Revista nº 859
ISSN 1885-6039

Increíble reinicio de las obras del Puerto de Granadilla.

Miércoles, 14 de Julio de 2010
Ben Magec-Ecologistas en Acción de Canarias
Publicado en el número 322

Ante el comunicado de prensa emitido ayer martes, 13 de julio, en el que Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife informa sobre el reinicio de las obras del proyecto portuario de Granadilla, desde la Ben Magec-Ecologistas en Acción se considera totalmente increíble la desfachatez de reiniciar un proyecto tan polémico, irracional, costoso, innecesario y sobre todo, ilegal como es éste. En este sentido, queremos manifestar lo siguiente:

 

1. El proyecto ha demostrado ser el que suscita mayor oposición por parte de la ciudadanía en la historia de Canarias. Seguimos afirmando que es mayoritaria la oposición al mismo, por lo que estamos hablando de un hecho antidemocrático sin precedentes.

 

2. En un momento de tan grave crisis del sector turístico, convertir en chocolate las aguas del sur de Tenerife y arruinar la mejores playas naturales que hay en la isla es una irresponsabilidad de la que habrá que pedir responsabilidades, en el supuesto de que se reinicien las obras.

 

3. Todo el discurso de Zapatero y el PSOE sobre la crisis general y la forma de luchar contra ella perderán cualquier sentido si desde el Gobierno central se permite el reinicio de estas obras, que sin duda, de todos los disparates de infraestructuras proyectados en Canarias, es el más irracional (recordar, una vez más, el proyecto gemelo y fantasma del puerto de Arinaga en Gran Canaria).

 

4. El empecinamiento de CC+PP en este proyecto únicamente responde a la prepotencia de no digerir que los movimientos ciudadanos tienen la razón, y aún a sabiendas de que el proyecto es ilegal y nunca se terminará, básicamente por falta de fondos, prefieren hacer el destrozo en la zona con esta reanudación que dar su brazo a torcer frente a los ciudadanos y los ecologistas

 

5. Queremos aclarar, una vez más, que este proyecto es absolutamente ilegal y que sólo las más asquerosas triquiñuelas políticas (la última, el nuevo catálogo de especies aprobada por ley del parlamento canario), típicas de auténticos gobiernos despóticos, es lo que permite la reanudación de estas obras

 

6. Por tanto, estamos plenamente convencidos de que estos enemigos declarados del medio ambiente no se saldrán con la suya, y alguna de las múltiples actuaciones jurídicas que están ya en marcha, junto con las otras nueva y muy importantes que pondremos en marcha en los próximos días, acabarán dándonos la razón y finalmente prevalecerá el Estado de derecho en el que supuestamente vivimos

 

  

Noticias Relacionadas
Comentarios