Revista nº 761
ISSN 1885-6039

Proyecto Revitalización del Centro Alfarero de El Cercado.

Martes, 20 de Julio de 2010
Aider La Gomera (con la colaboración de El Alfar SL)
Publicado en el número 323

La alfarería es un oficio artesano con gran antigüedad en la Historia de la Humanidad. Aún quedan lugares en los que la técnica de elaboración mantiene procedimientos ancestrales, al levantar las piezas sin ayuda de torno. Las loceras de El Cercado son el último vestigio de la producción alfarera en La Gomera: sus talleres continúan el legado de sus mayores y mantienen viva la tradición del barro, que en otros alfares de las Islas Canarias ha desaparecido.

 

La Asociación Insular de Desarrollo Rural de La Gomera (AIDER La Gomera), a través de la Iniciativa Comunitaria Leader Plus, ha trabajado de forma integral el sector de la alfarería tradicional de la zona de El Cercado a través de varios proyectos que pretenden valorizar la artesanía local y los conocimientos tradicionales, realizando múltiples acciones que persiguen la mejora profesional del oficio de alfarera, las actividades y los productos de la actividad, y el apoyo a la investigación y la promoción del sector y del Centro Alfarero de El Cercado.

 

Así, se han ido realizando diferentes acciones entre las que destaca la realización de un estudio diagnóstico sobre las condiciones de trabajo de los talleres en El Cercado, la elaboración de un cuadernillo didáctico y de un cuadernillo de tipología tradicional de La Gomera, la adquisición de maquinaria especializada de uso comunitario para la obtención y preparación del barro o cursos de formación en marketing e idiomas. En todo el trabajo realizado se ha contado con la dirección técnica de El Alfar SL y el asesoramiento de profesionales.

 

El sector de la artesanía, y en concreto el de la alfarería tradicional de La Gomera, es un sector primordial para el desarrollo rural por su valor social, histórico y económico. AIDER La Gomera tiene dentro de sus áreas de trabajo el estudio, la promoción y la valorización de la artesanía de la isla, de la que la alfarería tradicional es elemento clave. Además, esta asociación tiene dentro de sus ejes transversales de trabajo la promoción de la igualdad real entre hombres y mujeres en todos los ámbitos de la vida.

 

A través del trabajo de diagnóstico realizado hasta la fecha por esta asociación se puede afirmar a día de hoy que, entre los potenciales compradores de artesanía, no se da el valor que merecen el oficio y las piezas artesanales. A pesar de ser uno de los centros de producción alfarera más emblemáticos de Canarias, El Cercado pasa prácticamente desapercibido en las tradicionales rutas turísticas. Además, actualmente no se conoce ni reconoce la importancia histórica, social y económica que la actividad alfarera tuvo y puede seguir teniendo en el desarrollo de este caserío y de la isla en su conjunto. Esta falta de reconocimiento se traduce, por una parte, en la percepción que las alfareras tienen de su propio oficio y trabajos, y por otra en la imagen que se lleva el cliente cuando visita El Cercado, aspectos éstos que se retroalimentan, provocando que tanto el oficio como el caserío se infravaloren desde un punto de vista turístico, social y económico.

 

Con estas acciones se pretende contar con una promoción íntegra que forme e informe a los clientes y visitantes de los talleres-tiendas de El Cercado, ya que esta labor se entiende esencial para la consecución del mantenimiento, el impulso y la revitalización de esta actividad para el desarrollo económico de este caserío.

 

Panorámica de El Cercado

 

 

Los objetivos de este proyecto son, en primer lugar, revitalizar el centro alfarero de El Cercado, así como mejorar las condiciones laborales, profesionales y empresariales de las alfareras de El Cercado y promocionar la alfarería de El Cercado, mejorando las condiciones de mercado (comercialización, exposición y venta) de los talleres y estableciendo una red de colaboración entre las beneficiarias, para cuya consecución se han diseñado varias acciones. Por un lado, con la información que se maneja acerca de los aspectos históricos y etnográficos de la alfarería tradicional, se creará un Centro de Interpretación para establecer un espacio expositivo que ofrezca la información necesaria sobre la actividad; esto incluye el diseño y la realización de paneles informativos mediante los que informar y formar a los visitantes de El Cercado sobre el pasado histórico, los procesos de elaboración y las formas cerámicas, con la pretensión de reforzar el conocimiento sobre la alfarería y su valorización1. Así mismo, se prevé la señalización, mediante carteles indicativos colocados estratégicamente en distintos puntos de la isla, de la existencia de los distintos talleres que hay en El Cercado ya que, actualmente, no existe una señalización clara y específica para los visitantes de la isla de la existencia de estos talleres y puntos de venta. Por último, se ha programado realizar viajes de promoción con los que se pretende conocer otras experiencias similares en el ámbito de la artesanía tradicional con el fin de reforzar las actividades que se vayan realizando a lo largo de la ejecución de este proyecto.

 

La producción alfarera en La Gomera ha supuesto durante las últimas décadas un atractivo más para los visitantes de la isla, siendo una referencia cultural y de identidad que ha quedado reflejada en numerosas reseñas bibliográficas por viajeros e investigadores, que han visto en la cerámica de El Cercado una evocación de las cerámicas de los antiguos gomeros.

 

… el Cercado, el más pobre pero… al par que la humarada de sus abundantes hornos… ni los más ancianos, dentro del barrio, recuerdan el origen de esta industria que remontándose posiblemente a los aborígenes se ha ido transmitiendo de generación en generación y sin modificación alguna hasta la actualidad2.

 


Al igual que en otras islas, la alfarería gomera ha ido perdiendo importancia dentro del tejido social y económico de la isla. Aunque siempre fue una actividad muy dura y con muy poco prestigio social, abasteció de tiestos, tallas, tarros, etc., a todos sus habitantes. Las alfareras de El Cercado son el último vestigio de la producción alfarera en La Gomera3, sus talleres continúan el legado de sus mayores y mantienen viva la tradición del barro, que en otros alfares de las Islas ha desaparecido.

 

El trabajo de diagnóstico llevado a cabo con las alfareras o loceras de El Cercado se ha fundamentado en conocer de forma directa las necesidades que estos talleres tienen, e intentar conjuntamente buscar soluciones que mejoren sus producciones. Las loceras que han tomado parte de este trabajo son las siguientes: Rufina Gonzalez Niebla, Carmen D. Niebla Negrín, María Ramos Chinea, Ana Delia Barrera Chinea, Carmen Rosa Barrera Navarro, Mª Del Mar Santana González, Laura Chinea Morales y Sandra Niebla Ramos.

 

En las largas conversaciones en los talleres se trataron los problemas y las dificultades que el oficio encuentra en la actualidad: preparación de los materiales, procesos de trabajo, comercialización, formas de las piezas y aspectos relacionados sobre las antiguas loceras de El Cercado.

 

Interior de una tienda-taller

 

 

En la actualidad en El Cercado existen tres talleres abiertos al público.

 

Taller Cerámica Gomera Tradicional María del Mar, en el cual trabaja María del Mar Santana González y su madre María Cirila González Niebla, nieta e hija respectivamente de Guadalupe Niebla. La producción de la loza se fundamenta en María del Mar Santana González, que aprendió con su suegra Marcela Ramos Negrín, Cela, alfarera que estuvo durante muchos años trabajando en el taller de Guadalupe Niebla junto a Rufina González.

Taller de Rufina González Niebla, que se presenta con el nombre de Cerámica Aborigen Rufina Artesanía o bien Alfarería Tradicional Rufina. Artesanía Rufina. Este taller es llevado por Rufina González Niebla y por su hija María Isabel González González.

Taller de Carmen Delia, taller familiar donde la tradición se transmite de madres a hijas. El trabajo lo realizan tanto María Negrín como su hija Carmen Delia.

 

Los horarios de apertura son muy similares, desde las 9:00-9:30 h. hasta las 19:00-20:00 h., de forma continua durante toda la semana, siendo las propias alfareras o sus familiares quienes se ocupan en atender a los visitantes.

 

Además de estos tres talleres, existen otras mujeres alfareras como son Laura Chinea Morales y su hija, Ana Delia Barrera, Carmen Rosa Barrera Navarro, Marcela Ramos Negrín, Sandra Niebla Ramos y otras que, aunque no mantienen un taller-tienda abierto al público, sí trabajan y suministran sus vasijas a tiendas de la isla y venden directamente a sus clientes.

 

Con el desarrollo del trabajo, se ha llegado a la conclusión de la precariedad y dificultad que hoy en día existe para que las alfareras mantengan vivo este oficio, y que sólo el amor a mantener el trabajo de sus antepasados las hace continuar con este oficio, siendo muy complicado sustentarse con dedicación exclusiva, dificultad que sólo puede vencerse con la venta complementaria de otros productos y que posibilita mantener abiertos los talleres.

 

El análisis que hemos obtenido con las alfareras de El Cercado nos sitúa en varios aspectos fundamentales para la mejora del trabajo diario, que a continuación detallamos.

 

 

A) El barro. Métodos de preparación

 

Sin duda alguna, la preparación del barro con técnicas tradicionales (majado con palos, amorosado o curtido y amasado a mano) es la labor más dura que las alfareras de El Cercado tienen en su trabajo.

 

Una vez recogido y seco éste se maja un poco y se pone en remojo en un balde o cubo (en el pasado se usaba la barrera, hoyo en el suelo del taller donde se ponía el barro en remojo a amorosar). Una vez esponjado, se amasa sobo con las manos sobre una mesa; en este momento se le añade la arena y las raspas. Se amasa el barro continuamente hasta que está estrallando, que es síntoma de que ya está listo para trabajar.

 

El barro se prepara en el mismo taller-tienda, por lo que la cantidad de barro que se elabora no es demasiado grande, debido al poco espacio que se tiene para trabajar y a que es la misma alfarera quien hace el trabajo sin ayuda externa, siendo un trabajo duro y fatigoso.

 

En la fase de machacado y sobado, lo fundamental es la fuerza física, por lo que consideramos que aligerar este proceso redundaría en la salud laboral a la vez que posibilitaría el poder dedicar más tiempo a la elaboración de las vasijas. El introducir procesos mecánicos en las fases de machacado y amasado del barro, no sólo implica una mejora en la salud laboral, sino un cambio en los procesos tradicionales. Las artesanías han ido evolucionando con el paso del tiempo, tanto en los modos de producción como en las formas de los objetos. Estos cambios han sido la mayor parte de las veces paulatinos, y casi siempre con criterios para mejorar la producción. El incluir el uso de maquinaria para la preparación del barro supone para la alfarera una mejora que fundamentamos en varios puntos:

 

- Aligerar el esfuerzo físico en el trabajo, con lo que se consigue una mejora en la salud laboral.

- Disponer con menor esfuerzo físico de una mayor cantidad de barro y destinar más tiempo a la elaboración de las vasijas.

- Con la preparación mecánica del barro, introduciríamos una mejora de la calidad de éste, realizando pastas más homogéneas y pudiendo elaborar barros con diferentes calidades dependiendo de las necesidades.

- El producir más cantidad de piezas supone ser más competitivo en el mercado al disponer de mayor producción.

 

Hay quien opina que el cambio de los procesos tradicionales de preparación del barro es un cambio de la tradición; en este sentido queremos comentar que no se pretenden cambiar los procesos tradicionales, sino aligerar y mejorar el trabajo diario de las alfareras y que esto sirva para mantener vivo este oficio, siendo para nosotros fundamental el proceso de modelado, que es característico y exclusivo de la isla de La Gomera, dentro del contexto de las Islas Canarias.

 

 

 

B) El Guisado. Acondicionamiento y/o mejora de los hornos. Acopio de leña

 

Una vez la loza está seca, las loceras proceden a su guisado. Para ello se ha utilizado comúnmente en El Cercado un horno de una sola cámara en donde la loza está en contacto directo con la leña. Éste es un proceso, al igual que la preparación del barro, duro y fatigoso, tanto en la recogida de la leña como en el propio proceso del guisado.

 

Las posibles actuaciones en este sentido habría que dirigirlas a la reutilización de limpias de monte y talas controladas, en las cuales la leña obtenida se tira o se quema, pudiendo ser utilizadas por las alfareras de El Cercado.

 

Esta cuestión se ha debatido en algunos foros, llegando a plantearse por algunos estudiosos, que no son alfareros, mantener a toda costa el inmovilismo tecnológico. Creemos que la tradición es importante, pero no a costa de la calidad de vida de los verdaderos protagonistas, que son en este caso las alfareras de El Cercado. Lo importante es que se siga produciendo alfarería en El Cercado y que esto sirva para arraigar más a sus habitantes y que los jóvenes se queden en el pueblo y no se vean forzados a emigrar a otros pagos de la isla o de fuera. Consideramos que habría que facilitar los cambios tecnológicos, pero siempre intentando que estos se produzcan justificadamente y que nunca se olviden los orígenes y se mantenga siempre la memoria viva.

 

El inmovilismo tecnológico ante cualquier avance técnico sólo cabría plantearlo cuando hablamos de un taller cuyo principal objetivo es la divulgación de los procesos antiguos. Esto nos llevaría el apadrinar por parte de la administración pública una serie de talleres en donde, con financiación pública, se mostraran los procesos tradicionales, y cuyo único fin sería la divulgación, caso muy distinto al que nos ocupa. Es por todo ello que abogamos por introducir un cambio en el sistema de guisado para aquellas alfareras de El Cercado que lo deseen, a la vez que acondicionar y restaurar los hornos tradicionales, compatibilizando el uso del horno tradicional con el de un sistema más moderno que sirva para aumentar la calidad de vida de las alfareras. La mejora en los sistemas tradicionales de guisado llevaría un estudio previo que comprenda aspectos medioambientales, económicos y antropológicos para buscar aquellas mejoras más factibles para las alfareras de El Cercado.

 

 

C) Comercialización

 

La introducción de una tarjeta que identifique la cerámica elaborada en El Cercado, así como mejorar la presentación de las vasijas en cada taller, conlleva una revalorización y dignificación del trabajo. Con ello perseguimos que los visitantes a los talleres valoren el trabajo del barro, conociendo en cada momento el nombre, uso y procedencia de cada una de las vasijas que se elaboran en cada taller.

 

 

D) Centro de Interpretación

 

Los turistas que visitan la isla de La Gomera se sienten atraídos por el valor cultural que representan muchas de las actividades artesanales que se realizan en la isla. Por ello, los visitantes de El Cercado se sienten atraídos por la alfarería. Muchos de ellos se han informado previamente sobre la alfarería gomera, pero creemos que la inmensa mayoría desconoce el verdadero valor que esta actividad artesanal posee y solo se quedan con el aspecto étnico de los talleres.

 

En la actualidad, con la visita a los talleres sólo se puede apreciar una parte de este valor, debido al poco espacio que poseen los talleres y a la dificultad que a veces se tiene para comunicarse con las alfareras. Creemos necesario el prestar a los visitantes un servicio de información sobre la alfarería de El Cercado. Esta información sería previa a la visita a los talleres. En ella se informaría del pasado histórico, de los procesos de elaboración y de las formas cerámicas. Una vez acabada la visita a este centro, los visitantes podrían acercarse a los diferentes talleres y ver el trabajo de las alfareras.

 

Con ello se pretende reforzar el conocimiento sobre la alfarería, creando un lugar de interés que pueda visitarse en el pueblo, y que éste no sea un mero paso hacia otros puntos de la isla.

 

 

Otras actuaciones

 

Además de las actuaciones de mejora en los talleres que han planteado las alfareras, se han elaborado dos cuadernos de apuntes que van destinados a complementar la información que ellas poseen sobre la historia de la alfarería, tanto en La Gomera como en el resto de las Islas. Se elaboró una guía de tipología de cerámicas de La Gomera, en la cual se muestran unas 80 piezas tradicionales, que servirán como apoyo a las alfareras en su taller y servirán como catálogo para los visitantes de los talleres. A su vez se elaboró otro cuadernillo bajo el nombre La alfarería en Canarias. Apuntes para su historia, en el cual se realiza un repaso breve y sintético de las formas de las cerámicas prehistóricas de las Islas, así como a los diferentes alfares tradicionales canarios, resumiendo los procesos básicos de producción y enumerando las forma cerámicas más comunes en el Archipiélago. Con ello se pretende que las loceras de El Cercado conozcan un poco mejor la historia de la alfarería de las Islas Canarias.

 

 

 

El Centro de Interpretación de Punto de Información Las Loceras de El Cercado

 

El pasado día 1 de agosto de 2009 ha abierto sus puertas el Centro de Interpretación y Punto de Información Las Loceras de El Cercado en la isla de La Gomera, iniciativa que se recoge dentro del plan de acciones de la Carta Europea de Turismo Sostenible y cuyos responsables son el Ayuntamiento de Vallehermoso y la Asociación Insular de Desarrollo Rural (AIDER La Gomera).

     Esta infraestructura es una actividad del Plan Integral de Revitalización del Centro Alfarero de El Cercado, un proyecto de desarrollo endógeno (con y para la comunidad) y que tiene como objetivos generales crear o mantener empleo y fomentar la emprendeduría y contribuir a la mejora de la calidad de vida de las zonas rurales. Este proyecto se ha llevado a cabo a través de la ejecución de distintas acciones y fases: Diagnóstico de la artesanía gomera y del sector alfarero; Mejora técnica y formación profesional a través de asesoramiento y visitas técnicas, elaboración de material didáctico sobre alfarería, adquisición de maquinaria comunal, curso de inglés y asesoramiento empresarial…

     Actualmente se está desarrollando la fase de promoción del Centro Alfarero de El Cercado a través de la puesta en funcionamiento del Centro de Interpretación Las Loceras. En este Centro se ha establecido un espacio expositivo que ofrece la información necesaria sobre la actividad alfarera (locera) a través de paneles informativos y la exposición de una importante colección de piezas, para informar y formar a los visitantes de El Cercado sobre el pasado histórico, los procesos de elaboración y las formas cerámicas, y reforzar el conocimiento sobre la alfarería y su valorización. Además, este Centro será un punto de información turística que atenderá las necesidades informativas de los visitantes de la infraestructura y de la zona.

     Desde los promotores del proyecto se espera que la labor realizada hasta este momento, y que cristaliza en este Centro de Interpretación, sea sólo un primer paso en la dignificación profesional de unas mujeres que han sabido mantener un oficio que se arraiga en la tradición y que tiene ante sí un prometedor, pero también incierto, panorama de desarrollo.

     El horario del Centro de Interpretación Las Loceras es de 10:30 a 17:30 horas de miércoles a domingo. Para más información se ha habilitado en el mismo Centro un teléfono (922 804 104); también puede enviar un correo electrónico a la dirección: lasloceras@aidergomera.com.

 

 

 

Conclusiones

 

El trabajo que se ha realizado con las alfareras de El Cercado va más allá del que comúnmente se ha realizado con el sector tradicional. Desde AIDER La Gomera consideramos que el proyecto realizado es un ejemplo de desarrollo integral, en el que además de tratar la alfarería como un sector tradicional, se ha trabajado con otros matices enriquecedores, al ser un sector con una alta potencialidad y conformado exclusivamente por mujeres; y en un caserío que ha quedado en parte al margen del desarrollo habido en otros núcleos de la isla. Esperamos que la labor realizada hasta este momento sea sólo un primer paso en la dignificación profesional de unas mujeres que han sabido mantener un oficio que se arraiga en la tradición y que tiene ante sí un prometedor, pero también incierto -como decíamos-, panorama de desarrollo. En definitiva, sólo esperamos haber contribuido a ayudar a estas mujeres en el mantenimiento de su profesión.

 

Exterior e interior del Centro de Interpretación

 

 

Para ampliar información: www.aidergomera.es

 

 

Notas

 

1. Este Centro de Interpretación abrió sus puertas el 1 de agosto de 2009.

2. Descripción de Antonio Mederos Sosa (1944) en La alfarería Chipudense y sus relaciones con las de Tenerife”. Tradiciones Populares: Palabras y Cosas, 1, La Laguna (IEC), pp. 185-197.

3. Los lugares de producción conocidos en la isla de La Gomera son El Cercado, El Cabo (Agulo), Alajeró y Macayo (Vallehermoso). Para más información consultar La toponimia de La Gomera: un estudio sobre los nombres de lugar, las voces indígenas, y los nombres de plantas, animales y hongos de La Gomera. Editado por AIDER La Gomera y elaborado por D. José Perera López.

 

 

Fuentes: Este artículo nace de la síntesis de dos trabajos. Por un lado, del artículo “Proyecto de revitalización del centro alfarero de El Cercado”, cuyos autores son Aider La Gomera y El Alfar Canarias. Publicado en la revista El Pajar. Cuaderno de Etnografía Canaria (Nº 26 de agosto de 2008); por otro, se completa con otro de Aider La Gomera para la revista Artes y Oficios referido a la apertura del Centro de Interpretación Las Loceras. Puedes ver en BienMeSabe TV un video sobre las Loceras de El Cercado.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios