Revista nº 829
ISSN 1885-6039

Cestas repletas de ofrenda para la Patrona insular.

Sábado, 18 de Septiembre de 2010
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 331

El Ayuntamiento de La Oliva (Fuerteventura) realiza la ofrenda a la Patrona de la isla ante el Santuario de la Vega del Río Palmas. Varias cestas cargadas de víveres fueron transportadas en dos carretas tiradas por burros durante la romería como símbolo de cariño.

 

El Ayuntamiento de La Oliva ofreció a la Patrona de la isla varias cestas cargadas con víveres que llegaron hasta el pequeño Santuario de la Vega del Río Palmas, cargadas en las dos carretas tiradas por burros que participaron en la romería que se inició en el barranco de Betancuria.

 

Ante la pequeña imagen de Nuestra Señora de la Peña en el pórtico de la iglesia, y rodeados de cientos de romeros y devotos, la alcaldesa de La Oliva, Rosa Fernández, el primer teniente de alcalde, Domingo González, y la concejal de Fiestas, Marita Santana, depositaron ante la Patrona los regalos que venían del Norte. Además, el concejal de Cultura, Luis Vila, y las asociaciones folclóricas Dunas de Corralejo y Aires de Mascona, le brindaron a la Patrona un ramillete de folías, seguidillas y saltonas que fueron muy aplaudidas.

 

También, los cinco ayuntamientos restantes de la isla le ofrecieron a Nuestra Señora de la Peña sus respectivos regalos, que llegaron desde las carretas participantes en la romería, algunas tiradas por burros y otras por vacas. En la romería, participaron además el rebaño de cabras de Vicente Hernández y varios camellos que dejaron asombrados a los niños.

 

Este viernes todos los caminos de Fuerteventura llevaban a la Vega del Río Palmas, a la pequeña ermita donde se venera a la Virgen de la Peña, a la que los peregrinos quieren demostrar su cariño sin importarles las largas horas de caminata montaña arriba.

 

Fue una riada humana que no paró de fluir durante la tarde y noche del día 17 de septiembre, una demostración viva en la que, cuando se trata de plasmar el cariño popular por la Virgen de La Peña, no importan los sudores ni el cansancio: la cuestión es llegar al destino.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios