Revista n.º 1053 / ISSN 1885-6039

Prohibir el Baile de la Virgen fuera de la isla...

Viernes, 8 de enero de 2010
Revista Digital de Folclore Herreño
Publicado en el n.º 295

No es una broma macabra. Tampoco es hoy el día de los Santos Inocentes. Esta afirmación rotunda es una de las propuestas que pululan por los mentideros de la isla e incluso en las altas esferas, y que obedece a los desafortunados hechos y acontecimientos que se están llevando a cabo con nuestra danza ancestral en los últimos tiempos fuera de la isla.

Detalle de la Virgen de Los Reyes de El Hierro en una de las Bajadas.

 


Bailador con la Virgen de El Hierro.Cierto es que desde el año 1936 los bailarines herreños salimos de la isla para dar a conocer el Baile de la Virgen en la Plaza de Toros de Santa Cruz de Tenerife, y que desde ese entonces hemos recorrido la geografía del Archipiélago y varios lugares de la Península, habiendo incluso llegado hasta la Octava Isla con nuestras indumentarias y nuestra música.


También es cierto que un pequeño grupo de residentes en la isla de Tenerife, mal llamados herreños de verano, formaron un grupo de bailarines allá por los años 80, que “suple” en no pocas ocasiones la ausencia de los herreños allí, debido a la incapacidad por parte de los organizadores de las fiestas de costear los gastos económicos derivados del traslado de los bailarines desde El Hierro a esta isla...

 

También es cierto que, desde hace algún tiempo, han proliferado vulgares imitadores como en el caso del grupo La Guanchería, aprovechándose de la situación, sin ni siquiera ser de nuestra isla y conocer nuestra idiosincrasia, haciendo caso omiso a nuestras más ancestrales tradiciones.


El celo de los herreños va más allá de las suspicacias de algunos, y aunque el título del artículo puede parecer muy fuerte -y que seguro sembrará heridas-, no está exento del valor formal que representaría la decisión que devolvería a la isla de nuevo la pureza y el protagonismo perdidos de esta joya del folclore que nunca debió salir de la isla.


Entendemos que bailes como el vivo, la berlina, la mazurca o incluso el baile de tango, de difícil ejecución -por ahora incopiado-, son reproducibles y cualquier grupo de otra isla o lugar podría bailar o hacer sonar. Sin embargo, la danza de camino sólo debe dirigirse a lo que fue concebida en su verdadera contextualización, en relación con las diversas inclemencias que ha padecido la isla y como tal no debería reproducirse.


De un modo semejante, cabe señalar que los Enanos de La Palma se han interpretado fuera del marco de la fiesta en 1950 (visita de Franco), 1986 (visita del Rey), 1993 (VI Centenario de la ciudad) y 1935 (actuaciones en el Teatro Guimerá y Plaza de Toros de Santa Cruz de Tenerife). Sin embargo, la tradición permanece impoluta y tal como ha señalado Luis Cobiella en relación a la danza: Nosotros los dueños, debemos cuidadarla procurando que la Danza de los Enanos no se diluya en una simple polca de las que cualquier aficionado pueda crear cientos en un día. El cuidado es único y, por otra parte, bien sencillo: hacer que la Danza de los Enanos sólo suene un jueves lustral.


En el caso de nuestra danza, la verdadera magnificación se produce una vez cada cuatro años durante la Bajada, y en la cual afloran hondos sentimientos. Estudiar si vale la pena sacrificar las salidas fuera de la isla, ligadas en todo caso a la búsqueda de soluciones jurídicas que eviten en la medida de lo posible la actuación de vulgares imitadores que especulan con nuestro baile, junto con el apoyo de las instituciones oficiales del Archipiélago que velen por la defensa de nuestro folclore, son medidas que redundarán sin duda en la conservación del Baile de la Virgen

 

 

http://folclorehierro.blogspot.com

 

  

Debes indicar un comentario.
Debes indicar un nombre o nick
La dirección de mail no es valida

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para garantizar el buen funcionamiento de nuestra página web.

Al pulsar en "ACEPTAR TODAS" consiente la instalación de estas cookies. Al pulsar "RECHAZAR TODAS" sólo se instalarán las cookies estrictamente necesarias. Para obtener más información puede leer nuestra Política de cookies.