Revista n.º 1049 / ISSN 1885-6039

Escuela de Timple: Micaela y La Polka del ratón.

Martes, 25 de marzo de 2008
Pedro Izquierdo
Publicado en el n.º 202

Llegamos a la segunda entrega de la Escuela de Timple, donde ampliaremos el dominio que hemos adquirido en la práctica anterior con dos nuevos temas: Micaela y La polka del ratón.

Timple

La Polka del ratón.

(Descargar partitura y audio)


El origen de La Polka del ratón se ubica generalmente en el nordeste de Tenerife, en la comarca de Acentejo. De carácter infantil, esta polka tiene como protagonista a un ratón bailarín amante de la polka, ofreciendo así un cierto carácter prosopopéyico. La popularidad de esta polka nos invita a pensar que hay un buen número de variantes en sus letras, de entre las que nosotros proponemos la siguiente:

Esta es la polkita,
esta es la polkona,
esta es la polkita, caramba,
que se baila ahora.

Subo a la azotea
a tender la ropa,
me encontré un ratón
bailando la polka.

Esta es la polkita...

Lo cogí por rabo,
lo tiré al barranco,
le jise la sangre, caramba,
con un cristal blanco.

Esta es la polkita...

Lo llevé al doctor
y le recetó.
pobre ratón
fue y se me murió.

Esta es la polkita...

Subo la azotea
por segunda vez,
me encontré un ratón,
bailando al revés.

Esta es la polkita...

¡Hola! Señor Pancho,
¡Qué gordo está usted!.
No voy a estar gordo, caramba,
si lo paso bien.

Esta es la polkita...

Me voy a la fonda
a tomar café,
mi cigarro puro,caramba,
mi taza de té.

Esta es la polkita...


Micaela.

(Descargar partitura y audio)


También conocida como Los males de Micaela o La Tía Micaela, podemos encontrar esta canción interpretada prácticamente en cualquier lugar de Iberoamérica. Son, por tanto, múltiples las versiones que hay sobre su letra, aunque se respeta siempre el mismo concepto: recorrido por la anatomía de Micaela dando a entender, con mayor o menor sutileza, el deseo de Micaela para que el médico sea concreto en su exploración, concreción que se ve impedida por las ansias del facultativo en dar con el mal de su paciente. Resulta curioso comprobar cómo esta canción es tradicional de fechas navideñas en algunos lugares de la Península, cuando lo indiscreto de su letra a priori indicaría lo inapropiado de este tema para tales fechas.

Una de las posibles letras para Micaela es la siguiente:

Que tumba, que dale,
Que azúcar, que canela
No puedo dar
con el mal de Micaela.

Le puso el Doctor
La mano en la frente
dice Micaela
'Esa mano esta caliente'.

Que tumba, que dale...

Le puso el Doctor
la mano en la nariz,
dice Micaela
'Esa mano no va ahí'.

Que tumba, que dale...

Le puso el Doctor
la mano en la boca,
dice Micaela
'Esa mano me provoca'.

Que tumba, que dale...

Le puso el Doctor
la mano en el pecho,
dice Micaela
'Por ahí se va derecho'.

Que tumba, que dale...

Le puso el Doctor
la mano en la cintura,
dice Micaela
'Hay Doctor que sabrosura'.

Que tumba, que dale...

Le puso el Doctor
la mano en la rodilla,
dice Micaela
'La reversa es para arriba'.

Que tumba, que dale...


Notas adicionales.

Aprovechamos el ambiente festivo y distendido de este artículo para recordarles que se pueden poner en contacto con Pedro Izquierdo en la siguiente dirección: pedroizquierdo@bienmesabe.org.

A practicar, que en la próxima entrega tenemos Seguidillas de Gran Canaria y el Pequeño vals.

Finalmente, para facilitar la lectura musical nos podemos dar un paseo por la web www.teoria.com/indice.htm, donde de forma interactiva nos ofrecen ejercicios de aprendizaje, teoría, explicaciones, adiestramientos auditivos y todo lo necesario para seguir sin problemas las partituras de la Escuela de Timple.


Debes indicar un comentario.
Debes indicar un nombre o nick
La dirección de mail no es valida

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para garantizar el buen funcionamiento de nuestra página web.

Al pulsar en "ACEPTAR TODAS" consiente la instalación de estas cookies. Al pulsar "RECHAZAR TODAS" sólo se instalarán las cookies estrictamente necesarias. Para obtener más información puede leer nuestra Política de cookies.