Revista nº 758
ISSN 1885-6039

Granadilla de Abona, de mar a cumbre: multitud de paisajes en la comarca de Chasna, sur de Tenerife (Breves notas).

Miércoles, 23 de Junio de 2010
José Juan Cano Delgado (Geógrafo y profesor-tutor de Turismo de la UNED)
Publicado en el número 319

En estas breves notas sobre el municipio de Granadilla de Abona, destacaremos la variedad de paisajes y la rica diversidad de sus espacios naturales, incidiendo en la importancia de la revalorización de estos tanto para el uso y disfrute de la población local y foránea como por la importancia socioeconómica y ambiental que ello supondría.

 

El término municipal de Granadilla de Abona se encuentra situado en la vertiente meridional de Tenerife y con sus 156 km2 de extensión es el tercero de la isla (véase figura núm. 1).

 

Figura 1:
Mapa de situación de Granadilla de Abona en el marco de la vertiente meridional de Tenerife.

Fuente: Elaboración propia.

 

El municipio se extiende desde mar a cumbre siendo Montaña Guajara, de 2.718 m. de altitud, su vértice más conocido e imponente.

 

Desde la cumbre, pasando por las medianías y llegando a la costa, Granadilla de Abona tiene una topografía marcada por los barrancos, algunos de gran encajamiento como los de La Orchilla al Oeste y El Río al Este, que a su vez son los límites entre Granadilla de Abona y San Miguel de Abona y Arico, respectivamente.

 

Por el Norte y Noroeste limita con el término municipal de Vilaflor y Las Cañadas, y por el Sur con el Océano Atlántico.

 

Granadilla de Abona posee más de veinte conos volcánicos en su término municipal, lo que da una idea de la importancia de los diferentes episodios eruptivos que fueron colmatando de materiales pumíticos y, sobre todo, basálticos el paisaje natural de este sector de la vertiente meridional insular.

 

Desde el punto de vista histórico el lugar de asentamiento y de fundación de Granadilla de Abona, después de la conquista de la Corona española, fue en las proximidades de lo que hoy se denomina la Fuente del Lugar (véase fotografía núm. 1), sita en el barranco homónimo en el casco antiguo de Granadilla, lugar que los primeros pobladores europeos, sobre todo portugueses, eligieron para asentarse. Se trataba de una zona próxima a los primitivos poblados guanches, que favorecieron su sentamiento en este territorio, por la proximidad del agua y la existencia de cuevas naturales y veredas que comunicaban diferentes puntos estratégicos del antiguo menceyato de Abona.

 

Fotografía núm. 1:
La fuente del lugar, lugar de asentamiento y fundación de
La Granadilla.
Fuente: fotografía del autor.

 

El territorio objeto de análisis es uno de los que cuenta con un mayor número de espacios naturales protegidos de Canarias, con un total de seis, de ahí la importancia de sus parajes no sólo por el número sino por el contraste de estos y su rica biodiversidad, destacando la variedad en sus pisos bioclimáticos, propios de la vertiente Sur de Tenerife (véase fotografía núm. 2).

 

Según el PTEOP (2008): (…) en el conjunto de la isla podemos diferenciar franjas horizontales según niveles de altitud, que forman parte de la identidad de la isla, coinciden con las líneas de las grandes canalizaciones y además forman parte del sistema de referencia tradicional de la población. Estas franjas forman parte del imaginario colectivo de la isla desde la cumbre y el sistema de Las Cañadas del Teide, hasta el mar, con las tradicionales denominaciones de monte (cumbre), medianías y costa1.

 

Fotografía núm. 2:
Panorámica desde el Monumento Natural de Montaña Colorada.

Fuente: fotografía del autor.

 

Cuenta a lo largo de su territorio con tramos de los antiguos caminos, algunos de ellos bien conservados, como son el Camino de Chasna y el cada vez más conocido como Camino del Hermano Pedro (véase fotografía núm. 3).

 

Desde un punto de vista histórico, ya el autor canario Viera y Clavijo en sus escritos, al hablar de los reinos de Tenerife, hace mención del de Abona, aludiendo a sus reyes; pero el nombre de Granadilla de Abona no nació hasta muy avanzado el siglo XVI, fecha en la que ya consta de la existencia de asentamientos castellanos.

 

Fotografía núm. 3:
Panorámica del Camino del Hermano Pedro (tramo camino de Jaco).

Fuente: fotografía del autor.

 

Acerca del origen del topónimo Granadilla, no se sabe con certeza de dónde viene. Según Afonso Díaz (1998): algunos comentan que quizás [proviene] de extremeños que le pusieron el mismo nombre de su localidad de origen; otros se lo achacan a sus vegas, que recordaban las de Granada; otra hipótesis podría ser la de que algunos judíos expulsados de España a Portugal, y de aquí, adentrado el siglo XV y asegurando su estancia en algún lugar de reino cristiano, vinieron a parar a este lugar escondido para la época, donde difícilmente podrían saber de sus antecedentes. Yo sin embargo, me inclino por participar de la idea de Granadilla como sinónimo de Granada en pequeño, puesto por las gentes del Duque de Medina Sidonia u otros, por sus vegas regadas por El Río, pero a la vez reducto de resistencia de infieles sin doblegar2.

 

Cuando los conquistadores españoles llegaron a Tenerife, la isla estaba dividida en nueve pequeños reinos o menceyatos (Anaga, Tegueste, Tacoronte, Taoro, Icod, Daute, Adeje, Abona y Güímar). El menceyato al que pertenecía Granadilla de Abona era justamente el homónimo. Estimaciones históricas sitúan el nacimiento de este menceyato allá por 1445, siendo su primer mencey Aguatxoña. Este reino era el más extenso de Tenerife (560 km2 aprox.) y ocupaba los municipios actuales de San Miguel de Abona, Granadilla de Abona, Arico y Vilaflor de Chasna.

 

Abona era un menceyato de aborígenes trashumantes, obligados a vivir los inviernos en la costa y los veranos en la montaña, y con un cierto grado de dependencia de menceyatos donde el líquido elemento estaba más presente y fácil de encontrar.

 

La gran mayoría de los estudiosos toman al portugués Gonzalo González (en portugués Gonçalvez) Zarco como fundador de La Granadilla, ya que fue el primero en erigir una pequeña ermita en sus tierras, y aglutinar a su alrededor un núcleo habitado.

 

Fue esta importante colonia portuguesa la que dio el empuje definitivo a la zona, convirtiéndola en una población estable y consolidada. La iglesia desde un principio fue dedicada a San Antonio de Padua, natural de Lisboa, lo cual ratifica aún más la hipótesis del origen mayoritariamente portugués de los primeros. Así mismo, y como resumen cronológico, habría que destacar las siguientes fechas de la historia municipal:

 

- En 1812 Granadilla se constituye como municipio independiente y como cabecera de sección electoral.

- En 1908 Granadilla es nombrada cabecera de Partido Judicial por Real Decreto de 9 de junio del citado año. Así mismo, a finales de la década de los años veinte del siglo XX ya se podía llegar en coche hasta Granadilla desde Santa Cruz, bajando por la pista de Los Blanquitos hasta San Isidro y subiendo por la ya construida de El Médano.

- En 1933 se inaugura el tramo de la Carretera General del Sur que llega a Granadilla casco, comúnmente conocida como la Carretera Vieja, lo que evidentemente supuso un cambio estructural y de gran importancia para el desarrollo del municipio; y a mediados de la década de los cuarenta del pasado siglo llega, además, el Canal del Sur al núcleo poblacional de Granadilla casco, ¡Por fin llega el agua!

- En la década de los setenta del siglo XX se inauguran las dos infraestructuras de mayor importancia desde el punto de vista territorial, estructural y socioeconómico del municipio en particular, y del Sur de Tenerife en general, como son la Autopista del Sur en 1972 y el Aeropuerto Internacional de Tenerife Sur (Reina Sofía) en el año 1978, infraestructuras que están ubicadas a pocos minutos de los núcleos costeros de Los Abrigos -conocido por su rica y variada gastronomía relacionada con el sector pesquero- y de El Médano, enclave donde se encuentran las playas naturales más extensas de Tenerife (véase fotografía núm. 4).

 

Fotografía núm. 4:
Panorámica de la playa Leocadio Machado, al fondo Montaña Roja y Montaña Bocinegro.

Fuente: fotografía del autor.

 

En resumen, y como conclusión a lo que se ha podido observar en estas breves notas sobre el término municipal de Granadilla de Abona, nos encontramos ante una realidad territorial y paisajística original en la que la diversidad de paisajes es uno de los recursos a tener en cuenta desde el punto de vista social, económico y ambiental.

 

Una riqueza paisajística que debe ser tenida en cuenta por los principales actores que forman parte de este territorio, así como por parte de los vecinos y posibles visitantes para poder conservar, valorar y poner en uso de una manera responsable y eficiente esta rica y, a su vez, delicada variedad de paisajes de este municipio perteneciente a la comarca de Chasna en el Sur de Tenerife.

 

 

Notas

 

1. PLAN TERRITORIAL ESPECIAL DE ORDENACIÓN DEL PAISAJE DE TENERIFE-PTEOP (avance) (2008), Cabildo de Tenerife.
2. AFONSO DÍAZ, S. (1998): La historia de Granadilla de Abona, Ed. CCPC.

 

 

* Algunos de los datos publicados en este trabajo son el resultado de la labor desempeñada desde el año 2006 en la Concejalía de Cultura y Patrimonio del Ilustre Ayuntamiento de Granadilla de Abona.

 

 

(José Juan Cano Delgado es Geógrafo y profesor-tutor de Turismo de la UNED. Su correo es jjcanodelgado@gmail.com)

 

 

Comentarios