Revista nº 848
ISSN 1885-6039

Magia y mito de Tindaya para los antiguos canarios.

Jueves, 19 de Mayo de 2011
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 366

La especialista en arqueología majorera Antonia Perera, y el grupo de activistas a favor de las etnias Pro-San, invitados a las sesiones de este jueves y viernes de El Lugar Escondido.

 

Tindaya, la gran montaña mágica de los majoreros, centra esta semana la primera sesión del ciclo de conferencias sobre arqueología de las Islas, El lugar Escondido, que celebra el Círculo de Bellas Artes de Tenerife para analizar algunos de los hitos más destacados del patrimonio canario, su historia y sus protagonistas.

 

El Lugar Escondido es un proyecto organizado por el Círculo de Bellas Artes y la Dirección General de Cooperación y Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias. Incluye once conferencias que se celebrarán cada jueves y viernes (19:30) hasta el próximo 10 de junio y una exposición colectiva del mismo nombre que relaciona Arqueología y creación artística a través de obras de veinte artistas, entre los que figuran Martín Chirino, Lola Massieu, Gonzalo González, Pedro González, Jane Millares Sall, Carlos Schwartz y Tarek Ode.

 

En la conferencia de este jueves, Tindaya, María Antonia Perera Betancort, responsable de la Unidad de Patrimonio del Cabildo de Lanzarote y especialista en Arqueología de esta isla y de Fuerteventura, explicará qué elementos hicieron que esta montaña en particular fuera considerada sagrada y mágica por los antiguos habitantes de la isla y qué distintivos la hacen única.

 

También hablará sobre los grabados aborígenes tan característicos de esta montaña, en forma de pie humano y conocidos como podomofos, y de algunos elementos propios al lugar como son las estructuras de piedras hincadas y yacimientos como la Majada de los Negrines, Esquinzo y la Cueva del Bailadero de las Brujas, tres espacios que conforman Tindaya como lugar sagrado de la cultura aborigen.

 

En la conferencia del viernes, el ciclo dará a conocer el trabajo del grupo Pro-San, una organización no gubernamental formada por cuatro jóvenes estudiantes de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de La Laguna para trabajar en defensa de sociedades en peligro de extinción. Su última acción fue una activa recogida de firmas para apoyar a los bosquimanos en su pugna por conseguir acceso a los pozos de agua.

 

Lorena y Andrea Mazzola, Gara Cañas y Aitor Estiballes son los principales miembros de esta ONG interesada en “la defensa de los derechos de las etnias” ante las sociedades industriales y en “evitar el etnocidio”. https://sites.google.com/site/organizacionprosan/home.

 

 

Más sobre Arqueología Canaria.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios