Revista nº 789
ISSN 1885-6039

Razas Autóctonas Canarias (VII): Perro Majorero.

Miércoles, 16 de Mayo de 2012
El Baleo (nº 62)
Publicado en el número 418

Se trata de unos animales prehispánicos llegados a la isla de Fuerteventura, probablemente, con los primeros pobladores. A esta raza de perro majorero se la conoce también con el nombre de Bardino, término que responde a las tonalidades de colores en forma atigrada que, con frecuencia, aparece en su capa.

 

ASOCIACIÓN PARA LA CONSERVACIÓN DEL PERRO MAJORERO

PRESIDENTE: Beneharo Martínez Soto

CORREO ELECTRÓNICO: acpmfuerteventura@hotmail.com

www.acpm.es

TELÉFONO 922 264 402

 

En octubre de 1981 se fundó la Sociedad Protectora del Perro Bardino, presentada en el I Simposio de las Razas Caninas Españolas, celebrado en Córdoba en marzo de 1982. La raza fue reconocida, por parte de la Real Sociedad Canina Española, en el año 1994; y ya en el 2001 se publicó el estándar racial del Perro Majorero.

 

Actualmente ACPM congrega a más de un centenar de socios, criadores y aficionados, preocupados por mantener la pureza racial y salvaguardar el futuro de un animal perfectamente adaptado al medio natural.

 

La Asociación gestiona el Libro Genealógico, lo que garantiza una buena selección de reproductores, dando como resultado carnadas garantizadas, cada vez más próximas a la pureza racial. Igualmente se ocupan de las publicaciones: revistas, folletos, boletines informativos, página web... para informar a todos los interesados en relación al Perro Bardino Majorero.

 

Se trata de unos animales prehispánicos llegados a la isla de Fuerteventura, probablemente, con los primeros pobladores. A esta raza de perro majorero se la conoce también con el nombre de Bardino, término que responde a las tonalidades de colores en forma atigrada que, con frecuencia, aparece en su capa.

 

Este perro tuvo un importante papel en el desarrollo económico de la isla majorera, relacionado con el pastoreo y guarda en condiciones ambientales y económicas muy difíciles.

 

En las últimas décadas del pasado siglo XX, con el desarrollo turístico, se produce un importante cambio económico y social, donde las posibilidades laborales se amplían y con ello se abandonan las tradicionales y, por tanto, la población de perro bardino majorero sufre un gran retroceso en situación de clara desventaja con las mascotas introducidas por los nuevos residentes en Fuerteventura.

 

Foto: www.mascotas.org

 

 

CARACTERÍSTICAS   RACIALES

CABEZA: Cráneo ancho, el stop poco marcado. Nariz ancha y negra. Hocico ligeramente menor que el cráneo. Perfil poco inclinado. Mucosas oscuras. Labios apretados, mandíbula potente; dentadura completa, dientes de base ancha, mordida en tijera, sin prognatismo. Mejillas sin resaltes. Ojos más bien pequeños, con tonalidades del amarillo al marrón oscuro, bordes pigmentados. Orejas de inserción atrasada y alta, son plegadas en rosa, de manera que muestran los orificios de los oídos y nunca puede tenerlas erectas.

CUELLO: Potente cuello, perfil superior recto, bastante corto y muy ancho en su unión al tronco, fuertemente musculado, apretado y sin papada.

CUERPO: Fuerte, compacto, con líneas dorsales ligeramente en ascenso hacia la grupa. Casi cuadrado, cruz un poco más baja que la grupa, espalda recta, bien musculada. Lomo de fuerte musculatura, costillar redondeado y profundo, pecho ancho, abdomen algo redondeado, no flácido y ligeramente recogido.

RABO: Es grueso, presenta un ligero apinzalamiento final. En reposo lleva al corvejón. El pelo es corto, fuerte y parejo. En Fuerteventura se les suele cortar la rabuja a los pocos días de nacimiento.

EXTREMIDADES ANTERIORES: Aplomos firmes, rectos, hombros anchos, espalda fuertemente musculada. Brazo fuerte y recto, codos pegados al cuerpo, antebrazo recto, pies de gato, recogidos y rectos, uñas oscuras.

EXTREMIDADES POSTERIORES: Ligeramente más altas que las anteriores, el resto de las características del pie son similares a las anteriores, pero suelen presentar anillas, que es como se conoce en Fuerteventura las uñas de aire o espolones, como un quinto o sexto dedo siendo anillas sencillas o dobles.

PIEL: Gruesa, sin arrugas, bien pigmentada.

PELO: No largo ni muy corto, fuerte pero suave y de fácil brillo.

COLOR: Siempre bardino, pudiéndose encontrar en tonalidades del abardinado oscuro al claro, debe presentar máscara oscura. Puede presentar zonas blancas en el pecho y en los pies.                                         

TAMAÑO y PESO: La media de la alzada en machos es de 63 cm, siendo un poco inferior para las hembras.

POBLACIÓN: No supera los 250 ejemplares y se ha solicitado su catalogación como raza autóctona en peligro de extinción.

 

 

 

Publicado en el nº 62 de la revista El Baleo.

 

 

Comentarios