Revista nº 801
ISSN 1885-6039

El Torreón-Mirador. Edificio emblemático del Conjunto Histórico de Guía de Gran Canaria.

Jueves, 26 de Diciembre de 2013
Sergio Aguiar Castellano
Publicado en el número 502

Situado en el casco histórico, entre la Iglesia Matriz y la ermita de San Roque, este tipo de edificio pertenece a uno de los elementos de mayor singularidad arquitectónica de Canarias, el de las torresmiradores, templetes-miradores o torreonesmiradores.

 

 

A pesar de que el edificio conocido popularmente como El Mirador o El Torreón, situado en el callejón de León, es un edificio relativamente moderno, fue construido en torno a 1913, presenta unas características arquitectónicas que lo han hecho ser un referente en la arquitectura del Conjunto Histórico de Guía de Gran Canaria.

 

Para los historiadores José Concepción Rodríguez y Josefina Domínguez Mujica, se trata de un tipo “de estructura aérea con que se coronan y embellecen las construcciones singulares de las haciendas urbanas del siglo XVIII, y que adquieren un renovado protagonismo desde finales del siglo XIX hasta mediados del XX, con el impulso constructivo que genera la planificación urbana asociada a la tradición británica, amante del inmueble independiente rodeado de jardín. En este mismo periodo también cabe destacar la construcción de una serie de torreones-miradores en ciudades canarias, en las que se elevan por encima de la línea de los tejados en inmuebles que pertenecían a las familias de mayor posición económica. Su función era lúdica o recreativa, pues desde ellos se divisaban amplias zonas panorámicas del paisaje circundante”.

 

Y esto último coincide en el caso de Guía, pues los dueños de la casa donde se construyó el mirador, a principios del siglo XX, pertenecían a una familia con una holgada posición económica y con importantes conexiones sociales y políticas como a continuación exponemos.

 

 

Para seguir leyendo pìnche aquí

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios
Sábado, 28 de Diciembre de 2013 a las 09:24 am - Uno de Gáldar

#01 Una vez más Sergio Aguiar nos sorprende con uno de sus trabajos de historia de Guía de Gran Canaria, documentado y riguroso, citando las fuentes. Al igual que él creo que este edificio "emblemático" debería conservarse y restaurarse. No obstante la administración local debe ser más "dura" con los dueños de edificios en los conjuntos históricos, pues no pagan el IBI, y pasan olímpicamente de sus mantenimiento y conservación.