los gallos que se pelean, no son la raza de la que habitualmente comemos su carne y usamos los huevos de dichas gallinas para el consumo humano. Se trata de una costumbre arraigada por perpetuar una especie que, de no ser por estos eventos, se extinguiría. El gallo pelea de forma natural, es su instinto el que le lleva a la pelea, de hecho, no pueden estar juntos desde pollitos porque se matan, viven toda su vida como ya les gustaría a muchos gallos y gallinas de granja, no comen piensos como los anteriormente citados, sino semillas. Además, se les vacuna cuando tienen la edad y se les registra nada más nacer para saber quiénes son sus padres. Se les cuida la pluma durante todo el año, no sólo cuando van a pelear.

Les invito a que vayan a cualquier granja de esas de donde salen los huevos y carne que ponen en su mesa, allí a diario se maltratan animales teniéndolos en masa en gallineros de 50x50cm, defecan donde comen y luego te comes su carne y su huevo (higiénico 100%, ¿no les parece?), están llenos de piojillos, traza y nigua, parásitos que hacen que no sólo se arranquen las plumas sino que además en numerosas ocasiones les causa la muerte.

Seguro que después de esto ven un gallinero de un gallo de pelea y no les parece tan aterrador.

Por cierto, para los desconocedores (es que no me gusta insultar), el gallo no suele pelear hasta la muerte, no son toros. La pelea dura un tiempo máximo, las espuelas tienen un tamaño máximo y pelean en igualdad de peso para evitar abusos, si se encontraran en un gallinero 2 gallos de diferente peso Dios sabe quién ganaría, el más débil probablemente no tendría opción ni de responder.

Para aquellos que sigan la tendencia ignorante de pensar que la riña de gallos, que no es "pelea hasta la muerte", es de gente baja o poco culta por favor les rogaría que revisaran sus faltas de ortografía, pues no se puede defender el cultivo de la mente desde un terreno árido o en barbecho mentalmente.

Jueves, 30 de Diciembre de 2010 a las 19:58 pm - cocoom

#05 EN RELACION A LOS COMENTARIOS SOBRE SLAVAJADAS, ATROCIDADES, HORRORRIZABLE Y OTROS, CREO YO QUE MI OPINION VA MAS ALLA, ESTE PROBLEMA SE RESUME EN UN SOLO CUAL ES?, QUE EXISTE PERSONAS QUE NO LES GUSTA LA AFICION A LOS GALLOS DE PELEA Y OTROS QUE SI LE AGRADA, Y A LOS QUE LE AGRADA Y UNO DE ELLLOS SOY YO, CREO QUE PARA AQUELLOS QUE NO LES GUSTA ES SIMPLEMENTE PORQUE NO TIENEN EL CONOCIMIENTO CABAL DE LO QUE ES CRIAR ANIMALES DE PELEA, LO QUE ES DOSIFICAR A CADA GALLO PADROTE Y GALLINA MADRE ANTES DE QUE COMIENCE A PONER LOS HUEVOS, LA MANERA DE SELECCIONARLOS PARA LA CRIA, LA MANERA DE CRIALOS PARA CUANDO NACEN Y CRIARLOS HASTA QUE TENGAN LA EDAD PARA EL PLEITO, TODO ESTO ES UN PROCESO.

LO QUE SUCEDE EN LAS CANCHAS O SITIOS DONDE SE PELEA LO ANIMALES.

AHORA, PARA NOSOTROS QUE LO CRIAMOS EN SITIOS ALEJADOS A LAS ZONAS URBANAS; MEJOR DICHO EN TERRENOS AMPLIOS DONDE SE CRIA LIBREMENTE CON TODA LA LIBERTAD POSIBLE PARA CADA ANIMAL; ESTOS ANIMALES CUANDO LLEGAN A TENER LOS SIETE MESES Y ALGO MAS... TIENDEN A SER DEMASIADO TERRITORIALES Y NO ES RARO QUE EN UN DESCUIDO POR PARTE NUESTRA SE ENCUENTRE CADA TARDE VARIOS ENFRENTAMIENTOS ENTRE ELLOS Y QUE MUCHAS VECES SE MATAN, EN MI CASO HE ENCONTRADO VARIOS ANIMALES MUERTOS POR RIÑAS ENTRE ELLOS. ES CASI IMPOSIBLE LLEGAR A CONTROLAR ESTO.

PARA MI CREO YO QUE DEBEMOS RESPETAR CADA AFICION QUE SE TIENE Y PARA LOS QUE NO LES GUSTA PUES DEBEN DEDICARSE A OTRAS COSAS MENOS ESTAR EMITIENDO COMENTARIOS TONTOS Y ESTUPIDOS; DEJENOS CON NUESTRA LOCURA A NADIE HACEMOS DAÑO.

Sábado, 15 de Noviembre de 2008 a las 12:11 pm - amante de las tradiciones pero no del mal trato

#04 en los tiempos actuales en pleno sigloXXI me parece horrorizable el enfrentar a los animales para que mueran desangrados peleando bajo la agresividad y la atenta mirada de sus propietario pienso que eso no debio existir jamas, es una autentica salvajada eso pone de manifiesto el respeto por los animales y la consideracion que se debe tener por ellos, ellos sienten sufrimiento y dolor quizas a algunos solo les falta solo hablar y posiblemente algunos tienen mas conocimiento que algunos propietarios que se prestan a ese sucio deporte si es que es un deporte.

Domingo, 28 de Septiembre de 2008 a las 16:30 pm - caballero aguila

#03 lo siento mucho hermano, pero en tu texto haces referencia qe de america llevaron la sifilis a europa y en realidad, lo cierto es qe los espanoles trajeron a america un sinfin de enfermedades qe acabaron con la poblacion qe en ese tiempo, cuando en europa habia pestes por la falta de higiene los aztecas lavaban sus alimentos antes de consumirlos y se aseaban mas q la gente \"civilizada\" de europa, aun asi no hay rencores. saludos!

Viernes, 18 de Julio de 2008 a las 01:12 am - CANARIO

#02 MUY DE ACUERDO. Y DE CONTRA NOMBRAN A LOS SEÑORES QUE MAS LO HACÍAN ANTIGUAMENTE COMO HÉROES. PARA MI SON UNOS CRIMINALES TAN IGUAL A LOS TOREROS O CUALQUIERA QUE SACRIFIQUE POR GUSTO(NO PARA COMER) A CUALQUIER ANIMAL.

¡QUE VERGUENZA!

Viernes, 18 de Julio de 2008 a las 01:08 am - maria

#01 SOY MAS CANARIA QUE NADIE YA QUE HE NACIDO Y VIVIDO AQUÍ TODA MI VIDA Y ASCENDIENTES LO FUERON, PERO ME PARECE TERRIBLE QUE SE SIGA COMETIENDO SEMEJANTE ATROSIDAD COMO LAS PELEAS DE GALLOS, QUE POR CIERTO DE RIÑAS NADA, YA QUE PELEAN HASTA LA MUERTE. A VER SI SEPARAMOS DE UNA VEZ LAS TRADICIONES CON LAS ATROCIDADES.

QUE SE HACIA HACE CIEN AÑOS, VALE, TAMBIÉN SE QUEMABA GENTE EN LA HOGERA Y NO POR ESO LO SEGUIMOS HACIENDO.

''... y era el Hijo del Hombre''. Entrevista a José Miguel Suárez (Presidente de la Asociación La Salle de Agüimes)