Revista nº 788
ISSN 1885-6039

Razas Autóctonas Canarias (y X): Pastor Garafiano.

Viernes, 07 de Diciembre de 2012
El Baleo (nº 62)
Publicado en el número 447

El perro pastor garafiano parece ser el resultante de los cruces habidos de razas primitivas, anteriores a la Conquista de la isla, con los aportados por los colonizadores instalados en La Palma a partir del siglo XV, sin descartar otras posibles influencias.

 

 

 

ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DEL PERRO PASTOR GARAFIANO

PRESIDENTE: Luis Ramón Pulido

CORREO ELECTRÓNICO: cesar.clarinete@gmail.com

TELÉFONO 922 264 402

 

 

El perro pastor garafiano parece ser el resultante de los cruces habidos de razas primitivas, anteriores a la Conquista de la isla, con los aportados por los colonizadores instalados en La Palma a partir del siglo XV, sin descartar otras posibles influencias.

 

Es el perro preferido por los pastores palmeros, al que llaman perro lobo. Por su forma, no muy larga, es un animal perfecto para poder moverse bien en los riscos.

 

La Asociación Española del Perro Pastor Garafiano ha realizado grandes esfuerzos para la recuperación y difusión de la raza, habiendo logrado su reconocimiento a nivel oficial.

 

 

 

CARACTERÍSTICAS  MORFOLÓGICAS

ASPECTO GENERAL: Lupoide, mediolíneo y eumétrico. Alzada media de 1,25 centímetros. Peso en torno a 30 kilos en los machos; un poco menos en las hembras.
 
CABEZA: Triangular, cónica y pequeña en relación al cuerpo, hocico fino y trufa negra. Orejas de tamaño mediano, separadas y de implantación algo trasera y baja, pudiendo ser enhiestas, pero nunca caídas del todo, ni juntas. Ojos pequeños de color castaño.

EXTREMIDADES: Patas largas y fuertes.

CAPA: Pelo abundante, más o menos largo y lacio. Tonalidad melada; en algunos ejemplares cercanos al barquillo; y en otros, al leonado. En algunos casos la capa presenta intercalados pelos negros, denominándose entonces alobado o grajo. Cola muy poblada, en sable o ligeramente enroscada.

POBLACIÓN: Hay censado 400 animales; sin embargo, es difícil conocer el número exacto, pues al no estar obligados a registrarse, muchos perros, tanto en la isla de La Palma como en otras Islas, no están inscritos.

 

 

 

Artículo publicado en el nº 62 de la revista El Baleo.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios