Revista nº 698
ISSN 1885-6039

Tindaya, con 312 grabados podomorfos, fue un lugar sagrado que trascendió Fuerteventura.

Domingo, 22 de Mayo de 2011
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 366

La especialista en arqueología majorera María Antonia Perera participó esta semana en el ciclo de conferencias El lugar escondido.

 

La montaña de Tindaya fue para los antiguos pobladores de Fuerteventura “un lugar sagrado cuya significación traspasó los límites insulares”, dijo la especialista en arqueología majorera María Antonia Perera Betancort durante su intervención en el ciclo de conferencias El lugar escondido que celebra el Círculo de Bellas Artes de Tenerife.

 

Perera, responsable de la Unidad de Patrimonio del Cabildo de Lanzarote y especialista en Arqueología de esta isla y de Fuerteventura, afirmó que en Lanzarote se han descubierto grabados podomorfos (propios de Tindaya) apuntando “no al Teide sino a la montaña majorera”, lo que viene a subrayar “su relevancia más allá de la propia isla”. Los aborígenes eligieron este emplazamiento como lugar sagrado “no sólo porque fuera una montaña, sino por numerosos elementos que la hicieron especial”. Su relación con la luna, la fertilidad de su suelo en una isla prácticamente desértica y su composición de traquita, un tipo de roca volcánica que sólo se encuentra en Tindaya, pudieron ser determinantes para esa elección.

 

Asimismo subrayó las similitudes entre la cultura de los majos (antiguos pobladores de Fuerteventura) y algunos pueblos del Norte de África que utilizaron los podomorfos (grabados con forma de pie humano) para delimitar los espacios sagrados. En Tindaya se han hallado 312 grabados de estas características, “lo que la convierte en uno de los sitios arqueológicos más ricos de toda la zona”.

 

La especialista explicó que un estudio realizado por el Instituto de Astrofísica de Canarias demostró que el 80 % de los podomorfos está orientado “en los mismos grados, justo entre el Pico de las Nieves de Gran Canaria y el Teide en Tenerife”. Como dato significativo, añadió que “todos los grabados están hechos sobre traquita, desechándose las zonas de basalto”.

 

La teoría de considerar Tindaya como el símbolo aborigen que unía la tierra y el mar viene respaldada por el hallazgo de enterramientos en los cuatro puntos cardinales de la base de la montaña, las crónicas de Abreu Galindo, en las que hablaba de “los sacrificios” que hacían los aborígenes en Tindaya y “el frecuente hallazgo” de dientes humanos en la cima, añadió.

 

En cuanto a la situación actual de la montaña, explicó que “sufre un nivel de deterioro galopante” porque su calificación como Bien de Interés Cultural (BIC) no está bien definida. “Hoy no sabemos qué está protegido por la Ley, si los grabados o la montaña”, dijo Perera Betancort, que afirmó que esta situación ha provocado que “la mayoría de los grabados se haya perdido para siempre”.

 

El proyecto El Lugar escondido está organizado por el Círculo de Bellas Artes y la Dirección General de Cooperación y Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias. A través de una exposición colectiva y once conferencias, el programa pretende divulgar los hitos más relevantes de la Arqueología de las Islas y ofrecer una panorámica actual de esta disciplina.

 

Pro-San. En la otra conferencia del viernes llamada Voluntariado, Sociedad y Patrimonio, cuatro jóvenes estudiantes de Historia de la Universidad de La Laguna presentaron el proyecto Pro-San, un ejemplo a seguir de activismo juvenil concienciado en la defensa y protección de patrimonios en peligro de extinción. Su última acción fue una recogida de firmas para apoyar a los bosquimanos en su pugna por conseguir acceso a los pozos de agua. Pro-San, que toma su nombre de la etnia San (bosquimanos), está formada por Lorena y Andrea Mazzola, Gara Cañas y Aitor Estiballes y actualmente trabaja para lograr que el lenguaje de los San, llamado de clic o de chasquido por su sonido chasqueante, sea considerado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

 

 

Más sobre Arqueología Canaria.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios