Revista nº 906
ISSN 1885-6039

Más razones para visitar la Isla de Lobos: sus valores etnográficos.

Jueves, 17 de Junio de 2010
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 318

La isla de Lobos contará desde este mes con un nuevo atractivo turístico para los cientos de turistas que se acercan cada día a visitar el Parque Natural de este islote. La Consejería de Medio Ambiente del Cabildo ha llevado a cabo un proyecto que se ha desarrollado durante los últimos seis meses con el objetivo de recuperar Las Salinas, tres antiguos hornos de cal y hasta seis aljibes distribuidos a lo largo del recorrido de isla de Lobos.

 

Natalia Évora, consejera en la Corporación de Medio Ambiente, Agricultura, Ganadería y Pesca, declaró que "este proyecto se suma a una serie de acciones que se han venido desarrollando en el Islote en los últimos tiempos para mejorar sus dotaciones, como han sido la entrada en funcionamiento del Centro de Interpretación, la señalización de los senderos, la reforma del Faro de Martiño, la instalación de paneles informativos, el desarrollo de diferentes campañas de limpieza o la mejora del muelle principal".

 

Évora estuvo esta semana en Lobos para seguir el desarrollo del proyecto junto al presidente del Cabildo, Mario Cabrera. "La rehabilitación de las salinas supone un novedoso y atractivo aliciente para conocer Isla de Lobos, ya que a partir de ahora podremos dar a conocer los intereses etnográficos del islote junto a los ya reconocidos valores naturales y paisajísticos. Isla de Lobos es una de nuestras señas de identidad, un paraje que hemos querido proteger y poner en valor, y por ello hemos venido destinando todos estos años diferentes partidas en los presupuestos del Cabildo dirigidos a su mejora".

 

La superficie que ocupan las salinas rehabilitadas alcanzan los 5.800 m², de los que 1.900 m² corresponden a los tajos y 3.900 a los cocederos. Las otras estructuras tradicionales recuperadas son los hornos de Las Lagunitas y La Galera, que son caleras (funcionaban a leña o aulaga), y el horno de la Atalaya Grande, que es un horno de cal industrial (funcionamiento a carbón), además de los aljibes de Las Lagunitas, la Hoya del Cagadero, Aljibe del faro, Aljibe de Los Librantes y Aljibe del Marrajo.

 

La inversión destinada por el Cabildo para llevar a cabo este proyecto ha superado los 290.000 euros. Los hornos y aljibes se encuentran ya rehabilitados, siendo las previsiones de la empresa Maxodiver, adjudicataria de los trabajos, finalizar la rehabilitación de las salinas este mismo mes de junio.

 

 

Un Molino de Chicago para bombear el agua salada.

 

Las Salinas se encuentran situadas por encima del nivel del mar, por lo que, para alimentar los cocederos, es necesario un sistema que permita bombear el agua salada. Esta antigua estructura contaba con un pozo y un molino de viento estilo Chicago destinado a esta tarea, que está siendo rehabilitados en el marco de este proyecto. El pozo se encuentra excavado en las cercanías de la costa por debajo del nivel de la marea, lo que permite la filtración del agua desde el mar y que la acción del molino de viento bombee el agua hasta los cocederos.

 

Natalia Évora precisó que "las salinas, una vez restauradas, estarán listas para funcionar, de manera que cuando finalice el proyecto estudiaremos la posibilidad de ponerlas en funcionamiento como demostración o atractivo para los visitantes, que en todo momento podrán recorrer el complejo mediante una serie de pasarelas que se están instalando en estos momentos".

 

 

Datos de Isla de Lobos.

 

El islote de Lobos, situado en el Estrecho de La Bocaina (entre Lanzarote y Fuerteventura), ocupa 467,9 has. de superficie y tiene 13,7 Km. de perímetro. Su interés está reconocido al formar parte de la Reserva de la Biosfera a nivel internacional, mientras que a nivel comunitario forma parte de la Red Natura 2000 y está declarada zona ZEPA y zona ZEC. Estatalmente está declarada en su totalidad como Parque Natural.

 

Entre todos sus valores aparecen los de carácter ambiental (saladares, jable de los hornitos, tabaibales del malpaís, vegetación halófila en sus costas y hoyas salitrosas); de biodiversidad, con endemismos únicos como la siempreviva de Lobos (Limonium ovalifolium ssp canariensis) y aves marinas como el águila pescadora (Pandion haliaetus) y migratorias; geológicos (hornitos freatomagmáticos); etnográficos (salinas, hornos de cal, Faro de Martiño); y paleontológicos (yacimientos de los periodos Jandiense y Erbanense).

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios