Revista nº 792
ISSN 1885-6039

Carpintería de Ribera: artesanía en forma de barco.

Martes, 19 de Abril de 2011
Océanos (nº 15)
Publicado en el número 362

En las Canarias, por su condición de Archipiélago con una gran actividad pesquera, ha sido fundamental este oficio que viene de siglos atrás. Embarcaciones de todo tipo (lanchas, balandros, botes...), principalmente destinadas a la pesca, se han construido en los talleres de las Islas. Una profesión hermosa que corre peligro de perderse...

 

El carpintero de ribera es el que desarrolla la labor de trazar, cortar y labrar las distintas piezas que componen un barco de madera, y la carpintería de ribera es el lugar donde se realiza este trabajo.

 

Paso a paso, la labor del artesano va dando forma al barco que se convierte en una obra de arte, todo un proceso que lleva su tiempo.

 

 

Materiales

La materia prima más importante en este oficio es la madera que, debido a su escasez en el Archipiélago, se ha tenido que traer de fuera. Para la construcción de los elementos más importantes de la estructura -quilla, sobrequilla, roda, codaste, cuadernas, baos, durmientes, palmejares, etc.- se ha utilizado tradicionalmente el roble, aunque también es normal el uso de la morera y el pino canario o gallego. La unión de las distintas piezas que forman el armazón del barco se realiza mediante uniones estructurales trabadas y la utilización de clavazón, pernería y cabillas de madera. Para la clavazón se usan las puntas o puntillas, los clavos y los tornillos o pernos, todos galvanizados en caliente.

 

El inconveniente que supone la utilización de madera como material de construcción naval es su debilidad ante la agresión de organismos vegetales y animales. Para su protección ante estos agentes externos se utilizan distintos tipos de alquitranes y aceites.

 

 

 

Construcción

Para la construcción del barco se parte de un esquema que incluye la información sobre las dimensiones principales del tipo, la medida de la eslora total, manga fuera de forros y puntal de construcción, además de una simple especificación de materiales que se hace más complicada a medida que aumenta el tamaño del navío.

 

En primer lugar, el carpintero decide el perfil del casco. Después vendría la estructura, definiendo el tipo de madera que se va a utilizar, además de su trazado y corte.

 

Para terminar, se monta la estructura a bordo y se ensamblan las piezas. El paso final es botarlo al agua cuando está terminado para comprobar su estado y terminar con los detalles propios de cada tipo de embarcación.

 

 

Este artículo fue publicado en la Revista Océanos (nº 15), de la compañía Fred Olsen. Fotografías: cedidas por Construcciones Navales Muñoz Ruiz (www.elcarpinteroderibera.net).

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios
Jueves, 18 de Octubre de 2012 a las 19:07 pm - jose moreno

#01 estan precisosas las cosas que se publicaron es bueno para los que nos gustan esta actividd soy de peru y estoy en construccion una nave de pesca artesanal y para mi es muy importante felicitaciones