Revista nº 952
ISSN 1885-6039

Fallece el Maestro de la tierra majorero Ezequiel Morales.

Miércoles, 05 de Enero de 2011
Asociación Cultural Pinolere
Publicado en el número 347

La Asociación Cultural Pinolere lamenta el fallecimiento del Maestro de la tierra majorero Ezequiel Morales, agricultor, ganadero y artesano de Casillas del Ángel (Puerto del Rosario, Fuerteventura). A ellos nos sumamos en el pésame desde BienMeSabe.org.

 

Amigo y trasmisor de conocimientos tradicionales de la cultura popular de Fuerteventura, uno de los pocos artesanos que nos quedaban en la construcción de los pajeros majoreros ha fallecido hoy miércoles, 5 de enero de 2011, en su pueblo natal acompañado de su mujer (la afamada artesana de palma y telar Catalina Méndez Montañez) e hijos.

 

Ezequiel Morales fue portada de la revista El Pajar. Cuaderno de Etnografía Canaria en agosto de 2002, bajo el título La Agricultura y los oficios artesanos y participó en varias ediciones de nuestra Feria de Artesanía, la última hace dos años en el monográfico de la artesanía de paja, levantando un majestuoso pajero en el Museo Etnográfico de Pinolere.

 

Pinolere agradece públicamente todo lo que aprendió con este Sabio de nuestra tierra y se suma al dolor de su familia e isla. Descanse en paz.

 

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios
Jueves, 06 de Enero de 2011 a las 00:24 am - Rafael Gómez León, director ELPAJAR

#01 Tu sonrisa, tu semblanza, tu nobleza, tu sabiduría; MAESTRO EZEQUIEL, estarás vivo, siempre entre nosotros.

Gracias por transmitirnos parte de tu herencia cultural que celosamente defendías y que desde nuestra humilde asociación, LA DE PINOLERE, trataremos de hacer tangible esas vivencias, tus costumbres, tu saber hacer, tu saber estar, para que las futuras generaciones puedan conocer una parte de nuestra historia, de nuestra gente, de nuestro pueblo canario.

GRACIAS, EZEQUIEL POR COMPARTIR CON NOSOTROS Y NOSOTRAS TÚ VIDA, NUESTRA VIDA.

Y A TÍ, CATALINITA, TE QUEREMOS Y TENDRÁS SIEMPRE EN PINOLERE UN PUEBLO CON QUIEN CONTAR. ¡HASTA SIEMPRE