Revista nº 809
ISSN 1885-6039

Juegos de inteligencia: un legado de nuestros antepasados que se transmitió de padres a hijos.

Viernes, 01 de Abril de 2011
Revista Océanos (nº 23)
Publicado en el número 359

Juegos propios de entornos rurales que se comparten de padres a hijos y que, además de estimular la inteligencia, ayudaban a lidiar con las tediosas horas de trabajo. Sirva como aperitivo a una jugosa entrevista que ofreceremos con el especialista Espinel Cejas.

 

Este tipo de juegos, representados en dameros de piedra y que se pueden encontrar en toda Canarias, llevan en nuestro haber popular miles de años. Los antiguos pobladores canarios los utilizaban como forma de esparcimiento y muchos de ellos comparten tradición con juegos similares en otros rincones del Planeta. Nuestros bisabuelos ponían a prueba su ingenio con ellos para ocupar el tiempo en los ratos muertos de las labores cotidianas y de pastoreo.

 

Datan de hace miles de años, nuestros antepasados aborígenes ya jugaban con ellos, se trata de dameros, tableros grabados en la roca que se utilizaban para desarrollar diferentes tipos de juegos en los que se pone a prueba el ingenio y la inteligencia.

 

Hoy en día, la tradición se recupera de mano de expertos como José Espinel Cejas, maestro y técnico especialista agrario, que lleva años fascinado con un tema que a priori puede parecer desconocido, pero del que aún quedan signos visibles en muchos hogares. Fue de mano de otro estudioso, Francisco García Talavera, presidente del Organismo Autónomo de Museos v Centros del Cabildo Insular de Tenerife, cuando comenzó el estudio que quedó plasmado en el libro Juegos Guanches Inéditos. Inscripciones Geométricas en Canarias.

 

Espinel los define como juegos que no sólo implican un aspecto puramente lúdico, sino cierta capacidad de abstracción, de elaboración de estrategias, de concentración y de reflexión e incluso de resolución de problemas matemáticos. Es por tanto la habilidad mental y la inteligencia la base que se ejercita para la consecución positiva del juego.

 

Actualmente, están vivos gracias a la labor que hacen profesionales del tema como él por hacerlos llegar a todos los canarios. Se encargan de divulgarlos en los colegios de nuestro Archipiélago y de realizar talleres y exposiciones para que esta bonita tradición no se pierda y sirva como motivación para los estudiantes.

 

Estos juegos eran propios de entornos rurales, tradiciones que se comparten de padres a hijos y que, además de estimular la inteligencia, les ayudaba a lidiar con las tediosas horas de trabajo. Podemos nombrar algunos de ellos, como por ejemplo: la dama marinera, el chiquichasque, la chascona, el perro y las cabras, el trique... Son juegos de estrategia, en los que el objetivo es vencer al adversario. Tenemos por ejemplo el caso nombrado de el perro y las cabras: el fin del juego es que el perro no las alcance, acorralándolo. Se desarrolla por medio de un tablero y piedras, algo muy sencillo y divertido que permite desarrollar los sentidos.

 

Formado por 25 cazoletas, tradicional del Puerto de la Cruz (Tenerife)

 

Pervivencia. Salvo alguna excepción en rincones rurales de Canarias o gracias a la actual divulgación de estos juegos, desde hace unos 25-30 años prácticamente han desaparecido, en parte porque se han introducido otros elementos de esparcimiento (TV, Internet, consolas...), sin entrar en juzgar si mejores o peores, que los han relegado al desuso. Sin embargo, a pesar de esto, la historia los ha mantenido intactos, conservándose valiosos ejemplos en toda Canarias.

 

 

Para más información: joseespinelcejas.blogspot.com. Fotos: José M. Espinel Cejas (puedes escuchar una entrevista con este especialista canario en nuestra sección BienMeSabe Canarias Audio).

 

 

Este artículo fue publicado previamente en el nº 23 de la Revista Océanos de Fred Olsen.

 

 

Comentarios
Jueves, 17 de Octubre de 2013 a las 17:24 pm - claudia menezo sarnago

#01 el juego en la una se monta la mula consiste en que uno hace de pupitre y despues salta uno encima suyo.

XIV Encuentro Internacional de Improvisadores por el Casco Viejo de Corralejo / Plaza Patricio Calero