Revista nº 923
ISSN 1885-6039

En defensa del habla canaria y contra En clave de Ja.

Lunes, 03 de Mayo de 2010
Tamaimos
Publicado en el número 312

Uno no debe acostumbrarse a esas situaciones en las que cualquier elemento mínimamente conectado con la canariedad es objeto de burla. Seguro que, por desgracia, ustedes conocen muchos ejemplos. Callarse nunca solucionó nada, hay que quejarse con claridad y asertividad.

 

Los canarios siempre hemos sido muy adelantados para hacer burla de nosotros mismos, dejando al descubierto nuestra poquita autoestima, la del colonizado, que se siente inferior y camufla dicho sentimiento con una mal entendida campechanía. Lo canario vendría a ser sinónimo de cosa de brutos, ignorantes, algo que ocultar rápidamente en presencia de los señores, algo para reírse como diciendo “¡mira que somos bestias!”. Quizás donde mejor puedan percibir ustedes algo así es en el terreno del habla canaria.

 

Mucho hemos hablado y escrito ya aquí acerca de las súbitas transformaciones que experimentan algunos canarios, adoptando el habla peninsular cuando tienen que hablar en público o de “cosas serias”. Especialmente grave es el caso del vosotrismo agudo por el cual algunos canarios empiezan a usar la segunda persona del plural, pues deben entender que les da más prestancia al hablar o al escribir.

 

Hoy vengo a hablarles de un ejemplo muy triste. Es triste porque la responsable de semejante muestra de infravaloración del canario es una institución que debiera servir para empoderar a los canarios reforzando sus señas culturales y su autoestima colectiva, proporcionando una imagen ajustada de lo que somos los isleños. Me refiero, cómo no, a la Televisión Canaria, más concretamente al programa de humor -por llamarlo de alguna forma- En clave de Ja.

 

 

Para seguir leyendo, pincha aquí.

 

 

Comentarios
Domingo, 17 de Octubre de 2010 a las 18:44 pm - Iván

#34 Buenas a todos!

Me llama mucho la atención el mensaje de Marta_G. No dudo de su buena intención, pero habría que ser un poco más abiertos para con otras realidades, además de que conviene ser más prudente al hablar de situaciones que uno no conoce.

No es correcto que los dialectos vayan siempre aparejados al "humor". De los leoneses o salmantinos, por poner dos casos, no se cuentan chistes a costa del dialecto que hablan. En efecto, es algo que tiene que ver con el prestigio, el poder de unos territorios sobre otros. Va siendo hora de que dejemos de ver unas hablas como superiores a otras.

No conviene tampoco ir dando consejos a los demás. Que canarios e hispanoamericanos nos "flagelemos" es una práctica nefasta, sí, pero con razón de ser, cuyos motivos se encuentran fácilmente en nuestra historia. Basta conocerla.

También resulta fácil animar a otros a expresarse con naturalidad y sin complejos, mientras el mensaje que se irradia a través de los medios, las instituciones, la educación... es el de que nuestra forma de expresarnos es anómala, muy bonita incluso si se quiere, pero subordinada, inferior. Todavía estoy esperando una serie de tv española con un ejecutivo, inspector, detective o abogado con acento canario o andaluz.

Mis mejores deseos para la recuperación del bable o asturiano, es una riqueza cultural que no quisiera perder, aun no siendo yo asturiano. Es patrimonio de todos, igual que el habla canaria. Ahora bien, si los propios asturianos dicen que emplean el castellano como código formal y el bable como código familiar, me temo que las perspectivas no son muy buenas.

Saludos

Domingo, 20 de Junio de 2010 a las 08:31 am - Uno otra vez

#33 La frontera entre conocer la riqueza y la variedad del idioma, por un lado, y la esquizofrenia lingüística (hablar como otros) por otro, tiene en nuestra realidad y en la de muchos lugares amplio campo. He ahí la enfermedad, que no se cura con turismo.

Domingo, 20 de Junio de 2010 a las 08:26 am - Uno

#32 Si bien es cierto que sufrimos de autoestima baja, y que una de las razones fundamentales está en la historia de este pueblo, obligado tantas veces a tener la cabeza agachada; y siendo conscientes de que ya es hora de que tomemos las riendas por nuestras propias manos... y todo lo que se quiera... decir que el canario es utilizar ustedes y poco más es simplemente no tener mucha idea de lo que se habla. Que sepa la última comentarista que hay infinidad de estudios del español de Canarias, que puede al menos ojear, y se dará cuenta de que la cosa no es ni tan sencilla ni tan reducida como usted lo plantea.

Tan sencillo y reducido lo plantea que a lo mejor cree que yo me voy a sentir bien y tranquilo porque mi forma de hablar le parece bonita. Pues no, la verdad que no me siento bien ante tal apreciación, porque según lo que anteriormente dijo su apreciación está bastante en el nivel superficial de la percepción superficial del asunto.

Y vale que me gusta dale la vuelta a los asuntos, y puede enfocarse la diglosia de una forma positiva (conocemos más formas de hablar, más diversidad que en otros lados), pero la cuestión es a qué se debe eso. Y para mí no es argumento eso de que pase en otros lados, pues ya eso lo sabemos; la cosa es por qué pasa y ha pasado aquí y en esos otros sitios, como en Asturias. Ahondando en el porqué curamos la enfermedad para hablar simplemente de forma natural.

Sé que muchos lloramos, pero otros no. Aunque el llanto, y el autolátigo -repito- tiene un porqué. El paso es aminorar las lágrimas, el autolátigo y eliminar el echar las culpas al enemigo (aunque algunas tienen), y eso no se consigue, en absoluto, adoptando la visión turística y externa del "qué bonito suena", como pieza de museo que se mira con la que nada tenemos que ver, cuando somos sus transmisores y creadores.

Domingo, 20 de Junio de 2010 a las 08:08 am - Marta_G

#31 El humor y el dialecto van siempre de la mano; en Canarias, en Asturias, en Andalucia... pasa en Hispanoamerica con las hablas regionales: yucateco, Antioques... pasa por el escaso prestigio politico y economico de sus regiones. Aunque tambien ocurre todavia con el gallego, que, aunque es lengua oficial, no se ha desprendido de ese sambenito. Cuando los canarios hablais de la peninsula nos meteis a todos en el mismo saco, y eso es un error imperdonable. La poca autoestima puede ser la causa de esta consideracion infima de la que gozan los dialectos y hablas locales, pero no es malo tener dos codigos de comunicacion. En Asturias, region diglosica por excelencia, usamos el codigo "formal" (castellano mas o menos neutro) y el bable castellanizado para comunicarnos entre nosotros; es decir, un codigo mucho mas familiar. La diglosia no es un problema, puede ser una ventaja. Aunque, en realidad, a los canarios os cuesta mucho menos que a nostros cambair el codigo dado que vuestras estructuras morfosintacticas son calcadas al castellano (salvo el uso del ustedes y poco mas). Por lo tanto conviene no flagelarse tanto (cosa que haceis a menudo los canarios; tambien lo hacen los hispanoamericanos) y seguir hablando con vuestro acento, que es precioso (teneis que entender que a los peninsualares nos llame la atencion... por bonito especialmeente, aunque no lo creais). Por lo demas, sinceramente no es tan diferente del castellano de Valladolid... el bable o asturiano si que lo es....

Domingo, 23 de Mayo de 2010 a las 13:43 pm - Josemi

#30 Muchas gracias a todos por el interesantísimo debate. Soy el autor de la entrada en cuestión, la cual, semanas después, sigo suscribiendo punto por punto. A pesar de los intentos de algunos por tratar de justificar lo injustificable, el verdadero quid de la cuestión sigue sin ser abordado por los defensores de esta "peculiar" forma de "humor": ¿por qué una palabra canaria es motivo de risa? ¿Alguien se imagina en un congreso de organizaciones feministas que alguien diga "¿y cómo diría una mujer tal cosa" y tras la respuesta, las asistentes se rieran a carcajada limpia? Pensaríamos "¡qué bajita tienen la autoestima estas mujeres!". No se me ocurre un ejemplo más parecido. Que reflexionen quienes tienen que hacerlo. Saludos.

Domingo, 23 de Mayo de 2010 a las 06:26 am - Brito

#29 Mientras llega la respuesta, extraigo un fragmento de "Norma lingüística y norma mediática en los medios de comunicación canarios", de Humberto Hernández.

Resolución de 21 de diciembre de 2001 que aprueba las normas reguladoras de la emisión de publicidad por la Televisión Canaria. Boletín Oficial de Canarias de 16 de enero de 2002, artículo 18, punto 3.

La pronunciación y expresiones o giros propios del habla canaria no podrán usarse, bajo ningún concepto, con afán peyorativo o de descrédito social, cultural o de cualquier otra índole de la misma frende a otras hablas lingüísticas [sic].

Ya hablando yo, Brito, recuerdo que esto es un texto legal, no una opinión de nadie (ni mucho menos mía), por lo que su cumplimiento no debería ser puesto en duda por una supuesta libertad de expresión (por lo que decían de libertad en el humor). Respecto a esto último, les dejo las palabras de Olle Stenholm, defensor del lector en la prensa sueca:

"La libertad de expresión no se puede utilizar para dañar a otros"

Supongo que queda mejor explicado porqué no me río ni de homosexuales, ni de gangosos, ni, por supuesto, de canarios.

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/libertad/expresion/puede/utilizar/danar/otros/elpepisoc/20051105elpepisoc_9/Tes/

Viernes, 21 de Mayo de 2010 a las 19:10 pm - Iván

#28 Podemos seguir hasta el infinito moliendo la batata mientras hacemos como que no vemos el meollo de la cuestión: ¿por qué causan risa las palabras canarias?

Por supuesto que la gente tiene derecho a ver y divertirse con ese programa, aunque a mi me parezca un bodrio. Lo que critico es una sección de ese programa, que se basa en reírse de como hablo yo, de como hablan mis padres, de como hablan mis abuelos.

Comprendo la risa de un amigo que me da una broma, yo me río también de mí mismo. Pero no veo por qué haya que callarse cuando viene un listo a reirse de mi forma de hablar, comparándome con gente de otros lugares, los peninsulares en este caso, y haciéndome pasar por un malcriado y un barriobajero ("disculpe, señora, ¿se podría apartar?" = "Chacha, quítate pa llá").

A lo mejor a ustedes les hace gracia que los pinten como unos totorotas que no saben ni hablar, por ser canarios. Allá ustedes y su autoestima. A mí no me hace gracia maldita, y lo digo bien clarito.

Por lo visto eso es ser un extremista, ¡pícamelo menúo!

Como dice Brito, la pregunta sigue sin respuesta: ¿por qué hay que reírse de guineo o matraquilla? A mí me parece que el debate interesante está ahí.

Saludos

Jueves, 20 de Mayo de 2010 a las 01:46 am - Brito

#27 Lo sé, Asun, aunque sí es parte importante de la identidad madrileña. Por otro lado, "huevón" no es un canarismo y es usado como tal en ese "diccionario".

Cristóbal, me hacen gracia muchas cosas, y me sería complicado condensarlas todas en un comentario: en general gozo de buen humor (y mis amigos lo saben bien).

Voy a llamar a Mulder y a Scully a ver si consiguen ellos encontrar la respuesta a la pregunta "sem resposta".

Miércoles, 19 de Mayo de 2010 a las 16:26 pm - Asun

#26 CHOTIS no es una palabra madrileña, y se lo dice una que ha nacido en la mismisima plaza mayor.

Miércoles, 19 de Mayo de 2010 a las 16:25 pm - Cristóbal

#25 Brito, podría usted decirme cuales son las cosas que le hacen gracia? ¿qué tipo de chistes le hacen reir?

Miércoles, 19 de Mayo de 2010 a las 02:25 am - Brito

#24 Ya que estoy en Madrid, me quise meter de humorista sin mucho éxito (si es que la TVC me tiene mal enseñado...)

Baile que se ejecuta en pareja, de cara a un organillo... tic tac tic tac... ¡CHOTIS! jajajajajaja (aunque esta vez solo se reía el presentador, es decir, yo)

Quedó un poco soso, casi insultante, a juzgar por la cara de mis amigos madrileños. Debe ser porque el único léxico al que le queda bien que le pongamos la nariz roja de payaso es el nuestro (bueno, y también a los gangosos y a los homosexuales).

También Iván me contaba un "chiste" muy parecido, pero creemos que, igualmente, no triunfaría nada. En este caso sería con amigos vascos:

Persona que maneja o trabaja con hachas, también como deporte... tic tac tic tac... ¡AIZKOLARI! jajajajajaja (no está probado, pero todo indica que se quedaría nuevamente solo...)

Sigo esperando por la respuesta a la pregunta; a lo mejor estos ejemplos lo hacen más fácil.

Lunes, 17 de Mayo de 2010 a las 14:09 pm - Brito

#23 Aunque han replicado a todos los comentarios de Iván, no han respondido aún a una de sus preguntas:

¿Por qué hace gracia la palabra canaria? Creo que es una duda muy simple y razonable, que invito a que respondan con argumentos. Sigo yo también interesado en esa explicación.

Cristóbal, ¿apocalipsis del humor? No creo que eso sea lo que propongamos, ni nosotros ni el autor de la entrada. Aún así, sin conocerle creo que su humor no me haría mucha gracia ("gangosos, los gomeros, los homosexuales, los gallegos, los argentinos, los curas y monjas, los árabes, los catalanes, los chinos") El problema de fondo de este tipo de humor, incluyendo el que elige reírse de las palabras canarias, es que es un humor fácil, poco inteligente, vago; aferrado a tópicos y estereotipos. Precisamente por tener ese sustrato es tan difícil de erradicar. Sigan ustedes con sus chistes de homosexuales, chinos o canarios, todo sea por la libertad, faltaría más (como dice Gustavo).

Martes, 11 de Mayo de 2010 a las 18:39 pm - Beatriz

#22 Pues la verdad es que estoy de acuerdo con Cristobal y gustavo, y con yo creo que.

Al fin y al cabo si la pregunta es ¿porqué se rien del habla canaria? me imagino que la respuesta es, realmente, porque les hace gracia y tienen todo el derecho.

Creo que la gente tiene derecho a que les guste ese programa y el tipo de humor que ostenta; del mismo modo que tengo yo derecho a no verlo porque no me gusta nadita. Está Claro que es una elección personal y tan aceptable como cualquier otra.

Domingo, 09 de Mayo de 2010 a las 22:47 pm - Cristóbal

#21 iván, creo que está usted ya muy desviado del tema, lo vengo siguiendo desde el principio y ahora me decido a intervenir. Imagino que ahora tendrán que salir las asociaciones de gangosos, los gomeros, los homosexuales, los gallegos, los argentinos, los curas y monjas, los árabes, los catalanes, los chinos y en definitiva, todos aquellos de los cuales se hacen chistes. ¿Será entonces que ha llegado al apocalipsis del humor? Hága el favor, coja un diccionario, busque los significados de HUMOR, GRACIA, BURLA, RESPETO y aprend a diferenciar. No sea extremista

Domingo, 09 de Mayo de 2010 a las 12:18 pm - Gustavo

#20 Pues sí, creo que tenemos el derecho a reirnos de lo que nos parezca. Faltaría más.

Sábado, 08 de Mayo de 2010 a las 15:07 pm - Iván

#19 Vamos a reírnos entonces de las señoras gordas, porque la verdad que tienen su gracia. Vamos a reírnos también de los sordomudos, porque es que aunque no quieran resultan tan graciosos... Vamos a reírnos de los que tienen alguna discapacidad psíquica, porque no es maldad, es que a veces tienen unas ocurrencias... Y vamos a reírnos también de los homosexuales, porque de acuerdo que todos somos iguales, pero qué buenos son los chistes de maricones. Igual que nos reímos de quienes dicen guineo y matraquilla.

A lo mejor todos ellos se sienten ofendidos, les hiere que nos riamos de cómo son, se quejan. Están en su derecho. Pero es que nosotros también... ¿tenemos todo el derecho a reírnos de lo que nos parezca?

Viernes, 07 de Mayo de 2010 a las 15:02 pm - Yo creo que...

#18 Yo creo que el habla canaria como objeto para el humor en este programa, causa risa en algunas personas simple y llanamente porque sí; porque la gente tiene derecho a reirse de lo que le de la gana, porque cada cual es libre de divertirse con lo que más le guste. Si a un aparte de los canarios les gusta este humor que hace el programa me parece muy bien, tienen derecho a reirse con lo que quieran, a tener gusto por un tipo de humor sea el que sea, tienen el mismo derecho a disfrutar riendose con la satirización de la lengua canaria como ustedes de ofenderse con el mismo tema. Y esto ocurre por la bondad y la suerte de vivir en un pais democrático y libre (todo lo libre que nos permitan) que no cuestiona pareceres y en el que puedes expresar tu opinión pues tan buena como la de cualquier otro o reirte, como es el caso del que hablamos, de lo que te venga en gana. Y vamos a ahorrarnos lo de "sin ofender", porque, entonces podríamos sacar a colación aquello de que "el que se pica, ajos come". No ofende quien quiere sino quien puede, asi que creo que pordríamos dejar que cada cual se ria con lo que quiera, al fin y al cabo respetan mi derecho de no reirme con este programita, incluso de disgustarme con él, es más, dotandome del derecho y la oprtunidad al berinche, como es el caso. Si nosotros tenemos derecho a enfurruñarnos con todo esto dejemosle a otros el derecho a disfrutar riendose.

Jueves, 06 de Mayo de 2010 a las 00:50 am - uno mas

#17 No se si les vale de respuesta, mi esposa es argentina y hablando con ella sobre este asunto, me comentó que hace unos años se comenzaron a ver por televisión (en Argentina) series que transcurrian en casas normales, familias normales y hablando con el lenguaje que la gente normal utiliza a diario. Gozaron de gran aceptación puesto que lo habitual era ver en televisión unos personajes que utilizaban un vocabulario -aunque correcto- que no se correspondía con el habla coloquial. ¿Qué quiero decir con ésto? Pues que quizás, la gente se divierte de oir en televisión, frases, expresiones y palabras que forman parte de una cultura que siempre se intentó ocultar por "ser incorrecta" (no malinterpreten esto que dije). Ven en televisión -concretmente hablando de este programa- una parte de las costumbres caracteristicas del ser canario, y no solo en cuanto a lenguaje, sino también mencionando comidas y utilizando música popular cambiando la letra. Repasando diferentes videos de este sketch, veo que las palabras y expresiones que mas utilizan son las que tienen doble sentido y cierta picarezca como "chocho", "breva", etc etc..

¿El humor costumbrista? ¿Es malo también? ¿se está faltando el respeto por eso? Ya me dirán entonces por qué dos señoras vestidas de negro, sentadas descamisando piñas de millo y hablando canario, son objeto de gracia (que no burla, no es lo mismo). Y en carnavales recuerdo un vieja cargando bártulos en una moto antigua con paja y demás enseres de "época". Por algún motivo estas cosas a muchos nos hacen gracia. Invito a que un sociólogo, psicólogo o antropólogo intente dar una respuesta a este asunto. Desde luego sería interesante.

Miércoles, 05 de Mayo de 2010 a las 11:55 am - Brito

#16 Por cierto, tampoco el nombre del programa me parece muy acertado "Diccionario canario-peninsular". No sé, ya que quieren hacer algo de ese estilo, que lo llamen por su nombre "Diccionario del habla canaria", "Diccionario de canarismos", "Diccionario del español de Canarias", etcétera.

El motivo es simple: nunca veremos un "Diccionario del habla peninsular", ni un "Diccionario inglés-peninsular, peninsular-inglés", y mira que hay diccionarios...

Por todas partes hace aguas ese programa.

Miércoles, 05 de Mayo de 2010 a las 11:43 am - Brito

#15 Iván, no puedo estar más de acuerdo contigo. Por cierto, sigue sin responder tu pregunta de por qué las palabras canarias hacen gracia. Me uno a ella, me interesa.

Invito también a que visiten mi última entrada y opinen sobre si también sería o no objeto de burla la palabra guanche de este miércoles: jameo. Evidentemente, está dentro de lo que podríamos llamar un diccionario canario-peninsular, se adecua a su habitual guión y contenidos, está en su línea, así que esta situación sería posible:

"¿Cueva originada por desplome de la pared de un tubo volcánico?...tic tac tic tac... ¡JAMEO! jajajajajaja (risas de presentadoras y auditorio)"

http://elcloquido.com/2010/05/05/la-palabra-de-la-semana-jameo/

¿Alguien ve gracioso lo anterior? Yo tampoco, como tampoco lo veo con muchas otras palabras de nuestro léxico.

Miércoles, 05 de Mayo de 2010 a las 10:20 am - molinero

#14 Resulta siempre un tanto curioso constatar que sobre todo en los medios audiovisuales (aunque no sólo ahí) aparecen con pasmosa regularidad opiniones contundentes sobre asuntos de la lengua emitidas por personas que evidentemente no tienen la más somera idea de que están hablando. Como si el hecho de hablar más o menos comprensiblemente un idioma fuera condición suficiente para opinar sobre éste y sobre la lengua en general. O, dicho de otra forma, los conocimientos más elementales de la ciencia de las lenguas, la lingüística moderna, por lo visto no ha dejado huellas ni en los estudios filológicos universitarios. En las clases de lengua de la enseñanza media ya ni hablar. Es de sospechar que de este fangal de ignorancia atrevida salen estas actitudes lamentables de censurar a otros hablantes de su lengua por los usos que practican o, peor aún, de autocensurarse frente a una modalidad de su lengua que se considera "superior", por las razones que que sean. Lo que respecta a las modalidades canarias ha habido grandes esfuerzos para rescatar a última hora al menos las particularidades dialectales que remitian a las lenguas prehispánicas (Maximiniano Trapero) o incluso al español medieval (Ramón Trujillo y muchos otros), hay monumentales diccionarios bien documentados de canarismos (Cristobal Corrales – Dolores Corbella), hay un diccionario del habla canaria (Alfonso O'Shanahan), etc etc. pero ahí siguen sus libros y estudios acumulando polvo en las bibliotecas, el resto del pueblo hablante sigue firme con un ideario sobre su(s) lengua(s) ante el cual no queda otra salida que reirse, pero de pena. ¿Alguien podría explicar esta ausencia de conocimientos elementales tan pasmosa lo que respecta las ciencias lingüísticas? La simple pregunta: ¿qué es una lengua? ya suele ser fuente de las más estrafalarias respuestas, hasta entre gente culta. ¡Realmente curioso!

Martes, 04 de Mayo de 2010 a las 22:08 pm - Iván

#13 Entiendo, amigo argentino. Yo no pienso que haya gente que dedique su vida a reírse del modo de hablar de los demás. Pero me sigue pareciendo afrentoso un programa que hace chistes de la palabra guineo, gaveta o matraquilla. ¿Por qué no hacen chistes con palabras como cochinillo, acueducto o tramontana? ¿Por qué esas no son graciosas y casualmente las que se usan en Canarias sí lo son? Lo pregunto sin malicia, porque se escapa a mi comprensión.

Además, es muy interesante lo que comenta sobre lo estúpido que le parece cuando le dicen "qué hacés che boludo". Ahí el problema está, creo yo, en la perspectiva:

tengo un amigo vasco que siempre que me saludaba me decía "qué pasó, ´muyayo´, ¿hoy comiste mojo picón?". Obviamente, sólo se trataba de una broma y no pretendía ofenderme, a mí maldita la gracia que me hacía pero él sí lo encontraba chistoso.

Un día, a su saludo habitual le respondí, con una gran sonrisa y dándole una palmada en la espalda: "qué pasa Patxi, que haces pues que hoy no estás cortando troncos, joder". ¿Ustedes creen que lo encontró gracioso?

Desde entonces, no volvió nunca a decirme lo de muyayo. Conque todo depende de la perspectiva. Qué divertido es echarse unas risas a costa del otro, sin ánimo de ofender, claro. Pero qué poco nos gusta cuando las risas son a costa nuestra, sin ánimo de ofender tampoco ¿verdad?

Saludos

Martes, 04 de Mayo de 2010 a las 18:38 pm - un argentino

#12 Iván, comprendo su punto de vista aunque no lo comparto del todo. A mi también me resulta un poco estúpido que alguien me diga "que hacés che boludo!" que además de formar mal la frase y utilizar incorrectamente las palabras, le encuentran una gracia que yo no le veo. Habría que preguntar por qué a la gente le hace gracia, y en eso coincido con Martín Cerezo, que no me parece que se estén burlando de la manera de hablar.

Martes, 04 de Mayo de 2010 a las 14:25 pm - Iván

#11 Beatriz, ahora sí te explicaste mejor. Está claro que Canarias ha tenido en suerte el recibir muchas influencias de muchos pueblos, pero hemos sido los canarios los que hemos creado nuestra idiosincrasia, cultura e identidad. Completamente de acuerdo.

Lo que ya no te entendí es lo que cuentas de argentinos y uruguayos, no quedó muy claro.

Yo veo que lo que hacen ambos es vosear (que también se hacía en Canarias), completamente natural. Lo que no he oído nunca es a un argentino o uruguayo decir "¿habéis encontrado buena la comida? ¿Deseáis algo más?". En Canarias tampoco lo había oído de boca de un canario, hasta que en los últimos años se ha ido extendiendo una epidemia y me empiezo a encontrar gente que piensa que hablando así se expresan con mayor corrección, cuando es todo lo contrario. En lugar de hablar con naturalidad...

Obviamente dejo fuera a personas canarias que tengan razones objetivas para hablar así: que sus padres sean peninsulares y hayan mamado desde chicos esa forma de hablar, o simplemente que sean canarios criados por lo que sea en la península y usan de siempre la 2a persona del plural. Todo normal.

A lo que me refiero es a esa mayoría de canarios en cuya casa nunca se dijo un "vosotros", ni lo aprendieron ellos cuando eran chicos y ahora de repente empiezan a usar esa forma verbal, extraña, sin venir a cuento.

La pregunta es ¿por qué?

Y si tan natural es, ¿por qué en la península no empieza a haber gente que habla de ustedes? Al fin al cabo, los que hablamos de ustedes somos mayoría aplastante de hispanohablantes, ellos son la minoría...

Otra cosa: ¿de dónde sacas que en El Hierro se habla el mejor castellano?. Eso no es cierto. ¿En qué razones te basas exactamente para decir eso? Sería interesante que las expusieras.

Donde sí estamos completamente de acuerdo es en que harían falta más y mejores contenidos canarios en la educación. Y también haría falta más debate público sobre todo lo canario en nuestra sociedad. Como estamos haciendo por aquí.

Por cierto, que sigue sin respuesta la pregunta de por qué las palabras canarias hacen gracia.

Un saludo

Martes, 04 de Mayo de 2010 a las 12:54 pm - cabreado y reculando

#10 siendo ANALFABETO seconvibe mejor solo ser majorero una pelota gofio

y un puno de porretas un pote de suero sete quita el jilorio y el ENFURRINAO desde aqui pa Tesejerage

Martes, 04 de Mayo de 2010 a las 10:19 am - Iván

#09 En este tipo de debates siempre aparecen más pronto o más tarde dos conceptos: el uso de "vosotros" en El Hierro, La Gomera y La Palma, y el famoso victimismo.

Sobre el primero: es cierto y correcto que en esas islas occidentales hay personas, pocas, que usan con toda naturalidad la forma "vosotros" o "vos". Hay que reconocer y defender su habla, tan canaria como la otra.

Pero lanzo una pregunta: la epidemia de canarios que de repente ahora escriben y dicen "habéis", "queréis", tenéis" ¿lo hacen por influencia de herreños, gomeros y palmeros? ¿Lo hacen para parecer herreños, gomeros y palmeros? De ninguna manera. Lo hacen por imitar el habla castellana, no el habla herreña gomera o palmera. Lo hacen para parecer peninsulares. ¿Cuál es la razón que hay detrás de esa copiadera? La única que se me ocurre es que esos canarios consideran que su habla canaria no vale en todas las situaciones y que la peninsular es mejor. Eso se llama complejo de inferioridad.

El otro concepto es el del victimismo, que siempre aparece. Cada vez que se plantea una opinión divergente en clave canaria, un modo de pensar diferente con perspectiva canaria, una queja en defensa de lo canario, lo acusan a uno de victimismo. ¿Entonces qué pasa? ¿Ser victimista es quejarse? ¿Hacer una crítica es ser victimista?

Para no ser victimista ¿hay que callarse entonces? ¿Decir a todo "sí bwana"?

Un argumento se rebate con otro, no con el recurso facilón de calificarlo de victimista.

En cuanto al famoso diccionario canario-peninsular, sigo sin entender qué gracia tienen las palabras canarias, por qué se ríe la gente de la palabra guineo. ¿Qué tiene de gracioso esa palabra? ¿La palabra "pesadez" también es graciosa? Si pesadez no tiene gracia, ¿por qué sí la tiene guineo, que es una palabra igual que la otra?

Por no hablar del ejemplo que dice: "¿cómo se dice en canario ´perdone señora, ¿se podría apartar un poco?´"

Y salta la otra: "¡Chacha, quítate pa llá!"

¡Pícamelo menúo pa la cachimba! O sea que hablar canario es igual a ser un malcriado. Y todavía hay quien defiende esta machangada como "humor canario". Humor canario es Manolo Vieira, Juan Luis Calero, Pepe Castellano o los muchachos de El Supositorio.

Estos de En Clave de Ja son... otra cosa. Seguro que me entienden.

Martes, 04 de Mayo de 2010 a las 09:50 am - Beatriz

#08 Me parece a mi que me han entendido mal. Como ocurre a veces el delito esta en los ojos del que mira (en este caso del que lee) y no en las acciones de aquel al que se está mirando.

Lo que queria decir es, precisamente, a lo que usted va. Aqui en Canarias se está dando muy poca información o ninguna de la historia de canarias, costumbres, etc.. Se lo digo por que tengo ya muchos años encima y ni en el colegio ni en el instituto me dieron nada relacionado con Canarias, esto lo considero nefasto y perjudicial. Yo ya adulta he podido informarme y educarme, pero he perdido un tiempo precioso. Mi marido se encuentra en la misma situacion aunque él gracias a Dios si tuvo algo de formación al respecto en el colegio. Pero no mucha. Lo que yo veo es que ahora mismo sigue sin dársele importancia, mi hijo esta ahora en el colegio y lo que le enseñan de canarias es poco y parcial, en mi opinión demasiado poco.

Decirles a otros comentarístas que el ustedes y el vosotros, son ambos parte del idioma castellano que es el que hablamos en canarias, así que bien dicho está. Presisamente ese ustedes deriva del colonialismo y de esa servidumbre que se le debía sl señor al que se le llamaba en todo momento de usted, al señor y a cualquier español, porque por ser español ya era superior a nosotros ya que nosotros solo eramos colonos. Asi que si algo puede venir de complejo es el ustedes, que se haya convertido en ena peculiaridad del lenguaje me parece esquisito, correcto y muy bueno; que se demonize a aquel que decida usar el vosotros me parece una fantochada. Ser canario no es hablar con el vosotros, ser canario no es saber bailar una folia o saber que es una malagueña, ser canario no es ir de romería vestidito de magos...

A ver si nos aclaramos nosotros no hablamos canario, ni los andaluces hablan andaluz... Nosotros somos españoles y canarios, el idioma guanche se perdió y lo que hablamos es castellano, con las peculiaridades derivadas de nuestra sociedad e incluso con influencia aborigen, pero castellano. Vamos a dejar la palabra ignorancia para los que creen que ser canarios es hablar con el ustedes y no con el vosotros, o pronunciar la z, la elle.... Considerar esto así, eso sí que es ignorancia´, no se puede menospreciar la ellección de cualquier indiiduo a la hora de elegir como hablar, y si quiere usar el vosotros bienvenido sea, complejo es el de aquel que cree que por usar vosotros es menos canario….

Por cierto que la gente no se pone a hablar repentinamente con el vosotros, primero porque es uso repentino de algo tiene que ver con su asimilación y para usar una palabra de forma repentina tiene que estar asimilada ya desde hace tiempo, las cosas que salen de manera natural no son repentinas, cuando algo no está asimilado no cuesta un esfuerzo adicional el expresarlo y mantenerlo y eso se nota; así que habría que sopesar cuan de natural o no es ese uso de esa endemoniada y horrible palabra que es el vosotros.

Hablar de una forma u otra no es criticable en ningún caso y no nos hace persona de aquí o de allá o nos confiere identidad.

Y ¿qué es eso de que nunca aprendió español? ¿Qué se supone que hablan los canarios? ¿Guanche? Los canarios hablamos castellano. Los vascos hablan castellano y hablan vasco, los catalanes hablan catalán y castellano, nosotros hablamos castellano y ya está.

Y sí he oído a un argentino hablar con el vosotros, no a uno si no a la mayoría, argentinos y uruguayos hablan con el vosotros en el habla informal, o sea, al tutear, solo usan el vosotros en el habla formal, cuando no pueden o no deben o no quieren tutear. Aquí la señora Beatriz tiene familia uruguaya, argentina, brasileña y cubana y sabe bien lo que dice. Espero que el hecho de ser hija de canarios emigrados no me haga menos canaria y más despreciable ante sus ojos.

En ningún momento he dicho que los canarios no hayamos aportado nada, solo he dicho que a canarias, zona de cruce entre dos continentes, han llegado influencias de todos lados y eso ha conformado nuestra idiosincrasia, pero el trabajo de conjuntar todo ese rosario de influencias, moldearlas y darles nuevo sentido, eso lo hemos hecho los canarios y esto es lo que nos hace tan peculiares y maravillosos, porque si hay algo que confiere perfección es el mestizaje. Nosotros hemos estado en una encrucijada de culturas y hemos sabido aprovechar todo lo que nos han legado mezclándolo con lo que ya teníamos. Asi que le pese a quién le pese no se trata de una afirmación falsa, claro que hemos aportado algo, no algo muchísimo, lo más importante que es unir todo y darle sentido y eso que hemos hecho los canarios no es nada fácil y nos impregna de carácter y singularidad.

Darle la razón a enfurruñado. Cada isla tiene sus peculiaridades. Y fíjense ustedes que de toda España e incluso de muchos países sudamericanos el lugar donde se habla mejor el idioma castellano es en el Hierro. Para que vean si somos buenos ….

Bueno, yo me voy a lo mío, que ya es hora.

Un beso para todos y que conste que los quiero mucho y que legitimo o no me sigue sin gustar ni hacerme reir “En clave de Ja”

Martes, 04 de Mayo de 2010 a las 01:20 am - enfurruñado

#07 Caiente como uj jairo me quedo al ver tanto cometario autoxeofobo como el penoso y mal informado de "canario". Da vergüenza un personajillo que se quiere hacer el gracioso con una nefasta caricatura de un canario que aparece en el peor programa de la televisión mundial como "La gala" de la televisión GODONOMICA. Este machanguillo se hace llamar Maestro Camilo, o algo así. Su estridente voz con un acento, impostación y lexico bastante ajeno al territorio isleño provocan las mas enormes arcadas, Muchos se creen que cuanto más tolete se aparentay más rebujado habla, más típico es, cuando no hay nadie con más cultura en su lexico, y en fin en el uso de su idiolecto, que un mauro canario.

Que hay una corriente muy fomentada y organizada para matar cualquier seña de identidad, entre ella el habla canaria, no hay duda. Entre maestros godos, locutores de radios, de televisión, politicos y otros arruajes que parece que cualquier seña de identidad diferente a lo que viene desde dos mil kilometros de distancia, es lo universalmente correcto, asi como una aberración y atentado a la unidad patria, son los que quieren dar el toletazo a un hecho diferencial tan personal y diferenciativo como es nuestra forma de hablar.

Pero mientras que entre nosotros mismos esten los mayores enemigo, no tenemos nada que hacer. No hay nada peor que un canario acomplejado de serlo.

"Un mauro de Tunte, con jilorio, se jirvanó un lebrillo de tunos indios con tabefe y no se tupió" Desafio a más de uno que me traduzca esta frase al puro castizaa y genuino castellano.

Lunes, 03 de Mayo de 2010 a las 23:12 pm - De acuerdo

#06 Totalmente de acuerdo con tu comentario, Iván. Más claro imposible.

Lunes, 03 de Mayo de 2010 a las 22:45 pm - Canario

#05 Venga ya, escribir tantas machangadas en un solo texto y encima publicarlo... tiene delito. En primer lugar, siempre nos olvidamos de los herreños, ¿acaso no son ellos canarios? Y sin embargo, siempre (en El Hierro, y, aunque menos, en La Palma y La Gomera) han usado el "vosotros", de hecho lo raro en la isla del meridiano es escuchar el "ustedes". ¿Y el "vos vais" de los palmeros? No olvidemos que dentro del dialecto canario podemos diferenciar el habla de cada una de las islas, con formas diferentes y características propias.

Luego, ¿inferioridad? Lo que se desprende en su texto es, más bien, victimismo. Pues, en la sección de la que usted habla en el programa "En clave de ja", lo único que se hace (según veo) es mantener una conversación con una "herudita del lenguaje", la cual va corrigiendo a la presentadora trastocando las palabras, y ahí, se supone, está la gracia. Martes y Trece, con mejor fortuna, ya hacían algo parecido con los juegos de palabras que a veces introducían en sus escenas. El "diccionario canario" que se hizo en esta sección de "clave de ja", es casi una réplica de ese correo electrónico que circula por ahí donde se refuerza lo que nos diferencia del resto, correo del que encontramos distintas versiones según la comunidad autónoma de que se trate.

Para defender lo nuestro no hace falta atacar a lo de fuera, de hecho se aprende mejor enseñando lo que nos es propio. El habla canaria y sus palabrejas, lo canario, en general, más que sinónimo de brutos se me antoja sinónimo de cercanía, de camaradería, afectividad, etc.

No creo que nos sintamos tan inferiores como usted dice, lo que pasa es que hoy en día se lleva mucho eso de quejarse y echar la culpa a fulanito de tal por esto y lo otro, y cuando no es fulanito es el tío, el jefe, el gobierno, pero, ¿ensuciarse las manos para luchar por cambiarlo? Qué va. Bien es sabido que para coger peces hay que mojarse el culo.

Pero nada, aquí la cuestión es enarbolar el victimismo y hacer críticas absurdas, con eso de "pobrecitos que somos, colonizados y estafados" llegaremos lejos, sí señor.

Lunes, 03 de Mayo de 2010 a las 13:58 pm - Iván

#04 Reírse de uno mismo, por supuesto que sí, siempre.

Es lo que hacen Manolo Vieira o Juan Luis Calero, que hacen de nuestra forma de hablar motivo de risa al mismo tiempo que motivo de aprecio y orgullo. Su trabajo parte del cariño y el aprecio.

La cosa cambia cuando el trabajo parte del complejo de inferioridad, como es el caso de este programa. No sé qué gracia maldita tendrá la palabra "matraquilla", igual que la palabra "reloj". Ambas las uso en mi vida cotidiana y no veo por qué nadie ha de encontrar graciosa ninguna de las dos. A no ser que para el chistoso la palabra "matraquilla" no sea igual de normal que la palabra "reloj". Y ahí es donde entraría el complejo.

Por tanto, reírse de uno mismo, por supuesto. Burlarse, de ninguna manera.

Apunto además que el uso del "vosotros" en absoluto es tan correcto como el "ustedes" cuando quien lo usa proviene de un territorio en el que esa forma no existe. Lo mismo pasa con quien de repente empieza a pronunciar [z] aquí y allá, como por arte de magia. También es señal de ignorancia, a parte de complejo. ¿Qué lleva a una persona a hablar repentinamente de esa manera tan incorrecta, si nunca aprendió así el español? ¿Han oído alguna vez a un argentino decir "vosotros"? ¿Verdad que no?

Por último, Canarias ha recibido aportes de otros lugares, por fortuna. Pero es falso que "todo lo que respiramos ha venido de otros lugares y otras culturas". ¿O es que acaso los nacidos en Canarias no hemos creado nada ni hemos aportado nada a la humanidad y la cultura? ¿Entonces la cultura canaria, la identidad canaria son un vulgar pastiche? En absoluto, rechacemos esa argumentación por falsa y dañina.

Simplemente seamos quienes somos y como somos, sin complejos y sin vergüenzas. Dejemos ya de copiar a los de fuera, no son mejores que nosotros.

Domingo, 02 de Mayo de 2010 a las 19:37 pm - Pepe Bolaños

#03 Buenas srª beatriz,iba a contestarle a su comentario sobre canariedad,mestisaje etc.etc.,pero al ver que para ud.enseñar cosas canarias son"chorradas,me las callo y asi nos va la cosa.

Felicidades

Domingo, 02 de Mayo de 2010 a las 15:25 pm - Martín Cerezo

#02 No creo yo que se esté faltando el respeto por hacer humor de manera sana. Por el contrario, me parece muy buena idea, que un programa con tantísima audiencia en la televisión autonómica aporte ese granito de arena en la labor de conservación de dichas palabras o expresiones. ¿o le recuerdo al dúo Piedra Pómez cuando hacían el diccionario canario para pene-insulares y el horoscán? Las personas no se burlan de hablar así, simplemente se rien de reconocer lo simpático y bonito que es el lenguaje popular canario. Eso pienso yo.

Sábado, 01 de Mayo de 2010 a las 23:51 pm - Beatriz

#01 A ver, lo que me parece a mí es que están exagerando más que un peco. Cualquier programa de risa de cualquier comunidad sacara a relucir siempre exagerando esa forma de hablar peculiar, ese acento que los caracteriza y es seña de su identidad. ES normal y no creo que suponga en ningún momento en menosprecio de la cultura y la identidad canaria.

Es cierto que a mí no me hacen maldita gracia, pero puedo comprender que si sea del agrado de muchos canarios acercando el humor a las costumbres y estereotipos del canario; porque solo tenemos que reírnos de los chistes ajenos o del humor peninsular.

Por supuesto que nada tiene que ver y entre ellos hay un gran abismo, cuando nos referimos al humos de, por ejemplo, Manolo Vieira.

Puede creerse que ese reirse de la peculiaridad del habla canaria es un menosprecio y pueda surgir de un sentimiento de inferioridad o, que se yo. Pero nada más lejo0s de la realidad, aprender a reírse de uno mismo es el primer paso hacia una personalidad completa y firme; aquellos que no están seguros de sí mismos o están acomplejados son los que no se ríen de sí mismos o no tienen capacidad para aceptar ese humor e incluso se ofenden con él.

Respecto al uso del vosotros es tan correcto como el de ustedes y me parece que tampoco es cuestión de poner en tela de juicio a aquellos que lo usan, aunque sea de vez en cuando. El hecho de que canarias sea una encrucijada de múltiples culturas ha enriquecido nuestra forma de hablar y aún sigue ocurriendo. La relación constante con el peninsular, las películas que vemos, los telediarios …. Y no olviden que los canarios emigramos y retornamos, y al volver trajimos con nosotros muchísimas formas lingüísticas, a veces ese repentino vosotros se deberá a esa influencia exterior.

Vale que somos canarios pero vale también que nos estamos pasando. Hay que aceptar las críticas, hay que saber encajar ciertas cosas y seguir aún así en el camino. Eso es lo que nos da identidad, no solo decir gaveta, ustedes… también conocer nuestra historia, costumbres , folklore. Y en esto sí que estamos muy cojos, señores. En las escuelas ser canario no pasa si no por cuatro dibujos de trajes típicos, ni siquiera actualizando con las nuevas vestimentas, cuatro canciones y creo que exagero el número, y alguna chorrada más. Yo soy canaria y algo mayor y lo que me avergüenza es que prácticamente no conozco la historia de canarias, entre lo que he olvidado por el paso del tiempo y lo poco, poquísimo que me dieron en el cole, se puede decir que nada es exactamente lo que se. Lo peor es que nuestros hijos van por el mismo camino o aún peor.

Aparte de esto me gustaría decirles que aquí todos presumen de su canariedad, de su identidad …. Señores, guanches o no, canarias y el canaria es el resultado del mestizaje, y bendito resultado. Todo lo que aquí respiramos ha venido de otros lugares y de otras personas y culturas, juntándose y consolidándose en la cultura canaria. Somos portugueses, italianos, andaluces, castellanos…. Y suma y sigue.