Revista nº 848
ISSN 1885-6039

¿Qué pasó en Tegueste?

Miércoles, 28 de Abril de 2010
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 311

Domingo y lunes de Tegueste, días festivos de tradición. Como cada año, el pueblo se aglomera para unirse alrededor del folclore. Veamos qué pasó.

 

Tegueste, en Tenerife, consiguió una vez más el pasado domingo, día 25 de abril, convertirse en la capital del folclore y la tradición de Canarias, no sólo por estar representadas cada una de las islas del Archipiélago, sino por sus carretas, 23 en total, únicas en su estilo, que rescatan, fomentan y difunden las tradiciones del pueblo canario, y en particular del municipio de Tegueste, en su estado más puro.

 

Nadie faltó a la XLII Romería en honor a San Marcos Evangelista, ya que cerca de 60.000 personas acudieron a la Villa teguestera a disfrutar de esta inigualable celebración. Los teguesteros ofrecieron a los visitantes su alegría, su gastronomía y el vino como símbolo de amistad del municipio.

 

Los actos dieron comienzo a las 12:00 horas con la celebración de la Solemne Eucaristía, que estuvo presidida por el Obispo de San Cristóbal de La Laguna, Bernardo Álvarez; y cantada por la Coral Polifónica del Círculo de Amistad XII de Enero de Santa Cruz de Tenerife. Luego salió San Marcos. La sagrada imagen dio comienzo a la XLII Romería en su honor, abriendo el paseo romero, que estuvo encabezado por el alcalde de Tegueste, José Manuel Molina; el presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior; y varios miembros de la Corporación local teguestera, junto a otras autoridades y dirigentes políticos.

 

La romería recorrió las calles La Audiencia, El Carmen, Nueva, Prebendado Pacheco, Plaza de San Marcos, General Franco y La Placeta; y donde participaron carretas, barcos, danzas, ganado y agrupaciones folclóricas de nuestras Islas.

 

Entre las numerosas parrandas, grupos folclóricos, ganado y danzas, el cortejo romero teguestero lo formaron los barcos de Tegueste, San Luis, Pedro Álvarez y El Socorro; así como las carretas de Las Canteras, El Mocán, El Gamonal, Los Binchenis, Colegio Teófilo Pérez, La Pedrera, Imidahuem, Tamarán, Tamarco, La Gorgolana, El Cantillo, Añagua, Isla Guanche, Teguazo, La Canocha, El Carmen, La Peña, Los Alzados, El Molino, La Padilla, Alcamoaren y Teberite.

 

La XLII Romería de San Marcos contó este año con uno de los dispositivos de seguridad y de transportes más amplios que se recuerdan, ya que más de 150 personas, entre agentes de la Policía Local de Tegueste y La Laguna, Guardia Civil, Protección Civil, Bomberos Voluntarios y Cruz Roja velaron en todo momento por el buen desarrollo de la fiesta.

 

 

Los carreteros muestran sus obras de arte. El lunes.

 

Es una tradición que va camino de convertirse en emblemática y que el pasado lunes, 26 de abril, volvió a congregar a sus principales protagonistas en la calle La Audiencia. Tegueste celebró el Día del Carretero, una jornada donde los carreteros exponen las carretas que participaron en la XLII Romería de San Marcos Evangelista. Una celebración en la que estuvieron presentes las 23 carretas, únicas en su estilo, que rescatan, fomentan y difunden las tradiciones del pueblo canario, y en particular, del municipio de Tegueste. El alcalde de Tegueste, José Manuel Molina, recorrió la calle La Audiencia junto a otros miembros de la Corporación local para contemplar estas auténticas obras de arte, que también deleitaron a las miles de personas que acudieron al casco de la Villa teguestera en otra jornada festiva y de tradición en el municipio.

 

La elaboración artesanal de las carretas es sin duda uno de los rasgos más originales de la Romería de San Marcos Evangelista. Desde las iniciales cinco carretas su número ha ido creciendo con el tiempo mostrando esa incesante expansión que demuestra el arraigo y extensión que tal costumbre alcanza entre los teguesteros.

 

 

La elaboración anual de las carretas es un rito colectivo que aúna y agrupa en torno suyo a un amplio número de personas, que se convierten, por las relaciones humanas que se entablan, en algo más que una simple confección. Todavía no ha culminado la romería y los carreteros, al celebrar su día, ya están pensando en el motivo que llevará su carreta el año venidero. Durante todo el año comienzan a recopilar ideas, a rebuscar entre añejas tradiciones, a conversar con los más viejos para encontrar motivos novedosos e innovadores, tarea nada fácil teniendo en cuenta la multitud de ellos recreados en el transcurso de varias décadas y que no deben repetirse para resaltar la originalidad y carácter único. Una vez decidido el diseño se guarda celosamente para que no pudiera ser copiado por otra carreta.

 

Las relaciones desarrolladas entre los que se agrupan para realizar la carreta estrechan la sociabilidad, son cauces de comunicación mucho más amplios que un simple trabajo. Ese intercambio constante hace que se constituyan casi como una familia. Las reuniones comienzan antes de las fiestas navideñas, pero es a partir de éstas cuando es más habitual su inicio.

 

La confección de las carretas se inicia por sus paneles laterales y traseros, elaborados grano a grano. Un trabajo concienzudo y artesano va dando pie, poco a poco, con las semillas u otros elementos naturales a auténticas obras de arte confeccionadas con elementos exclusivamente de tradición vernácula. Una obra que se convierte en el escaparate de su buen hacer, de su arte y de su paciencia generosa que dedica incesantes horas de trabajo.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios
Miércoles, 28 de Abril de 2010 a las 17:00 pm - folklorista

#01 no creo k a eso se le pueda decir capital de FOLKLORE como va la gente y como se realiza esa romeria,si se le puede yamar asi

saludos