Revista nº 792
ISSN 1885-6039

Razas Autóctonas Canarias (IX): Cabra Palmera.

Sábado, 22 de Septiembre de 2012
El Baleo (nº 62)
Publicado en el número 436

Estudios de carácter histórico y genético sitúan el origen de la Cabra Palmera en la población prehispánica cuyos últimos ejemplares, salvajes, se extinguieron hace unos 50 años, precisamente en la isla de La Palma. Hasta esas fechas nos era difícil encontrar cruzamientos espontáneos entre cabras silvestres y domésticas.

 

 

ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE CRIADORES DE LA RAZA DE CABRA PALMERA (ACCRP)

PRESIDENTE: Moisés Carmona Fernández.

ACCRP es una Asociación de carácter no lucrativo, de fomento de la actividad ganadera para velar por la pureza y selección de la raza caprina palmera, promoviendo la creación y gestión de su libro genealógico.

CONTACTO: CORREO ELECTRÓNICO: info@cabrapalmera.es, moisescarmonafdez@hotmail.com

www.cabrapalmera.es

TELÉFONOS: 686 713 440 / 922 264 402

 

 

Estudios de carácter histórico y genético sitúan el origen de la Cabra Palmera en la población prehispánica cuyos últimos ejemplares, salvajes, se extinguieron hace unos 50 años, precisamente en la isla de La Palma. Hasta esas fechas nos era difícil encontrar cruzamientos espontáneos entre cabras silvestres y domésticas que, presumiblemente, han influido en el carácter y nivel de jerarquización desarrollados por esta raza.

 

Como es habitual en las razas autóctonas, son animales de características concretas, determinadas por el aislamiento insular y las condiciones ambientales de cada una de las Islas (más húmedas las occidentales, más áridas las orientales), lo que ha dado lugar a las diferentes subpoblaciones de animales.

 

 

CARACTERÍSTICAS  MORFOLÓGICAS

ASPECTO GENERAL: Animales eumétricos, subcóncavos o rectos, longilíneos y muy equilibrados. Se observan en ellos grandes cualidades para desenvolverse en un medio abrupto, manteniendo buenas producciones lecheras, acordes con su biotipo.

CAPA: Predomina el pelo rojo, en sus diferentes tonalidades, intensificándose muchas veces sobre las extremidades. Es frecuente la presencia de pelliza, calzón (medias lunas) y a veces aparecen arropos (haldruas).

CABEZA: Pequeña de ojos vivos, triangular con tupé más o menos desarrollado en casi todos los ejemplares. La cornamenta es de tipo espiral heteronimia, abierta desde su nacimiento, adquiriendo caracteres espectaculares en los machos. La presencia de perilla es normal en los machos y también aparece en la mayoría de las hembras. Oreja de tamaño medio y orientación horizontal.

 

 

CUELLO: Fino, sin mamellas, cubierto de pelo en los machos.

TRONCO y GRUPA: Cilíndrico, con costillares redondeados, y gran anchura de pecho en los machos. Ancha y redondeada. Cola de inserción alta y dirigida hacia  arriba y muchas veces hacia delante.

EXTREMIDADES: No muy largas, con buenos aplomos, como corresponde a una cabra característica de montaña, un buen arqueamiento en las nalgas y piernas descarnadas.

MAMAS: De forma globosa y piel fina, con pigmentación que oscila desde un pardo moteado al negro. Pezones generalmente pequeños.

TESTÍCULOS: Bien proporcionados, siempre recogidos y muchas veces acabados en punta.

 

 

 

 

CARACTERÍSTICAS  PRODUCTIVAS

PRODUCCIÓN LECHERA: Producción media en un núcleo de control lechero tipificado a 210 días, 362,6 Kg. con una calidad media de la leche de: grasa 4,06; proteína 4,21; caseína 3,52; lactosa 4,66; extracto seco 13,75.

CRÍA DE BAIFOS: Peso medio al nacimiento en machos: 3,94; en hembras: 3,60.

POBLACIÓN: Censo: actualmente cuentan con unas 9.000 cabezas de animales de esta raza.

 

 

 

Artículo publicado en el nº 62 de la revista El Baleo.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios