Revista nº 789
ISSN 1885-6039

Razas Autóctonas Canarias (III): el Burro Majorero.

Viernes, 21 de Octubre de 2011
El Baleo (nº 62)
Publicado en el número 388

Los investigadores atribuyen una directa ascendencia africana al burro majorero, a partir del tronco ancestral del Equus asinus africanus. Esta teoría está avalada por una serie de características morfológicas.

 

 

 

 

GRUPO   PARA   LA CONSERVACIÓN   Y   FOMENTO DEL   BURRO   MAJORERO
PRESIDENTE: Antonio Cabrera de Saá
www.burromajorero.com
TELÉFONO: 696 968 186 / 922 264 402
DIRECCIÓN POSTAL: Calle Gambuela, 30, 35600, Puerto del Rosario, Fuerteventura

 

 

Al tiempo que se produce el abandono del campo, se introduce la mecanización del mismo. Es una situación que para los burros, principalmente en tierras majoreras, significó un importante retroceso. La importancia que este animal tenía en otro tiempo radicaba en su capacidad de trabajo, utilizado tanto para las labores agrícolas como para ser animal de carga...

 

Según los historiadores, se considera que estos animales llegaron al Archipiélago en el periodo inmediatamente posterior a la conquista de las Islas, en el siglo XV, a través de Fuerteventura, por conquistadores asentados en la isla en sus frecuentes incursiones a las costas africanas.

 

Los investigadores atribuyen una directa ascendencia africana al burro majorero, a partir del tronco ancestral del Equus asinus africanus. Esta teoría está avalada por una serie de características morfológicas, tales como la raya de mulo en el lomo, la banda crucial y las cebraduras en las patas.

 

Son animales perfectamente adaptados al medio natural de Fuerteventura y de la mayor parte de las Islas. Hoy se puede decir que es una especie autóctona, con características bien diferenciadas del resto de la población asnal española.

 

El burro majorero es el único équido del Archipiélago Canario. El dramático retroceso que han sufrido estos animales en la última década, ha sido determinante para que el Ministerio de Agricultura lo haya incluido en el Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España, como una raza de protección especial. Esta alarmante situación generó en el año 2000 la creación de Soo... Grupo para la Conservación y Fomento del Burro Majorero, una iniciativa popular que viene desarrollando un programa de conservación y mejora, cuyo principal objetivo es la recuperación y conservación de este animal tratando de mantener la máxima diversidad genética posible, ya que el burro majorero representa un patrimonio genético único y valioso. Los primeros estudios de esta raza autóctona que ha realizado Soo..., en colaboración con la Universidad Autónoma de Barcelona, han determinado la necesidad de conservar la misma, porque reúne las condiciones apropiadas para su mantenimiento, no sólo porque representa un valioso patrimonio genético, sino por razones culturales y de tipo social.

 

 

 

CARACTERÍSTICAS  MORFOLÓGICAS

CENSO: Un primer censo realizado en Fuerteventura dio como resultado la existencia de unos 100 ejemplares, pero muchos de ellos con un alto nivel de mestizaje. Con esta cifra, el censo actual es muy reducido, ya que existe una tercera parte de machos y dos tercios de hembras, por lo que dicha población está catalogada en el estatus de raza crítico en peligro de extinción, según baremo del Comité de Expertos de la FAO.

ASPECTO GENERAL: Animales de plástica brevilínea con tendencia mediolínea, formato elipométrico y perfil craneal subcóncavo. Su alzada oscila entre los 100 y 120 centímetros a la cruz, con pesos comprendidos entre los 125 y 175 kilos. La apariencia es proporcionada y equilibrada.

CAPA: Las capas esenciales son la torda, en sus diversas gradaciones, pudiendo ir desde un gris claro hasta oscuro y la parda. Existen gradaciones de color en vientre y cara interna de las extremidades, así como en el hocico y zona orbital de los ojos "puntos". Son características la raya de mulo en el lomo, la banda crucial y las zebraduras de las patas.

CABEZA Y CUELLO: Proporcionada  con  respecto al cuerpo. De frente alargada con perfil recto o ligeramente subconvexo. Cara alargada y no muy ancha, perfil nasal recto o ligeramente subcóncavo. Boca recogida,  de labios delgados y finos. Orejas de tamaño mediano, rectas e inhiestas. Cuello delgado, largo y recto.

TRONCO y GRUPA: Dorso relativamente corto pero fuerte, recto y poco ensillado. Pecho alto pero no muy ancho. Grupa algo derribada hacia los lados y ligeramente en ojiva,  de tipo convexilineo,  es decir, algo más larga que ancha, sobre todo en los machos. Cola de inserción baja, desprovista de cerdas en su nacimiento, pero finas y abundantes en su terminación, llegando normalmente hasta el corvejón.

EXTREMIDADES: Finas, pero bien conformadas y de aspecto robusto. Fuertes tendones y aplomos correctos. Espaldas con tendencia a la verticalidad. Cascos estrechos y bien proporcionados.

 

 

 

Publicado en el nº 62 de la revista El Baleo.

 

 

Comentarios