Revista nº 801
ISSN 1885-6039

El Teatro Circo de Marte acoge el tradicional Festival de Lo Divino.

Martes, 27 de Diciembre de 2011
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 398

El Festival alcanza su 33 edición convertido en punto de encuentro de las agrupaciones musicales navideñas de la isla.

 

El Teatro Circo de Marte de Santa Cruz de La Palma acoge hoy martes, día 27, el tradicional festival de rondallas de Lo Divino a beneficio de las personas con discapacidad intelectual, organizado por Aspaldi (Asociación Familiar Palmera de Personas con Discapacidad Intelectual), que este año alcanza su 33 edición convertido en el principal punto de encuentro de las agrupaciones musicales que participan en la Navidad palmera.

 

El Festival comenzará a las 20:00 horas y en él tomarán parte las rondallas de Lo Divino de las parroquias de El Salvador, San Francisco y Nuestra Señora de Candelaria de Mirca, de la Iglesia de Santo Domingo, del Hospital de Nuestra Señora de Los Dolores, y los Viejos Villanciqueros “Grupo Renacer” de Santa Cruz de La Palma; de San Pedro Apóstol y de la Escuela Municipal de Folklore, de Breña Alta; de la Agrupación infantil y juvenil y Centro Ocupacional “Garehagua” de Villa de Mazo; y la agrupación Gandara Tercera Edad de Breña Baja, así como los grupos típicos de castañuelas del Real Santuario Insular de Nuestra Señora de Las Nieves y de San Pedro Apóstol.

 

El concejal de Cultura de Santa Cruz de La Palma, Zacarías Gómez, considera que “el Festival de Lo Divino constituye sin duda uno de los signos distintivos de la larga tradición musical y creativa de nuestra isla ligada a nuestras fiestas navideñas” y hace una invitación “para que el público asista a este acto, que nos ofrece la posibilidad de disfrutar de nuestros mejores villancicos y tiene el aliciente de estar dedicado a una muy buena causa”.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios
Miércoles, 28 de Diciembre de 2011 a las 00:39 am - José Guillermo Rodríguez Escudero

#01 Acabo de llegar del Festival Lo Divino, en beneficio de ASPALDI, y sólo puedo decir: ¡Gracias! y ¡Enhorabuena!