Revista nº 758
ISSN 1885-6039

Santa María de Betancuria: la primera Catedral de Canarias.

Jueves, 20 de Septiembre de 2012
Eloy Vera (Binter Canarias nº 108)
Publicado en el número 436

En medio de casonas, en otros tiempos en manos de señores y eclesiásticos, y modestas viviendas, propiedad de campesinos y artesanos, se levanta la iglesia de Santa María de Betancuria. Sus orígenes se remontan a 1410 cuando el expedicionario normando Jean de Bethencourt mandó a construir un templo que seguía los parámetros del estilo gótico francés.

 

La fertilidad de sus tierras y la situación estratégica de Betancuria (Fuerteventura), rodeada de montañas que servían como defensa ante posibles ataques de los enemigos de la Corona, la convirtieron desde el siglo XV en centro neurálgico del poder señorial, sede de todas las instituciones y órganos del gobierno insular y lugar donde se edificó el primer edificio conventual de Canarias, bajo la orden franciscana. Hoy los muros y calles empedradas de la Villa atesoran un rico patrimonio arquitectónico y religioso, que cada año visitan y fotografían miles de turistas.

 

En medio de casonas, en otros tiempos en manos de señores y de miembros eclesiásticos, y modestas viviendas, propiedad de campesinos y artesanos, se levanta la iglesia de Santa María de Betancuria. Sus orígenes se remontan a 1410 cuando el expedicionario normando Jean de Bethencourt mandó a construir un templo que seguía los parámetros del estilo gótico francés.

 

El edificio sustituiría al pequeño oratorio, levantado en los momentos de la Conquista y destinado a acoger a la imagen de la virgen, traída por los conquistadores. En él también se cristianizaron los aborígenes que sobrevivieron a la llegada europea.

 

Interior

 

Piratas. El templo ardió, al igual que otros edificios de la Villa, tras el paso de los piratas berberiscos, capitaneados por Xabán Arráez en 1593. Los vecinos no tardaron en comenzar la restauración del recinto. Unos trabajos, dirigidos por el maestro Pedro de Párraga, que se extenderían hasta finales del seiscientos. Más de un siglo de obras que dejaron para historiadores y visitantes una amalgama de elementos arquitectónicos de estilo gótico, renacentista, barroco y mudéjar.

 

La iglesia de Betancuria, que fue sede del Cabildo Catedral, sobresale en el contexto de otras edificaciones religiosas de la isla por su amplitud y riqueza en los materiales de construcción. Posee tres naves separadas por arcos de cantería de medio punto, una techumbre mudéjar y una torre cuadrada, adosada al muro de la epístola con arcos de cantería de medio punto y conopial. La fachada, de reminiscencias renacentistas y con frontón partido, está labrada en cantería blanca. Sobresalen las columnas decoradas con jarrones y motivos vegetales.

 

 

Retablo del XVII. Tras cruzar la puerta de entrada, el visitante se encuentra con un interesante retablo barroco del siglo XVII, obra del maestro Francisco Hernández. El conjunto, dorado y policromado con motivos vegetales, cuenta con tres hornacinas para acoger la imagen titular, Nuestra Señora de la Concepción del siglo XVIII, flanqueada por las imágenes de San Antonio de Padua y San Pedro.

 

El templo de Santa María de Betancuria cuenta con siete retablos más, de los que sobresale el de la Inmaculada, de estilo barroco, realizado en cantería, policromado y dorado y cuya hornacina acoge a la Inmaculada Concepción, una de las tallas más interesantes de Fuerteventura. El resto del inventario escultórico lo conforman las imágenes de devoción franciscana, como las de San Francisco y San Diego, o las de Santa Catalina y el Cristo atado a la columna.

 

Un cuadro de ánimas, un pùlpito en el que se representa a los Apóstoles y elementos de la eucaristía, similar al de otras ermitas de la isla, y un coro de madera tallada y policromada son otros de los elementos que el visitante encuentra en Santa María de Betancuria.

 

 

Sacristía. La visita a la iglesia finaliza en la sacristía, una habitación adosada a la capilla central en la que llama la atención el artesonado mudéjar, dividido en casetones (decorados con rosetones y vegetación, dorados y policromados), uno de los más importantes del Archipiélago. De las paredes de la sacristía cuelgan lienzos ejecutados en el setecientos y en los que se representan escenas de la vida de la Virgen y Jesús. También se localiza el cuadro la Nave de la Iglesia, confeccionado por el pintor tinerfeño Nicolás Medina en 1730.

 

La iglesia de Santa María forma parte, desde 1979, del Conjunto Histórico de Betancuria.

 

Artesonado mudéjar

 

 

Este texto fue publicado previamente en el número 108 de la revista Binter Canarias.

 

 

Fotos: Fondo Fotográfico de Patrimonio Histórico del Cabildo de Fuerteventura

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios
Sábado, 04 de Noviembre de 2017 a las 14:08 pm - Eduardosuarez

#05 Hola. Soy cubano y busco por más de 2 años el origen genealógico de mi familia por parte de madre y me a llevado primero a Gran Canaria y luego a ustedes .quisiera poder solicitar búsqueda de certificación de nacimiento de mi tatarabuela.si esto fuera posible .alguna forma de ajustar forma de pago por la importante gestión y darles los nombres de ella y de sus padres nacida en agua de bueyes.

Domingo, 01 de Octubre de 2017 a las 23:29 pm - Pedro

#04 Buenas tardes , les escribo desde Montevideo, Uruguay.

Estoy realizando una búsqueda de los orígenes de mi familia.

He llegado a Bentancuría, me interesaría tener contacto con laIglesia Matriz de la Concepción (Betancuria), alguien me podrá indicar si tienen correo electrónico , facilitarme un teléfono de contacto? Gracias

Jueves, 28 de Abril de 2016 a las 18:24 pm - victorio díaz marrero

#03 Tiene toda la razón el comentario de la persona que bajo el seudónimo de Lector, afirma que la primera Catedral de Canarias fue la de San Marcial del Rubicón en Lanzarote. En el artículo de Eloy Vera, en ningún momento afirma que la Iglesia de Santa María de Betancuria fuera elevada a Catedral. Sí, en cambio, afirma que fue sede del Cabildo Catedral de la isla de Fuerteventura. El único error está en el título del mencionado artículo. Pienso que fue un lapsus.

Un saludo.

Martes, 26 de Abril de 2016 a las 10:08 am - Lector

#02 Yo tengo entendido que en 1404 el papa Benedicto XIII erige la Diócesis de San Marcial del Rubicón en el sur de la isla de Lanzarote a petición de los normandos de la expedición de Bethencourt y Gadifer de la Salle, con jurisdicción sobre todas las Islas Canarias. La ermita del Castillo de San Marcial del Rubicón fue erigida en catedral, siendo ésta la primera catedral de las Islas Canarias. Sin embargo, la diócesis sería trasladada en 1483 a Las Palmas de Gran Canaria y el nombre de la diócesis fue modificado pasando a llamarse Diócesis Canariense-Rubicense, haciendo referencia a la isla en donde tendría su sede desde entonces, osea Gran Canaria. La diócesis sin embargo, conservaría su jurisdicción sobre todo el archipiélago hasta 1819, año en que el Papa Pío VII crea la Diócesis de San Cristóbal de La Laguna con sede en la isla de Tenerife y que hoy rige la mitad occidental del archipiélago.

La parroquia de Santa María de Betancuria, sería en cualquier caso, la segunda catedral erigida en Canarias tras la creación del emífero Obispado de Fuerteventura, que solo estuvo vigente nueve años. Saludos.

Martes, 25 de Septiembre de 2012 a las 00:22 am - victorio díaz marrero

#01 Sólo una pequeña puntualización a este artículo tan bien resumido. Jean de Bethencourt no fue ningún expedicionario. Fue un conquistador normando a las órdenes del Rey de Castilla Enrique III, llevando a cabo, a partir de 1402 la conquista de Lanzarote, Fuerteventura y El Hierro, por este orden.