Revista nº 792
ISSN 1885-6039

In Memoriam Antonio Manuel Díaz Rodríguez: el gran defensor del Pastor Garafiano. (Incluye AMPLIA GALERÍA DE FOTOS)

Domingo, 27 de Febrero de 2011
José Guillermo Rodríguez Escudero
Publicado en el número 354

La Asociación Española del Perro Pastor Garafiano realizaba una concentración de Perros Pastores Garafianos ayer sábado, 26 de febrero de 2011, en memoria de Antonio Manuel Díaz Rodríguez, recientemente desaparecido, una de las personas que más luchó por la recuperación y conservación de esta raza.

 

El ilustre palmense Antonio Manuel Díaz Rodríguez -el gran defensor del perro pastor garafiano- falleció el viernes 18 de febrero de 2011 tras una larga enfermedad. Su cuerpo fue velado por familiares, amigos y vecinos en el Salón Noble de la histórica Sociedad La Cosmológica de la que fue también Presidente. Fue incinerado al día siguiente a las 13:00 horas en el crematorio de Las Manchas. Fue el creador de la Asociación Española del Perro Pastor Garafiano y Presidente de Honor de la misma.

 

Antonio Manuel Díaz nació en Santa Cruz de La Palma en 1929. Comenzó sus estudios de Farmacia pero después se cambió a Comercio para atender las empresas familiares. Presidió la Cámara Agraria de la isla palmera y desde 1957 fue docente de la Academia Insular de Magisterio y Comercio y posteriormente del Instituto Virgen de las Nieves.

 

Fue consejero de Agricultura en el primer gobierno democrático del Cabildo Insular, desde donde impulsó numerosos proyectos como el rescate del cochino negro o el centro de testaje de ganado caprino de su querida Villa de Garafía.

 

No obstante, una de sus grandes labores fue su lucha incansable por la recuperación del perro pastor garafiano, que le llevó a fundar la Asociación Española de esta raza y también la Asociación de la ovejera palmense. Fruto de este ingente trabajo, recibió la Medalla de Oro de la Villa de Garafía por el trabajo realizado en el municipio y su incansable labor de recuperación de razas autóctonas tanto de vaca como de cabra, oveja y cochino negro, destacando sobre todo su trabajo de mantenimiento y conservación del perro pastor garafiano.

 

Antonio Manuel Díaz también ha sido uno de los impulsores de la búsqueda de desaparecidos durante la Guerra Civil y el destino ha querido que haya sido enterrado el mismo día en que recibieron sepultura siete de los asesinados por el franquismo encontrados en el Pino del Consuelo del municipio sureño de Fuencaliente.

 

El acto de ayer consistió en una primera concentración a las 10:30 horas en los aledaños de la plaza de La Alameda capitalina y, posteriormente, a las 11:00 horas, todos los participantes se dirigieron por la Calle Real (tramo Pérez de Brito) hasta la Plaza de España, donde a las 12:00 horas se leyó el siguiente texto recordatorio de la figura de Antonio Manuel Díaz.

 

Desde la asociación se ha pedido a todos los propietarios de un perro pastor garafiano que se unan a nosotros para así hacer visible el trabajo que durante casi treinta años realizó nuestro presidente de Honor.

 

César Cabrera, uno de los miembros activos de dicha Asociación, leyó el siguiente texto, ante un numeroso grupo de amigos, familiares, vecinos, visitantes curiosos y autoridades… Participaron en el acto, aparte del Presidente y Directiva de la Asociación, la Sra. Presidente del Cabildo Insular y el Sr. Alcalde de la Villa de Garafía. Unos momentos emotivos en el que hasta los numerosos y preciosos perros de Antonio Manuel aguardaron silencio en honor a su gran amo. Muchos de ellos, nerviosos y melancólicos, husmeaban -tal vez- buscando su cara amable y generosa entre la concurrencia. No estaba allí su cuerpo, pero se palpaba su presencia…

 

El texto leído reza así:

 

 

La Asociación Española del Perro Pastor Garafiano ha querido hoy aquí como reconocimiento a la extensa labor que don Antonio Manuel Díaz Rodríguez realizó por nuestra raza.

     A lo largo de casi 30 años su labor fue esencial para la recuperación y consolidación del perro pastor garafiano. Partiendo desde sus 5 primeros perros, “los padres de la raza” como a él le gustaba denominar, creó un criadero el cual dio origen a 1079 perros. Distribuyó los mismos de forma altruista a cualquier persona que lo solicitara previo compromiso de velar por la pureza de los posibles cruces a realizar.

     Es el 29 de abril de 2003 cuando el Comité de Razas de Ganado de España, perteneciente al Ministerio de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación del Gobierno de Canarias, otorga el reconocimiento formal como raza autóctona española. Posteriormente se integra el perro pastor garafiano dentro de las razas del grupo I, perros de pastoreo, en la Real Sociedad Canina de España.

     Hoy en día la expansión de la raza lleva al pastor garafiano a estar presente en todo el territorio de nuestra comunidad autónoma llegando además hasta, por ejemplo: Granada, Madrid, Barcelona, Galicia, Baleares, Málaga… Y en el plano internacional, tenemos constancia de su presencia en Francia, Italia, Bélgica, Noruega, Finlandia, Holanda, Argentina y, recientemente, en Estados Unidos.

     Como asociación sólo esperamos responder al deseo de don Antonio de continuar en el avance y desarrollo de la raza para lo cual trabajaremos manteniendo vivo su espíritu.

 

Gracias, don Antonio Manuel.

 

 

 

Ver galería de fotos "In memoriam Antonio Manuel Díaz Rodríguez": concentración de Perros Garafianos

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios