Revista nº 788
ISSN 1885-6039

Carmen Laforet y la revista gaditana Caleta.

Martes, 18 de Noviembre de 2008
Tomás Higuera
Publicado en el número 236

En varios de estos textos queda patente su sentimiento de pertenencia a nuestra isla. “Estoy en casa”, escribe en 1951 en una revista catalana al describir magníficamente su reencuentro con el Puerto de La Luz; y en una entrevista periodística de 1965 declara que sigue conservando buena parte del acento canario.


La revista gaditana Caleta acaba de dedicar un número extraordinario a la vida y la obra de Carmen Laforet. Extraordinario, entre otras cosas, por su volumen (unas doscientas setenta páginas), por el interés de los textos y la calidad de la mayoría de sus firmantes, así como por lo novedoso de una parte de las ilustraciones fotográficas que contiene. En su conjunto viene a ofrecer un amplísimo y documentado panorama de la trayectoria creativa y biográfica de la autora de Nada, con especial atención a la estela crítica que originó su actividad como escritora no sólo atraída por la literatura de ficción.

Los escritos que versan sobre opiniones y juicios críticos se deben tanto a autores actuales como a otros de etapas anteriores, e incluso a ilustres miembros de generaciones ya prestigiadas antes de la guerra civil, entre ellos Juan Ramón Jiménez, Azorín, Francisco Ayala y Ramón Sender, que en fechas inmediatas a la publicación de la primera novela de Carmen Laforet se apresuraron a saludar en la prensa su incorporación al mundo de las letras con expresiones que testimoniaban la entusiasta admiración provocada por la lectura de la obra con que ella tan felizmente se diera a conocer. Entre los escritores de promociones posteriores figuran Miguel Delibes, José Luis Cano, Mario Vargas Llosa, Carmen Martín Gaite y Soledad Puértolas.

En los apartados de carácter antológico que se incluyen en este número de Caleta (el 14 de su segunda época), además de los literatos citados, se recogen textos de la propia Carmen Laforet referidos a una diversidad de asuntos, sin que falten los que versan sobre sus recuerdos de Gran Canaria y de sus gentes, entre las que cita, por ejemplo, a su gran amiga M.ª Dolores de la Fe (que también colabora en esta entrega de Caleta), a condiscípulos del instituto Pérez Galdós como Pedro Lezcano, Ventura Doreste y Sergio Castellano, y al profesor del mismo centro don Juan Velázquez y Velázquez. En varios de estos textos queda patente su sentimiento de pertenencia a nuestra isla. “Estoy en casa”, escribe en 1951 en una revista catalana al describir magníficamente su reencuentro con el Puerto de La Luz; y en una entrevista periodística de 1965 declara que sigue conservando buena parte del acento canario. En Gran Canaria sitúa su muy temprano acceso a Galdós, ocurrido por la doble vía de la lectura y el conocimiento directo de vestigios y testimonios insulares de la existencia del gran novelista localizados en Las Palmas y en la Montaña de los Lirios, en las cercanías de Bandama.

Son de destacar por diferentes motivos las impresiones y recuerdos de carácter íntimo contenidos en escritos individuales, separado, que firman cada uno de los hijos de Carmen y el que fuera su marido, el crítico literario y editor Manuel Cerezales.


Noticias Relacionadas
Comentarios
Miércoles, 19 de Noviembre de 2008 a las 06:56 am - Antonio Henríquez Jiménez

#01 A la enjundiosa y sintética reseña del último número de la revista Caleta de Cádiz que hace el avisado Tomás Higuera, quisiera añadir algo más, para ponerles los dientes largos a los lectores.

Con sólo poner el Sumario de la revista, se darán cuenta de las otras cosas interesantísimas que se dicen de esta excelente escritora canaria, porque la debemos considerar así, aunque naciera en Cataluña. Léase el iluminador texto de Nuria Amat sobre el boicot que se le hizo a la escritora por parte de ciertos escritores (hasta pone nombres) y el silencio a que fue sometida en su tierra natal, Cataluña, hasta que murió. Nuria Amat hace un paralelismo entre la personalidad de Carmen Laforet y Juan Rulfo.

No me voy a parar en todos los escritos, pues se haría larguísima esta nota. Antes de presentar el Sumario, sí quiero hacer alusión a unas cosillas.

En primer lugar, qué ejemplo de revista para los que gestionan la “Cultura” en nuestras islas. Sin necesidad de lujos, sin decir con caracola inmensa: “Miren todo lo que hacemos, miren nuestras adquisiciones”, ni presentar ciertos artículos críticos de autobombo y satisfacción mutua, donde, a veces, se habla de cosas manidas y siempre oídas; ni, lo que es peor, presentar el mínimo rigor exigible en algunos de los trabajos (Como único ejemplo, sólo citaré el descuido de una de estas revistas institucionales al citar el nombre de un escritor, que todo el mundo conoce como Rafael Cansinos-Assens, y al que, con total frivolidad, llama Ramón), etc., etc., esta revista de Cádiz nos da una muestra inteligentísima de cómo hacer con sobriedad y rigor un producto valioso y moderno. Si los números anteriores (13) son parecidos a éste, habrá que hacer un ruego a nuestras bibliotecas para que los coloquen en sus estanterías.

Yo hubiera cuidado algunos otros detalles. En primer lugar, aunque se señala el origen de algunos escritos, no hubiera estado mal una notita con este extremo en los textos que se publicaron antes de aparecer en esta revista.

A veces da la sensación de que el número se elaboró con cierta celeridad y no se le dio una lectura final para limar algunos descuidos formales, que me permito señalar a continuación.

Hay algunos despistes de la escritora Carmen Laforet, que no hubiera costado subsanar si se hubiera acudido al entorno cultural de Canarias. Me refiero, en el artículo “Memoria de un profesor” (pp. 19-23), a la referencia al “oficio” del poeta y animador cultural Manuel González Sosa, que, me imagino, no estará conforme con que lo rebaje a “periodista”, que sí lo era y es su hermano Pedro. Lo mismo ocurre con la referencia al crítico Ventura Doreste como Ventura Rodríguez (p. 21), en el artículo citado. En el artículo de Josefina Aldecoa, se le podría haber corregido lo de que Laforet llegaba de “una isla […]: Las Palmas de Gran Canaria”. Ya Unamuno decía que los españoles no estudiaban geografía. Todavía, si se está atento a los telediarios, nos encontramos con hechos parecidos.

De vez en cuando aparece un descuido de tildes (“barrío”, “mí edad”, de la p. 50), de separación de palabras (en la misma página; en la p. 133); la falta de una preposición (p. 84). El nombre de nuestro puerto creo que es “Puerto de La Luz” (pp. 87, 90, 226). Los “enderetes” de la p. 91 son “tenderetes”. El “olfato” no es “literaria” (p. 132), sino “literario”, al menos cuando yo estudiaba. En el artículo de Juana Salabert (p. 193, renglón 10), la puntuación se descuida. En el artículo de Roberta Johnson, se podría haber notado que lo que denomina “corta autobiografía de seis páginas mecanografiadas” no puede llamarse estrictamente “manuscrito” (pp. 196, 197 y 198). En la página 198, se podría haber corregido “a la Madrid” y “las universidades norteamericanos”. En el artículo de Israel Rolón (p. 201), hay un “hayamos” que debería ser “hallamos”; en la página siguiente, hay un “cuanto” que debería llevar tilde. El premio “Fastenrah” creo que es “Fastenrath” (p. 243). En la página 247, se debería haber corregido el “al cabo tantos años”. En la página 250, habría que haber separado bien el “luego”, al cambiar de renglón; y el “hubieran” de la página 261; y el “cayendo”, de la 265. Aunque los latinos vacilaban en cómo transcribir los números, creo que en nuestra lengua no se puede escribir “XVIIII” (p. 261), sino “XIX”.

Sumario de la revista

I.

1. Carmen Laforet – “Sabiéndose feliz”

2. Manuel González Sosa – Carmen y su Isla

3. Marta Cerezales – Hija de mi madre

4. Carmen Laforet – Memoria de un profesor

5. Carmen Laforet – Gabriel Miró

6. María Dolores de la Fe – Escala en Cádiz

7. Carmen Laforet – Encuentros con Galdós

8. Rosa Regás – Sueño de infancia

9. Nuria Amat – La escritora y sus demonios

10. Carmen Laforet – Un día de este mes

11. Carmen Laforet – Barcelona fantasma juvenil

II

1. Azorín – Réspice a Carmen

2. Carta de Juan Ramón Jiménez

3 Francisco Ayala – Testimonio de la Nada

4. Ramón J. Sender – A Carmen Laforet

5. Jorge Semprún – Nada. Le literatura nihilista del capitalismo decadente

6. Mario Vargas Llosa – Dos muchachas

III

1. José Luis Cano – La Isla y los Demonios

2. Gustavo Martín Garzo – La memoria amorosa

3. Manuel Cerezales Laforet – La Isla

4 Carmen Laforet – Puerto de La Luz

5. Nicolás Casariego – Carmen Laforet: Todo o Nada

6. Javier Barreiro Cavestani – Sobre La Mujer Nueva

7. Ana L. Baquero Escudero – Dos cuentos de Carmen Laforet

8. Adriana Minardi – Lecturas de la clausura / cartografías de la libertad

9. Carmen Laforet – El Cañón del Colorado

10. Mark del Mastro – La insolación y Al volver la esquina

IV

1. Salvador Jiménez – Entrevista 1965

2. Mónica Rodríguez Vela – Camen Laforet: Más allá de Nada

3. Carmen Laforet – Casa de muñecas, realismo y feminismo

– Artículo Diario ABC, 12 de abril de 1972

– La doma del Azor

V.

1. Ramón J. Sender – Carmen Laforet en inglés

2. Miguel Delibes – Una interpretación de Nada

3. Carmen Martín Gaite – La Chica Rara

4. Álvaro Pombo – Carmen Laforet

5. Josefina Aldecoa – La muchacha ente el desconsuelo

6. Luisa Castro – Canto en el Bosque

7. Soledad Puértolas – El pasillo en penumbra

8. Javier Alfaya – Releer Nada

9. Martín Casariego – Nada

10. Juana Salabert – Extramuro

11. Roberta Johnson – Carmen Laforet y la Amistad

12. Israel Rolón Barada – Carmen Laforet: Cronissta

13. Carmen Laforet – Una Carta a Enrique de Rivas

14. Javier García Galiano – Fragmentos de la historia de un Duende

15. Cristina Cerezales – Carmen Laforet, Artista

16. Juan Eduardo Zúñiga – Carmen, Primavera, 1945

17. Manuel Cerezales González – Vista por Manuel

18. Silvia Cerezales – Carmen Laforet, Mi Madre

VI

1. Bernardo de Arrizabalaga – El mundo novelístico de Carmen Laforet

2. Inmaculada de la Puente – Resplandor y miedo

3. Emilio Sanz de Soto – Tánger

4. Teresa Rosenvinge – El Gineceo: el mundo femenino de Carmen Laforet

5. Benjamín Prado – Carmen Laforet

6. Marta PaTak – Nada de Carmen Laforet

7. Edmundo Fernández Martos – Nada Legionario

8. Juan Manuel de Prada – Carmen Laforet

9. Agustín Cerezales – Andrea en el Espejo