Revista nº 847
ISSN 1885-6039

Puntallana recupera su riqueza natural.

Martes, 18 de Noviembre de 2008
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 236

Curbelo dice que se regeneró el vertedero; se acondicionó la playa; empezó la mejora del camino al santuario y la Agencia de Protección del Medio ha informado que este mes comienza a limpiar las edificaciones del entorno.


El entorno de Puntallana, en la capital gomera, recupera los valores y la riqueza medioambiental que la caracterizan.

Las actuaciones llevadas y que se llevarán a cabo, a través de las que se devuelve a su estado natural todo el entorno de Punta Avalos, los acantilados, la playa de la zona y las inmediaciones en las que se localiza la ermita de Nuestra Señora de Guadalupe, Patrona Insular; además de la basura acumulada en el antiguo vertedero, se ha limpiado el fondo marino, acondicionado la zona de baño y se ha repoblado el espacio con vegetación propia del lugar.

“Hablamos de un área de sensibilidad ecológica en toda su superficie y se hacía necesaria una reordenación, de ahí la implicación de las distintas administraciones para sacar adelante el proyecto, sobre el que, además, el Cabildo ha insistido en la necesidad de que la patrona de la Isla cuente con un santuario”, dice Curbelo. Recuerda que existe un proyecto, en manos de la Cofradía Nuestra Señora de Guadalupe y el Obispado, y resalta la conveniencia de impulsar los trabajos del templo.

La última reunión del Patronato Insular de Espacios Naturales se abordaron los informes relativos a la recuperación del acceso, que promovió el Cabildo y financiará la viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno canario, para que los peregrinos que deseen acercarse a pie hasta el santuario puedan hacerlo a través de una vía segura y accesible, así como el proyecto de limpieza promovido por la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural, que igual que las otras actuaciones serán acometidas por la empresa pública Gesplan.

De acuerdo con el proyecto insular, la primera de estas dos iniciativas debe estar acometida en un plazo de tres meses, y en este tiempo no sólo habrá que mejorar los accesos desde el comienzo hasta el final del trayecto, sino también limpiar y acondicionar el firme y los muros de todo el recorrido; evitar el riesgo de desprendimientos, podar los arbustos que hoy interrumpen el paso; mejorar la fuente histórica que tradicionalmente usaban los viandantes para refrescarse, e incorporar la correspondiente señalización.

En las proximidades del santuario existen edificaciones sin elementos estructurales ni amparo legal, que invaden la zona de servidumbre de protección del dominio público marítimo terrestre y causan daño ambiental, incluidos los concheros situados en la zona considerada Lugar de Interés Comunitario, lo que justifica la segunda de las acciones que se van a acometer.

Curbelo alude a las negociaciones entre el Cabildo y el Obispado de Tenerife, propietario de los terrenos en los que se ubican edificaciones, que serán demolidas según el proyecto de la Agencia de Protección del Medio al que ha dado el visto bueno el Patronato de Espacios Naturales, e insiste en la importancia del Plan Director de esta Reserva Natural, en el que se incluyen actuaciones concretas para la adecuación de la zona, como la remodelación y adecuación del embarcadero, para ofrecer un mejor acceso de los peregrinos desde el mar.


Noticias Relacionadas
Comentarios