Revista nº 806
ISSN 1885-6039

Se encienden los faroles en la fiesta insular de la Patrona, la Virgen de Los Reyes.

Viernes, 24 de Septiembre de 2010
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 332

Cientos de peregrinos partieron anoche con los tradicionales Faroles rumbo a La Dehesa para rendir homenaje a la Patrona de El Hierro, la Virgen de Los Reyes.

 

Ya de madrugada se producía la primera misa del día y, a las 10:30 horas, está previsto que se presente y se bendiga por el Vicario de la Diócesis, Antonio Morales, con la presencia de las autoridades civiles y eclesiásticas herreñas, el nuevo retablo de la Ermita de la Dehesa, tras un proceso de restauración que ha durado cinco años. Estará presente, a su vez, la directora general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, Aránzazu Gutiérrez.

 

El proyecto realizado ha sido perfilado hasta el último detalle contando con el criterio de los técnicos del Cabildo de El Hierro, diversos restauradores de prestigio y los avales de la Comisión Insular de Patrimonio Histórico, la Comisión Mixta Iglesia Católica-Comunidad Autónoma de Canarias y la Fundación Virgen de Los Reyes.

 

El objetivo perseguido por todas las instituciones implicadas ha sido recuperar los elementos decorativos del retablo del siglo XVIII, devolviéndolo a su estado original, tanto en forma como en color y disposición o esquema compositivo. Para lograrlo, ha sido necesaria una inversión de 123.207,48 euros, sufragada por la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias y el Cabildo de El Hierro al 50% cada una de las partes.

 

El trabajo ha perseguido devolver este retablo a su estado original, cuyo color y estilo barroco resalta su carácter popular, dándole más elegancia y personalidad que el que tenía en los últimos tiempos, que era fruto de una recomposición hecha en 1989 en talleres sevillanos que no había respetado el original y en el que se había empleado aglomerados y maderas de mala calidad, lo que provocó que estuviera afectado gravemente por ataque de insectos.

 

A pesar de aquella intervención de los 80, los elementos decorativos del original de tea del siglo XVIII se reutilizaron (columnas salomónicas, tallas vegetales y elementos ornamentales) y han podido recuperarse en esta restauración que se podrá contemplar por primera vez este viernes 24 de septiembre.

 

El taller de los hermanos Felipe e Isidoro Pérez García (autores de la restauración del retablo de la Virgen de Los Remedios en Buenavista, Tenerife) ha sido el encargado de realizar este proyecto. Ambos estarán presentes en La Dehesa en la presentación y explicarán los pormenores de los trabajos realizados.

 

 

Foto de portada: Miguel Ángel Rodríguez

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios
Miércoles, 01 de Diciembre de 2010 a las 13:12 pm - Rubén

#01 Cuestiones éticas en la intervención sobre el patrimonio histórico: lo que a todas luces es un meritorio trabajo de rescate formal basado en la documentación histórica y pruebas analíticas, resulta válido para la reproducción de elementos de inferior volumen al total de la pieza (reintegración) o bien para ejecutar réplicas funcionales, en este caso de uso cultual pero exentas de valor histórico (véase el retablo mayor de los Remedios en Buenavista). Ahora bien, en ningún caso se admite, según el código deontológico internacional de actuación sobre Bienes Culturales, la integración de elementos originales eventuales dentro de un proyecto "ex novo", sea cual sea su inspiración estética, pero especialmente si es historicista. De ser así incurrimos en un falso histórico por incorporación mimética de elementos parciales que sí tienen este valor, dentro de la misma unidad física contemporánea, que no lo ostenta. En este caso, si queremos integrar las partes primitivas conservadas se ha de aplicar alguna fórmula diferenciadora que compatibilizándola con la funcionalidad del bien religioso deje patente la identidad cronológica de cada parte. La picaresca de una más que dudosa práxis restauradora y el populista afán de nuestra inculta clase política hace posible que se salte a la torera la ética de la restauración en la mayoría de las actuaciones promovidas por la administración pública pese al presunto conocimiento de los técnicos de patrimonio. Con este nuevo y rutilante retablo estamos asistiendo al ejercicio, no poco común en nuestra geografía, de las que creíamos obsoletas tendencias estilísticas de la restauración decimonónica propugnada por Violet Le Duc: imitar y suplantar, claro está, como si fueramos los genuinos artesanos que concibieron la obra hace ya tres siglos. ¡Qué desfachatez!

Rubén Sánchez López. Restaurador de Bienes Culturales, miembro de GReCo (Gabinete de Restauración y Conservación de arte mueble