Revista nº 940
ISSN 1885-6039

Canarias está muy lejos del autoabastecimiento alimentario.

Lunes, 12 de Abril de 2010
Ben Magec-Ecologistas en Acción de Canarias
Publicado en el número 309

La Soberanía Alimentaría se entiende como el derecho de los pueblos a definir sus propias políticas agrarias, pesqueras, ganaderas y alimentarias de acuerdo a principios de Desarrollo Sostenible y Seguridad Alimentaría. Todos los pueblos tienen el derecho a una alimentación sana, nutritiva y culturalmente apropiada, y a la capacidad producir los alimentos para mantenerse a sí mismos y a sus sociedades.

 

En Canarias hemos pasado de ser una población mayoritariamente rural, donde la actividad principal era la agricultura y la ganadería, a una población urbana cuyas actividades principales han girado en torno al comercio, la construcción y los servicios. En la actualidad el nivel de dependencia alimentaria del exterior gira en torno al 95%, estando muy lejos del 50% de autoabastecimiento que fija la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para ser un territorio con cierta Seguridad Alimentaria. La consecuencia más directa del abandono del mundo rural no es sólo la pérdida de nuestra capacidad para producir nuestros propios alimentos sanos y de manera sostenible, sino la pérdida de un importante patrimonio histórico, de suelo agrícola cultivable, diversidad genética y de la sabiduría popular de la gente del campo, etc. Actualmente obtenemos los alimentos empaquetados en los supermercados y no los relacionamos con la existencia de una tierra productiva y de un trabajo agrícola fundamental.

 

En tan solo cinco décadas la población en Canarias se ha triplicado, en cambio la superficie agrícola útil cultivable se ha reducido a un tercio, de las cuales tan solo el 45% están en producción. El acceso al suelo rústico productivo es impracticable, fruto de la especulación que se ha propiciado sobre él, por lo que ser agricultor de tu propia tierra se ha convertido prácticamente en un lujo y en una especie en peligro de extinción. La población activa en el sector primario ha pasado de un 30% a un simbólico 3,5%, perdiendo por el camino un valiosísimo legado de sabiduría campesina y gran variedad de semillas adaptadas a nuestro medio.

 

En la última década se han introducido cerca de 80 nuevas plagas y enfermedades haciendo cada vez más difícil su control y más dependientes del uso de pesticida, siendo la Comunidad Autónoma que más pesticida consume por hectárea con todas las consecuencias que conlleva sobre la salud de los consumidores y el medio ambiente. Somos la Comunidad Autónoma que más residuos genera por habitante, en la que la fracción orgánica representa cerca del 50% del total, la cual va a parar al vertedero como desecho, desaprovechando un importante recurso como abono orgánico para fertilizar los campos canarios.

 

Mañana martes, día 13 de abril, a las 18:00 horas, en el CICCA y dentro de Las jornadas de ecología urbana. Las Palmas de G.C. ¿Que ciudad queremos?, Juan Jesús Bermúdez impartirá una interesante ponencia sobre Soberanía Alimentaria en Canarias.

 

 

Más información: http://www.ecologistasenaccion.org/spip.php?article17126/

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios