Revista nº 802
ISSN 1885-6039

Mistela canaria.

Miércoles, 15 de Diciembre de 2010
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 344

La gastronomía tradicional canaria goza de excelente salud. En las frías noches de estas fiestas navideñas muchos de nuestros hogares se ambientan al calor de uno de nuestros licores más populares: la sabrosa y dulce mistela.

 

Como la mayoría de nuestras recetas, en todas las familias se le da su punto personal. En este caso, Delia Luis nos ofrece la receta de su mistela. Hay que tener en cuenta que las medidas de la receta son para unos 12 litros, porque se suele hacer en grandes cantidades ya que se regala una botellita a los familiares o amigos, o se ofrece para calentar las gargantas de nuestros cantadores nocturnos que alegran la noche y las calles de nuestros pueblos con villancicos, divinos, coplas, desechas, aguinaldos...

 

Ingredientes

 

Café para hacer 4 litros

2 limones verdes

3 ó 4 naranjas chinas

1 puño de hierbaluisa

Unos granos de clavillo

2 bolitas de anís en grano

Una nuez noscada

2 canutos de canela en rama

3 ½ kg de azúcar

 

 

 

Proceso de elaboración

 

Se empieza haciendo los 4 litros de café y se van poniendo al fuego en un caldero grande. Se le va echando las cáscaras verdes de los dos limones, las cáscaras de las naranjas chinas, el puño de hierbaluisa, los dos granos de clavillo, las 2 bolitas de anís en grano, la nuez noscada partida y la canela.

 

Cuando esté hervido y la hierba esté guisada, se aparta del fuego.

 

Se cogen los 2 kg de azúcar, se calientan y se hace almíbar hasta que se quede como un hilo colgando. Luego se pone el otro 1 ½ kg aparte en el fuego hasta que se quede quemada como caramelo.

 

A continuación se agrega todo dentro del caldero grande: ¡cuidado, que salta que da gusto! Y se espera hasta que se enfríe. Se cuela todo y se le añade 1 botella de caña, ½ de coñac y ½ de Marie Brizard. Se mezcla todo y se deja en reposo 1 día.

 

Hay que irla degustando y ver el toque de azúcar y de licor que cada uno le quiera dar al gusto.

 

Finalmente, y tras el día de reposo, se pone en las botellas que se han ido guardando, dispuestas al brindis de los amigos y familiares en estas fiestas navideñas.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios
Domingo, 23 de Enero de 2011 a las 19:04 pm - Marcelino Hernández

#01 que buena receta,ya casi la habia olvidado,a pesar de los años que tengo,no olvido esos dias frios de navidad en mi pueblo del norte de Tenerife,mi madre me daba un poquito de mistela,y,enseguida volvia a la vida con el calor de de la tierna y dulce navidad,que dias más bonitos aquéllos.