Revista nº 813
ISSN 1885-6039

Felipe Bermúdez acercó de nuevo la figura de Manuel Velázquez Cabrera.

Lunes, 04 de Junio de 2012
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 421

Felipe Bermúdez exaltó estos días, en el Casino de Antigua (Fuerteventura), la vigencia actual del Plebiscito de las Islas Menores, que fue promovido por el abogado y político majorero Manuel Velázquez Cabrera y que resultó determinante en la creación de los Cabildos Insulares, por la Ley de Canalejas de julio de 1912, y en el logro de que las islas periféricas tuvieran representantes propios en las Cortes.

 

Bermúdez presentó la publicación El defensor de la Isla. Manuel Velázquez Cabrera (1863-1916), en cuya edición han colaborado la Fundación que lleva el nombre del ilustre majorero, el Gobierno de Canarias y el Cabildo de Fuerteventura. Se trata de una biografía que surge de todos los estudios e investigaciones realizados en los últimos años desde la Fundación Manuel Velázquez Cabrera. Consta de 528 páginas, 18 capítulos y su importancia radica no solo en la abundante documentación que surge del trabajo investigador, sino también en las fotografías inéditas hasta ahora.

 

La alcaldesa de Antigua, Genara Ruiz, destacó durante el acto la labor investigadora de Felipe Bermúdez, a quien felicitó por elegir el municipio para la presentación de esta obra, “precisamente en este año, ante la inminente celebración del centenario de la constitución de los Cabildos Insulares y de la ley fundacional de 1912”. Ruiz subrayó que fue “un logro que contribuyó a la descentralización de las administraciones y que facilitó la proximidad de las entidades de gobierno. Los representantes de todas las instituciones -Cabildos y ayuntamientos- tienen un buen maestro para recordar la importancia del buen gobierno, de la cercanía a los ciudadanos, de la responsabilidad en el ejercicio de la política y en la toma de decisiones”.

 

El lector encontrará en las páginas del libro una descripción de la época que le tocó vivir a Manuel Velázquez y un recorrido por la actividad que desarrolló este ilustre majorero en el contexto de Canarias a finales del siglo XIX y principios del XX, especialmente en torno a la problemática surgida entre Las Palmas y Tenerife -en la primera se pretendía la división provincial y en la segunda se fomentaba el mantenimiento de la unidad-, la posterior preocupación del Gobierno de que Canarias pudiera derivar a la independencia, como había sucedido con las colonias de Cuba, Puerto Rico y Filipinas en 1898.

 

En ese contexto resalta la figura de Manuel Velázquez Cabrera, defendiendo la postura de las islas menores, “llamadas así por no tener representación en Cortes en ese momento”, explicó Bermúdez. Para el investigador, la figura del abogado majorero es esencial en este periodo, pues apostó por un sistema de gobierno en el Archipiélago en el que todas las islas tuviesen representación en las Cortes Españolas y un gobierno insular, “reconociendo la identidad de cada una y dotándolas de voz propia”.

 

El documento que propuso Manuel Velázquez Cabrera en las cuatro islas consideradas menores en julio de 1910 fue firmado por 3.428 personas de Fuerteventura, Lanzarote, El Hierro y La Gomera. Posteriormente fue llevado personalmente por Velázquez a Barcelona y Madrid, donde logró que sus propuestas fueran debatidas por las Cortes españolas. Bermúdez dijo que el Plebiscito es “uno de los documentos más relevantes de nuestra historia política contemporánea”, al tiempo que subrayó su importancia de que la relación entre las islas se constituya “en plena igualdad y equilibrio” en los tiempos actuales. “Velázquez es uno de los padres de la nacionalidad canaria”, precisó el investigador, quien valoró el Plebiscito como una “lección” política, pues “sin estar en un partido, encabezó un movimiento ciudadano y popular que puede servir de ejemplo de organización para la sociedad civil”.

 

 

Comentarios

Décima El Gordo / XIV Encuentro Internacional de Improvisadores por el Casco Viejo de Corralejo