Revista nº 855
ISSN 1885-6039

La Cueva Pintada: intervención de 20 años de duración y 14 campañas de excavación.

Domingo, 29 de Mayo de 2011
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 367

 

La construcción del Parque Arqueológico Cueva Pintada, en el municipio grancanario de Gáldar, fue una intervención “complejísima” de 20 años de duración y 14 campañas de excavación, que unificó por primera vez en Canarias los criterios de conservación, arqueología, arquitectura y museografía, declaró la conservadora del centro, Carmen Gloria Rodríguez Santana, en el ciclo de conferencias El lugar escondido, del Círculo de Bellas Artes de Tenerife.

 

La experta explicó que la cueva que da nombre al Parque es una construcción artificial excavada en roca volcánica por los aborígenes en el siglo VII d.C. y pintada con sus característicos dibujos geométricos entre los siglos XIII y XIV. Fue descubierta en 1862, abandonada hasta 1970, cuando fue declarada Monumento Histórico Artístico al tiempo que sufría una primera intervención “nefasta”, y de nuevo recuperada en 1982, año en el que comienza a perfilarse el proyecto para la rehabilitación integral del espacio.

 

El “espectacular” hallazgo de un poblado aborigen durante los primeros trabajos de prospección reveló uno de los mayores sitios arqueológicos de las Islas, por lo que la primera pregunta que tuvieron que contestar los diseñadores del proyecto fue “cómo exhibir un yacimiento de 5.000 m2”. La solución fue diseñar un sistema de pasarelas interiores que recorren el perímetro del poblado, tapar con una cubierta flexible toda la superficie del yacimiento y cerrar la Cueva Pintada en “una burbuja”, una habitación acristalada que permite al público contemplarla sin dañarla. A pesar de que tanto la cubierta como la burbuja fueron dos medidas “muy criticadas”, Carmen Gloria Rodríguez Santana las defendió como las “mejores posibles”. “La cubierta es grande porque el yacimiento lo es, y si queríamos resguardarlo de la polución y de la erosión, esa era la única alternativa”, dijo.

 

En cuanto a la habitación acristalada que protege la Cueva, afirmó que existió el debate sobre si era necesario construir una réplica o permitir el acceso del público. Como solución intermedia, los responsables del proyecto construyeron la burbuja, una intervención que para la conservadora “puede ser discutible”, aunque se preguntó si “es posible que el patrimonio sea una creación social si nadie puede verlo”.

 

En la segunda fase del proyecto, de investigación y difusión, el equipo de Cueva Pintada enfocó el trabajo partiendo de que “las personas son más importantes que los objetos”, por lo que “siempre hace falta explicar en qué consiste el Patrimonio”, una tarea donde es clave el área de audiovisuales y los personajes creados a partir de la historia de la Cueva, particularmente Guanarteme y su hija Arminda.

 

El personaje de Arminda, bautizada después de la Conquista Catalina de Guzmán, se ha ido adaptando al tipo de público hasta convertirse en “un símbolo cercano de la cultura prehispánica”. Es protagonista de una serie de cortos basados en la crónica de la conquista de Gran Canaria de Antonio Sedeño (1575), eje de una colección de cuentos infantiles y, más recientemente, marioneta en una de las últimas campañas de Cueva pintada, Hola me llamo Arminda, ¿y tú?, destinada a captar nuevos públicos. Con esta campaña, el Museo-Parque recibió una mención especial el Premio Ibeoamericano de Educación y Museos convocado por la Unesco.

 

El centro atraviesa dificultades económicas desde hace dos años. Depende del Cabildo de Gran Canaria y su último presupuesto fue de 450.000 euros, muy lejos de los 2.500.000 euros que recibía al inicio de su actividad. Con una media de 50.000 visitantes al año y para mantener estas cifras, recurren al “marketing de guerrilla”. “En la calle, con poco dinero y mucho impacto”.

 

El Lugar escondido es un proyecto de difusión de la arqueología de Canarias organizado en colaboración por el Círculo de Bellas Artes de Tenerife y la Dirección General de Cooperación y Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias. En un ciclo de once conferencias, el programa aborda temas fundacionales del patrimonio: las momias guanches, Tindaya y los grabados, Cuscoy y Cueva Pintada, y asuntos de actualidad como el proyecto Memoria Histórica, las políticas de protección institucional y la relación entre patrimonio y sociedad.

 

Dólmenes de Antequera. Como contrapunto al modelo expositivo cerrado de Cueva Pintada, el ciclo analizó la experiencia del Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera, una necrópolis megalítica formada por tres grandes monumentos que en los últimos 7 años se ha transformado en la mayor atracción cultural de la ciudad, célebre por albergar el 90 % del patrimonio barroco de Málaga.

 

Su directora, Rosa Enríquez Arcas, impartió la conferencia Tutela y valoración del Conjunto Arqueológico de Dólmenes de Antequera como modelo de intervención integral en el Patrimonio Arqueológico. Afirmó que desde su apertura en 2005, el complejo ha recibido más de 600.000 visitantes, “cifra nada despreciable si se tiene en cuenta que los Dólmenes no se conocían fuera de ciertos círculos hasta ese año”. Las tres construcciones megalíticas que lo componen, Menga, Viera y Romeral, son “únicas en el mundo por su dimensión y por su tipología, tres dólmenes distintos enlazados entre sí”.

 

El objetivo en este proyecto era estudiar los dólmenes, abrirlos al público y difundir la información obtenida hacia “dos públicos bien diferenciados”, especialistas y ciudadanos. En esa medida se diseñó una programación más especializada, con congresos sobre prehistoria, cursos y seminarios y otra con un fuerte componente lúdico, como Las celebraciones del Sol, que tienen lugar cada equinoccio y solsticio.

 

 

Más sobre Arqueología Canaria.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios

Entrevista a Dña. Nieves Jiménez Jiménez - Maestra de la Artesanía de la Seda (y 4ª Parte)