Revista nº 801
ISSN 1885-6039

La exposición Juegos Tradicionales de Inteligencia en las Islas Canarias, de Espinel Cejas.

Lunes, 12 de Marzo de 2012
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 409

El próximo día 16 de marzo a las 19:00 se presentará en la Sala de Exposiciones Casa Prebendado Pacheco (Tegueste, Tenerife) la muestra Juegos Tradicionales de Inteligencia en las Islas Canarias promovida por José Manuel Espinel Cejas, la cual se podrá visitar desde el 14 al 20 de marzo, en horario de 18:00 a 20:00 horas.

 

Como actividad paralela a la muestra, todo aquel que esté interesado, podrá disfrutar, el jueves 15 de marzo a las 19:00 horas en el Teatro Príncipe Felipe, de las siguientes charlas: “Los Juegos tradicionales de inteligencia en las Islas Canarias” del propio promotor de la exposición, y “El presente y el pasado de los juegos autóctonos” de Matías Palenzuela, técnico del Área de Juegos y Deportes del Cabildo de Tenerife.

 

En esta exposición, cuya finalidad es divulgativa y pedagógica, se hace un recorrido por los juegos de inteligencia que han perdurado en nuestra cultura tradicional, en especial en el me­dio rural, bien como vestigios de la época de los antiguos canarios, o bien como simbiosis con otros modelos introducidos tras la conquista y colonización de las Islas pero igualmente e integrados de pleno en la cultura popular de Canarias.

 

Ya nadie discute que existen numerosos documentos arqueológicos que confirman la exis­tencia de juegos de inteligencia desde la más remota antigüedad, en todas las civilizaciones y culturas. Las Islas Canarias no son una excep­ción pues en Tenerife, La Palma, La Gomera, Lanzarote, Gran Canaria o Fuerteventura han aparecido una considerable cantidad de dameros de juegos, graba­dos en la roca, que al encontrarse asociados a diversas manifestaciones rupestres y culturales de indiscutible filiación aborigen, demuestran el origen de su manufactura.

 

El conocimiento y uso tradicional de muchas de estas inscripciones ru­pestres como parte de una manifestación lúdica ha pervivido entre los hombres del campo, sobre todo entre los pastores y principalmente entre los cabreros, constituyendo un aporte fundamental en el campo de la cultura tradicional así como también en campos tan diversos como la An­tropología, la Etnografía, la Lingüística o las Matemáticas, entre muchas otras.

 

En la obra Los Grabados Rupestres de la isla de Fuerteventura de Igna­cio Hernández Díaz y Mª. Antonia Perera Betancort, publicada en el año 1991 y basada en las cartas arqueológicas de la isla desde 1987 a 1991, se tenían censadas un total de 57 estaciones de grabados rupestres de los cuales, al menos, 22 tenían asociadas dameros.

 

Se denominan juegos de inteligencia porque implican una indudable capacidad y necesidad de reflexión además del desarrollo de estrategias de índole lógico matemático. Son por ello unas auténticas joyas culturales por sí mismas.

 

En los niños representan una preparación para la vida adulta. Ayudan a la formación de hábitos de conducta social y está demostrado que son un ejercicio mental muy valioso. El juego es educativo porque contribuye al desarrollo intelectual, exige espíritu de iniciativa, agudiza el ingenio, requiere atención, postula a veces la búsqueda de soluciones in­mediatas y la toma de decisiones, y esto es aplicable tanto en la sociedad actual como a la de nuestros antepasados.

 

 

Más información sobre estos juegos y sobre el autor en esta entrevista

 

 

Comentarios